¿Se Acabó el Puerperio?.

¿Qué es el Puerperio?

Se llama así a la cuarentena después del parto. Se suele decir que el puerperio termina cuando la mujer menstrua, pero en el caso de madres que dan el pecho este tiempo puede ser mucho mayor, llegando a meses o incluso años si es una lactancia prolongada, otros dicen que termina cuando la mujer se incorpora a su trabajo, así que esto del puerperio es muy relativo y también subjetivo.

Los cuarenta días pueden ser pocos dependiendo de la mujer, de las circunstancias, de la situación emocional de cada una, del parto y de las secuelas que haya o no sufrido. Hay mujeres que incluso antes se encuentran totalmente recuperadas físicamente, pero a lo mejor emocionalmente no y el puerperio comprende más tiempo.

Cuando el puerperio va más allá de los primeros cuarenta días después del parto, se le llama Puerperio Alejado pero algunos profesionales de la salud no lo admiten por la subjetividad que supone el estado psicológico de cada mujer. Que digo yo, que en algunos casos cuarenta días también serán pocos para según que molestias físicas y eso puede no ser tan subjetivo. En países como Canadá el puerperio ocupa los primeros doce meses tras el parto.

¿Cuándo acabará realmente mi puerperio?

¿Muchas mujeres tendrán que volver a su trabajo sin estar completamente recuperadas?

¿Cómo estoy?

Pues físicamente tengo algún dolor todavía. Genitalmente tengo molestias e incomodidades. A veces me duele cuando me siento u orino. Los pechos están hinchados y los pezones muy sensibles y a veces molestan con la lactancia. El útero a veces duele y sigue molestando. Una patadita de Tocinito me hace ver las estrellas. Es curioso como me pateaba desde dentro y ahora también desde fuera.. De ahí el nombre de este blog, era así desde el embarazo.

Todavía tengo algo de tripita blandita, pero como no paro ni un segundo acabará desapareciendo, no me preocupa mucho. Me preocupa más que todo el vello que me salió en diferentes sitios del cuerpo durante el embarazo desaparezca ahora…

IMG_9728

Engordé 12 kg durante el embarazo. Salí del paritorio con 10 menos y ahora tengo 14 menos. Estoy más delgada que cuando me quedé embarazada. Estoy un poco esmirriadita la verdad… Pero entre la lactancia, dormir poco y mal y mi Tocinito demandante, no paro en todo el día.

Sigo manchando, y no se cuándo pararé. Estoy hartita de llevar esas compresa de algodón súper enormes de abuela (con todos mis respetos hacia las abuelas).

Emocionalmente no puedo quejarme mucho, aunque algo si. Todavía ni siquiera he podido ponerme a escribir mi parto, me cuesta bastante, aunque lo repaso en mi mente una y otra vez. Tengo espinitas clavadas, a veces tengo sensaciones raras que mi cerebro todavía no clasifica y muchas veces echo de menos mi barriguita de embarazada. Un día lloré cuando me di cuenta que ahora estaba sola en la ducha, y es que el cambio es muy drástico.

A veces estoy agotada y otras solo cansada. Mi Tocinita hace que surjan fuerzas de dónde ya no quedan y el sueño aunque terrible, desaparece en cuanto mi hija me necesita. Con lo marmota que era yo y lo que me gustaba dormir. No te imaginas lo que es no poder dormir cuando quieres hasta que lo vives.

Es duro, es muy duro. No es solo el parto si no el cambio de vida, de rutinas, de circunstancias… Hay que acoplarse a muchas cosas nuevas y a una personita que te necesita en cualquier momento y que no sabe si estás cansada, tienes sueño, tienes que ir al baño o tienes hambre. Que no sabe decirte lo que le pasa y que solo puede llorar. Es difícil y complicado. Por mucho que te cuenten y te imagines nunca sabrás lo que es hasta que lo vivas. Nunca te lo imaginas como es.

Por suerte no estoy sola. Súper Papá se ocupa de la casa, aunque nos turnamos: Si él esta durmiendo y atendiendo a Lucía yo aprovecho para hacer cosas en casa; También se ocupa de cuidarnos a nosotras, de que estemos cómodas y no nos falte nada y lo hace muy bien. Él también está cansado y tiene sueño, a él también le superan las cosas como a mi y también tiene bajones como yo porque nadie es perfecto y somos humanos.. La clave es tener paciencia, con la niña y entre nosotros, y con sueño y cansancio acumulado a veces es muy difícil, pero lo estamos haciendo genial.

Una simple mirada de Lucía, una sonrisilla… Compensa todo. Se te olvida que te ha despertado a las cinco de la mañana. Tras los tres primeros minutos de andar zombie, de no poder abrir los ojos y de desconcierto por no saber como te llamas ni que narices pasa, te la comes a besos.

Anuncios

8 pensamientos en “¿Se Acabó el Puerperio?.

  1. Tomatelo con calma esto de pasar el puerperio. Yo también estuve unos cuantos días con molestias y algún que otro dolor. Pero bueno es lo que tu dices: con una mirada de nuestros peques merece la pena cualquier cosa!!! 😉

    Me gusta

  2. Yo la verdad es que no tuve muchos problemas, me recuperé rápido y no noté dolor ni molestias en la tripa u otros sitios. Pero me ha hecho gracia lo de las compresas porque yo también las usaba (me dijeron que no usase las tipo evax porque transpiran menos) y resultó que acabé con un enrojecimiento horrible en todo el cu…pompis por culpa de ellas. Así que para el siguiente, cuando me recupere un poco del parto me paso a las evax,lo pase muy mal sin apenas poder sentarme..

    Me gusta

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s