¿Para qué están las matronas?

Hoy 5 de mayo, es el Día Internacional de las Matronas.

La matrona es el profesional sanitario adecuado y formado para atender los partos. Son enfermeras (y últimamente también enfermeros) que tras realizar pruebas de acceso EIR se especializan en Obstetricia y Ginecología. Hay que recordar que la gran mayoría de partos son normales y no requieren de la presencia de un obstetra, las matronas están preparadas para atenderlos hasta el final, expulsivo incluído.

Pero estas no son sus únicas funciones, también proporcionan una atención integral a la salud reproductiva, sexual y maternal de la mujer, atendiendo a la madre en el diagnóstico, control y asistencia al embarazo, parto, puerperio normal y la atención al recién nacido.

Puede que muchas de nosotras no lo sepamos, pero las matronas no solo acompañan a las mujeres durante su embarazo y parto, también están preparadas para atender a mujeres durante su adolescencia con actividades educativas en materia de salud sexual y reproductiva, información y asesoramiento en métodos anticonceptivos o enfermedades de transmisión sexual, y durante el climaterio con información y consejos sobre la menopausia, prevención de alteraciones del suelo pélvico, incontinencia urinaria, etc… No conozco a muchas mujeres que hayan visitado a la matrona para este tipo de consultas a lo largo de su vida, yo misma solo he acudido a su consulta durante mi embarazo.

La matronería es importante para la salud de la mujer y cumple unas funciones necesarias según el momento en el que esta se encuentre. Puede que por eso, la mayoría de sus funciones no son conocidas, porque es un profesional sanitario específico para la mujer. Y puede que por eso mismo, en muchas maternidades se les trate como un profesional de segunda sin autonomía ni capacidad de decisión, relegado al poder y sabiduría de los obstetras.

No es algo nuevo si digo que no hay suficientes matronas, ni en los centros de atención primaria, en los cuáles atienden a un gran número de mujeres, (muchas veces tienen pocos minutos para hablar con una embarazada que a lo mejor no es capaz de transmitir todas sus inquietudes y preguntas en tan poco tiempo), ni en los paritorios ni plantas de maternidad de los hospitales españoles.

Dudo mucho que las matronas hoy en día dispongan del espacio y de las herramientas propias para realizar las funciones mínimas.

Para ser completamente sincera, también dudo que algunas matronas se reciclen en la forma de atender los partos bajo la evidencia científica actual. Algunas siguen dando una preparación al parto anticuada, que responde a los protocolos de los hospitales en los que trabajan, protocolos que no respetan las recomendaciones de los principales organismos oficiales. A causa de esto, muchas mujeres tienen información desactualizada y errónea, y dan como buenas, prácticas que no son favorables ni necesarias en un parto.

Por otro lado y por suerte, cada vez más matronas se involucran y luchan por un cambio en la atención al parto desde los hospitales. Otras lo hacen atendiendo partos domiciliarios. Todas saben que las mujeres necesitan volver a ser las protagonistas de sus partos, que merecen tener un parto respetado y que no es una utopía.

Algunos estudios concluyen que los centros de parto regulados y dirigidos por matronas, ofrecen una alternativa segura, satisfactoria y costo-efectiva para las mujeres que experimentan un embarazo y parto normal sin aumentar la mortalidad ni la morbilidad. (Hallet (2000), Saunders y cols (2000), Olsen Jewel (2000), Albers Katz (1991))

La presencia de matronas durante el parto mejora la satisfacción de la parturienta, se sienten más empoderadas y con la capacidad de tomar decisiones durante su parto, algo que no se tiene en cuenta pero que es lo más importante de todo.

La atención de las matronas disminuye el uso de epidurales, de petidina, de episiotomías, de monitorización fetal electrónica, de amniotomías, de infusiones intravenosas, de exámenes vaginales. Y existe una baja incidencia de distocia de hombros, son partos más cortos, con más uso de hidroterapia y menos distrés fetal

Por supuesto la satisfacción laboral de las matronas aumenta cuando se les permite trabajar con autonomía y no están supeditadas a órdenes de algunos sanitarios acostumbrados a intervenir los partos y que tratan el embarazo y el parto como una patología, cuando no lo es.

