¡¡COLCHÓN AL SUELO!!

Vaya veranito hemos tenido… ¡No hemos parado! Y es que cuando no es una cosa es la otra, y el desarrollo de Lucy hace que nuestra casa tenga que sufrir cambios una y otra vez porque las necesidades en cada momento son diferentes y nos creemos que ya está solucionado, pero no.

Creemos que por fin hemos terminado con el problema de la cama y es lo que voy a contar hoy, porque hemos tenido varios cambios en toda la casa desde que Lucy nació. Hemos dado mil vueltas a todo porque todo lo primerizos que no hemos sido con la lactancia o la alimentación, lo estamos siendo logísticamente.

Como ya os conté, no utilizamos la cuna de colecho. Lucy y yo dormíamos en la cama de matrimonio muy agustico. Súper Papá no duerme con nosotras porque los micro despertares de Lucy, que a mi me despiertan décimas de segundo hasta que coge el pecho, a él le despertaban el resto de la noche, le era completamente imposible volver a dormirse y él si madruga para trabajar. Así estuvo dos meses hasta que decidimos que se fuese a la “habitación de Lucy”, subió un colchón que tenemos en el trastero y así estuvo un tiempo hasta que subió el somier y acondicionamos la habitación para un largo período y no como algo transitorio.

Por otro lado tuvimos que poner la cama de matrimonio contra la pared y unas barreras de seguridad porque Lucy ya no es un bebé chiquitito e incluso durmiendo da muchas vueltas peligrosas.

¿Conseguimos asegurar el perímetro? Pues si, hasta que Lucy comenzó a gatear. En ese momento, dejarla dormida en la cama y realizar quehaceres domésticos se convirtió en deporte de riesgo y es que, aunque tengas un buen intercomunicador, hay veces que los bebés se despiertan y no lloran, hay veces que se ponen a gatear por la cama en vez de avisarte de que ya no duermen, y hay veces que por muchas barreras que pongas y por muchos obstáculos que inventes en la cama, los bebés aventureros se los saltan y se llegan a caer de la cama. Y a parte del susto, del llanto de todo el mundo, de un mal rato terrible, y de lo peligroso que es tener una mala caída, te juras que no va a volver a pasar. Así que tienes que buscar la manera de solucionarlo: ¡Colchón al suelo!

La cama de matrimonio, en la que Lucy y yo dormimos desde el principio tiene un canapé lleno hasta los topes. Desmontarlo y poner el colchón en el suelo no es una opción. Pero la otra cama solo tiene somier y encima está en la habitación original de Lucy. Era mucho más fácil mudarnos de habitación, quitar muebles peligrosos y crear un espacio para ella, para que pueda descubrir y moverse sin peligro, un espacio que llevaba mucho tiempo rondándome la cabeza y que veo tan importante y esencial para su desarrollo y autonomía que estoy feliz y contenta de que hayamos encontrado esta solución. Un espacio Montessori. Pero esto lo cuento en otro post.

Ya no tenemos televisión, no tenemos baño integrado y no tenemos el cambiador al lado como en la otra habitación, pero no importa, porque Lucy tiene sus juguetes a mano, su habitación decorada para ella y la opción de acostarse o levantarse cuando quiera. El peligro de caerse de la cama ha desaparecido y nosotros vivimos más tranquilos.

Lucy bajando de la cama después de la siesta

 

Lucy tiene controlado lo de subir a la cama, y baja muy bien sola (después de haberla enseñado cómo hacerlo, aprendió en dos días), aunque se ha esmoñitado un par de veces, pero nada que ver ni por asomo con los golpes que se daría cayendo de una cama normal.

¿Cómo dormimos en el suelo? Los primeros días era un cachondeo. Tener los juguetes a la vista y tan a su alcance provocaban deseos irrefrenables en Lucy que no entendía bien el cambio de cama y solo veía diversión y juerga hasta las dos de la mañana. Una vez realizado el cambio dormimos genial y yo me permito el lujo de levantarme después de dormir a mi hija para ver una serie o una película con mi marido sin peligros. ¡Esto es vida!

Mucha gente no entiende los cambios que hacemos en casa, no concibe que los padres no durmamos juntos y creen que si hubiésemos acostumbrado a Lucy a dormir en cuna en vez de hacer esa “modernez del colecho”, nos ahorraríamos todos estos cambios. También son los mismos que no tienen que despertarse a dar el pecho a mi hija o que no tienen ni idea de lo que supone la lactancia y lo beneficioso que es para ambas dormir juntas.

