LOS DIEZ MESES DE LUCY


Mi Lucy ya tiene 10 meses y a veces parece que fue ayer cuando la tuve por primera vez en brazos. Otras veces me parece que hace siglos que era tan chiquitita que prácticamente no se movía… Pero en lo que Súper Papá y yo coincidimos es en que el tiempo ha pasado volando y nuestra hija se está convirtiendo en una niña con personalidad, risueña, simpática y que nos tiene locos de amor.

El día 4 de octubre a las 15:10h se puso de pie y comenzó a dar pasitos. Súper Papá y yo mantuvimos la respiración hasta que se cayó de culo, e intentando no asustarla, no sabíamos si abrazarnos, besarnos o hacer una fiesta. Fue un momento precioso que tuvimos la suerte de ver ambos y que se quedará en nuestra memoria para siempre: Sus primeros pasitos.

Estos no son sus primeros pasos, pero prometo que son los segundos de el mismo día un ratito después. Lo hace genial ¿verdad? Parecía que iba a arrancar como una moto.

Andar ha revolucionado su manera de jugar, de moverse por la casa y de investigar. Hemos entrado en una nueva etapa de crecimiento claramente.

 
Pero sigue gateando claro, ¡a toda pastilla! Y si quiere llevarse algo a otra habitación se lo mete en la boca y se lo lleva, con el peligro que tiene eso…

Tanto jugar con ella a “cucú-tras” da sus frutos y se esconde que da gusto: detrás de una pared, con una muselina, con las sábanas en la cama, vaciando su cesta de los tesoros y poniéndosela en la cabeza. Le encanta y nos reímos muchísimo.

 
Jugando ha aprendido a meter los cubos unos dentro de otros, en su caja, o en cualquier otra caja o cajón, que me tiene loca buscando sus juguetes por toda la casa. Incluso cuando recogemos le digo que los meta en su caja y lo hace a su manera.

Pero igual que mete cosas en los cajones, saca todo lo que pilla de los mismos. Colocar o guardar ropa con ella cerca es agotador y nunca terminas.

También ha aprendido hace poco a meter los aros en el palo (Rainbow Stacker de madera) y le cuesta a veces y se frustra, pero lo consigue y mete unos cuantos. Por ahora, sus juguetes favoritos son los libros y las pelotas.

Estuvimos en un evento de Imaginarium organizado por Madresfera y Lucy se lo pasó genial. Jugó muchísimo y pasamos una tarde estupenda.

Si este verano había aprendido a rabiar como Hulk, este mes lo ha perfeccionado y tiene variantes: se arquea y se pone tiesa cuando la vas a meter en el carro y no quiere (evidentemente no la metemos si no quiere), o cuando la coges para ir a otro sitio, o cuando quiere coger algo que no debe y no la dejas. Y lo más peligroso es que cuando se enfada se tira hacia atrás, esté en la cama, en el suelo o en la bañera… Le molesta muchísimo que la saquemos de la bañera porque le encanta. Algunos niños lloran cuando entran y mi hija llora cuando sale.

Ha aprendido un ríe-llora muy extraño: es una especie de expresión como de sufrimiento, que termina con un sonido gutural que nunca sabes si lo siguiente será reir o llorar, es aleatorio.

También pone morritos tristes o cierra los ojos muy fuerte cuando sabe que vamos a negarle algo. Intentamos no decirle NO a nada, pero hay cosas que son inevitables, sobre todo cuando te ve con comida que ella no puede comer. Comemos las cosas a escondidas y hemos preparado muy bien la casa para no tener que decirle NO todo el tiempo, pero hay veces que hay que decirlo. Por ejemplo, abre el cajetín de la lavadora y un día se va a pillar un dedo, de hecho ya se lo ha pillado con la puerta del horno. Todavía no se como lo hizo.

Seguimos haciendo BLW con mucho éxito. Cada vez come mejor, más cantidad y con más seguridad. Le ponemos más los cubiertos e intenta utilizarlos cargándolos. Por ahora no lo consigue perfectamente, pero algún trozo ha pinchado con el tenedor.

A la hora de comunicarse siempre nos hemos entendido muy bien porque observamos las señales que hace Lucy, y evoluciona y aprende maneras nuevas de hacerlo. Por casi me muero el día que la pregunté lo que quería y me señaló la teta.