El modelo de matronería One to One (instaurado en Reino Unido) es necesario para que las mujeres obtengan una atención personal y continua. Que una misma matrona atienda el parto de principio a fin favorece la actitud de la parturienta, le proporciona seguridad e intimidad y está comprobado (McCourt C. 1996 y Beake S. 2001) que las intervenciones disminuyen y los partos son más cortos. Incluso se sabe (Waldenstron U, 1998) que las mujeres atendidas durante su embarazo por matronas tienen menos probabilidad de sufrir una inducción o una estimulación al parto, de pedir epidural, de partos instrumentales o episiotomías, o de acabar en cesárea.

Después de leer todos estos datos, de conocer que la atención y acompañamiento de las matronas es el adecuado para una mujer en su embarazo y parto normal, ¿por qué en muchos hospitales no es el profesional sanitario que los atiende? ¿Por qué las matronas escasean en los paritorios y plantas de maternidad? ¿Por qué me ha costado tantísimo encontrar fotografías de partos atendidos por matronas respetando la fisiología del parto?

Las respuestas a estas preguntas suelen ser que falta presupuesto para contratar más matronas, que no puede haber una matrona por cada mujer que está dando a luz. Además, si no se tuercen los partos, ¿dónde quedan los obstetras? Pero es que las matronas ahorran dinero. ¡Si no medicalizamos los partos, salen muchísimo más baratos! Y si la presencia de matronas favorecen los partos naturales, está muy claro.

Los partos normales en los que respetan los tiempos de cada mujer, el movimiento libre, que no son estimulados con oxitocina, son más baratos porque no existe cascada de intervenciones y no hay que solucionar problemas que se provocan por no respetar la fisiología del parto. Y puede que ese sea el problema, que son gratis. Nadie gana con ellos, ni la farmacéutica que no vende epidurales, ni el obstetra que programa una cesárea en el hospital privado. Solo ganan las mujeres y sus bebés, y parece que no es suficiente.

Si solo necesitamos matronas para dar a luz, y eso no es un negocio (ni tiene que serlo), ¿por qué insisten en meternos prisa para parir con inducciones, monitores en la semana 37, en obligarnos a dar a luz en una posición inadecuada? ¿Por qué no dejan que los partos simplemente sucedan? ¿Por qué a veces estar embarazada y dar a luz se convierte en un momento de estrés y preocupación por ser tratado como una enfermedad?

Las matronas están para eso, para atender partos.

Para respetar las decisiones de las mujeres y no considerarlas enfermas. Para evitar procedimientos innecesarios, dar información y actuar bajo la evidencia científica.

Pero, ¿les dejan hacerlo?

 

Feliz día de Matrona a todas aquellas que hacen bien su trabajo, que se preocupan y que disfrutan con ello.

¡Seguid así por favor!

DECALOGO DE LA MATRONA

#MamásMaryKay: Review de Productos

Hace poco he estrenado la sección #CuídateMamá, en la que quiero hablaros de productos de belleza y dar consejos adecuados para el poco el tiempo que tenemos las madres para cuidarnos y mimarnos. Escribí a Mary Kay España para hacer algún tipo de colaboración por la nueva sección dirigida a madres, (ya que utilizo muchísimos productos y los conozco bien), siguiendo esta premisa, y parece que les gustó la idea porque por mediación de Madresfera han lanzado un sello de calidad de #MamásMaryKay para probar una selección de productos de esta marca. Era una idea muy buena.

Mary Kay es una de mis marcas favoritas, utilizo muchos productos de cuidado para la piel y también de maquillaje, y algunos de estos productos en particular ya los conocía anteriormente y en esta review os voy a hablar de ellos.

Este producto se merece un post entero, y lo podéis encontrar aquí en la sección #CuídateMamá para leer todo lo que puede dar de si este producto.

El Set de Manos (50€) consta de 3 productos diferentes:

  1. Tratamiento Suavizante de Manos.
  2. Gel Exfoliante de Manos.
  3. Crema de Manos Hidratante.

Si leéis mi post veréis que es un producto estrella para mi, me encanta y lo utilizo desde hace mucho tiempo, aunque de una colección diferente. Para mi es un 10/10, le doy esta puntuación sin dudarlo y sabiendo que si pruebas este producto estarás de acuerdo conmigo.

 

El tono de lápiz de labios que he recibido para probarlo es el “Crushed Berry”. Yo soy más de rojos y en un principio el color no me gustó cuando lo ví, pero una vez aplicado he cambiado de opinión. Me gusta usarlo, lo he utilizado mucho estos días porque combina muy bien con varios colores como rosa, morado, marrón…

Es de fácil y rápida aplicación, y aunque indican en la web que lo apliques con brocha, yo no lo veo necesario. Ojo, que puede que quede mejor, pero la forma del pintalabios facilita mucho la aplicación y evita que lo apliques fuera de los límites del labio. Yo soy muy patosa y no me ha pasado ni una vez.

