Nuestro Segundo San Valentín

Este San Valentín en vez de ser dos somos tres. A Súper Papá y a mi no nos importa la falta de intimidad o no haber podido salir a cenar, ahora tenemos mucho más amor que el año pasado: Nosotros nos queremos más y queremos a nuestra hija, es una vorágine de amor. Puede que estemos cansados, que todo sea un caos en nuestra antes ordenada vida, pero como dice Súper Papá, una mirada o una sonrisa de Lucía nos desarma.
Los dos preferimos demostrarnos el amor cada día y lo hacemos, y aunque es verdad que un detalle siempre es de agradecer y también hace ilusión buscar algún regalito, no hemos tenido tiempo y además ahora mismo eso no es lo importante.
Todo ha cambiado desde el año pasado.
Nuestro primer San Valentín lo celebramos preparándonos una cena rica en casa, en la que todavía yo no vivía, con vino y con una tarta con forma de corazón que compró Súper Papá de sorpresita… Tampoco nos regalamos nada y es que realmente eso no es lo importante.

corazón tarta san valentin
Y este año nada de nada, pero no importa. Prefiero que Súper Papá me siga mirando, abrazando, besando… Como lo hacía entonces y con mucho más amor como lo hace ahora. Prefiero ver como mira a nuestra hija y saber lo que nos quiere a las dos.
Te quiero. Te queremos las dos.

Anuncios

6 pensamientos en “Nuestro Segundo San Valentín

  1. Qué bonito lo que has escrito! Si que es verdad que el amor no se demuestra sólo un día al año sino cada día! Lo importante es todo lo que os queréis y que se nota! Besitos

Los comentarios están cerrados.