#Lecturitas: “El monstruo de los abrazos”

Cuando eres madre, tienes muchas cosas que aprender, pero también muchas cosas que enseñar; Algo que he aprendido siendo madre, es que la benevolencia debe estar presente en nuestra vida diaria, igual que la paciencia (pero eso es otro tema). La benevolencia, la capacidad de perdonar, de comprender y empatizar con el resto, es algo que nuestros peques merecen más que nadie y soluciona muchísimos momentos. Y es muy importante enseñarla desde el ejemplo, porque somos su modelo a imitar.

IMG_6113.JPG

Faenas son cientas las que nos pueden hacer al día, rabietas miles con las que tenemos que lidiar, pero ser benevolente y dar un abrazo en el momento adecuado, es algo que mi me funciona siempre para tranquilizar la situación, pasar por alto lo que sea que haya ocurrido que nunca es tan grave y redirigir el momento. Aunque esté a puntito de explotar y ponerme a gritar, es mucho más productivo y tiene mejor resultado un gran abrazo que un grito.

IMG_6114.JPG

El cuento de “El monstruo de los abrazos” de Anaya nos enseña, que antes de enfadarnos, antes de que el problema vaya más allá, podemos frenar la situación dándonos un abrazo.

Este libro es un álbum ilustrado para peques a partir de 3 años, que mediante diferentes situaciones nos demuestra que un abrazo soluciona todo, y que lo que podría suceder, no ocurre gracias a que el ¨monstruo de los abrazos” aparece.

En casa lo llamamos “abrazo conciliador”, y Lucy lo pide para tranquilizarse con él o nosotros se lo ofrecemos, pero también funciona con adultos, os lo aseguro.

IMG_6117.jpg

LAS AUTORAS

Andrea Schomburg

Andrea Schomburg nació en El Cairo y creció en Alemania. Estudió magisterio en las universidades de Colonia y Aquisgrán, y trabajó como profesora de secundaria.

andrea schomburg

Ha escrito poesía toda su vida y su primera colección de poemas fue publicada en el año 2007. Actualmente vive en Hamburgo y Berlín.

Stefanie Jeschke

Stefanie Jeschke estudió comunicación visual en Weimar y empezó a ilustrar libros infantiles cuando aún era estudiante. En el año 2012, abrió su pequeño estudio en Brandeburgo, donde trabaja hoy en día y donde exhibe regularmente sus ilustraciones.

stefanie jeschke.jpg

NUESTRA OPINIÓN

Si bien es una buena manera de explicar que los abrazos, conciliaciones y benevolencias pueden frenar un conflicto que puede convertirse en algo más feo, Lucy no comprendía en un principio el papel del “monstruo de los abrazos”.

IMG_6115.JPG

En el libro se muestran situaciones con animales y personajes, en las que están a punto de discutir o pelearse por alguna razón, pero solo se insinúa, porque efectivamente por el abrazo no llegaba a pasar nada, pero Lucy no lo entendía de esa manera tan sutil.

Y me da la sensación, aunque Lucy no ha sabido verbalizarlo, que el título del libro le creaba una especie de angustia a la espera de que apareciera algún monstruo en algún momento de la narración. Puede que eso también le distrajese de la historia.

Más que enseñar por sí mismo, es un apoyo para explicar que es mejor controlarse ante una discusión, parar, dejar que el monstruo de los abrazos haga su trabajo, y luego hablar las cosas tranquilamente.

¿En casa utilizáis los abrazos para calmar los ánimos?

Puedes encontrar “El monstruo de los abrazos” aquí.

Puedes seguir la conversación aquí

Sígueme en FacebookSígueme en TwitterSígueme en Instagram

y si te gusta comparte

 

Anuncios

¿Qué piensas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.