PAUTAS DEL PEDIATRA PARA LA ALIMENTACIÓN COMPLEMENTARIA

Llegan los 6 meses de Lucy y ya en la revisión de los 4 meses nos dieron la hojita con las pautas a seguir para la Alimentación Complementaria. Y ahora que lo pienso, este post debería titularse “Pautas que me paso por el forro…”.

Comenzaré diciendo que algunos pediatras deberían reciclarse, actualizarse, y sobre todo tener en cuenta a los bebés que siguen tomando leche materna, los que no toman biberón ni saben lo que es, ni tienen por qué tomarlo, los que no necesitan cereales de farmacia “ni para dormir ni para crecer”, y sobre todo a las madres que como yo, no quieren ni tienen la necesidad de sustituir tomas de pecho por biberones de fórmula y/o cereales, ni quieren abandonar la lactancia materna. Y digo esto porque mi pediatra escribe las pautas claramente dirigidas a bebés que no toman pecho a demanda, como si no existieran.

También me da la sensación de que cuando una enfermera/ pediatra te da una hoja de estas características, parece que está sentando cátedra, que tiene la verdad absoluta y da por hecho que vas a seguirla al pie de la letra. Yo la he guardado para escribir este post. 😉

Tengo que decir para informar debidamente que la OMS recomienda LME (Lactancia Materna Exclusiva) hasta los 6 meses de vida, por lo que esa prisa por incluir papillas o cereales a los 4 meses no está recomendada.

El pediatra de Lucy empieza diciendo que la introducción de nuevos alimentos conlleva una reducción de tomas de leche, y un cambio de el biberón a la cuchara (¿veis como la leche materna la obvia?). Esto es falso. El alimento principal de un bebé hasta el año de edad debe ser la leche y la AC se debe ir incluyendo poco a poco, dando a probar al bebé, dejando que conozca nuevas texturas y sabores.

Evidentemente el cambio de “biberón a cuchara” se refiere a el utensilio que utilizarán los padres para alimentarles, y a las papillas y purés como ese alimento que sustituirá a las tomas de leche. Pero existe un mundo más allá en el que Lucy se sienta en la trona y le pones un trozo de pan o un gajo de naranja y se lo come, un mundo en el que ni su madre ni su padre piensan embucharla a purés, un mundo en el que ella comerá lo que quiera a su ritmo y a su gusto.

Después de la orden de cambiar de biberón a cuchara que a mi me indigna, hay toda una retahila de gramos, porciones y horarios para ofrecerle distintas frutas y cereales de farmacia, y una lista interminable del tipo de verdura a añadir y en que orden… Me da una pereza terrible, porque lo adultos no comemos así, con tanta medición y tanta vaina.

Además me he informado durante muchos meses y eso de “no dar un tipo de fruta o huevo hasta X mes” es absurdo. Si tiene alergia a algo lo va a tener igual, y la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergia y Asma Pediátrica dice que cuanto antes incluyas en la alimentación los alimentos alergólogos, menos problemas tendrán con ellos. Entonces, ¿a quién hago caso?

Además el pediatra permite la introducción de la leche de vaca y yogures a los 9 meses, cuando en teoría no deben probarla hasta el año por las proteínas que lleva, que son demasiadas para un aparato digestivo inmaduro todavía al que le pueden provocar hasta micro roturas intestinales. Nada de leche de vaca, ni yogures ni quesos hasta los doce meses, y menos en nuestro caso que tenemos la sospecha de que Lucy es APLV. Y esto incluye esos potitos y yogures “especiales” para bebé a partir de 4 meses que llevan leche también y que los fabrican “expertos en nutrición infantil”.

