Visita al Obstetra y Prueba Estreptococo- Semana 38+2

El viernes pasado Super Papá y yo acudimos al obstetra. Según mis cálculos ya deberían haberme hecho la prueba del estreptococo, así que fui preparada por si acaso.

Efectivamente, lo primero que me dijeron fue que iban a hacérmela. De Profesión Mami ya me había advertido y me había dicho que no me dejase hacer nada más allá, ni tactos ni nada, que a una embarazada no hace falta que le urgen por ahí abajo y menos de las semanas que estoy ya. Lo que no recordaba es si utilizan calzador o no… Así que fui preparada por si las moscas…

Me hicieron un exudado anal y otro vaginal, sin calzador, sin ponerme en potro ni nada de nada. La verdad, bastante respetuosamente, pero no se si es por mi avanzado estado o porque ya de por si nunca me ha gustado, me costaba muchísimo abrir las piernas para que enfermera y obstetra me viesen el mismísimo. Lo voy a pasar fatal el día del parto con ese tema…

¿Qué es el Estreptococo?

El Estreptococo Agalactiae (EGB) es una bacteria que se encuentra normalmente en el intestino delgado de los humanos. Comúnmente, no va más allá porque es destruido por la bilis. Pero en algunos individuos, esta destrucción no funciona y sigue su camino en el tracto intestinal hacia el intestino grueso y el recto. Por eso, en muchas ocasiones, por cercanía, acaba encontrándose también en el tracto urinario y/o vaginal, en el caso de las mujeres. Esta bacteria, no causa trastorno alguno si se mantiene en un cierto número, pero si hay una descompensación en el fino equilibrio de nuestra flora bacteriana, puede causar una infección. Y esto es grave en el caso de mujeres embarazadas por el riesgo de poder contagiar a sus hijos a través del canal del parto. Esta bacteria puede quedarse en la piel del recién nacido, sin causarle daño alguno; pero existe el riesgo de que pase a sus pulmones y entonces puede ser causante de una grave sepsis neonatal en forma de neumonía, que puede ser precoz – en la primera semana de vida- o tardía –en los tres primeros meses-.

Extraído de la web de El Parto es Nuestro: Estreptococo Agalactiae (info más completa)

No es ninguna tontería y en el caso de dar positivo, se te administra por vía intravenosa una dosis de antibiótico cada 4 a 6 horas, depende del hospital. Por lo que si doy positivo, mi deseo de no llevar vía puesta se desvanece.

De hecho, voy preparada para luchar, porque aunque me de negativo la prueba del estreptococo en la visita dijeron que la colocación de la vía intravenosa “no era negociable” (típica frase que a mi me encabrona más todavía…), por lo que dan por hecho que todas van a llevarla. Pero en la Estrategia de Atención al Parto Normal (la base para realizar el Plan de Parto y Nacimiento) pone y cito textualmente:

“La canalización de una vía venosa no es imprescindible en los cuidados de un parto normal. No obstante, si es necesaria se puede mantener sin estar conectada a un sistema de goteo; esto permite una buena movilidad.”

Pero estamos de acuerdo, que dar positivo en Estreptococo, ya no es un parto normal, es un parto con riesgo de sepsis para mi bebé, por lo que tendría que aguantarme y llevar la vía puesta… Crucemos los dedos para no dar positivo.

Después me hicieron una ecografía, en la que ya no se ve absolutamente nada. Pudimos ver un poquito sus manitas, pero ya es tan grande, que no se ve nada de nada, solo les sirve a los médicos.

Tomaron la circunferencia de la cabeza, de la cual no dijeron nada, pero cuando cogieron los datos de la tripita, la obstetra dijo que era muy grande. Yo dije que eso es que estaba hermosa y ahí se quedó la cosa. Nos dieron un peso aproximado de 3500 gramos. Me puse a pensar si es que la cabeza era demasiado pequeña para el tronco que tenía, y antes de que yo dijese nada, Súper Papá preguntó si era normal y a qué podía deberse. La ginecóloga dijo que a lo mejor por la diabetes, cosa que me hizo sentir un poco culpable la verdad…

Volvió a tomar los datos y qué cosas que el peso estimado cambió a 3200 gramos. Debe ser que lo cogió mal al principio, o que de la posición que estaba el bebé era eso lo que parecía… Esto me hizo recordar a esas mujeres que las dicen que hay que inducir porque el bebé es demasiado grande y pesa mucho y luego resulta que llegan a pesar hasta 500 gramos menos de lo que se les ha dicho… Siempre es un peso estimado.

Me mandaron a monitores para el día que hago 39+3 semanas. ¿Por qué tan pronto? ¿No se supone que a monitores hay que ir cuando sales de cuentas? Logré que me diesen cita para el día de mi FPP exactamente, así que con suerte ni voy a monitores.

El resultado del Estreptococo me lo darán ese mismo día o ya cuando me ponga de parto, que espero sea en breve y no planee sobre mi cabeza y la de mi niña una inducción.

Anuncios

5 pensamientos en “Visita al Obstetra y Prueba Estreptococo- Semana 38+2

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s