“Bonitas”, destruyendo los estereotipos de género

Este libro me parece poderoso. En pocas páginas y con pocas palabras podemos aprender mucho, tanto, que hasta podemos destruir los estereotipos de género.

Foto 4-3-19 14 58 25

Fue un regalo de Bebe Friki a Lucy por su cumpleaños. Dice su mamá que se lo ha regalado a todas las niñas que cumplían años, y espero que siga haciéndolo, porque aunque Lucy todavía no lo sabe, es un libro que representa aquello que le enseño cada día y que quiero que interiorice: que las niñas no “tienen que ser” de ninguna manera.

Foto 4-3-19 15 02 13

Mediante la ironía, este libro describe a las niñas que aparecen en sus páginas nombrando lo contrario a lo que muestran, repitiendo esos estereotipos que la sociedad dirige a las niñas, con un mandato de cómo deberían ser o cómo deberían comportarse.

¿Según quién?

¿Quién dice cómo deben ser las niñas?

¿Acaso somos todas las niñas iguales?

“Bonitas” de la editorial Astronave es un libro, para niñas y niños a partir de 3 años, que nos enseña que lo importante es lo que tenemos dentro, que la belleza exterior es algo subjetivo y que todas, cada una a su manera, somos bonitas y especiales.

Foto 4-3-19 15 01 33.jpg

Basta ya de imponer roles de género como que las niñas no deben ensuciarse cuando juegan, o que siempre tenemos que estar perfectas y ser elegantes, mirarnos en el espejo y maquillarnos. Se acabó el decir que las niñas debemos vestir de x manera, y jugar a x juegos.

Y hablo en primera persona porque yo también soy una niña, fui una niña a la que esos estereotipos le dieron problemas, le pusieron barreras y le bajaron la autoestima cuando vio que ella no era lo que “se suponía que debía ser”.

Me pregunto cuán alto habría llegado, cuán alto habríamos llegado muchas niñas, si no hubiéramos crecido con esas limitaciones, (que muchas veces venían de nuestra misma familia y entorno), respecto a nuestra manera de ser y nuestro aspecto. Si nos hubieran enseñado a querernos a nosotras mismas y nos hubieran aceptado tal y como somos.

Foto 4-3-19 15 01 56.jpg

LA AUTORA

Stacy McAnulty es una conocida escritora de libros infantiles que anteriormente se dedicaba a la ingeniería mecánica. Originaria de Nueva York, vive en Carolina del Norte con su familia. Según sus propias palabras “es (y no en ese orden estricto) esposa, madre de 3 peques y 3 perros, autora, hija, hermana, hermanastra, tía, amiga, adicta a Twitter, ingeniera mecánica (actualmente inactiva), blogger inconsistente, fan de los Packers, dosdedos-mecanógrafa, ciudadana interesado, entusiasta de la compra de libros, voluntaria reacio, conductora de monovolumen, dadora de vuelta a los pancakes, bateadora con botón de repetición y recortadora de cupones”.

Stacy McAnulty

Y ya solo esa descripción tan divertida de si misma dice mucho de ella. Es una mujer muy activa que realiza muchos eventos y que hace visitas a escuelas, echad un vistazo a su web.

LA ILUSTRADORA

Joanne Lew-Vriethoff nació en Malasia y creció en Los Angeles. Consiguió su título en el Art Center College of Design de Pasadena trabajó en televisión

Después se mudó a New York trabjó en un estudio de diseño gráfico para clientes como la Universidad de Columbia.

Actualmente vive en Amsterdam donde se dedica a la ilustración, a la fotografía y a estar en contacto con la naturaleza. Viaja mucho con su familia, le encanta fotografiar arte urbano, montar en bicicleta a medianoche por Amsterdam, hacer buceo, soñar de día y coleccionar ilustraciones de libros.

Foto 4-3-19 15 02 32.jpg

Las ilustraciones muestran niñas felices, niñas riendo, niñas disfrutando del juego, descubriendo, haciendo deporte, sin estar pendiente de su aspecto o de lo que se hayan ensuciado. Haciendo todo lo que se supone que no deberían hacer. ¿Según quién y por qué?

Foto 4-3-19 15 02 21.jpg

Me hubiera encantado ser así de pequeña, os lo digo de verdad. Me encantaría haber tenido ese “Girl Power” y que hubiera sido compartido por muchas niñas de mi edad.