Más de lo mismo con el huevo, según el pediatra de Lucy la introducción del huevo se debe hacer por partes y a partir del noveno mes: primero media yema de huevo cocida, una vez cada semana durante tres semanas y a la cuarta semana la yema entera, una odisea… La clara a partir de los once meses con los mismos tiempos que la yema. Alguien debería decirle a esta pediatra que no se puede separar la yema de la clara completamente nunca. La clara que es lo que suele dar más alergia se pega a la yema, así que aunque la cuezas seguramente algo caiga. Mi manera de hacerlo será en una tortilla francesa y dándole un trocito para probar, o a lo mejor le hago algún rebozado, y si Lucy quiere y puede gestionar la textura.

Lo de la nutrición infantil y la AC está resultando como el tema de los partos. Resulta que no es todo como lo pintan, sigue habiendo mucha desinformación entre los profesionales, y se siguen practicando y recomendando prácticas obsoletas. Me doy cuenta que también he tenido que estudiar e investigar para elegir con mi propio criterio qué hacer también respecto a la AC y en el camino me he encontrado con muchas cosas que se desconocen y que se siguen haciendo.

Ya conté en los seis meses de Lucy, que nuestra intención es hacer BLW (Baby Led Weaning), nada de papillas ni cereales de farmacia: Lucy hará alimentación autorregulada.

¿Qué indicaciones os sorprendieron respecto a la AC?

¿Pensáis que las pautas de los pediatras están demasiado medidas al milímetro?

Anuncios

10 pensamientos en “PAUTAS DEL PEDIATRA PARA LA ALIMENTACIÓN COMPLEMENTARIA

  1. La verdad es que el tema de los gramos y todo eso es demasiado rígido. El ritmo de introducción más o menos lo fui respetando, pero con cada hijo distinto porque tenían diferentes gustos y necesidades. Está claro que son directrices y luego las puedes ir adaptando dentro del sentido común y tus necesidades. Es como todo!

    Le gusta a 1 persona

    • El problema es que no estoy nada de acuerdo con las directrices, no me gusta nada de nada que no tengan en cuenta a los bebés de pecho y qué narices!!! Que soy muy anti sistema!!! Jajajajaja Y más cuando me dan una hoja diciéndome que “tengo que”, ¿¿¿perdona???
      Menos mal que ya me he informado yo y tengo claro lo que quiero hacer… Vamos, que si no me dan la hoja me hubiese dado lo mismo.
      Un besote

      Le gusta a 1 persona

  2. Leo mucho tu blog porque tu nena y la mía se deben llevar un mes y coincido contigo en muchísimas cosas! Toda la razón con que no contemplan nada a los bebés con LM (bueno, en la hoja que nos dio mi enfermera venía apuntado en un margen a mano que los de lactancia materna podían tomarla en exclusiva hasta los 6 meses) pero luego hablaba de echar cereales en el biberón y yo miraba la hoja y decía “a mi esto no me soluciona nada”. Menos mal que dimos con un pediatra magnifico que nos ayudó a quitarle hierro al asunto y nos orientó fenomenal… ¡menos mal! ¡Animo! Al final entre el sentido común de los papás, unas cuantas normas básicas y saber que para el babé es un periodo de aprendizaje y no obsesionarnos…esta todo hecho!

    Le gusta a 1 persona

    • Claro que si!!! Como madre yo he buscado información, se lo que mi hija necesita y hay demasiadas cosas que nos quieren hacer creer que son necesarias, pero no lo son!!!
      Más relax, menos pesos y horarios y sobretodo, menos embuchar a bebés con cosas que no necesitan!!!
      Gracias por leerme!!! Un besote!!!

      Le gusta a 1 persona

  3. A mi me parece un tema muy personal de cada niño, no son maquinas para ir introduciendo los alimentos así, en x orden, x cantidad… Yo creo que cada niño es un mundo y yo me guiaría por la intuicion de cada madre para ir introduciendo alimentos, quien conoce mejor a un niño que su madre?

    Le gusta a 1 persona

  4. Pingback: “CONDUCTA NORMAL DEL BEBÉ Y CONSEJOS PARA PADRES” DEL PEDIATRA DE LUCY | Patadita

  5. Pingback: ¿Cuándo y cómo comenzar con la Alimentación Complementaria? | Patadita

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s