UNA DE NUESTRAS MEJORES COMPRAS DE PUERICULTURA: EL CAMBIADOR

Cuando supimos que íbamos a ser padres, comenzamos a pensar en los muebles y cosas que necesitaríamos, ya que la habitación de Lucy estaba vacía casi completamente.

Una de las cosas que tuvimos claras que iba a ser necesaria fue el cambiador, porque Súper Papá es muy alto y que se dejase los riñones cambiando a Lucy en la cama no era una opción. Tengo que reconocer que es de esas cosas que crees que va a ser un trasto más y que al final no lo vas a utilizar ni sacar provecho, pero me equivocaba, y añado: ¡menos mal que lo compramos!

Además de ser un mueble dónde tenemos juntas y colocadas todas las cosas de baño, cremas, enseres y demás que puede necesitar Lucy, es un lugar de paso obligado varias veces al día, que siempre está preparado y nos facilita un montón el trabajo. Lo utilizamos para cambiar a Lucy de pañal y de ropa pero también ponemos encima su bañera y la bañamos. Contando con la de veces al día que pasamos por “chapa y pintura”, por lo que nos costó el cambiador, lo estamos aprovechando con creces.

Desde que Lucy empezó a usar el cambiador ha sido un espacio donde se encontraba a gusto.

Compramos el cambiador de Ikea SNIGLAR. Si, es el más barato de Ikea, el menos bonito y el menos todo, pero contando con que creíamos que no lo utilizaríamos casi, pensamos que comprar uno que valiese 4 veces más era una tontería. También compramos:

  • Un colchón SKÖTSAM para el cambiador (en realidad compramos dos porque el primero lo pinchó Chinchetita jugando con el una noche que nos la dejamos encerrada sin querer en la habitación de Lucy cuando estábamos preparándola. La lió parda y yo me cogí un berrinche estando embarazada bastante majo), y la funda SKÖTSAM para el colchoncito, aunque tenemos que poner toallas o empapadores si no queremos cambiar la funda todos los días…
  • Unos cestos de almacenaje ÖNSKLIG para colocar cosas y tenerlas a mano. Son muy prácticos y se limpian fácilmente. El cubo lo utilizamos para desechar los pañales (aunque hay que vaciarlo todos los días porque no caben muchos y huele…), y una de las cubetas más pequeñas hace las veces de barreño que llenamos de agua para lavarle el culito a Lucy con una esponja. En los otros dos hay cosas pequeñas (peine, tijeritas, suero fisiológico…) o que necesitamos tener más a mano (crema de cambio de pañal o corporal, aceite de coco…)

Para la parte de abajo del cambiador que nos sirve de  almacenaje, compramos dos cubetas TROFAST. Una blanca en la que ponemos los pañales (no cabe una caja entera de pañales, pero la vamos rellenando) y una rosa en la que tenemos muselinas, toallas pequeñas… En medio de ambas, en todo el espacio libre que queda, hay gasas estériles, la caja del suero fisiológico, cremas, jabones, champús que utilizamos y los que todavía no utilizamos… ¡De todo!

 
Cuando bañamos a Lucy solo tenemos que quitar el colchón y poner la bañera llena de agua. Esto tiene que hacerlo Súper Papá, y también sujetarla para bañarla porque yo no llego ya que la bañera es altita…

¿Y cuando ya no lo utilicemos? Cuando lo compramos pensamos que sería una buen “estantería” para poner juguetes. En la parte de abajo pondremos las mismas cubetas y Lucy podrá guardar todo lo que quiera.

La verdad es que ya se nos está quedando pequeño. Lucy ya es muy larga y se le salen los pies, A mi me preocupa que haremos cuando crezca más porque en teoría, este cambiador solo aguanta 11 Kg, y yo no me veo cambiando pañales desriñonada en la cama la verdad…

¿Tuvisteis cambiador?

¿Cómo os apañáis para cambiar a los bebés cuando crecen?

¿La cama es la única opción?

Anuncios

7 pensamientos en “UNA DE NUESTRAS MEJORES COMPRAS DE PUERICULTURA: EL CAMBIADOR

  1. Pues yo compré una cómoda en ikea, blanca con 4 cajones grandes, donde tenemos ropa de los niños. El primer cajón está dividido con separadores también de ikea y tenemos cremas, cortauñas, las toallitas, calcetines, gorros… Son cajones muy grandes. En la parte de arriba puse un cambiador de esos de plástico. Encima ponemos los cambiadores desechables del mercadona, que nos duran mucho, hasta que alguno se mancha de caca. Bueno de bebés pequeñines duraban menos. Y los pañales en una cesta en el suelo, al lado. Y así llevamos 4 años y medio ya y dos hijos, y genial. A mi hija de 2 años y medio la sigo cambiando ahí tan bien! Y la cómoda en sí la necesitábamos porque tenemos pocos armarios en casa.

    Me gusta

  2. Lo tuve y si lo usaba pero enseguida pasé a usar la cama porque se movía mucho…claro yo me siento mientras la cambio.
    Cuando creció un poco serré las patas e hice dos mesas, una para ella que como el tablero queda un poco bajo estaba muy bien para que no se le callera todo, y otra para el armario.
    Ahora con Emma no he echado dr menos el cambiador, también es cierto que mi casa es pequeña y me agobio mucho.
    😉 y desde que Emma se sienta se bañan juntas jejehe

    Le gusta a 1 persona

    • A mi me da la sensación que cuando la pongo en el cambiador se queda más quieta. Cuando la visto en la cama después del baño es una locura!!
      Cada una nos apañamos de una manera diferente !! Jajajaja
      Lo único es que si, me da unas patadas a veces brutales!!

      Yo supongo que cuando ya no nos sirva, algo inventaremos.

      Un besote!!

      Me gusta

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s