Si te gusta “Bonitas”, puedes encontrarlo aquí.

Foto 4-3-19 15 03 29

Puedes seguir la conversación aquí

Sígueme en FacebookSígueme en TwitterSígueme en Instagram

y si te gusta comparte

 

Anuncios

“Érase una vez una princesa que se salvó sola”, porque no necesitamos ningún príncipe

Un libro maravilloso que te atrapa desde la introducción, en la que la autora Sara Cano manifiesta su deseo de que este libro pase de moda y no sea eterno, muy al contrario de lo que todo escritor o escritora quisiera, porque espera que algún día este libro sea leído y todas las situaciones que presenta se vean como algo antiguo y lejano, porque entre todos y todas por fin hayamos escrito un cuento nuevo de verdad.

Foto 16-3-19 19 55 25

El nuevo libro de la colección “El Futuro es Femenino”, “Érase una vez una princesa que se salvó sola” es un libro juvenil con diez cuentos que hablan de situaciones injustas que viven las mujeres. Pero no solo se trata de mujeres, se incluyen historias con otro tipo de componentes, como la discriminación por raza u orientación sexual. En realidad estos relatos tienen un denominador común y es el machismo, y las violencias y discriminaciones que provoca.

Sigue leyendo

Barbie contra el #DreamGAP y los estereotipos de género

Seguramente hayas leído una noticia sobre un estudio que pone de manifiesto cómo los estereotipos de género limitan las expectativas de las niñas alrededor de los 5 o 6 años. Sobre esa edad, las niñas comienzan a pensar que son menos brillantes que los niños porque no relacionan la inteligencia con su propio género. Pero al mismo tiempo relacionan que las chicas consiguen mejores notas por su esfuerzo y constancia, no por su inteligencia. Algo que me parece tremendamente curioso.

2019-03-07 (1)

En muchos casos, en una misma familia, las normas de género influyen en la crianza, y se trata de diferente manera a niños y a niñas. A veces se favorece a un género por encima del otro en determinados aspectos (la hora de llegada es superior si eres un chico, por ejemplo), o se pide más colaboración en casa (las chicas deben ayudar más en las tareas domésticas), e incluso se limita su crecimiento y desarrollo, alegando que no se puede hacer tal cosa por ser niña.

Sigue leyendo

#Lecturitas: “Rosa Pionera, Ingeniera”, la fuerza de la perseverancia

El libro “Rosa pionera, ingeniera” forma parte de la colección de álbumes ilustrados “Pequeños Creativos” escrita por Andrea Beaty, para peques a partir de 4 años, en los que se anima a niños y niñas a explorar la creatividad, a ser perseverantes y a tener curiosidad científica a través de historias vinculadas con ingenierías, matemáticas, ciencia y tecnología.

Portada libro Rosa Pionera, Ingeniera

Estos libros se centran en la tendencia S.T.E.M., (science, technology, engineering y mathematics), que es una nueva tendencia educativa que llega para quedarse en los colegios. y se centra principalmente en la enseñanza de estas áreas, no solo para enseñar los conocimientos, sino también para su aplicación práctica en el día a día.

Sigue leyendo

¿Cuándo deben comenzar los peques a elegir su ropa?

¿Cuándo deben comenzar los peques a elegir su ropa?

Uno de los temas, como tantos otros, en los que la edad no debería ser una guía y en el que depende mucho del niño o niña en cuestión. Pienso que el límite se encuentra en el momento que la lían parda porque no quieren ponerse algo que ellos no han elegido y no les gusta, algo totalmente comprensible.

Luchar y enfadarse porque no quieren vestirse con una prenda que no les gusta y que ellos no han decidido comprar es absurdo y agotador. Seguro que si lo piensas fríamente concluyes que tener un mal rato en casa por esta razón no compensa.

La primera vez que pasó algo así en casa fue con un regalo. Un peto vaquero monísimo que le regalaron, que la primera vez se lo puso, pero que la siguiente al tenerlo puesto se negaba. No le gusta, no se siente cómoda.. ¡A saber! A la tercera vez que lo intenté, no se dejó ni ponérselo. Pues nada, ¡qué le hacemos!

