Dos libros de amor para el día de las abuelas y los abuelos

Hay libros especiales para todo, algunos nos enseñan, otros nos hacen pensar y otros nos explican alguna situación concreta. Sobretodo a los más peques, les ayuda a entender muchas cosas y a expresar sus sentimientos.

Para el día de los abuelos y las abuelas, quería enseñaros estos dos libros de la Editorial Beascoa, que son amor y que enseñan y explican a los más peques de la casa cosas muy importantes en relación a los abuelos y abuelas, y que les ofrecen herramientas.

“El regalo del abuelo”

Este álbum ilustrado, para peques a partir de 4 años, es ganador del Premio Boolino 2018 nos muestra la sabiduría de los abuelos, y que la perseverancia y la paciencia son grandes virtudes con las que podemos conseguir grandes cosas.

IMG_5131.JPG

Janna recibe de manos de su abuelo en su cuarto cumpleaños una caja muy pequeña con una semilla en su interior. Al preguntar qué es su abuelo le explica que cuidándola y regándola se convertirá en un árbol, a lo que Janna le responde que eso es imposible.

Sigue leyendo

Barbie contra el #DreamGAP y los estereotipos de género

Seguramente hayas leído una noticia sobre un estudio que pone de manifiesto cómo los estereotipos de género limitan las expectativas de las niñas alrededor de los 5 o 6 años. Sobre esa edad, las niñas comienzan a pensar que son menos brillantes que los niños porque no relacionan la inteligencia con su propio género. Pero al mismo tiempo relacionan que las chicas consiguen mejores notas por su esfuerzo y constancia, no por su inteligencia. Algo que me parece tremendamente curioso.

2019-03-07 (1)

En muchos casos, en una misma familia, las normas de género influyen en la crianza, y se trata de diferente manera a niños y a niñas. A veces se favorece a un género por encima del otro en determinados aspectos (la hora de llegada es superior si eres un chico, por ejemplo), o se pide más colaboración en casa (las chicas deben ayudar más en las tareas domésticas), e incluso se limita su crecimiento y desarrollo, alegando que no se puede hacer tal cosa por ser niña.

Sigue leyendo

#JornadaOptimum con Lucía Galán

Hace unos días asistí a un evento en el que Lucía Galán de Lucía Mi Pediatra ofrecía una charla con el título “¿Quién nos prepara para ser padres?” en la que habló del posparto, del sentimiento de culpa y de los juicios que se hacen a la maternidad. Ponía de manifiesto que “la mejor receta para ser una buena madre es la tuya”, y la verdad es que tenía ganas de verla en directo y conocerla.

aefc87a6-3a96-4d1e-9130-bdf125742b30.JPG

Con Lucía Galán. Fotaza de Lucy de Chibimundo.

Sigue leyendo

La importancia del cuidado del Suelo Pélvico durante el Embarazo, el Parto y el Posparto

El suelo pélvico es el músculo más olvidado de nuestro cuerpo en mi opinión.

No hace mucho, las mujeres convivían con problemas de suelo pélvico desde su primer parto, a través de varios partos y pasaban una madurez repleta de pérdidas de orina, de dolor y de problemas a la hora de practicar sexo, rendidas ante la creencia de que no se podía solucionar.

Aunque la seguridad social española en su mayoría sigue obviando este problema, (algo chocante porque la mayoría de traumas en el suelo pélvico de las mujeres se concentra durante el parto y su negligente atención), ahora disponemos de especialistas dedicados al suelo pélvico que pueden atender, diagnosticar y tratar este tipo de dolencias.

Hace unos meses acudí a Clínica Nortia, dónde Marta Asensio me realizó una exploración (de la que ya os hablaré) y pude constatar que la fisioterapia del suelo pélvico es necesaria. Hablando con ella me di cuenta de lo poco que sabía sobre este tema y le pedí que por favor me contestase a unas preguntas que me parecieron interesantes y que pueden ser interesantes para ti, tanto si estás embarazada, pienses en estarlo, o ya lo hayas estado.

 

28701423_10216054977267703_1019794795640830799_o.jpg

 

Marta Asensio es fisioterapeuta hace diez años. Está formada en rehabilitación abdomino- pelviperineal (suelo pélvico) porque era una especialidad poco conocida y está muy concienciada en los cuidados y la atención que merece esa zona.

