#DisneyEmociones nos ayuda a desarrollar la inteligencia emocional

¿Cómo ayudamos a nuestros hijos e hijas a gestionar su enfado o sus miedos?

¿Cómo podemos ayudarles a entender lo que les pasa?

IMG_3411

Tuve la suerte de asistir a la presentación de una nueva colección de libros en las oficinas de Disney España, a las que si hubiera ido Lucy se hubiera vuelto completamente loca con la decoración y el merchandising que pude encontrar.

En el evento, Gonzalo Sanmartín, (director general de Disney), Gabriel Brandariz (gerente editorial de SM) y Begoña Ibarrola (psicóloga especializada en inteligencia emocional) hablaron de este gran proyecto en el que han trabajado varios años con un excelente acabado: Disney Emociones.

IMG_3410

Disney es la mayor fábrica de historias del mundo, y le gusta conectar con las emociones de su audiencia a través de ellas. ¿Quién no recuerda los primeros 15 minutos de “Up” y todos los sentimientos que producen? Durante toda nuestra infancia, y ahora las de nuestros hijos e hijas, Disney nos acompaña y todos recordamos películas y personajes con los que nos sentimos identificados.

La inteligencia emocional ha cobrado una gran importancia en estos últimos años. Disney ha querido tener en cuenta este boom, al igual que cada vez más los padres estamos muy concienciados con el tema, y por eso junto a Literatura SM ha desarrollado una colección que pretende ser una herramienta para familias y educadores, que también sea atractiva para los niños y niñas.

IMG_3407

Mucho trabajo e ilusión ha llevado este proyecto, en el que los valores que representan tanto Disney como SM son los ideales para llevarlo a cabo. Querían una solución educativa para la que, como sociedad, tenemos una asignatura pendiente.

Begoña Ibarrola lleva más de 40 años dedicados al mundo de la escritura, la investigación y la docencia, impartiendo formación en educación emocional al profesorado y las familias de los centros educativos y las instituciones con las que colabora.

Según esta psicóloga, que me ha encantado, hemos crecido en un entorno donde la razón y la parte cognitiva del ser humano era la más importante, y nos centrábamos en adquirir conocimientos. Pero desde que sabemos que los seres humanos sentimos antes de nacer y luego aprendemos a pensar, se ha revalorizado el mundo de las emociones. La neurociencia demuestra que no hay aprendizaje, ni salud, ni convivencia sin emoción bien gestionada, y el interés respecto a este tema, incluso en el entorno educativo ha crecido.

IMG_3414

Muchos adultos se dan cuenta que no han recibido esa educación emocional y quieren aprender junto con sus hijos e hijas, y #DisneyEmocionesestá dirigido a toda la familia. Los padres y madres también debemos aprender que somos seres emocionales, que debemos legitimar las emociones, tanto buenas como malas, y no reprimirlas. Al mismo tiempo enseñarles a identificar, comprender, expresar y gestionar esas emociones. Por eso es importante leer estos libros con ellos para educar y normalizar las emociones y no demonizarlas.

Algo interesante es que en esta colección no solo aparecen las emociones más negativas, como los celos o el enfado. También han querido dar importancia a emociones que no llaman la atención porque es más fácil lidiar con ellas como la alegría o el optimismo.

¿Cuál es la estructura de los libros?

Los libros siguen la narrativa de las historias de Disney que ya conocemos, utilizando el gancho del personaje principal, y después presentan la emoción desde la manifestación interna hasta la manifestación física, con su conflicto y la resolución del mismo.

Al final del libro podemos encontrar la orientación a los padres de Begoña Ibarrola.

¿Por qué esos personajes?

El proceso de elección de los personajes se planteó de manera que la audiencia lo entendiera y se impactase. Determinando a quién quieren contar la historia y cuál es el mensaje, trabajando en conjunto con SM y Begoña Ibarrola, eligieron qué personajes podían vincularse con el mensaje que querían trasladar. Pero no querían caer en personajes que están anclados en una sola emoción, ni en estereotipos.

Era importante mostrar personajes que tienen emociones, que logran comprender lo que les pasa y que evolucionan. Las emociones están ahí y no se pueden aparcar, hay que gestionarlas.

IMG_3412

¿Cuándo podemos comenzar a enseñar educación emocional?

El acompañamiento a los niños y niñas en la inteligencia emocional puede comenzar a los 3 años, a veces poniendo límites y enseñando a gestionar la emoción. Los adultos debemos valorar las emociones sin reprimirlas, aunque no nos guste que nuestros hijos se enfaden o lloren. En relación con esto, los padres y madres tampoco debemos reprimir nuestras emociones. Si tenemos que llorar debemos hacerlo, es normal que las personas lloren por alguna razón o situación y también debemos validarlo. Además en  es una ocasión estupenda de compartir una emoción con nuestros hijos e hijas, dando estrategias para salir de ellas. Porque es muy fácil entrar en una emoción pero no tan fácil salir de ella.