Tengo que decir que no lo hace con toda la ropa, por eso sé que cuando no quiere ponerse algo, tiene sus razones, que deberían ser suficientes. Otras cosas le encantan y se las quiere poner todos los días, y hay que enseñarle que está en la lavadora o secándose, y la mayoría de las ocasiones lo entiende.

Como todavía es pequeña, muchas veces corremos el riesgo de comprar ropa cuando ella no está presente, sin su supervisión ni consentimiento. Recuerdo que yo odiaba que hicieran esto mismo, pero siendo ya más mayorcita, con once o doce años.

La mayor parte de las veces se conforma con lo que traemos, aunque suele resistirse a probárselo, como si no le interesara; Días después cuando procedes a probarle la ropa, es probable que le guste y se conforme, o que alguna de las prendas ni se la quiera probar. Exactamente igual que nos puede pasar a los adultos. Para eso está el ticket: se cambia o se devuelve y punto.

También diré, que yendo con ella de compras solo se fija en las cosas muy llamativas o con personajes de dibujos y/o superhéroes… Para comprar cosas más normales tienes que enseñarselo, y funciona darle varias opciones del mismo tipo de prenda, para que ella elija.

El Armario de Lucy

El Armario de Lucy

Permitir que decida qué zapatos se pone, darle a elegir entre varias camisetas o cambiar de pantalones cuando quiere ponerse otro y no el que has elegido, no me parece grave. No creo que sea maleducar, más bien toma sus propias decisiones y sale contenta a la calle. Así también le conocemos más, y esto ayuda a acertar cuando le compramos algo. Y nos facilita la vida una barbaridad.

Otro tema a parte es el momento de vestirse, que no es que se resista, que también, pero lo que peor llevo es lo de hacerse el peso muerto para que mamá o papá hagan todo el trabajo. Ella sabe vestirse solita, pero no le da la gana. Estamos trabajando en ello con mucha paciencia y tiempo.

¿Y si eligen algo que a ti no te gusta?

Pienso que cada uno tiene su estilo de vestir, y lo que a mi me parece una horterada y jamás me pondría, es perfecto para otra persona. Los gustos forman parte de la personalidad de cada uno, y obligarle a vestir algo que aborrece no contribuye a que desarrolle su propia imagen. También hay que pensar si quieres o crees que vas a poder cambiar su personalidad, eso que le hace una personita única.

Yo puedo decirle lo que pienso de una prenda, que me parece un color muy oscuro, que no me gusta la tela, que eso no sirve para ir al parque, etc… Y tengo que decir que aunque todavía es pequeña, comunicarse y razonar con ella funciona. Al final, la que se pone la ropa es ella. A mi no me gustaría que me obligasen a vestir según los gustos de otra persona. ¿Y a ti?

También, según nuestra experiencia, creo que al dejar que los peques decidan qué quieren ponerse, facilita que comprendan que tienen que vestir el abrigo para salir a la calle porque hace frío por ejemplo. Y si ellos mismo han elegido el abrigo, sus guantes o su gorro, se lo ponen de buen agrado. No deja de ser una negociación.

Si, Lucy tiene algunas prendas que no me convencen, vestidos con los que me parece que va fatal, momentos en los que preferiría que se pusiera otros zapatos, camisetas que pongo más abajo para que no se las ponga todos los santos días y por las que pregunta una y otra vez…. pero cuando elige su propia ropa ella va feliz y cómoda, y eso es lo más importante.

Hace poco decidí que solo discutiría a la hora de vestirse, si lo que lleva puesto no era adecuado al clima. Todavía recuerdo el día que quería salir en bragas y no había manera de convencerle, porque era verano y hacía calor, pero no para salir en ropa interior. Proponiéndole una prenda de sus favoritas, logré que se vistiera.

Lo sé, solo tiene tres años y más de uno y de una estarán pensando “ya verás cuando crezca”, pero dejarles elegir su propia imagen y estilo les permite expresarse, aprenden a hacerlo y mejoran su autoestima. Imponerles nuestro propio estilo o deseos en este tema cuando ellos quieren decidir no respeta su libertad ni su personalidad.

Y en serio, no es tan importante si no se visten como nosotros queremos.

¿Piensas que los peques deben decidir lo que visten?

¿O piensas todo lo contrario?

 

Puedes seguir la conversación en

Sígueme en FacebookSígueme en TwitterSígueme en Instagram