¿Buscamos quedarnos embarazados?

Sobre ese tema hay diversas teorías y respuestas.

Para mi “buscar” es intentarlo durante un tiempo. Nosotros tuvimos la suerte de ponernos a ello y quedarnos en seguida. Muchas parejas no tienen esa suerte y nosotros fuimos muy afortunados. Por eso para mi, no fue una búsqueda, fue una sorpresa porque no creía que tardásemos tan poco. Pero Super Papá lo sabía antes que yo… ¡Manda narices que el lo supiese antes que yo! Y para él si lo buscamos. Cariño mío, no nos dio tiempo ni a buscarlo.

En Enero ya lo estuvimos hablando y cuando ese mes volví a tomarme la píldora anticonceptiva, Super Papá mostró su descontento diciéndome que no me tomara nada, que dejáramos que la naturaleza siguiera su curso… Me sigue haciendo muchísima gracia esa frase…

En Febrero empecé a ir a una ginecóloga muy buena para que me hiciese una revisión completa. Antes de ponernos a ello, no costaba nada comprobar que estuviese todo bien y de paso preguntar cómo dejaba las pastillas y cuánto tardaría en poder quedarme embarazada, por esa leyenda urbana que dice que si llevas mucho tiempo tomando la anticonceptiva, (yo llevaba más de diez años), tardas más en quedarte embarazada e incluso tienes problemas y he aquí el quid de la cuestión: La doctora me dijo que hasta que mi cuerpo se limpiase, por lo menos 6 meses, por lo que yo confiada calculé que me quedaría embarazada en Agosto más o menos. En la revisión todo estaba muy bien y le dije a Super Papá que el horno estaba preparado para el bollo.

El 4 de Marzo me vino la regla normalmente, ni me dolió más ni menos y ya no tomaba la pastilla.

Todavía no vivíamos juntos así que aprovechando que él se acababa de mudar a un piso nuevo, yo también me mudé. Prácticamente nos mudamos al mismo tiempo, el 15 de Marzo estaba prácticamente acoplada.

Dos días antes y en plena mudanza acudimos a una presentación de un libro con algunos amigos, cenamos fuera y esa misma noche, la primera vez que me quedaba oficialmente en mi nueva casa me levanté fatal en plena madrugada, muy mareada… y acabé vomitando. ¡Vaya manera de estrenar mi nueva casa! Super Papá me escuchó y se levanto a agarrarme la cabecita mientras yo echaba la primera papilla… ¡Qué malísima me puse!

Pensamos que había comido algo en mal estado, porque beber alcohol tampoco había bebido para vomitar… El día siguiente estuve fatal, con malestar y tirada en el sofá. Super Papá fue a comprar habituallamiento y me compró una rosa… Es un amor… Recuerdo que me preocupaban las cajas de la mudanza que tenía que colocar. Y ahí se quedó la cosa…

El resto del mes de marzo seguí yendo a mi antigua casa para recoger cosas, y me mareaba y me encontraba fatigadísima. Super Papá iba recopilando estos datos sin decir absolutamente nada…

Sobre la semana del 1 de Abril del 2014 tenía que venirme la regla, pero se retrasaba la puñetera. Yo daba por hecho que era porque había dejado de tomar la píldora e iba a ser un descojone después de tanto tiempo siendo puntual como un reloj. Además tenía síntomas como si fuese a venirme: Dolores de tripa, de ovarios, malestar general… La regla pero a lo bestia. Lo pasé bastante mal.

Super Papá me echaba la bronca mientras me ponía la manta eléctrica, porque decía que cómo no iba al médico, que si era así para todo… Yo me hartaba a explicarle que era normal, que hacía mucho que no me venía la regla normalmente, que hasta que se regulase seguramente estaría así y que no me diese el coñazo. Creo que esa ha sido la última vez que hemos discutido.

Me empezó a decir que estaba embarazada. Ya llevaba un semana de retraso pero ni me lo planteaba, yo pensaba que era más que normal. Al contarle a mi madre que me encontraba mal y los síntomas me dijo que ella estaba así al principio de todos sus embarazos… Ahí ya me lo empecé a pensar.

