Cambios necesarios en casa

Cuando me mudé con Super Papá la casa tenía 3 habitaciones estupendas que repartimos muy equitativamente:

  • Nuestra habitación con baño.
  • Su estudio.
  • Mi estudio.

Así todos contentos, cada uno con su espacio.

Yo me llevé mis muebles, mis escritorios y mis mil cosas y tenía un espacio genial. Tenía hasta un tocador con espejo para mi maquillaje y el otro baño era prácticamente para mi también. Súper Papá también tenía su propio espacio para trabajar y escribir y no nos molestábamos.

Cuando me mudé ya estábamos embarazados pero no lo sabíamos. Si lo hubiéramos sabido, no hubiésemos llevado la mayoría de mis muebles y yo hubiese tenido una mudanza mucho más tranquila; Además cuando ya tenía mi espacio montado y terminado, tuvimos que desmontarlo. Nadie necesitaba muebles por lo que al final tuvimos que deshacernos de ellos, con todo el dolor de mi corazón porque tenían poco más de un año, pero la mayoría no cabían en ninguna habitación…
¡Qué se le va a hacer! ¡Era eso o poner la habitación de Lucía en el pasillo!

Nos pusimos de muy buena gana a desmontar todo, a cambiar cosas de sitio y a buscar y crear espacios nuevos. Con relativa prisa porque no queríamos que yo tuviese mucha barriga y me diese algún golpe cambiando o moviendo algo de sitio. Mejor prevenir que curar.

Todas mis “cosas de belleza” fueron a parar a “mi baño”, que quedó bastante bien en muy poco tiempo. ¿Y mi escritorio, mi ordenador, mis papeles, mis cosas de idiomas, bandejas y demás? ¿Mi preciado espacio de trabajo? El estudio de Súper Papá es suficientemente grande como para que ambos tengamos nuestro espacio, pero lo que yo no quería por nada del mundo era molestar en sus momento de trabajo a un escritor que está en plena creación de una novela. No quería que fuese motivo de riña o discusión.

Para mi sorpresa Súper Papá me hizo un hueco en su “Cueva” con mucha ilusión y mucho amor. Fuimos a Ikea a comprar un escritorio más pequeño y menos aparatoso que los que yo tenía, todo blanco en vez del negro que yo utilizaba para que quedase todo igualado con el suyo.

IMG_8753

Ambos hemos quedado bastante satisfechos con el resultado, no solo estéticamente. Nos gusta estar juntos, escribiendo cada uno sus cosas, ayudándonos y preguntándonos. Rodeados de gatos la mayoría de los momentos y compartiendo la merienda. A mi me encanta mirar a mi derecha y verle concentrado, ver que no le molesto… Saber que antes se encerraba para escribir y que nada ni nadie le incordiara y que ahora prefiere incluso que estemos juntos esos momentos.

Al final ha salido todo tan bien… Ni yo he perdido mi espacio de trabajo, ni Super Papá se siente invadido y nuestra hija tiene una habitación tan repreciosa…

Anuncios

2 pensamientos en “Cambios necesarios en casa

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s