Es importante saber que antes de los 3 años hay una educación emocional previa, que existe antes de nacer, porque el bebé en el útero siente lo que su madre siente. También la comunicación no verbal y la gestualidad del adulto cuando se dirige a un bebé transmite emociones y son lecciones de educación emocional.

Una actitud empática es crucial ya que los adultos tendemos a infravalorar las emociones, tristezas o preocupaciones de los más pequeños. Yo siempre intento pensar que aunque sean pequeños y pequeñas, sus problemas son importantes y siempre intento expresar que entiendo lo que le pasa. Me ayuda mucho a tranquilizar a mi hija.

¿Cuándo es demasiado tarde para educar en inteligencia emocional?

La inteligencia intrapersonal y la interpersonal puede desarrollarse a lo largo de toda la vida, pero la neurociencia dice que las conexiones neuronales que no se han utilizado antes de los 10 años se pierden. El entrenamiento para desarrollar habilidades emocionales en la primera infancia, se va a convertir en hábitos saludables en la edad adulta.

Existen momentos ideales para comenzar, pero siendo adultos también podemos desarrollar la inteligencia emocional, pero no con la misma facilidad.

¿Qué emociones encontramos en esta colección?

En esta primera colección (porque todo parece indicar que vendrán más), se han elegido varias emociones: celos, enfado, miedo, alegría, optimismo y frustración. Estas dos últimas son aptitudes con carga emocional.

Existen diferentes modelos de emociones primarias. Paul Ekman dice que traemos en nuestro código genético, ya nacemos con ellas y el bebé en el útero expresa: alegría, tristeza, miedo, sorpresa, asco y enfado. Las emociones secundarias son mezclas de estas primeras. ¿Recordáis los diferentes colores de la película “Inside Out”? Pues sería algo parecido.

También existen las emociones sociales. No traemos la culpabilidad en el código genético y hay culturas que no conocen el egoísmo, la vergüenza o la envidia.

IMG_3254

Después de conocer más a fondo esta estupenda colección de libros que nos ayudarán a gestionar nuestra inteligencia emocional, disfrutamos de un exquisito desayuno, con un catering a juego con las emociones.

Tengo que agradecer a Literatura SM la invitación y a Disney la organización de un evento tan bonito, en un lugar tan mágico, en el que pude aprender cosas muy interesantes sobre la inteligencia emocional que me hacen querer aprender cada vez más sobre este tema.

IMG_3404

¿Qué te parece esta nueva colección de libros?

¿Crees que la inteligencia emocional es importante?

Si te ha gustado y crees que le puede interesar a alguien,

no te cortes y ¡comparte!

https://instagram.com/tv/BkXUdOGHGp3/

Anuncios

#Lecturitas: “Bestiario”, un libro diferente con una clasificación de animales divertida

IMG_2610

 

Hemos leído “Bestiario” de Adrienne Barman,

gracias a la Editorial Libros del Zorro Rojo.

 

Una enciclopedia original y divertida en la que descubriremos nuevos animales y veremos con otros ojos a los más conocidos. Con una clasificación sorprendente e inusual que nos contará características especiales de cada animal: a veces cromática, otras por particularidades biológicas, aptitudes, profesiones, etc… Cada categoría del libro forma un ecosistema en el que los animales elegidos para compartir espacio por sus similitudes conviven en su habitat.

Con este libro no narrativo descubriremos a los animales “más astutos”, “los malditos”, “los gigantes”, “los punzantes”, “los majestuosos” y otras muchas singularidades sorprendentes y divertidas.

 

IMG_2614

 

Las jocosas ilustraciones de la autora Adrienne Barman pueden representar situaciones en las que es difícil encontrar o distinguir algunos animales. Los animales nocturnos están a oscuras, los rápidos no han podido ser captados… Y esto sorprende a los más peques y también a los adultos.

Cada página es una sorpresa. Llenas de humor, con trazos bastante realistas y muy coloridos. Como diría Lucy, “con colores chillones”.

 

IMG_2615.jpg

 

Y al final del libro encontramos un índice ordenado con todos los animales que aparecen en el libro para poder encontrarlos con facilidad.

A mi este libro me tiene enamorada, me parece súper divertido y al contrario de otros, no te cansas de verlo una y otra vez. Aprendemos animales nuevos y es un gran creador de “¿por qués?”, algo que en casa nos encanta porque crea curiosidad y nos parece necesario, porque si hay preguntas, hay respuestas.