Super Papá compró una prueba de embarazo, pero tardé un par de días en hacérmela. ¿Por qué? Ni idea oiga… Y como debo ser muy torpe salió nula, ni positivo ni negativo. Yo creía que era de cachondeo, no creía que pudiese salir una prueba de embarazo nula… Al día siguiente fui a por otra prueba de embarazo y le conté a la farmacéutica lo que me había pasado con la anterior. Me dijo que solía pasar y me dio un botecito de orina para meter la prueba. Y a todo esto yo arrastrándome por mi nuevo barrio, porque me encontraba fatal e iba con cara de muerto viviente a todas partes…

Me la hice a la mañana siguiente, el 15 de Abril, con la primera orina. No quería hacerlo por la tarde y que por lo que fuese saliese nula de nuevo… A todo esto ya llevaba dos semanas de retraso, ahora lo pienso y me da dolor de corazoncito. En cuanto introduje la prueba en el bote de orina aquello empezó a subir y a ponerse moradas las dos rayitas. ¿Pero no había que esperar dos minutos? Yo por si acaso me hice la tonta y lo deje en el baño dos minutos, esas cosas se supone que no salen de golpe, ¿verdad? Pensé que no estaba embarazada, estaba Super Embarazada

Papá estaba trabajando y en seguida le llamé pero no me cogía el teléfono. Yo no me lo creía realmente. Pensaba que la prueba estaba mal y que iba a tener que ir al médico a que me hiciesen una bien, porque ya digo, que debo ser muy torpe. Me negaba a mi misma, recordaba que acababa de dejar la píldora, que mi ginecóloga me había dicho que iba a tardar…

Super Papá no me llamaba y le hice una foto a la prueba, se la mandé por Whatsapp… Ahora pienso que puede que no fuese muy romántico, pero esos días fueron un poco raros. Y ni la abrió, me llamó al segundo preguntándome qué le había mandado. El ya lo sabía. El sabía desde el principio y mucho antes que yo que estaba embarazada…. Recordaba ese día de vómitos, recordaba mis mareos y fatigas de la mudanza, y sabía que mi malestar no era porque me fuese a venir la regla. Lo sabía él mejor que yo…

Super Papá se emocionaba al otro lado del teléfono mientras yo le decía que no podía ser y que teníamos que ir al médico para confirmarlo, pero para él no había nada que confirmar… ¡Estaba embarazada!

Después llamé a mi hermana mayor y al decir las palabras “estoy embarazada” no pude evitar ponerme a llorar. Es raro que no me lo creyese pero que al hablar con mi hermana dejase de hacerme la fuerte…Ya digo que fueron unos días muy raros… Su contestación fue: “¿Y por qué lloras tonta?” Le dije: “No lo se”. Y realmente no lo sabía, porque para mi estar embarazada en ese momento no era una desgracia, ni una tristeza… Era lo mejor que me había pasado.

Cuando Super Papá llegó a casa, abrió la puerta grabando con el móvil… Le enseñaba a nuestro bebé a su mamá el primer día de embarazo… ¿Cómo se le ocurrió algo así? Qué precioso es… Ese vídeo queda para siempre en el recuerdo y es tan bonito… Está grabado el primer beso que nos dimos sabiendo que íbamos a ser padres…

Todo ha sido muy bonito, antes, durante y lo seguirá siendo después y creo que es todo porque estoy compartiendo estos momentos con alguien tan especial, que se parece tanto a mi y que desea lo mismo que yo.

Hoy hace 7 meses que sabemos que vamos a ser padres.

Captura de pantalla 2014-11-14 01.55.12

Hace 7 meses que recibimos la noticia más importante, emocionante y preciosa de toda nuestra vida. Hace 7 meses decidimos que íbamos a estar juntos en todo y desde entonces, así es.

L.O.V.E.

Anuncios

3 pensamientos en “¿Buscamos quedarnos embarazados?

  1. Pingback: EL DÍA QUE SUPIMOS QUE IBAMOS A SER PADRES | Patadita

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s