Tiene en la tapa una parte superior transparente para que puedas ver el color sin necesidad de abrir el lápiz muy práctica y un diseño elegante.

A la hora de la aplicación, es muy ligero y suave, y de la duración y fijación puedo decir que para mi es un mito que cualquier lápiz de labios permanezca durante todo el día y no deje marcas, porque más de un beso pringoso se ha llevado Lucy. También tengo que decir que es probable que no espere a que se seque pero, ¡qué madre aguanta sin dar un beso a su bebé!

Si tuviera que poner una nota a este lápiz de labios (18€), le pondría un 8/10.

Archivo 21-4-17 1 26 36.jpeg

 

Con este producto siempre he tenido sentimientos encontrados y no se han disipado. Ahora cuento por qué.

Primero os cuento que este desmaquillador es un producto de fórmula bifásica: tiene dos componentes (uno de ellos elimina el maquillaje waterproof y el otro el maquillaje no resistente al agua) que hay que agitar para que se mezcle de manera homogénea. Es libre de aceites, hipoalergénico y oftalmológicamente probado.

Lucy os enseña cómo hay que mover el producto para que se mezcle bien. No os lo perdáis.

Tiene un tacto oleoso, y su olor no es atractivo. Tampoco huele a rayos, pero a mi no me resulta agradable.

Cuando lo he utilizado siempre he notado que cuida mucho el contorno de los ojos, cuya piel es más fina y delicada. El cuerpo aceitoso y no tener que repasar una y otra vez el ojo con el algodón para lograr desmaquillarlo, ayudan a que luego no tengas los ojos rojos y sensibles.

¿Funciona? A mi me parece que si.

¿Y los contras? Que me parece que aunque no hay que repasar muchas veces el ojo, el algodón debe estar muy bien impregnado y esto supone gastar una gran cantidad de producto. Además es un desmaquillante específico para ojos, por lo que hay que utilizar otro producto para terminar de desmaquillar el resto del rostro. Por estas razones no me termina de convencer del todo.

Es ideal para desmaquillarte en esas ocasiones que te maquillas de manera especial (y mucho), pero utilizarlo diariamente creo que supone un gran gasto por el precio que tiene (19,50€). Mi nota es un 6´5/10.

Archivo 21-4-17 1 55 10.jpeg

Ha sido realmente divertido probar los productos y tomarse en serio los resultados para dar una opinión sincera y que pueda servir de ayuda si estás interesada en estos productos.

Puedes contactar con una Consultora de Belleza Independiente de Mary Kay para probar y comprar este producto.

¿Qué te han parecido estos productos?

¿Los habías probado?

#CuídateMamá: Cuidado de Manos Hidratante y Rápido con Set Satin Hands de Mary Kay

Hace poco os contaba que una de las maneras que más me gusta aprovechar mis momentos #MomAlone es cuidándome manos y pies, y que me cuesta muchísimo encontrar un hueco en mi vida para hacerlo de manera completa.

Cuando tienes poco tiempo de hacer manicura o pedicura completa, encontrar unos productos que funcionen y que cuiden tus manos y pies por ti, es muy importante.

Hace unos cuatro años que utilizo el Set de Manos de Seda Satin Hands Melocotón y gracias a Madresfera y Mary Kay, he podido utilizar la nueva colección de este mismo producto: Set Manos de Seda Satin Hands® Té Blanco & Cítricos del que también os hablaré en una review junto a otros productos.

Satin_hands_petalos.jpeg

Set de Manos Satin Hands Té Blanco y Cítricos.

Tenía pensado hablar de este producto en la sección #CuídateMamá y es que es uno de mis favoritos, que aún con poco tiempo, sigo utilizando y es completamente recomendable por los resultados y lo práctico que es.

Este Set de Manos, en tres pasos, consta de:

  • Tratamiento Suavizante de Manos: una crema extramoliente con tacto y aspecto de vaselina sin fragancia. Es aconsejable aplicarlo con las manos humedecidas para extenderlo mejor. Diría que es importante incidir en las uñas para hidratar y suavizar las cutículas.
  • Gel Exfoliante de Manos: se utiliza para lavar las manos después de aplicar el Tratamiento Suavizante y sus propiedades exfoliantes eliminan la suciedad e impurezas. Este gel para mi es una delicia porque deja las manos suaves, y tiene unas partículas que exfolian la piel de maravilla. Eso si, hay que enjuagarse muy bien las manos porque esas mismas partículas se quedan adheridas a la piel si no aclaras bien las manos.
  • Crema de Manos Hidratante: Para finalizar y perfeccionar el cuidado. Se absorbe muy rápido, algo que nos interesa a las madres, y la hidratación permanece después de horas.

