Desayunando y Merendando “Heavenly Tasty Organics”

Resulta que Lucy se ha convertido en una catadora de primera y la marca irlandesa “Heavenly Tasty Organics”, nos ha pedido probar sus productos 100% orgánicos.

Esta marca nació por la necesidad de una madre, su fundadora, de dar lo mejor a sus hijos y de facilitar alimentos adecuados a sus alergias. A veces es muy complicado encontrar alimentos para niños y bebés que sean sanos y no tengan mucha azúcar, y si sufren algún tipo de alergia es casi misión imposible.

Me gusta porque conocen la importancia de los 1.000 primeros días de un bebé en cuestión de alimentación, sus productos están recomendados a partir de los 6 meses respetando la lactancia exclusiva y utilizan superalimentos como el amaranto, la leche de coco, la col rizada, el mijo o las espinacas, que contienen alta concentración el proteínas, vitaminas y algunos son únicos por la cantidad de calcio, hierro, magnesio o potasio que contienen.

productos_heavenly_tasty .jpg

Los productos que hemos recibido de “Heavenly Tasty Organics”.

Como son productos orgánicos y naturales, sin azúcar ni sal añadidos, sin colorantes ni aromas artificiales hemos accedido a probarlos encantadas y esta última semana hemos estado desayunando y merendando con sus cereales y barquillos. La presentación de cada uno facilita que Lucy pueda comer solita y ha hecho buen uso de ellos.

Estas galletas/barquillos contienen frutas y vegetales orgánicos mezcladas con granos de cereal ancestrales. Los puedes encontrar de dos sabores: Espinaca, manzana y col y Calabaza y plátano.

yummy_waffer_wisps_bol.jpg

Los envases de “Yummy Waffer Wisps”.

Son barquillos muy ligeros y crujientes con una textura bastante novedosa y fácil de gestionar para Lucy. Para un adulto acostumbrado a comer productos con un 25% de azúcar no tienen un sabor explosivo, pero si concentrado, saben a los ingredientes de los que están hechos. A Lucy le encantan y para mi son adictivos. Se presentan en bolsitas de 3 barquillos y tienen una marca en el centro para partirlos y facilitar que los bebés puedan cogerlos. Son geniales para llevarlos en el bolso y también para sustituir por algo más sano la galleta que Lucy me pide a media mañana.

yummy_waffer_wisps_lucy.jpg

Son unos cereales con forma de anillo que contienen ancestrales granos de alforfón y amaranto, mezclados con frutas orgánicas naturales. Sin añadidos, ni siquiera azúcar o sal. Los puedes encontrar con sabor a Manzana o Plátano. Estos cereales están recomendados para mayores de 10 meses, supongo que porque un bebé más pequeño no puede hacer la pinza con los dedos y cogerlos por si mismo ya que están considerados como “finger food”, algo que a Lucy últimamente le encanta, aunque también se pueden tomar con leche. Por supuesto, los hemos probado de ambas maneras.

happy_halo_bites.jpg

Lucy probando los “Happy Halo Bites” con y sin leche.

Nosotras tenemos los Happy Halo Bites de Plátano. Son livianos y nada empalagosos, saben realmente a plátano y Lucy los devora. Coge varios en la mano y se va a jugar mientras los come. Con leche también los come muy bien, pero creo que secos le gustan más, y al ponerlos en un platito para que ella se sirva en el #LucyBuffet que está todo el día abierto, los pica a todas horas. Tienen un cierre en zip para que se conservarlos mejor.

Este preparado contiene fruta orgánica triturada con base de leche de coco y un chorro de zumo de limón. Sin añadidos, ni siquiera agua o azúcar. Dos sabores a elegir: Mango, Manzana y Plátano de Leche de Coco y Fresa, Manzana y Plátano de Leche de Coco.

Las que seguís mi blog sabéis que Lucy nunca ha tomado purés, ni potitos y que desde el principio he cuidado mucho su alimentación. Este tipo de producto no me suele gustar porque suelen tener mucho azúcar, más el que le añaden, pero al no tener azúcares añadidos hemos decidido que por tomar uno de vez en cuando, no pasa nada. Prácticamente es una compota con zumo de limón, sin conservantes ni colorantes. Es mejor tomarse una pieza de fruta, pero este producto no es una guarrada azucarada como tantas otras.