 

IMG_2611.jpg

 

También existe la edición de “Bestiario” para colorear un cuaderno de actividades en el que con creatividad e imaginación los más pequeños podrán devolver toda su expresividad y colorido a este libro.

Cuando nos llegó este libro, dije en Instagram Stories que me parecía un tesorito, y es que es una obra de arte. Si en casa os gustan los animales, este libro os encantará.

 

IMG_2612.jpg

 

¿Qué te parece “Bestiario”?

 

#Lecturitas: “Abrazo de Oso”

Hemos leído “Abrazo de Oso” de la Colección Somos8, con texto de de Susanna Isern e ilustraciones de Betania Zacarías, gracias a Editorial NubeOcho.

IMG_0166

 

La editorial nos envió este libro por sorpresa y ha sido un todo un acierto, porque “Abrazo de Oso” es un libro muy dulce en el que descubrimos la historia de amistad verdadera entre Natuk y el oso blanco que encontró en la nieve y cuidó cuando era un bebé osito.

Aunque Natuk intentó encontrar a la mamá del oso, no había rastro de ella, así que le dió calor acurrucándole en su pecho y le alimentó. El oso agradecido, le lamió las mejillas y le regaló su primer abrazo de oso.

Se hicieron inseparables y vivían mil y una aventuras hasta que, la reserva de peces del poblado fue saqueada. Los esquimales estaban muy enfadados, acusaron al oso del robo y aunque Natuk le defendió, le expulsaron. Pero Natuk confiaba en su amigo y como le echaba muchísimo de menos salió a buscarle bajo la tormenta de nieve.

¿Quiéres saber cómo termina?

Este álbum ilustrado recomendado para peques a partir de 3 años y con tapa dura, nos enseña la importancia de la amistad y la confianza, que no hay que prejuzgar ni sacar conclusiones precipitadas, que hay que apoyar a los amigos en todas las circunstancias, sobre todo en las injusticias. Y que los abrazos de oso son lo mejor del mundo porque demuestran amor y protegen.

IMG_0167

Susanna Isern es la autora de decenas de libros infantiles, entre los que destacan “Olivia y las Nubes” (ilustrado por Esther Gili), “Pilú, Pilú”, “¿De qué tienes miedo, Ratoncito?”, “El Emociónometro del Inspector Drilo”, entre muchos otros.

Betania Zacarias es la ilustradora de este libro, con un estilo muy especial que reconoces en cuanto lo ves, (también tenemos el libro “Chocolate Infinito”), y aunque los colores son fríos representando el invierno, el lugar donde viven los esquimales y los osos polares llenan el libro, la ropa de colores vivos de sus personajes logra transmitir el calor humano.

IMG_0169

 

“Abrazo de Oso” está disponible en castellano, inglés e italiano y podéis encontrarlo aquí.

 

#Lecturitas: “Día a día, letra a letra, de la A a la Z”

Hemos leído “Día a día, letra a letra, de la A a la Z” de la Editorial Beascoa, del grupo Penguin Random House. Con texto de Begoña Oro e ilustraciones de Almudena Aparicio.

Este libro nos enseña, mediante rimas divertidas, las letras del alfabeto. Con Helena, una niña muy graciosa y de pelo morado hacemos un repaso al abecedario acompañándole en sus rutinas diarias como vestirse, ir al colegio, su aseo diario, la hora de comer o de cenar, jugar con amigos, etc…

Con un tamaño de libro infantil grande (23×23), con tapa dura y para peques a partir de 4 años, podemos descubrir además de las letras, palabras nuevas y descubrir otras en sus ilustraciones.

 

Cada letra del alfabeto ocupa una página vista, con la letra correspondiente en mayúscula y minúscula, algo importante para que los peques las distingan, y con su rima correspondiente también en ambos formatos en la parte izquierda, y una gran ilustración que corresponde al texto en la parte derecha.

 

 

En cada letra encontramos un juego “Veo, veo” para que nombremos palabras que correspondan fonéticamente. Aparecen ideas, pero podemos ser creativos y encontrar más.

 

 

Las ilustraciones son grandes y alegres, con formas claras y colores vivos. Trazos limpios que representan bien las emociones.

En casa lo estamos utilizando poco, supongo que porque Lucy todavía es pequeñita y el tema de las letras no le llama la atención. También es bastante largo y no logramos llegar al final, ¡¡¡porque el abecedario tiene muchísimas letras!!! Pero si se siente identificada con las rutinas y las acciones que la protagonista realiza.

Aún así, a mi me parece un libro estupendo para comenzar con la lectoescritura de una manera divertida y estoy deseando que en unos meses a Lucy le llame más la atención. El juego del “Veo, veo” es una manera estupenda de que los niños comiencen a familiarizarse con los fonemas y los relaciones con el sonido de las palabras.