#PataditadelDía: Justificando Nuestra Crianza

Me encuentro a muchas mamás y muchos papás que sienten que tienen que justificar la manera que han elegido de criar a sus hijos ante familiares, amigos, médicos y la sociedad en general, porque todo el mundo tiene opinión al respecto y no se la guardan.

Yo misma me he sentido así en más de una ocasión porque cuando te sales de “lo normal”, (entendiendo cómo “normal” la manera de criar bebés desde hace 50 años), todo el mundo piensa que eres “una moderna”, que tienes pájaros en la cabeza, que lees demasiado o que incluso haces lo que otros te dicen que hagas.

Durante todo el embarazo estuve leyendo (y todavía sigo), estudiando, investigando sobre lactancia, alimentación autorregulada (BLW), colecho, movimiento libre, porteo, etc… para informarme y decidir qué era lo mejor para nuestra familia. Es contradictorio que tengamos que estudiar sobre qué es lo normal y natural, porque con tantos accesorios se nos ha olvidado y hemos confundido las necesidades reales que tiene un bebé para ser criado. Es gracioso porque la crianza natural es mucho más antigua (así que poco de moderna), más sencilla porque deja que tus instintos fluyan mejor y sobretodo no necesita casi apoyo material, ni gastos, ni preparación.

Durante todo este tiempo me he visto a mi misma dando datos, justificando y derribando mitos sobre la crianza qué nosotros hemos elegido por sentir que en muchos momentos se me juzgaba, ridiculizaba y desmerecía con desinformación y mentiras de esas que están tan arraigadas que se dan como ciertas. Por los comentarios de algunos y algunas, por no dar biberón, no hacer purés a mi hija o dormir con ella, parece que soy una vaga que lo que no quiero es “molestarme”.

Juzgar3

Al principio estaba muy abierta a explicar y dar a conocer lo que yo había descubierto, ya que me parecía interesante que el resto también conociera y entendiera por qué hacíamos las cosas de esa manera, pero llegado a cierto punto es agotador dar explicaciones e intentar que otra persona entienda que no eres una loca que das trozos de comida a tu hija, por seguir dando el pecho más de 6 meses o que no queremos separarnos de ella innecesariamente, cuando todo lo contrario es “lo normal”, “lo que todo el mundo hace” y de “sentido común”.

Han llegado a quitar mérito e importancia a nuestra lactancia y a la leche materna diciendo incluso que no es tan buena como la leche artificial, o que doy el pecho porque no trabajo fuera de casa; Cuando cuentas que muchas mujeres siguen dando el pecho mientras trabajan te tachan de mentirosa (verídico) al mismo tiempo que notas en su cara un cortocircuito por dar información nueva a la que no tenían acceso porque no les interesaba ya que utilizaban la antigua como justificación.

Ahora que Lucy tiene más de un año estoy “casi” preparada para escuchar comentarios opinando sobre dar el pecho a una niña que ya anda. Lo que no tengo claro es el tono de mi respuesta.

Pero oye, que te dicen que la leche materna no es mejor que la artificial, que mi hija no va a salir de la cama hasta los 18 años por hacer colecho, que es mejor llevarles a la guardería porque se inmunizan y se espabilan, que haciendo BLW mi hija no come nada y así cien cosas más con una seguridad, una certeza y una vehemencia dignas de admiración para no tener ni puñetera idea de lo que están hablando.

Me pregunto cómo sería, si la gente que cría a sus hijos con la inercia de lo que hicieron nuestras generaciones pasadas más cercanas, que apenas se preguntan sobre el por qué, el cómo y el cuándo de su manera de alimentar, dormir, bañar e incluso hablar a sus bebés tuvieran que dar tantas explicaciones de por qué hacen las cosas de la manera en que las hacen, con la misma asiduidad y firmeza que los que hemos elegido otro tipo de crianza. Además de sufrir un desgaste importante, como el que sufro yo cuando debo debatir cosas absurdas, me pregunto si sus argumentos serían válidos, tendrían pruebas y conclusiones científicas o incluso si estarían avalados por organismos médicos oficiales.