Se debe mantener en un lugar seco y fresco, y una vez abierto hay que guardarlo en la nevera hasta 48 horas, pero Lucy se los come de una sentada y con bastante destreza por cierto.

lucy_probando_coconut_squishies

Lucy probando un “Coconut Squishies” con el meñique tieso.

No conocía esta marca y nos ha gustado mucho su promesa. Ojalá más marcas tuvieran claro que la alimentación de los niños es importante y que deben ayudarnos a cuidarla. ¿Y Lucy? Lucy tiene ahora mismo la boca llena, así que creo que está de acuerdo conmigo.

Ha sido un placer probar estos productos, porque yo no le doy nada a Lucy sin haberlo catado antes, y los cereales Happy Halo Bites son nuestros favoritos. Los venden en El Corte Inglés así que iremos a comprarlos. También se pueden comprar en su tienda online.

¿Qué snacks “para llevar” utilizáis?

 

Anuncios

Pautas del pediatra de Lucy para la alimentación complementaria

Llegan los 6 meses de Lucy y ya en la revisión de los 4 meses nos dieron la hojita con las pautas a seguir para la Alimentación Complementaria. Y ahora que lo pienso, este post debería titularse “Pautas que me paso por el forro…”.

Comenzaré diciendo que algunos pediatras deberían reciclarse, actualizarse, y sobre todo tener en cuenta a los bebés que siguen tomando leche materna, los que no toman biberón ni saben lo que es, ni tienen por qué tomarlo, los que no necesitan cereales de farmacia “ni para dormir ni para crecer”, y sobre todo a las madres que como yo, no quieren ni tienen la necesidad de sustituir tomas de pecho por biberones de fórmula y/o cereales, ni quieren abandonar la lactancia materna. Y digo esto porque mi pediatra escribe las pautas claramente dirigidas a bebés que no toman pecho a demanda, como si no existieran.

También me da la sensación de que cuando una enfermera/ pediatra te da una hoja de estas características, parece que está sentando cátedra, que tiene la verdad absoluta y da por hecho que vas a seguirla al pie de la letra. Yo la he guardado para escribir este post. 😉

Tengo que decir para informar debidamente que la OMS recomienda LME (Lactancia Materna Exclusiva) hasta los 6 meses de vida, por lo que esa prisa por incluir papillas o cereales a los 4 meses no está recomendada.

El pediatra de Lucy empieza diciendo que la introducción de nuevos alimentos conlleva una reducción de tomas de leche, y un cambio de el biberón a la cuchara (¿veis como la leche materna la obvia?). Esto es falso. El alimento principal de un bebé hasta el año de edad debe ser la leche y la AC se debe ir incluyendo poco a poco, dando a probar al bebé, dejando que conozca nuevas texturas y sabores.

Evidentemente el cambio de “biberón a cuchara” se refiere a el utensilio que utilizarán los padres para alimentarles, y a las papillas y purés como ese alimento que sustituirá a las tomas de leche. Pero existe un mundo más allá en el que Lucy se sienta en la trona y le pones un trozo de pan o un gajo de naranja y se lo come, un mundo en el que ni su madre ni su padre piensan embucharla a purés, un mundo en el que ella comerá lo que quiera a su ritmo y a su gusto.

Después de la orden de cambiar de biberón a cuchara que a mi me indigna, hay toda una retahila de gramos, porciones y horarios para ofrecerle distintas frutas y cereales de farmacia, y una lista interminable del tipo de verdura a añadir y en que orden… Me da una pereza terrible, porque lo adultos no comemos así, con tanta medición y tanta vaina.

Además me he informado durante muchos meses y eso de “no dar un tipo de fruta o huevo hasta X mes” es absurdo. Si tiene alergia a algo lo va a tener igual, y la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergia y Asma Pediátrica dice que cuanto antes incluyas en la alimentación los alimentos alergólogos, menos problemas tendrán con ellos. Entonces, ¿a quién hago caso?