 

Archivo 20-4-17 22 57 49

Este Set tiene como componente principal la manteca de karité y Omega3. El olor a cítricos es muy suave y fresco.

Lo que más me gusta de este producto es que los resultados se notan en las primeras aplicaciones. Suelo utilizarlo casi a diario y mis manos están hidratadas, sin pieles muertas y por tanto, mis uñas crecen más bonitas y sanas, y es muy difícil que se rompan; Aunque no tenga tiempo casi nunca de pintarme las uñas, las tengo bonitas y sanas.

Solo con buscar siete minutos para aplicarse este tratamiento en tres pasos, tienes un cuidado perfecto y completo de manos y uñas.

Yo también utilizo este producto en los pies, y aunque hace falta más logística con este tema y no lo hago a diario, los resultados son también notables con una aplicación. No concibo realizar este cuidado sin los tres pasos de este producto.

Para las madres que estamos todo el día ocupadas, que recogemos y limpiamos diversos desastres, que jugamos con arena, con témperas y plastilina, que nuestras manos se resienten por tener poco tiempo para nosotras mismas, es un producto que recomiendo antes que cualquier otro. Añadir el Set Manos de Seda Satin Hands® Té Blanco & Cítricos a tu rutina diaria de cuidado, además de fácil porque es rápido y sencillo, te ayuda a tener las manos cuidadas casi sin hacer nada.

Pero no es un producto exclusivo para mujeres, por supuesto los hombres pueden e incluso deben utilizarlo. Sus manos lo agradecerán.

También es un regalo estupendo, yo misma lo he regalado en más de una ocasión y aciertas, siempre te llaman para hablarte de lo bien que funciona y del cambio que han notado. Pero también te lo puedes regalar a ti misma, para mimarte un poquito y será un acierto.

Si quieres comprar este u otros productos Mary Kay, contacta con una Consultora de Belleza Independiente, en una clase del cuidado de la piel podrás probarlo.

¿Utilizas el Set de Manos Satin Hands?

¿Me cuentas cómo te va?

Para tener tiempo de calidad , hace falta tiempo.

Hace un tiempo vivimos en el parque que solemos frecuentar, una situación un tanto incómoda: unos padres llevaron a su hija de la edad de Lucy a jugar, estuvieron media hora escasa y a la hora de irse, cogieron a su hija en volandas sin mediar palabra, la metieron en el carro y se marcharon ipso facto. Ella lloraba y pataleaba claro, tenía un berrinche muy fuerte totalmente comprensible y cuando desaparecieron de nuestra vista, la niña seguía llorando.

Lucy miraba a la niña y me miraba a mi. Yo no sabía muy bien qué decir.

Lejos de juzgar, intenté ponerme en la situación de esos padres y de la niña y llegué a la conclusión de que seguramente esos padres no tendrían más tiempo de estar en el parque ya que a lo mejor tenían cosas que hacer. Ni de intentar razonar y/o convencer a su hija de que había que marcharse porque eso no se consigue de manera rápida generalmente. La niña pensaría que no había jugado suficiente, que no había sido avisada de la inminente marcha y  no le había dado tiempo a hacerse a la idea de que la hora del parque terminaba.

TIEMPO.

Pensé que les había faltado tiempo.

Y esta situación la hemos vivido como testigos varias veces con varios padres e hijos diferentes en el mismo parque.

Tengo la suerte de pasar 24 horas al día con mi hija y de tener tiempo de ir con ella al parque, de jugar con la arena, de tirarnos por el tobogán mientras nos reímos y de decirle 5 veces que dentro de 5 minutos nos vamos. Puedo esperar a que entienda que el sol se ha ocultado o que sus amiguitos y amiguitas se han ido ya a su casa a comer. Puedo esperar a que ella quiera irse.

Pienso que ese tiempo que la niña de la historia estuvo jugando todo estaba bien, pero después todo se desbarató. Esos padres no tuvieron tiempo de hacer todo lo que hago yo para ir preparando a Lucy para irnos del parque, o eso pienso.

