LAS VISITAS POSPARTO PERFECTAS

En mi opinión debería existir una ley que librase a padres “recién paridos” a atender a visitas en el hospital. Súper Papá y yo estábamos agotados y claro que queríamos que algunos vinieran a ver a Lucy, pero lo que no nos gustaba es que socialmente tienes que aguantarte y tragar con las visitas, aunque no tengas ganas ni fuerzas. Esa “obligación” es innecesaria y debería estar prohibida, además que a mi las cosas obligadas me repatean mucho.

Como estuvimos todo el embarazo preparando a todo el mundo diciendo que no íbamos a avisar cuando me pusiera de parto (no entendemos la necesidad de tener a la familia esperando en la sala de espera y menos que estén en la habitación con un bebé recién nacido que lo menos que necesita es ruido y otros brazos diferentes a los de sus padres), y dependiendo del estado de madre y bebé era probable que no quisiéramos visitas en el hospital (qué más dará ver al bebé dos días antes o después, sobre todo si no es momento), pues en general todo el mundo fue bastante respetuoso.

Al principio alucinaban con “la petición”, incluso hubo quien dijo que se enfadaría, y alegaban a títulos familiares que nos resbalaban y causaban indiferencia. Para nosotros lo más importante era Lucy y nuestro estado físico y anímico y creemos firmemente que los padres no deberían sentirse obligados a recibir visitas, nadie debería chantajearles y es más, el resto del mundo debería ser consciente de la importancia de esos primeros momentos y respetarlos. Esos primeros momentos deben ser de el bebé y sus papás. Son momentos muy sensibles dónde los olores, el calor y la lactancia son primordiales para un buen comienzo. Y ni que decir que depende del parto, puede darse el caso de que no sea el momento oportuno para visitas de ningún tipo. La pena es que ni se respeta, ni se les pasa por la cabeza hacerlo.

Tengo muy claro que si no es un familiar muy cercano, yo no iré a ningún hospital a ver un recién nacido. Y tampoco nadie debería obligarme ni enfadarse por ello. No conozco a ninguna madre que diga que las visitas posparto del hospital fueron respetuosas (claro que habrá excepciones), que todo el mundo estaba en silencio y que todos supieron cuando debían irse. Más bien el recuerdo es de ruido, nerviosismo, molestias, bebé llorando… Pero muchas veces no se echan a las visitas a patadas por educación, cuando los hay que son muy poco considerados y se creen que están en una verbena. Yo no quiero formar parte de ese mal recuerdo y no quiero molestar.

La mayoría de los padres también coinciden en que todo el mundo se mata por ir al hospital para ver al bebé, pero luego, cuando estás destrozado por no dormir, cansado por todo lo que hay que hacer, nadie aparece en casa. En ese momento es realmente cuando se necesita ayuda y cuando las visitas cumplen una verdadera función. 

En mi opinión una visita posparto perfecta sería la que no acude a “molestar” al hospital pero si aparece cuando realmente hacen falta manos y ayuda:

  • Siempre hay que llamar o mandar un mensaje antes de visitar para que te informen del mejor horario y de si es buen momento.
  • Preguntar siempre si hace falta algo para el bebé, la madre o la casa.
  • Las visitas no deben alargarse indefinidamente. Sabemos que los bebés son bonitos pero no hace falta mucho tiempo para verlos y todos necesitan descansar y tranquilidad.
  • No hagas un book de fotos al bebé y menos utilices flash. Seguro que sus padres le han hecho fotografías preciosas que pueden compartir contigo si quieren.
  • Bajo ningún concepto visites a un bebé recién nacido si estás enfermo o piensas que puedes estar incubando algo.
  • No te pongas colonia, perfume ni cremas con olor. Llevan muchos tóxicos y no son buenos para los bebés, menos recién nacidos. Por un día que te duches y no te pongas nada, no pasa nada.
  • En la casa de un recién nacido siempre hay cosas por hacer: fregar los platos, hacer camas, doblar ropa, tender, poner una lavadora, barrer o fregar el suelo (esto depende de la confianza que tengas, pero créeme, si te ven realmente dispuesto a ayudar, dejarán que ayudes que es lo que necesitan. Aunque solo les friegues los platos ya es algo menos que tienen que hacer).
  • No permitas que te sirvan, no seas una preocupación. O llevas tu lo que te vayas a tomar, o si quieres un café te lo preparas tu. Self Service que se llama.
  • Lleva un tupper de comida casera. Esto es de lo más agradecido y lo recordarán siempre. Todavía Súper Papá y yo recordamos la tortilla y la tarta de limón que nos trajeron mi hermana y mi cuñado a casa cuatro días después de dar a luz.
  • Ofrécete a sujetar al bebé mientras se duchan, van al baño…
  • No marees a los padres con consejos, aunque quieras ayudar. Deja que ellos te pregunten si tiene dudas.
  • No critiques su manera de hacer las cosas. Los primeros días estarán muy sensibles y cansados…
  • Llévate la basura cuando te vayas, seguro que está hasta arriba de pañales.

Esto son solo algunas ideas, no siempre se puede hacer todo, pero en líneas generales es lo que aconsejaría yo para una visita posparto que sea de agradecer.

A muchos padres les encantará recibir visitas y estarán deseando que aparezca en el hospital la familia, es completamente respetable ya que hay que defender las preferencias de los padres en esos primeros momentos, que no se sientan obligados y que las visitas sean respetuosas con sus deseos, sean los que sean.

¿Para ti que es una visita posparto perfecta?

¿Cómo fueron las tuyas?

