RECIÉN CASADOS 

Pues ya está, lo hemos hecho. ¡¡¡Estamos casados y bien casados!!! Quiero contarlo todo, no sea que se me olvide algún detalle cuando tenga que contárselo a Lucy:

El martes 19 de mayo nos levantamos pronto para hacer las mil cosas que había que hacer.

Los testigos llegaron pronto a casa para echarnos una mano. Yo quería que mi testigo fuera mi hermana mayor, la tía Candy, porque de un tiempo para aquí además de mi hermana es mi amiga, mi confidente, mi conciencia, mi doula y la admiro por lo que sabe y por lo que es, y Súper Papá dijo que su testigo fuese su marido, tío Luís, con el que se lleva muy bien porque se han hecho amiguitos, asi que vinieron ambos con mis sobrinos.

Mientras los chicos se iban de despedida de soltero (desayuno en Starbucks), mi hermana vino a la peluquería con Lucy para echarme una mano con ella, pero antes nos maquillamos en casa por si se nos hacía muy tarde en la peluquería.

El día antes fuí a hacerme la pedicura y la manicura, porque se me hace más complicado buscar un hueco en casa para hacerlo que ir a que me lo hagan (además, que te lo hagan mola más) y aunque Lucy se portó muy bien, es un bebé, y justo cuando me pintaban las manos, se despertó con bastante mala leche (tengo que decir que se durmió con los secadores y todo mi angelito…) y tuve que cogerla… Así que con tía Candy esos estreses no aparecerían. Corte de pelo y recogido al canto, tardamos mucho menos de lo que creíamos y entre medias hasta le di el pecho a Lucy. Ese día no hacía frío pero si un viento huracanado, perfecto para mi peinado vamos, pero tuve suerte y aguantó perfecto todo el día.

dando pecho en la peluqueria

Los chicos vinieron a buscarnos y nos fuimos a casa a vestirnos. Primero las chicas claro, y aunque es emocionante vestirte el día de tu boda, fue mucho más emocionante vestir a Lucy: Vestido blanco con volantes que le regaló su abuela materna, sandalias blancas de Mayoral que ya enseñé (que le duraron puestas cinco minutos), y una diadema que tía Candy y yo elegimos probándole todas las que encontramos. ¡Para comérsela!

vistiendo a Lucy

Respecto a mi vestido, tengo que decir que tuve serias dificultades para encontrar uno de lactancia blanco o color crudo, así que busque un vestido que pudiese abrirme por lo menos, que no fuese muy de fiesta ni de diario, y tampoco muy caro. Lo encontré en H&M.

Lo prestado eran las medias que utilizó mi hermana en su boda, un detallazo que me las dejase, y lo azul era el novio, que llevaba un traje precioso de H.E. que le quedaba perfecto y estaba guapísimo.

Ibamos muy bien de tiempo así que fuímos a la parte antigua de mi localidad, al pueblo pueblo, que es allí dónde se celebran los matrimonios civiles, en el juzgado de paz al lado de una plaza que tiene un encanto especial, y nos metimos los seis en el primer bar del pueblo que nos encontramos y allí volví a dar el pecho a Lucy, se quedó dormida y la puse en el carro. Se perdió la ceremonia, el intercambio de anillos, el lanzamiento de arroz (con guerra incluída)… Pero oye, según terminó todo eso se despertó. ¡No se quería perder las fotos!

todos en la boda

Lo celebramos en un restaurante de Sushi que a Súper Papá y a mi nos gusta mucho. Siempre que hemos ido Lucy está dormida durante toda la comida, (de hecho una vez comí porteándola y menos mal que llevaba la capucha puesta, porque me derramé toda la soja por encima…), pero esta vez como había cachondeo, no hubo manera de que se durmiese… ¡Estaba encantada! Con su vestido, su diadema… No es tan mayor como para enterarse de lo que pasaba pero no es tan pequeña como para no disfrutar de la compañía del resto. Además está completamente preciosa…Hay fotos muy bonitas con sus primos, con sus tíos, con sus padres…

La verdad es que casarse con Lucy ya en el mundo ha sido una experiencia genial, muy alegre y divertida, ese día cumplía 23 semanas… Ella era la novia de la boda, la protagonista y la que iba guapa, y tengo que decir que no me ha importado nada.

A Súper Papá y a mi nos ha gustado tanto la experiencia, estamos tan contentos, para ambos ha sido perfecta y tan especial, que nos pusimos a hablar de cuándo y cómo celebraríamos la boda, porque aunque ha sido tan sencilla como nosotros queríamos, faltó mucha gente con las que nos gustaría celebrarlo. Pensamos qué tipo de fiesta haríamos  y en lo que coincidimos es en que nos encantaría que Lucy ya caminara. Así que quien sabe, lo mismo el año que viene o dentro de dos, o de tres, ¡hacemos una reboda!

¿Ha cambiado algo? Pues que llevamos anillo, todo lo demás está igual que siempre. Hemos firmado unos papeles pero nosotros ya nos juramos querernos, amarnos, cuidarnos y respetarnos hace tiempo. Y lo mejor es que lo cumplimos cada día.

los novios

Anuncios

15 pensamientos en “RECIÉN CASADOS 

  1. Pingback: EL MEDIO AÑITO DE LUCY | Patadita

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s