Nosotros hacemos Boolecho

¿Y eso qué es? 

Es un término que Súper Papá y yo hemos inventado para definir las siestas que nos echamos con Boo, una azul rusa de 11 años que aunque está mal que lo diga es mi ojito derecho… Pero con tanta razón y por tantas cosas…

Le encanta dormir con nosotros, le encanta meterse en la cama y es capaz de estar 3, 4 o 5 horas quietecita debajo del edredón, abrazada a mi o a Súper Papá sin moverse un ápice.

boo-boolecho

He de decir que no es algo que hagamos muy a menudo.  Es una gata muy cariñosa pero solo lo era conmigo, hasta que se enamoró perdidamente de Súper Papá. Le busca, espera que termine de comer para subirse encima suya, se deja coger y manejar de cualquier manera, incluso alguna vez la ha regañado y ella, en vez de ponerse cual pantera a la defensiva y gruñir y bufar, que es lo que haría con cualquier otra persona que no fuese yo, agacha la cabecita y se calla. Y al rato vuelve a estar encima suyo… Si es que Súper Papá… Por algo le quiero tanto…

23-11-2014

El Boolecho suele ocurrir los fines de semana. Si está muy tontita o más cariñosa de lo normal, después de comer nos da penilla y nos la llevamos a la habitación.

Si, nuestros gatos no duermen nunca con nosotros por mil razones: son cinco gatos, multiplica cinco por los pelos que sueltan más el cachondeo de ser cinco gatos con puertas abiertas entrando, saliendo, jugando… Una locura vamos. Ellos tienen un salón hermoso, con sus sitios para echarse, sus camitas, cunitas, etc… Y su terraza de la cocina con su comida y su arena. Nosotros cerramos la puerta del pasillo y ni les oímos oiga (a veces si les oímos, pero muy poquito). Pero esto provoca que cuando la puerta de nuestra habitación se abre, sea una fiesta en toda regla: Gatos encima de la cama ronroneando, tumbándose, estirándose, remoloneando cuando se les echa… ¡Un delicia!

Por ahora el Boolecho es algo casi exclusivo de Boo (de ahí el nombre) aunque alguna vez se ha colado Chinchetita, pero no es tan cariñosa como Boo y se queda en la cama pero a los pies.

La verdad es que Boo se porta tan bien, que es una gozada Boolechar. No da un problema ni un ruido. Ella se coloca, te abraza, te ronronea un poquito hasta que se queda tranquila y ya es una motita de polvo que desprende amor y calor… ¡Me la como!

Me preocupa un poco cómo actuará Boo cuando nazca nuestra niña. Porque está claro que mis brazos estarán ocupados la mayoría del tiempo y no por ella. Que la cama será un lugar de colecho, un lugar donde dar de comer a nuestra hija, un lugar donde descansar… Y los primeros días- meses, no creo que nos guste que haya gatos cerca…

Boo no es celosa, le da igual que yo tenga otro gato en brazos, ella lo que quiere es subirse también y me temo que estaré a dos brazos. En uno tendré a mi hija a la teta, y en el otro a Boo a la teta…

No se cómo serán otros gatos, pero los nuestros y en especial esta, necesitan amorcito diario y creo que hay tiempo para todo. No vamos a poder dar a Boo de lado…

boo en la tetita con barriguitaIMG_6095

Anuncios

6 pensamientos en “Nosotros hacemos Boolecho

  1. Pingback: LUCY Y SUS GATOS | Patadita

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s