Además el pediatra permite la introducción de la leche de vaca y yogures a los 9 meses, cuando en teoría no deben probarla hasta el año por las proteínas que lleva, que son demasiadas para un aparato digestivo inmaduro todavía al que le pueden provocar hasta micro roturas intestinales. Nada de leche de vaca, ni yogures ni quesos hasta los doce meses, y menos en nuestro caso que tenemos la sospecha de que Lucy es APLV. Y esto incluye esos potitos y yogures “especiales” para bebé a partir de 4 meses que llevan leche también y que los fabrican “expertos en nutrición infantil”.

Más de lo mismo con el huevo, según el pediatra de Lucy la introducción del huevo se debe hacer por partes y a partir del noveno mes: primero media yema de huevo cocida, una vez cada semana durante tres semanas y a la cuarta semana la yema entera, una odisea… La clara a partir de los once meses con los mismos tiempos que la yema. Alguien debería decirle a esta pediatra que no se puede separar la yema de la clara completamente nunca. La clara que es lo que suele dar más alergia se pega a la yema, así que aunque la cuezas seguramente algo caiga. Mi manera de hacerlo será en una tortilla francesa y dándole un trocito para probar, o a lo mejor le hago algún rebozado, y si Lucy quiere y puede gestionar la textura.

Lo de la nutrición infantil y la AC está resultando como el tema de los partos. Resulta que no es todo como lo pintan, sigue habiendo mucha desinformación entre los profesionales, y se siguen practicando y recomendando prácticas obsoletas. Me doy cuenta que también he tenido que estudiar e investigar para elegir con mi propio criterio qué hacer también respecto a la AC y en el camino me he encontrado con muchas cosas que se desconocen y que se siguen haciendo.

Ya conté en los seis meses de Lucy, que nuestra intención es hacer BLW (Baby Led Weaning), nada de papillas ni cereales de farmacia: Lucy hará alimentación autorregulada.

¿Qué indicaciones os sorprendieron respecto a la AC?

¿Pensáis que las pautas de los pediatras están demasiado medidas al milímetro?

Puedes seguir la conversación aquí

Sígueme en FacebookSígueme en TwitterSígueme en Instagram

y si te gusta comparte

 

EL CUARTO MES DE LUCY

Empezamos este cuarto mes con la sospecha del crecimiento de su primer diente: un colmillo. Ha tenido días de mucho babeo y de morderlo todo, pero parece que el diente no termina de salir. No le gustan los mordedores de silicona, le hemos comprado dos diferentes y ni caso… En contra de nuestras creencias intentamos darle un chupete, porque no era cuestión de que sufriese si algo la calmaba, pero no lo quiso, no sabe ni lo que es. A veces le hemos dado una gotita de Paracetamol con el dedo pasándoselo por las encías y le calma bastante. Pasó un par de noche malas y se despertaba llorando, pero ahora si le ocurre le damos el remedio, aunque han sido unas cuatro veces, no la drogamos por sistema.

Estos son los grandes hitos de este mes:

14-03-2015: Tuvo otro cólico. Culpa mía porque comí algo que no debí haber comido. El día anterior comí fuera así que puede haber sido varias cosas… Se despertó por la noche con el llanto inconfundible… Solo ha pasado dos veces desde que empecé con la dieta exenta en proteína de leche de vaca, pero me siento fatal porque es culpa mía. Espero que no vuelva a pasar.

15-03-2015: El trancazo de la muerte. Cogió frío y a estado casi tres semanas con moquetes. No ha tenido fiebre pero si hemos pasado unas noches malas porque Lucy se despertaba tosiendo y hasta vomitando de la saturación de mocos… Mi angelito… Le compramos PranaBebé Bálsamo Respiratorio fabricado con abeto, ya que el eucalipto es perjudicial para los bebés y no se les debe poner el Vicks Vaporub de toda la vida (hasta los 3 años no es recomendable). Yo creo que algo le alivió, pero Súper Papá dice que no le hizo nada. Y por supuesto los lavados nasales que la despejan una barbaridad. Da una penita verla respirando con dificultad, con los ojos llorosos y hasta arriba de moquetes… Ha estado casi tres semanas así.