Me he dado cuenta que entiende muy bien lo que le digo y la importancia de enseñarle vocabulario. Antes yo no tenía muy claro que me entendiera pero cuando le dices: “Lucy, ¿quieres pavo?” y ella se levanta del suelo y va hacia dónde está el pavo, te das cuenta que solo le falta decir “Si, gracias”.

 
Hemos tenido que comprarle ropa nueva porque ha crecido una barbaridad y zapatos para que pueda andar. Y cuando le pones la ropa nueva, la inspecciona, la mira y la toca. Sabe que es nuevo.

Da muchos besos a quien ella quiere cuando ella quiere. Pero los mejores sin duda son los que da sin que se los pidas. También da besos a los peluches y a otras personas, no solo a sus padres, pero cuando ella quiere.

Llora con desconocidos. Mucho. Sobre todo si van a cogerla de primeras sin respetar su espacio vital como persona que es. Lo pasa bastante mal cuando viene alguien a casa o cuando nosotros vamos de visita. Si hay mucha gente se agobia y le da miedo, pone morritos y lo siguiente es llorar desconsoladamente. Tampoco le gustan los señores con barba, no le van los hipsters. Esperamos que se le pase esta etapa porque realmente lo pasa mal.

A la hora de dormir últimamente se despierta mucho por las noches llorando pidiendo el pecho, en vez de autoservirse como hacía antes. Necesita tenerme muy pegada y yo duermo peor.

 
Da mil vueltas en la cama: se pone boca abajo, de lado, se recorre la cama entera, gatea, se sienta y se tira hacia atrás… Hace unos días la cogí en el aire porque se sentó en la cama dormida y se tiró hacia atrás desde el borde, y aunque tenemos la cama en el suelo, se hubiese hecho mucho daño.

Se duerme en brazos de su padre en cualquier circunstancia, haya ruido, música… Algo que hasta ahora no había sucedido. Se siente miy segura en los brazos de Súper Papá.

 

Después de todo el verano sin dormirse en el carro, ahora vuelve a hacerlo por fin. Podemos ir a pasear y es probable que se duerma tranquilamente.

Los despertares son otro cantar. Tiene muy mala leche y ya sea despertándose ella sola o despertándola, no suele levantarse de buen humor en un principio. Luego en cuanto le haces alguna gracia se rie, pero hay que tener mucho tacto.

Tiene más trato con los gatos y se emociona mucho cuando los ve.

Aprende algo nuevo cada día rápida y eficazmente, es una pequeña esponjita preciosa y bonita.

Ya estoy preparando el #LucyCumple porque dentro de nada nuestra niña cumple un año y aunque me digan que soy muy exagerada, con el poco tiempo que tengo para el blog o hacer cualquier otra cosa que no sea dedicarme a Lucy, se me echa el tiempo encima y no llego.

Otros meses de Lucy:

OCTAVO Y NOVENO MES DE LUCY

SIETE MESES DE LUCY

EL MEDIO AÑITO DE LUCY

YA CINCO MESES DE AMOR CON LUCY

EL CUARTO MES DE LUCY

LOS TRES MESES DE LUCY

¡¡Mi Niña Tiene Dos Meses!!

El Primer Mes de Lucía

Anuncios

15 pensamientos en “LOS DIEZ MESES DE LUCY

  1. Menuda carrera se echa jejeje me parto!! Pichí se agarra a lo primero q pilla pero de pie sola sin agarre lo hizo solo un día… Eso si, nos tiene ya doblados de querer ir de la mano jeje que etapa mas cansada pero mas preciosa!! Puff del carácter q van sacando es tremendo!! A nosotros nos hace la del chicle q yo la llamo q es dejar el cuerpo muerto cuando no quiere q la cojamos….tremendas estas nenas!! Besote!!

    Le gusta a 1 persona

    • jajajaja Lo del chicle no lo hace Lucy todavía… jajajajaja
      Lucy no ha querido las manos casi nunca, solo un par de veces, y desde que se ha arrancado ha sido un no parar. Se va por el pasillo ella sola, que no te puedes ni despistar un momento vamos!!!
      Un Besote!!!

      Le gusta a 1 persona

  2. Pingback: Y Lucy sigue creciendo… ¡18 meses! | Patadita

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s