Si pensamos que, por ejemplo, esos padres han estado con su hija una hora porque según han llegado a casa, con la prisa que iban, tendrían que hacer muchas cosas, ¿esa hora ha sido tiempo de calidad?

Para mi el tiempo de calidad es ir al parque con mi hija, disfrutar de ese momento y volver del mismo buen humor que nos hemos ido.

Y que ese estado siga en casa mientras hacemos otras cosas.

Y diariamente, esas otras actividades que hacemos, me esfuerzo en que no terminen en tragedia. Pero yo tengo tiempo, y puedo intentarlo al menos.

Tengo la teoría y además la convicción, de que la mayoría de veces que hay gritos, problemas o malos modos en general en casa y alrededor de la crianza, es porque nos falta tiempo a los padres. Porque en esta sociedad de horarios incompatibles, trabajo de sol a sol y conciliación nula, a veces no podemos esperar a que nuestros hijos entiendan que no hay tiempo.

Por eso reivindico que no nos vendan el tiempo de calidad como algo que sustituye al tiempo con nuestros hijos e hijas. La conciliación laboral y familiar no consiste en tener 3 horas al día para atender a nuestros hijos mientras hacemos la cena, tendemos, limpiamos…. Generalmente eso no es tiempo de calidad, es tiempo que pasa entre carreras, cansancio y un no dar a basto. Y la culpa, no es de los padres y madres que tienen que trabajar, es que una vez más los cuidados y la crianza no tienen la consideración que merecen.

Pasar tiempo con nuestros retoños es importante para ellos y para nosotros: creamos un vínculo afectivo seguro, niños con autoestima, autónomos… Niños emocionalmente sanos que el día de mañana serán adultos emocionalmente sanos.

Necesitamos y queremos tiempo para jugar a la hora del baño, para hacer pompas, para soplar espuma y para negociar cuándo las yemas de sus dedos están demasiado arrugadas o para demostrar que el agua se queda fría y hay que salir de la bañera. Incluso tiempo para meternos en la bañera con nuestro bebé.

Necesitamos y queremos tiempo para perseguirle por la casa cuando no se quiere vestir o cambiarse el pañal. Para convencerle con juegos y canciones hasta que nos permite hacerlo.

Necesitamos y queremos tiempo para sentarnos en el sofá tranquilamente a dar pecho a nuestros bebés, para hacerles cosquillas, jugar o darnos besos.

Necesitamos y queremos tiempo para bailar con nuestro bebé en nuestros brazos, para cantar con un rodillo de plastilina en la mano, para aprendernos pasos de baile y canciones.

Necesitamos y queremos tiempo para intentar que no mezcle los colores de las acuarelas, para dibujar un perrito o moldear un cupcake, y luego limpiar todo el desastre.

Necesitamos y queremos tiempo para que se suba en la torre de aprendizaje y se prepare el desayuno a su ritmo, para que haga cosas nuevas hasta que las perfeccione sin pedir que terminen porque tenemos prisa.

Necesitamos y queremos tiempo para esperar a que intente cambiarse el pijama y preguntar si quieren ayuda. Para leerle un cuento tres veces antes de apagar las luces.

Necesitamos y queremos tiempo para razonar que antes de sacar otros juguetes hay que recoger los que están tirados en el suelo, porque no hay sitio para poner los nuevos.

Necesitamos tiempo para disfrutar los unos de los otros.

Cuando no tienes tiempo, en cantidad, no tienes ni la misma paciencia, ni la misma calma que si tienes tiempo. Y con poco tiempo al día es muy difícil satisfacer todas las peticiones y necesidades afectivas de los niños, porque para ellos, media hora de juego nunca es suficiente.

Necesito y quiero tiempo de calidad, tiempo que paso tranquila y disfrutando de mi hija. Tiempo que dedico a enseñarle cosas, a observar cómo crece, a conocer sus necesidades e incluso adelantarme a ellas. Sin carreras, sin estres, sin pensar en todo lo que tengo que preparar para el día siguiente en un tiempo récord.

Eso para mi es tiempo de calidad.

Tengo tiempo para intentarlo, para no sacar a mi hija de la bañera porque ya es hora, para no meter en el carro a mi hija mientras llora porque no quiere irse del parque… TIEMPO. Tiempo que deberíamos tener todos los padres y madres para disfrutar de nuestra familia.

Para tener tiempo de calidad, necesitamos tiempo en cantidad con nuestros hijos y nuestras hijas, que no nos vendan lo contrario