16-03-2015: Aprovechando los mocos de su primer trancazo, aprendió que tiene distintas tonalidades. Vamos, que ha descubierto su flema sexy y modula la voz a su antojo. Ahora los grititos que da son muy variados y a ella le encanta hacerlos, da igual que sea la hora de la siesta o las cuatro de la mañana… Súper Papá y yo nos reímos mucho porque es graciosísima.

18-03-2015: Vio por primera vez un gato y mira que nosotros tenemos cinco, ha tenido que ver primero al de su tia Candy, un gato negro que se llama Poly. Se ha quedado alucinada. Antes aunque lo tuviese al lado, no se fijaba.

21-03-2015: Lucy ha tenido su primer contacto con uno de nuestros gatos, Chinchetita. Incluso la ha tocado, la ha apretado con la manita un montón como hace con todo, pero es tan buena que se ha dejado y no ha dicho ni pío.

22-03-2015: Ha tenido su primer contacto con Boo. La ha tocado mientras estaba encima mía. Boo no se ha dado cuenta de que la que estaba tocándola y tirándola del pelo era Lucy hasta que se ha dado la vuelta y la ha visto. Es una gata un poco arisca aunque últimamente mucho menos, pero ha reaccionado bastante bien: ha puesto una cara rara y se ha ido corriendo. Ni bufidos ni nada. Vamos bien.

22-03-2015: Volcó un tupper con comida. Yo me confío porque todavía es pequeña pero ya va hacia las cosas para cogerlas y las engancha perfectamente. Tanto que los macarrones que me estaba comiendo volaron y nos cayeron encima a las dos…

24-03-2015: Ha descubierto el teclado del ordenador. Le da unos porrazos enormes. Ella también quiere escribir en el blog…

28-03-2015: De repente ha empezado a hacer una especie de gargaritas cuando tiene sueño. Cuando va en el carro las hace para dormirse. Son más graciosas…

29-03-2015: El misterio del arañazo. Lucy amaneció con un arañazo bastante escandaloso. La noche anterior se durmió en mis brazos y al cambiarla de posición a trasluz entre la oscuridad vi como le salía un hilillo de sangre. Lo primero que pensé es que había sido por algo de mi ropa, una cremallera o algo parecido, y claro, la culpabilidad de madre sale a flote, (qué mala es la puñetera), pero un par de días después apareció otro y descubrimos que era por una uñita mal cortada… Que la culpabilidad ahí sigue, pero no es la misma… Por suerte parecía más de lo que era y los tiene prácticamente curados.

El Arañazo Escandaloso

El Arañazo Escandaloso

29-03-2015: Ha aprendido a hacer pedorretillas. Pero de aquella manera, las hace solo con los labios y se babea más que otra cosa, pero se siente súper mayor cuando las hace.

02-04-2015: Ya no tiene pelitos en las orejas, este es el día en que me di cuenta que habían desaparecido, no es que esté todo el día mirándolo preocupada. Nació con ellos y bromeábamos diciendo que era un hobbit (que mala gente somos) pero ya no los tiene.

06-04-2015: Le pusieron las segundas vacunas, las de los cuatro meses. Lo pasó mejor que la primera vez.

Este mes el cambio también ha sido muy grande, la movilidad ha aumentado considerablemente y aunque todavía no se da la vuelta ni se sienta, si se pone de lado y se mueve, y cambia de posición con mucha soltura. Cambiarle el pañal ya no es tan fácil como antes.

Hay que tener mucho cuidado con ella porque estando tumbada, aunque sea totalmente, levanta la cabeza queriendo incorporarse. No digamos ya si está medio sentada en la cama con cojines o en el carro. En más de una ocasión lo ha logrado apoyándose con los brazos en los lados. Súper Papá dice que no tardará en sentarse y yo pienso lo mismo.

Mantenemos conversaciones e imita los sonidos que la hacemos. Entre los grititos, las modulaciones de voz, las pedorretas y las gargaritas, tiene un sin fin de “cosas que decir” y cuando hablo en su idioma se emociona y contesta. Imita el sonido que yo hago después. Es completamente alucinante y son momentos únicos.