También me pregunto si realmente saben por qué hacen las cosas como las hacen, siguiendo esos hábitos inculcados y si alguna vez se han preocupado de buscar información como yo he hecho para razonar por qué hago las cosas como las hago.

Da la sensación de que a mi se me ridiculiza más por mi forma de crianza aún dando explicaciones, que a otras personas que ni siquiera saben darlas porque no se han parado a pensar por qué lo hacen así, pero cuyas prácticas están más generalizadas.

Vivimos en la era de la información. Todo el mundo tiene internet en la palma de la mano y yo no puedo evitar googlear cuando tengo una duda, cuando no recuerdo algo y con razón de más cuando es algo relacionado con la crianza de mi hija. ¿Por qué no hace todo el mundo lo mismo?

Sinceramente no me gusta la desinformación, no me gustan las afirmaciones u opiniones sin datos, no me gusta la gente irrespetuosa que no comprende que puedas hacer las cosas de manera diferente. Y por otro lado es muy triste que haya que justificar la lactancia prolongada, la alimentación autorregulada y demás elecciones de crianza.

¿Que pasaría si cada vez que me preguntan algo sobre mi estilo de crianza yo hiciera lo mismo sobre el suyo?

¿Que tal si en vez de criticar al resto intentamos averiguar por qué criamos a nuestros hijos como lo hacemos?

¿Por qué no dejamos de juzgar desde la ignorancia y estamos abiertos a explicaciones?

La #PataditadelDía va para todos aquellos que juzgan, critican y ponen en duda el estilo de crianza del resto desde la ignorancia y que nos obligan a justificar nuestra crianza con más explicaciones que si estuviéramos en un exámen, para luego poner en duda también esas explicaciones. Es completamente agotador y entramos en bucle. Si preguntas y luego no vas a ser capaz de razonar mi respuesta por favor, no preguntes.

Anuncios

18 pensamientos en “#PataditadelDía: Justificando Nuestra Crianza

    • Espero que los consejos que le des a tu nuera sean consecuentes con la evidencia científica, las recomendaciones de la OMS y de la AEPED, para que tu nieto o nieta esté realmente sano y bien criado, mucho mejor que los de antes.
      Gracias a Dios, tenemos mucha más información actualmente y podemos decidir lo que consideramos mejor.
      Hoy se sabe que consejos de antaño, como dar manzanilla, agua o anís son peligrosos para el bebé, pero hay mujeres que lo siguen defendiendo porque ellas lo hicieron.
      Le deseo mucha suerte a tu nuera y que, aunque le den muchos consejos, ella se informe mucho y decida.
      Gracias por comentar.

      Le gusta a 2 personas

    • Pues como nuera lo que yo te aconsejo de corazón es que dejes los consejos en manos de la matrona de la mami y el pediatra del bebé y la crianza en manos de sus papis y, en cambio, disfrutes todo lo que puedas de tu nieto/a y prestes toda la ayuda que puedas a los nuevos papis!!!!

      Le gusta a 1 persona

  1. Pues sí, es cansino tener que estar justificándose continuamente… Pero sinceramente yo creo que esas personas (me refiero a las de otras generaciones) que no comprenden las cosas que hacemos y que nunca se han cuestionado su forma de criar, no tenían tan al alcance de la mano la información. Yo misma creo que de un hijo a otro, que he vivido mis dos maternidades de un modo completamente diferente, puedo afirmar que la cantidad de información que tengo ahora no la tenía antes.