Puede que tampoco comprendan la importancia de dar a Lucy autonomía y libertad de movimientos, en darle su espacio en una casa que también es suya.

La cama de Lucy en su habitación remodelada

 

Todos estos cambios: mueve cuna, desmonta cuna, sube colchón, cambia cama, sube somier, baja somier, mueve mueble, mueve cama con canapé lleno de mil cosas… Se los ha chupado Súper Papá prácticamente solo, porque nosotros hablamos conjuntamente de los cambios, y él los ejecuta aprovechando nuestros paseos. Hace todo lo que está en su mano para que Lucy tenga todo lo necesario y estemos cómodas. Gracias Súper Papá.

¿Cómo tenéis organizadas las camas haciendo colecho?

¿También hicisteis la “locura” de poner el colchón en el suelo?

YA CINCO MESES DE AMOR CON LUCY

Este mes Lucy ha experimentado muchos cambios y altibajos.

Nosotros no pasamos por la crisis de los 3 meses pero parece que hemos tenido la crisis de los 4 y medio. Han sido casi dos semanas de locura en las que Lucy estaba muy quejicosa y enfadada con el mundo. No se dejaba cambiar el pañal, no se dejaba cambiar de ropa ni vestir, ha liado unas durante el baño de berrinches tremendos y suspiritos al final del mismo, no podía estar ni un segundo en el carro, por lo que tampoco me dejaba hacer mucho a mi, ni ducharme casi. Tampoco se quedaba durmiendo solita, o dormía con ella o no dormía y se despertaba cien veces, así que ha estado con sueño y mala leche perpetuamente. Además el calor repentino que ha aparecido, ha empeorado la situación… También ha estado mucho más apegada, sobre todo conmigo. No quiere estar en brazos desconocidos y para ella todos son desconocidos menos su papá y yo. No sabemos por qué, pero no le gusta nada que salga a la terraza a tender y se pone a llorar. A mi me da la impresión por la expresión de su cara, que le da miedo.

Pero como dice @deprofesionmami: “igual que vino se irá” y por fin ha pasado, nuestra Lucy vuelve a ser ella misma, a sonreir y a estar tranquila.

Cada mes aumenta su movilidad y jugando con Súper Papá se apoyó por primera vez con los brazos estando boca abajo. También estando sentada se descubrió un pie y queria bajar la cabeza para comérselo. Ya se coge los dos como si nada, pero no tiene ganas de llevárselos a la boca por ahora. Seguí los consejos de @papislocos y empecé a estimular a Lucy, ya que soy un poco pánfila y estoy un poco verde. La puse boca abajo y con un sonajero la llamaba por detrás. Ese mismo día se dió la vuelta. Estando boca arriba se da la vuelta con bastante dificultad. Por ahora se sienta sola aunque hace mil intentos. Ha descubierto que puede irar las cosas desde otra perspectiva y ladeo el cuerpo y la cabeza para ver las cosas tumbadas, es muy gracioso.

lucy boca abajo

Ya espacia más las tomas de pecho por lo que también duerme menos. Tiene muchísima curiosidad por la comida, cosa que antes no existía. Coge todo lo que pilla y se lo lleva a la boca. Ha lamido y chuperreteado plátano, pan, piña… Sabemos que la lactancia materna debe ser exclusiva hasta los seis meses, pero también sabemos que es bueno que tenga curiosidad por la comida y que si existe, no debemos negarle la posibilidad de descubrir y experimentar dentro de los razonable.

Sigue durmiendo genial por las noches, por lo que sus papás también dormimos genial. El colecho y el pecho hacen que las noches pasen prácticamente sin desvelos. Incluso con la crisis de crecimiento que hemos tenido y los cambios de comportamiento, la noche y el sueño lo ha respetado. Lo que si he notado es que va cogiendo horarios: se duerme sobre las 23:00- 23:30 y se despierta sobre las 8:30- 9:00, que no está nada mal.

Las legañitas del ojo izquierdo que tenía al principio casi han desaparecido, aunque sigue teniendo costra láctea.

Los dientes siguen empujando. Hay días mejores, pero también los hay que lo pasa fatal. Le ponemos Paracetamol en las encías para que lo lleve mejor.

Le encantan los juguetes. Es capaz de estar un buen rato distraída ella sola, cogiendo, mordiendo y tirando sus juguetes, estando yo cerca, o mientras coloco cosas. La pongo en la cama con cojines alrededor, y ella se rie, habla por los codos y sonríe cuando la preguntas que hace. Es un amor.

lucy feliz con sus juguetes

Los paseos también han cambiado. Antes se quedaba dormida en seguida y ahora no se duerme, y es más que posible que en algún momento reniegue del carrito y haya que portearla de vuelta a casa.

lucy de paseo

Cada día está más grande, ya pesa 8,500 kg y no sabemos lo que mide, pero yo tengo la impresión de que ha dado un estirón considerable. Ya utiliza la talla 4 de pañales. Tiene menos cara de bebé y más de niña. ¡Qué rápido crecen!