IMG_1257

En el coche está mucho más tranquila. Nunca le ha gustado que la pusiéramos en el asiento, pero con suerte se dormía en seguida. Ahora cuando la montamos en el coche puede quedarse despierta, mira por la ventana, juega con algún juguete o tiene a su madre al lado haciéndole cucamonas, por lo que aguanta genial. Eso si, el sol la trae por la calle de la amargura, así que Súper Papá ha ido a tintar las lunas traseras del coche (más majo…), pero todavía no las hemos estrenado.

Hace menos caca y con horario diferente. Es normal con lactancia materna que haga menos, pero a mi lo que me fastidia es que a partir de las doce de la noche hace como tres cacas. Se puede dormir y despertarse al rato para hacerlas. Así nos tiramos hasta las tres de la mañana cambiando pañales. Este ritual lo hacía antes por la mañana que nos venía mucho mejor.

Se le notan los cambios de sueño. Quiere menos que antes dormirse y se duerme con más dificultad. Nos dormimos muy tarde y también nos despertamos tarde. Ya no le gusta eso de tumbarnos juntitas con la teta, tiene que ser conmigo sentada, con el consiguiente peligro de que se despierte cuando la tumbas. Estos últimos días lo que hago es tumbarla a mi lado, oscuridad y silencio, y yo cierro los ojos. Ella está a mi lado, juguetea un rato, hace sus gargaritas y desde abajo se tuerce para mirarme a la cara. Como ve que tengo los ojos cerrados, se coge a la tetita, la suelta…. Y así hasta que se queda frita. Me ha funcionado tres días por ahora, y por lo menos uno de ellos estoy segura de que me dormí yo antes que ella… También me sorprende que se quede dormida de paseo en el carro con tanta facilidad, o mientras me ducho. Ya se ha dormido dos veces ella sola mientras yo la miro asombrada desde la ducha.

IMG_0792

A la hora de comer es muchísimo más rápida, incluso ella sola coge la teta antes de que yo reaccione. Qué bonita es. No tiene curiosidad por nuestra comida todavía y es normal que no la tenga. En el pediatra nos dieron pautas para la AC (Alimentación Complementaria), las cuáles están claramente dirigidas a bebés que toman biberón y en las que se señala que debería darle cereales (con cuatro meses, ¿estamos locos?), pero no pienso hacerlo. Lactancia Materna Exclusiva y a demanda como dice la OMS hasta los seis meses.

Pesa 7, 650 kg, 3,850 kg más que cuando nació y mide 63 cm, 12 cm más que cuando nació. Está en percentil 99 y más bonita que nada. Ha vivido 121 días fuera del útero.

Estos días de Semana Santa que ha hecho tan buen tiempo, hemos aprovechado mucho para salir a pasear con el carro. Va muy tranquila y con muchisma curiosidad. La he dado el pecho en el parque y le encanta mirar alrededor, incluso un día estuvo viendo cómo jugaban unos niños al fútbol y se reía.

Lucy sabe lo que es un móvil y que la estás grabando o haciéndole una foto. Hay que engañarla para que no se ponga seria cuando ve uno, porque si no, no hay manera de cogerla en pleno apogeo haciendo nada… Aún así, algo hemos conseguido…

Me encanta darle besitos y mordisquitos en sitios y que ella se ría y suelte carcajadas y grititos. Me encanta mirarla y que esté mirándome ella a mi, calladita, esperando a que yo mire para sonreírme. Me encanta cogerle las manitas y darle besitos despacio en la cara, y que ella se deje. Me encanta que se ría y se le arrugue la naricilla. Me encanta que esté al pecho y ladee la cabeza para mirarme, se ría y busque otra vez el pecho como escondiéndose…

Crece a toda velocidad. Da la sensación de que si no estás atenta, te pierdes algo.

¡Ah! Y Súper Papá y yo la queremos cada día más, y creemos que ella crece feliz y sabiendo que la queremos.

lucy-cuatro-meses

¿Cómo recordáis el cuarto mes de vuestro bebé?

Otros meses de Lucy:

El Primer Mes de Lucía

¡¡Mi Niña Tiene Dos Meses!!

Los Tres Meses de Lucy