¿Que aconsejarías tu como la visita posparto perfecta?

Anuncios

19 pensamientos en “LAS VISITAS POSPARTO PERFECTAS

  1. Yo nunca voy a visitar a recién nacidos al hospital salvo que me lo pidan expresamente (yo por ejemplo estaba deseando ver a mi familia y amigas, me dieron seguridad). Y en las casas, dejo unas semanas de margen, algunas veces meses. Me parece una barbaridad esa gente que se zampa en las casas a modo “bar” para que les saquen el aperitivo con la excusa de visitar al bebe. Besicos

    Le gusta a 1 persona

  2. Yo en el hospital tuve a gente que ni conocía.. Con eso lo digo todo. Eran amigas de mi suegra. Por suerte me puse de acuerdo con mi compi de habitación, que hoy es mi amiga, y pedimos a las enfermeras que en cuanto vieran a más de dos, les pidieran que salieran. Me daba igual familia que amigos que el vecino, no quería a gente pululando por ahí y menos tocando las narices. A mi suegra si la hubieran dejado habría acampado allí, con sus consejos no solicitados, sus críticas y sus mandatos. La verdad, hubo de todo.Tuve visitas cortas de venir a saludar, preguntar por ambos, dejar un regalito y marchar y visitas que se quedaban a merendar. En casa fue un poco más fácil porque como vivimos alejados de todo el mundo, tampoco muy lejos pero lo suficiente para que no se me instalaran en casa. Al principio si que venían pero tras varios cortes por mi parte por cosas que no me gustaron, ya no venían y esperaban a que fuésemos nosotros. Yo lo prefería así, ir nosotros a visitarlos a ellos, así me iba cuando quería y no tenía que estar poniendo excusas para que se fuesen ellos.
    Lo de las visitas es complicado, entiendo que todos quieran conocer al bebé y tal, pero nadie piensa en si la madre tiene el cuerpo para jotas.

    Le gusta a 1 persona

    • Que me cuentas!! Con la mala leche que tienes tu no sé cómo se atreven…
      Siempre hay de todo, los hay que hacen Raves en la habitación del hospital y los hay que alucinan cuando llegan y se van corriendo.
      Las visitas posparto son para ayudar, deben ser para eso, no para molestar e ir de merienda, y eso si los padres quieren visita, que no tienen por qué…
      Besotes guapa!!!

      Le gusta a 1 persona

  3. Yo últimamente con este tema estoy agobiada, incluso he llegado a llorar, porque yo voy diciendo que espero respeto y relax, que no quiero agobios, y tal, y no me toman enserio, se rien y dicen que son tonterias, que no sea así, que si estoy siendo seca…pero esq no me fastidies tengo demasiada familia, y me consolaría pensar que la mitad está en Barcelona, pero esq los conozco, vendrán, y estoy muy agobiada…

    Le gusta a 1 persona

    • Pues a eso me refiero. No puede ser que estes agobiada por algo asi ni que lo vayas a pasar mal. Habla con tu pareja, lo mejor es que ni siquiera aviseis hasta que ya esteis en la habitación, y si no quieres, no avises siquiera. No te sientas obligada por nada del mundo porque te condiciona para todo, para el parto, para la lactancia… Y a esos que encima se rien de tus deseos como madre no te digo donde los mandaba. Que te empiecen a tomar en serio ya!!!
      Muchos ánimos y besos!!!

      Me gusta

  4. Yo no tengo malos recuerdos de las visitas pero porque tampoco avisamos a nadie cuando me puse de parto. Yo siempre antes de ir a ver a nadie al hospital pregunto en confianza si realmente no le molesta, y si no tengo la confianza para preguntarlo y que me respondan con sinceridad entonces es que no tengo que ir. Ya habrá tiempo. Un besito guapa.

    Le gusta a 1 persona

  5. Cuando nació mi sobrino (que no es bien bien este el título familiar pero más o menos) preguntamos qué preferían, y nos dijeron que fuéramos a verlos al hospital el último día que estaban ahí, que preferían eso. Así que fuimos 20-30 minutos y nos fuimos. Hay que respetar lo que los padres quieran, y a quien no le guste dos piedras.

    Le gusta a 1 persona

  6. Yo tuve dos experiencias súper diferentes. Con Niño estuve 10 días en el hospital y pasó por allí todo el mundo y hubo visitas de todo tipo. En cambio con Niña que cayó en fin de semana, apenas vino nadie a visitarla. A mí me sentó como un tiro, no porque vengan o no porque me da igual, más tranquilos, sino por la diferencia de trato de un hijo a otro, parece como que al ser el segundo no fuera tan importante y yo no lo veo así. En fin….

    Me gusta

  7. Hola! Acabo de ver el post en twitter y aunque es antiguo, para mi TODO lo que dices me parece tan tan importante y acertado. Me encantaria hacerselo saber a todo mi circulo. Estoy embarazada de casi 33 semanas y este tema me agobia mucho. Si es cierto que no tenemos mucha familia, la politica vive pelin lejos y creo que ellos son los que mas van a respetar o eso espero. Pero la situacion con la mia es tensa y no me apetece que venga nadie…asique avisaremos lo mas tarde posible. A casa,los que yo crea oportunos y ayuden y si no, lo que decia una compi por aqui, voy yo a sus casas y me voy cuando quiera. Me guardo tu post para ir haciendo circulares… a ver si se enteran. Un besazo gigante!

    Me gusta

  8. Pingback: APOYO A LA LACTANCIA MATERNA: La Tribu | Patadita

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s