No estoy loca

Estoy un poco hasta el ovario izquierdo de los cuchicheos, desvaríos, critiqueos… Todos a la espalda por supuesto, de madres, embarazadas y peor, amigas de estas que ni están embarazadas ni son madres.
Que yo me haya informado hasta la saciedad, que conozca incluso mejor que muchas mujeres que ya han sido madres las etapas, procesos fisiológicos, riesgos y descripciones de múltiples términos del parto y que quiera elegir lo que pienso que es mejor para mi y para mi bebé, ya que estoy informada y se lo que es un parto seguro y natural y por qué podría torcerse y tendría que ser medicalizado, no significa que me crea mejor que nadie.
Que me calle muchas veces ante sandeces retrógradas y desactualizadas, y que otras veces no pueda callarme dando mi opinión y los datos que tengo, cosa que muchos no tienen para rebatir o defender lo que les han dicho porque ni siquiera se lo han explicado ni se han preguntado si eso es cierto, no significa que vaya de lista.
Lo peor de todo, es que muchas te atacan con algo que ni siquiera es cierto: Que quieras un parto natural no significa que estés loca ni que vayas a poner en peligro a tu bebé.
Pero esto es lo que muchas mujeres piensan respecto a las personas que tenemos esa visión o que incluso dan a luz en casa. Me duele profundamente porque me parece que pueden tener su opinión y sus preferencias pero no dejan de estar mal informadas y ser incluso ignorantes

Por nada del mundo pondría a mi hija en peligro. Por nada del mundo me negaría a una intervención de cirugía mayor si  fuese necesario. Ahora, no nos engañemos. La mayoría de cesáreas, episiotomías…  las provocan los médicos en los hospitales no respetando los tiempos de cada mujer ni las indicaciones de la Organización Mundial de la Salud, (no hay más que ver las estadísticas), que es lo que yo pido que respeten.

Con los controles prenatales que existen hoy en día es muy difícil que un parto se tuerza. Es muy difícil que estando en casa, tranquila, con una matrona u obstetra, algo salga mal. Hay indicaciones básicas que se respetan para no realizar un parto en domicilio, como que el bebé venga de nalgas o sea un parto gemelar. Tampoco se puede dar a luz en un lugar que esté a más de cinco minutos de un hospital. Y las personas que dan a luz en casa y los profesionales que las acompañan, están más que enteradas e informadas de todas esas peculiaridades, mucho más que las que no se informan y van al hospital como el resto sin saber que van a ponerles en la vía intravenosa, o si es bueno que se lo pongan.

Igual que me critiquen o me quieran convencer incluso riéndose de mi de que no quiera epidural. ¡Ay que joderse! Si tu la has utilizado y te ha ido genial, mejor para ti. Que yo no vaya con la idea de utilizarla porque conozco los efectos secundarios y lo que puede significar para el trabajo de parto, no significa que luego no pueda cambiar de opinión y pedirla.

Parece que tenemos que ser todas iguales y nos tienen que poner a todas la misma medicación, y eso es lo que harían en la mayoría de hospitales, pero mi parto es mío, mío y de mi pareja. Va a ser un momento muy importante en nuestras vidas y la de nuestra hija, queremos vivirlo y disfrutarlo, queremos que lo respeten y queremos tener un buen recuerdo. Queremos poder hablar de ese momento y no huir de él porque el recuerdo sea terrible.

Anuncios

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s