    Los círculos en los que te mueves condicionan en gran medida ese flujo de información que te llega. Esa información que recibimos nos lleva a buscar e indagar más. Internet está ahí, pero si no entra la duda… No te planteas siquiera buscar nada. No sé si logro explicarme…

    La crianza es una cuestión cultural y generacional. Ahora sí vivimos en la era de la información, hace 20 años no. Mis padres me criaron en base a los patrones que vivieron en sus respectivas familias, mis abuelos lo hicieron en base a los patrones de sus padres, y así sucesivamente. Creo que al hacer las cosas de otra manera, a veces, ellos ven cuestionada su manera de hacer las cosas. Evidentemente ni yo ni tú criamos pensando en que ellos lo hicieron mal, ni es una manera de cuestionar. Pero yo creo que ellos y ellas se sienten así. Mi madre mismamente nunca ha entendido el hecho de que yo diera el pecho durante 17 meses ( y porque él se destetó solito) a mi hijo. Yo mamé solamente 3 meses. Según cuenta porque ya no quise más. Al final ahí entran en juego cuestiones emocionales que sin querer pueden removernos por dentro…

    Evidentemente eso no da patente de corso para criticar ni cuestionar a nadie. La actitud debería ser abierta, receptiva, de respeto. Pero hablarle a generaciones anteriores de la OMS o de la AEPD,… Pues a veces puede resultarles incomprensible.

    Supongo que tal y como nosotros estamos haciendo ahora las cosas, poco a poco iremos viendo cambios nuevamente, o eso espero. Como decía los modelos de crianza son culturales y generacionales… Todo necesita su tiempo.

    Aunque RESPETAR es un valor que se entiende es común desde que el mundo es mundo, y ahí sí que hay mucha gente que falla y patina por completo.

    Le gusta a 1 persona

    • Evidentemente no se puede decir que nuestras madres o abuelas tenían la información que tenemos ahora, pero nuestra generación si.
      Yo veo que muchos se limitan a copiar lo que vieron en su casa o a tomar los consejos con los ojos cerrados. Y es una elección, pero pienso que luego no saben por qué hacen las cosas que hacen, pero si critican al resto por no hacer lo mismo que ellos. Es un poco como el experimento de los monos, los plátanos y la escalera, que los monos no dejaban a los nuevos subir a la escalera pero no sabían por qué exactamente.
      Además muchos no comprenden o no quieren comprender lo que les explicas cuando te preguntan, simplemente quieren echar abajo lo que tú haces.
      Estoy de acuerdo contigo en lo que dices que muchos y muchas se sienten culpables por cosas que hicieron o que les dijeron que hicieran cuando se enteran que a lo mejor no era lo más adecuado. Pero esos consejos en gran cantidad venían de pediatras, matronas e incluso obstetras, realmente ellas no tenían herramientas para cuestionarlo, obedecían porque no quedaba otra.
      La OMS y la AEPED, son los “hermanos mayores” más informados y actualizados de aquellos pediatras. No entendería que lo que antes dijeran los pediatras estuviera bien en su época, pero lo que dicen ahora no vale. Me explico??
      Algunas conocidas tienen la suerte de tener abuelas o madres que se asombran con los descubrimientos nuevos, las nuevas crianzas, se alegran de ver a un bebé con un año lactando… Escuchan a sus hijas cuando les explican por qué portean o colechan y lo respetan y hasta entienden…
      Yo no creo que sea generacional, más bien es obcecación y cultural, eso si.
      Un besote gordo

      Me gusta

  2. En muchas ocasiones yo también me he sentido ridiculizada por tener que dar explicaciones de porqué hago lo que hago, y la frasecita “tú has leído demasiado” soltada con voz socarrona me la han dicho varias veces. Y siempre me digo a mí misma: pero porqué das explicaciones a quien no quiere escuchar?

    Le gusta a 1 persona

  3. Aplaudo tus palabras. Juzgar y criticar es un deporte de moda en este país, no tengo ninguna duda de ello. Al final he llegado a la conclusión de que haga lo que haga, siempre me van a criticar y juzgar. Hace unos días publiqué un post sobre esto.
    Lo peor de todo, es que la mayoría de las que nos terminan juzgando, ya son madres y pobre de tú que te atrevas a opinar acerca de cómo crían y han criado.
    Tengo la sensación que con este mundo de “adultos”, es complicado que seamos capaces de educar a una generación que tenga valores, empatía y educación. La sociedad parece haberlos perdido.

