Mi Preparación al Parto

Muchas embarazadas entienden por preparación al parto las clases de respiración, parto, lactancia, etc… que suelen darse en el tercer trimestre, esas clases que salen en las películas y en las que las mamás van acompañadas de los papás, se sientan en el suelo y comparten un momento muy bonito juntos. Yo entiendo otra cosa.

Antes de quedarme embarazada ya tenía claro que mi parto no iba a ser un parto al uso. No iba a ponerme en un potro con las piernas abiertas ni iba a negociar la epidural con mi obstetra desde el primer momento. Quería buscar un hospital que a pesar del protocolo diese la posibilidad de un parto respetado. El papá piensa lo mismo que yo y quiere que esté cómoda y tranquila.
No doy a luz en casa porque es caro y porque sinceramente no me veo tan valiente, pero si el embarazo va bien y no hay ningún problema podría hacerlo, la OMS y el Ministerio de Sanidad dicen que no es peligroso si no hay complicaciones durante el embarazo. Actualmente con la vigilancia prenatal que hay es muy complicado encontrarse con un problema a la hora del parto, pero aún así hemos encontrado un hospital que por ahora, nos da buenas vibraciones.

Desde el principio sabíamos que había que ponerse las pilas, que informarse, que estudiar y leer mucho.
Muchas veces pienso que si no tuviese la hermana que tengo, sería muy diferente. Me fiaría de todo lo que me dijesen y me dejaría hacer, pero gracias a ella, una mujer luchadora que notó que su primer parto no fue normal ni respetado, que se informó y que hizo todo lo posible porque el segundo fuese perfecto como lo fue y que actualmente sigue luchando junto a El Parto es Nuestro para que mujeres embarazadas de todo el mundo conozcan sus derechos y puedan elegir lo que es mejor para ellas y sus bebés, se que puedo elegir, se que desgraciadamente en muchos hospitales españoles existen protocolos que contradicen las indicaciones de la OMS e incluso del Ministerio de Sanidad y que no respetan los tiempos que cada mujer y cada parto necesitan, que a veces las cesáreas son “innecesáreas” y que la mejor manera de que no te hagan una episotomía es que no tengan las tijeras cerca.

También conozco los casos en que deben intervenir cuando mi bebé o yo misma estemos en peligro. Y todo gracias a que leo, a que me informo, a que aunque mi ginecóloga no me responda a las preguntas, sigo preguntando y sigo investigando, y por qué no decirlo, me escandalizo con prácticas que las mujeres toman como normales todavía y si, me da mucha rabia. Pero también he aprendido a respetar lo que decida cada una. Y a veces me da hasta pena, porque seguro que si mucha gente leyese más iría al parto más tranquila y más segura sabiendo lo que va a sentir y va a experimentar en su propio cuerpo. Pero parece ser que no se nos hace mucho caso a las mujeres embarazadas, debe ser que somos unas histéricas. Mi hermana lo retrata muy bien en esta entrada: “No Leas Tanto”

No hay que tener miedo, el parto es para disfrutarlo, es algo único y conozco a mujeres que así lo han vivido y sentido. Y voy a hacer todo lo posible para que mi bebé tenga un nacimiento muy feliz.

Mi preparación al parto, como ya he explicado, no es una preparación pasiva, es muy activa, igual que quiero que sea mi parto. Consiste en:

  •  Alimentación sana. Gracias al papá que cuida mucho que no tome comida basura ni cosas con gas y que me tiene llenita la nevera de cosas ricas, me lleva a mercados agroecológicos y me compra fruta rica. También los desayunos ricos que me prepara y me lleva a la cama… Nos cuida un montón!!
  • Ejercicio. En Youtube se puede encontrar millones de vídeos de ejercicios para premamás y el papá me ha comprado una pelota de pilates, unas pesas de dos kilos y un aparato para ejercitar piernas y brazos. Es muy importante estar en forma, mi cuerpo está trabajando mucho y más que lo hará el día del parto. Además así evito coger muchos más kilos de los necesarios. Con 29 semanas tengo ya 8 kilos más.
  • Andar. Aunque el calor no ha acompañado es lo mejor que se puede hacer y lo que más recomiendan. Un paseo con el papá además es un rato muy agradable que disfrutamos los dos muchísimo.
  • Nadar. Este verano ha sido muy pro piscina por eso mismo.
  • Reuniones de El Parto es Nuestro, La Liga de la Leche… Lugares dónde puedas preguntar, escuchar y compartir experiencias con mamás y pre mamás.
  • Lecturas interesantes. Ginecólogos como Emilio Santos o pediatras como Carlos González ocupan mi tiempo.
  • Páginas y Grupos de Facebook. Es una ruleta. Te puedes encontrar con lo que buscas o con una filosofía que no tiene nada que ver con la tuya. Es tan fácil como irse igual que has llegado.
  • Leer, informase, preguntar, volver a preguntar e insistir hasta que me quede todo claro y cristalino.
Anuncios

2 pensamientos en “Mi Preparación al Parto

  1. Me encanta la manera que tienes de vivir el embarazo y tu maternidad. Yo hice casi como tú durante todo el embarazo. El plan de parto lo elaboré con mi marido: http://hijitisaguditis.blogspot.com.es/2014/09/plan-de-parto-natural.html
    Mi parto natural se complicó un poquillo porque la peque venía mal colocada y dormida! Pero todo fue bien y lo más natural posible. Un saludo y mis mejores deseos para un parto feliz!

    Me gusta

    • Mil gracias!!! Me ha gustado mucho tu plan de parto. Lo tendré en cuenta ahora que estoy realizando el mío. Gracias por leerme!!! Un saludo y gracias de nuevo!!! 🙂

      Me gusta

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s