Mamas Informadas

¿Qué hacían antes las mamás para ayudarse entre ellas? ¿De donde sacaban información? Me sorprendo con la camaradería que existe entre madres, estén equivocadas o acierten siempre quieren ayudar. Te aconsejan el consejo que les dio su madre o su abuela hace cuarenta años como si fuese palabra divina. Y es que ellas realmente creen que es así.
Cuando uno de esos consejos viene de alguien muy cercano, como un familiar, o de alguien con autoridad como un pediatra o un ginecólogo, es muy difícil negarte a “obedecer” si no tienes las herramientas adecuadas. Hace cuarenta años no existía internet, ni había tantas revistas, libros y blogs en los que informarte. Aunque cierta información te chirriase no tenías más opción que hacer caso a las directrices que casi te imponían.
Por suerte, hoy en día no es así. Existen grupos de apoyo a la embarazada, al parto, a las cesáreas, a la lactancia, a la crianza… Si algo te rechina o no te cuadra, puedes ir a otro pediatra, puedes buscar en internet, puedes comprar un libro… Y si te sigue rechinando, ¡Enhorabuena! Eso es que eres una mente inquieta, curiosa y tienes criterio, algo que a mi me encanta.

Hace poco volví a escuchar eso de “Ignorar la ley no te exime de la culpa” y yo lo extrapolé a: Si haces algo que no está bien porque no te informas, no te puedes excusar en la ignorancia, porque tienes a mano información. Y sobre todo, en teoría eres una persona inteligente que puede y debe preguntarse y dudar sobre algo que tiene que ver con cualquier cosa relacionada con su vida.

Es curioso como hay gente que posee esa sensibilidad innata y otros aprendemos a tenerla.

Por suerte no he tenido que pasar por un parto traumático para empezar a preguntarme muchas cosas sobre este, y ha sido a consecuencia de que a alguien muy cercano si le pasó.

Cuando gracias a la persona más inteligente que conoces, la más responsable y luchadora, empiezas a descubrir que no todo es como crees, que no todo es como te han contado siempre, que te da información y herramientas muy útiles para entender y comprender que hay una manera mejor de hacer las cosas y que no se lo está inventando, que existe y que, por una razón completamente incomprensible no se hace como se debe y que sigue habiendo personas y profesionales que defienden ciegamente según qué prácticas y tratos, te das cuenta que tu responsabilidad como futura madre es saber todo lo que puedas respecto a ese momento, que nunca es suficiente todo lo que lees, toda la información que recoges y todo lo que te cuestionas, porque si algo pasa, si algo sucede en el que debería ser un momento maravilloso y para recordar como algo precioso, vas a sentirte culpable aunque no sea tu culpa y vas a necesitar ayuda para superarlo.

Captura de pantalla 2014-11-05 04.05.52

Anuncios

2 pensamientos en “Mamas Informadas

  1. Lo de dar consejos a veces puede ser peligroso. A mi cuñada su suegra le dijo que bañase al niño a 38 grados, todo el mundo le da consejos y en su mayoría nada buenos, cuando todo el mundo opina y sobre todo si eres fácil de convencer… puede ser malo. Por eso lo mejor es tener criterio propio e informarte de todos los sitios posibles.

    Le gusta a 1 persona

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s