Ha sido un mes muy intenso y ha habido momentos duros en los que la paciencia debe ser infinita. Menos mal que Súper Papá y yo hemos leído mucho y hemos detectado la crisis, lo que nos ha llevado a tomarnos las cosas con más calma, Lucy no estaba así porque ella quería.

Vivir cómo crece Lucy tan de cerca es increíble y emocionante, son momentos únicos los que nos regala cada día.

lucy con su peluche Paul

Otros meses de Lucy:

El Primer Mes de Lucía

¡¡Mi Niña Tiene Dos Meses!!

Los Tres Meses de Lucy

El Cuarto Mes de Lucy

Mi Primera Foto Embarazada- 37 Semanas

Ya hemos llegado a la semana en la que el parto puede desencadenarse en cualquier momento y estaría dentro de lo normal. ¡Qué ilusión y qué ganas de verla ya!

Creo que desde hace unas cuantas, ninguna semana está siendo fácil:

  • Por las noches no duermo, me activo como un búho. Luego me acuesto por la mañana y me levanto tardísimo, por lo que no puedo hacer nada de nada. Después de comer, la siesta no me la quita nadie y es más contraproducente si cabe. Tengo un lío de horarios que me hace estar cansada y agotada…
  • Tengo la espalda hecha un nudo marinero. Me cruje por todos lados y ya me da miedo ir al osteópata o al fisioterapeuta por mi avanzado estado. He encontrado un centro de pilates específico para embarazadas que tienen camillas especiales para masaje, así que llamaré porque veo necesario que me crujan un poco…
  • Las piernas se me hinchan, y la barriguita (ya barrigón) me duele y me tira… Es muy incómodo tumbarme de ambos lados y boca arriba me despierto muchas veces, pero luego la espalda me mata…
  • Y seguimos con las contracciones. No aumentan en cantidad, pero las poquitas que me dan son más fuertes. Por la noche es cuando más se animan a aparecer.
  • No siento ganas de orinar todo el tiempo, pero si una presión en la parte del pubis exagerada.

Hace 37 semanas que estoy embarazada. Lo sé desde hace poco más de 7 meses, así que esta fotografía es de ese entonces.

Es alucinante el antes y el después, ¿verdad?

 37 semanas

Sigue leyendo

Cambios y más cambios en la Semana 36

Si enumerase todos los dolores, incomodidades y cambios que he sufrido en estas 36 semanas, y cómo han ido evolucionando y mutando, no terminaría nunca.
Cuando alguien me cuenta que durante el embarazo no tuvo ninguna molestia quiero pensar que no se acuerda realmente, que es verdad cuando dicen que cuando tienes a tu bebé en brazos se olvida todo y que malestares a parte, merece la pena todo por el bebé y la nueva vida.
Eso quiero pensar al menos… Porque si no es así, yo debo ser muy debilucha y quejica.

Sigue leyendo

App de Embarazo

No he hablado ni he comentado nada sobre una aplicación que me acompaña desde antes del principio del embarazo.

Me descargué unas cuantas cuando Super Papá y yo estábamos buscando a nuestra hija y la verdad es que no recuerdo si era gratuita o no. Creo que había una versión gratis y yo pagué lo poquito que costaba, porque finalmente la que más me gustó y la que más completa me pareció fue esta.

Se llama “Embarazo+” y me gusta porque sobre todo no es de ninguna marca de productos para bebé, que esas suelen soltar muchas tonterías…la foto

Entre otras cosas puedes encontrar:

  • Una cuenta atrás hasta le fecha del parto.
  • Consejos diarios: Muy interesante. Consejos de embarazo, parto, posparto. Incluso consejos sociales.
  • Explicación semanal: Te avisa que has entrado en una nueva semana, te dice lo que mide y pesa tu bebé (aproximadamente), te muestra una foto del aspecto que tienen con ese tiempo, es muy bonito ver como va creciendo. Te habla de los cambios del bebé, de los cambios en tu cuerpo, te da consejos de salud y también información para tu pareja que me encanta, porque suele ser todo para que te mimen y te cuiden…
  • Blog diario: Está en inglés pero merece la pena verlo porque tiene una visión de partos naturales muy europea y avanzada. Buena información.
  • Imagen de la semana: Te muestra fotografías de escaner y 3D de como sería tu bebé. De nuevo vas viendo como crece tu bebé, aunque no sea el tuyo.
  • Tamaño del bebé: Por semanas va comparando su tamaño y peso con una fruta u hortaliza. Es gracioso y además te puedes ir haciendo una idea. Cuando supe que estaba embarazada mi bebé era un grano de arroz y ahora es una calabaza de invierno… 🙂
  • Puedes ir apuntando tu aumento de peso y ver la gráfica que te lo indica.
  • Tiene una aplicación para señalar cuando da pataditas, lo que pasa es que llegada según que semana, es imposible contarlas.
  • Tiene una aplicación para calcular el inicio de las contracciones y el tiempo entre una y otra. Esta ni la he utilizado todavía.la foto (1)
  • Tiene una lista de lo que necesitas de equipaje para el parto que te da ideas, porque las primerizas solemos estar muy perdidas en ese tema…
  • Y una cosa que me encantó, si no la que más, es que tiene una aplicación para que señales las opciones que quieres para tu plan de parto. Salen opciones como dar a luz en casa o el acompañamiento de una doula. A mil años luz vamos.
  • Tiene un calendario para las citas, uno de tareas, una lista de compras, una de teléfonos importantes y otra de nombres de niño o de niña… Yo estas no las utilizo mucho la verdad

Pero las otras me parecen imprescindibles para conocer si tus cambios son normales, que le pasa a tu bebé, cuando empieza a oirte… Me parece una manera de tener información diaria y semanal sobre el embarazo en general que nunca viene de más y que además se puede compartir en las redes sociales.

Recomiendo a todas las embarazadas que si no es esta, que sea otra, pero que utilicen alguna aplicación durante su embarazo.

La importancia de la tribu y las embarazadas

Desde que supe que estaba embarazada han pasado unos cinco meses y después de la alegría normal del principio, de las felicitaciones y los buenos deseos, te das cuenta del poco caso que te hace todo el mundo.

A lo mejor el problema es que estando embarazada, estás feliz y contenta. Todo te parece bonito y te hace ilusión, y por supuesto esperas que el resto esté igual de azucarado que tu. No se si por las películas, los anuncios o la sociedad, piensas que todo el mundo se alegra por ti y que están pendiente de todo lo que te ocurra. De la ropita que compras, de las cosas de la habitación, la cunita… Pero en realidad muy poca gente te hace caso, son más los comentarios negativos que positivos, muchas críticas más que consejos y todo empieza a cambiar.
Llego a la conclusión que aunque yo no hay cambiado, algo ha cambiado en mi vida y el resto no tiene por qué cargar con ello. No es lo mismo quedar con tu amiga delgada y con ganas de fiesta que con una embarazada que se cansa andando, con la que hay que buscar cada hora un baño y que no puede beber alcohol. Yo entiendo que ahora mismo soy un coñazo para según que planes, pero a mi tampoco se me ocurre acudir a según que eventos por la misma razón. Un café o una tarde de compras no entrañan ningún riesgo.
Da la impresión de que hay gente que ha desaparecido, gente con la que tenías relación. Parece que has pasado a un segundo plano y ya no concuerdas con la vida que ellos tienen. Ni siquiera te preguntan como estas, aunque estás embarazada.
Por no hablar de el monotema “embarazo-parto-lactancia”. Para el resto no es un tema interesante, y los que quieren hablar del tema es para criticar tu posición por no entrar en el mismo saco que todo el mundo, por lo que es mejor no hablar de ello. Pero sigo siendo la misma persona, puedo seguir hablando de las mismas cosas que hablaba antes, no se me ha batido el cerebro.

info dondde se ha metido todo el mundo

Por suerte si que hay amistades y familiares que te tratan igual que antes, e incluso mejor porque conocen tu estado y saben que necesitas más cariño y más atención porque estas sufriendo muchos cambios que aunque tengas apoyo, vives y padeces tu sola. ¡Y qué narices! Necesitas atención, necesitas a tus amigas con las que te ries tanto, necesitas que te digan que estas divina aunque tengas encima 8 kilos más, y necesitas que te cuenten su vida, las cosas que les pasan…

Aunque tu vida haya dado un giro y estés a otras cosas no dejas de ser una mujer, una persona, una hermana, una amiga… Y lo peor es que el bebé no está aquí todavía… ¿Será peor cuando llegue? Alguien me ha dicho que más sola me voy a encontrar… Supongo que en estos momentos te das cuenta de quien está en todas y quien no.