    Sigue así, y como supongo que nadie te lo ha dicho hoy, pero te lo diré yo “Lo estás haciendo muy bien mamá”.

    Un abrazo.

    Le gusta a 2 personas

    • Muchas gracias!!! Jajajaja
      Si que a veces esas palabras se echan de menos en vez de tanta crítica verdad?
      Lo bueno es que nunca me hacen dudar de mis decisiones, y no porque yo tenga la verdad absoluta, si no porque no tienen argumentos para defender nada.
      Un besote

      Me gusta

  4. A mí lo q más me duele es lo de que nos acusen de “no tener sentido común”. Te hacen sentir de un culpable… Como tú dices, llega un momentoque te cansas de dar explicaciones, se cuenta lo justo y se acabó.
    La mayoría de la gente no se plantea por qué las cosas se hacen así, vale con un “porq toda la vida se ha hecho asi” y ya si no le das cereales en el biberon (¿ cómo que tampoco le das biberón?) eres una rara con pajaros en la cabeza y cuidado no te vayan a quitar a la niña como me amenazó a mí una familiar :S. Aysss si la gente se quedase con sus cositas en vez de meterse en la vida de los demás y opinar gratuitamente cuando nadie se lo ha pedido que bien nos iría a todos!! Me sumo a la patadita!! 🙂

    Le gusta a 1 persona

    • Jajaja Gracias!!!
      Si por lo menos vinieran opinando con recomendaciones de la OMS en la boca… Si supieran explicar por qué hacen lo que hacen…
      Yo no creo haberme llegado a sentir culpable, porque nunca me hacen dudar de mis decisiones ya que no tienen argumentos, pero indignarme si. Me indigna mucho la ignorancia y que la gente luzca la suya con tanta soltura.
      Un besote

      Le gusta a 1 persona

  5. En mi casa igual… Sobretodo con mi suegra. Mi madre al menos solo opina una vez. Mi suegra insiste en lo que hizo ella hace 32 años… Y claro, dista mucho de lo “hippie” que soy yo (dicho por mi padre) cuando aplicas lactancia materna exclusiva y prolongada, blw, crianza con apego y se te ocurre hacer cosas tan raras como intentar montar un huerto urbano!
    Ains… A palabras necias…
    Un beso! Te sigo y te añado a mi lista de blogs

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias guapa!!
      Hay un problema muy grande con abuelas, madres y suegras, y es que ellas hacían caso al pediatra de turno, y no entienden que lo que valía hace 40 años, ya no vale.
      Y entonces eres la rara, la moderna, la loca…
      Es autodefensa. No pueden tener la conciencia tranquila cuando han dado anís estrellado a sus bebés, pero en realidad la culpa no es suya. Ahora, tu no hagas nada diferente o mejor porque te crucifican.
      Un besote.

      Me gusta

  6. Totalmente de acuerdo. Yo también me justificaba mucho al principio, después no podía evitar ponerme borde porque me tenían harta y ya estoy en el punto de que me la repantifla todo. El enano va a cumplir un año al pecho y ni te imaginas las veces que tengo que pasar por alto la preguntita de “¿y hasta cuándo le piensas seguir dando pecho?” A veces me dan ganas de gritar!!! Jajaja

    Le gusta a 1 persona

    • Jajaja normal!!!
      A mi me pasa que debo tener complejo de profesora, porque quiero explicar, enseñar, que entiendan… Y tengo la ilusión de que algún día lo hagan… Y alguna vez, alguien ha abierto los oídos.
      Solo por eso ya merece la pena. Pero si. Es agotador.
      Un besote!!!

      Le gusta a 1 persona

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s