¡Hola 2016!

La entrada de un nuevo año, por lo menos para mi, siempre es algo especial. Renovación de fuerzas, nuevos deseos, nuevas oportunidades y nuevos propósitos.

El 2015 ha estado lleno de primeras veces,  primeros momentos, risas, llantos y alegrías, tetita, besos y abrazos, caritas preciosas y amorcito del bueno.

Por primera vez en mi vida no estoy deseando que acabe el año porque estoy cansada y necesito esa sensación de empezar de nuevo. El 2015 ha sido un año mágico y tengo muchas ganas de vivir el 2016 con tanta intensidad como hemos vivido este.

El año pasado resumí el 2014 y escribí mis deseos para este y algunos se han cumplido y otros no. El año 2015 ha sido mucho mejor de lo que esperaba. El año anterior era el del embarazo y parecía que iba a ser muy difícil superarlo, pero eso lo pensaba porque no era consciente todavía de lo que significa ser madre, de lo que es ver crecer día a día a mi hija, de las alegrias diarias y de lo bonito que es poder criarla.

Haciendo balance de este año, que ha pasado volando por cierto, puedo decir que ha sido duro pero precioso. La superación diaria hace que te sientas completa y que aunque todos los días estés agotada, sepas que siempre puedes un poquito más.

Estamos orgullosos y felices con el tipo de crianza que hemos escogido. Creemos que beneficia a Lucy en muchos aspectos y que todo fluye solo…

Y el 2016 se presenta como un lienzo en blanco que tenemos que pintar con colores vivos, bonitos recuerdos y mucho amor, que eso nunca falla.

Para este año nuevo pido, porque siempre hay que pedir algo, éxito en nuestros proyectos y tiempo para realizarlos. ¿No os pasa que ser madre hace que ebulla el cerebro con mil ideas que al final se quedan en el tintero por falta de tiempo? ¡Pues eso quiero evitar este año! He pasado de un año a otro con mil cosas por hacer, llegando tarde a todo y este es mi propósito de año nuevo. Parece que ya conozco la vorágine de ser madre y la falta de tiempo para todo y este post a destiempo es un claro ejemplo.

Por supuesto buena salud, porque sin salud no se puede disfrutar de la vida, y yo quiero ver crecer sana a mi hija.

Y como diría aquel, que por lo menos nos quedemos como estamos, ¡¡¡que no vayamos a peor!!!

 

Os deseo que vuestros sueños se cumplan, que mejoréis, que disfrutéis de las pequeñas cosas y que la felicidad inunde vuestras vidas.

 

 

Anuncios

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s