Su centro, Clínica Nortia, abrió sus puertas hace 8 años y ella ha seguido formándose y adquiriendo experiencia en el tratamiento de hombre, mujeres, niños y niñas. En su centro también están especializados en osteopatía pediátrica y se adaptan a las necesidades de las familias. También las acompañan en su crianza, embarazo y posparto, con talleres respetuosos y muy interesantes.

 

 

Me sorprende mucho la sensibilización de Marta sobre la atención al parto actual, reconociendo la violencia obstétrica, y defendiendo la fisiología natural del parto normal. Cuando atiende a una mujer embarazada, su máxima es lograr que se sienta segura de su cuerpo, porque está diseñado para dar a luz.

Está muy concienciada sobre el autocuidado que nos merecemos las mujeres, y la importancia de dar prioridad a la salud y cuidarnos por dentro, no solo por fuera. Es consciente que muchas veces tenemos poco tiempo para hacerlo y lo ve a diario en su consulta.

Si nuestro suelo pélvico no está bien, nosotras tampoco estamos bien. Es necesario saber cuándo acudir a nuestro especialista, si debemos acudir durante el embarazo o cuándo podemos ir después del parto. Marta Asensio contestó maravillosamente a estas y otras preguntas, y es que con ella es un placer hablar, porque es un encanto.

¿Cuándo acudir a revisar nuestro suelo pélvico?

Según Marta Asensio, hay que revisarlo si notamos que algo no va bien, si hay algún tipo de disfunción como dolor en alguna zona o durante las relaciones sexuales, dificultad para llegar al orgasmo, incontinencia urinaria o anal, sensación de peso en la vagina, etc…

Los factores de riesgo, (como el embarazo, un parto vaginal o cesárea, sufrir estreñimiento, realizar deportes de impacto, padecer obesidad, estar pasando la menopausia…) son circunstancias o momentos que hacen que el suelo pélvico sufra y es conveniente que al estar expuesto a estos factores, tengamos en cuenta la prevención.

Podemos acudir a revisión e incluso asesorarnos sobre si el deporte que hacemos lo estamos ejecutando bien para saber si nuestro suelo pélvico está en riesgo de sufrir algún tipo de disfunción.

¿Es necesario recurrir a fisioterapia de suelo pélvico antes de quedarse embarazada?

Por todo lo que hemos nombrado antes, el suelo pélvico puede verse afectado en todas las circunstancias de nuestra vida, aunque lo más conocido y nombrado sea en la etapa de la maternidad (embarazo, parto y posparto). Incluso hombres, niños y niñas, pueden sufrir algún tipo de disfunción.

Según mi experiencia. y esto lo digo yo, no Marta, deberíamos ir a revisar nuestro suelo pélvico antes de quedarnos embarazadas, o si tenemos cualquier tipo de molestia. Sin dudarlo y cuánto antes.

¿Debemos acudir a revisar nuestro suelo pélvico durante el embarazo?

El embarazo es una época en la que hay que cuidar el suelo pélvico especialmente porque sufrimos un aumento de peso, un cambio en la pelvis, etc…

Antes, la preparación al parto consistía en esas clases que impartían en los centros dónde íbamos a dar a luz. Ahora las mujeres puede decidir qué tipo de preparación y acompañamiento quieren: doulas, psicólogos, entrenador, fisioterapeutas…

En la fisioterapia de suelo pélvico, además de intentar empoderar a la mujer, se les cuenta cómo es su anatomía y cómo funciona la fisiología del parto. Pretenden que tengan un parto lo más natural y fisiológico posible, pero también aconsejar sobre un parto con epidural.

También pueden prevenir dolencias que puedan surgir durante el embarazo y aliviar o eliminar la misma: Dolores en pelvis, zona del pubis, sacroiliacas, coxis, dolores musculares, lumbares, ciática, dolor de espalda, calambres, edema en vulva, edema en piernas…

Si durante el embarazo ha tenido molestias o algún problema como incontinencia urinaria, dolor o un prolapso lo ideal es ir cuanto antes para poder rehabilitarlo.

Si la embarazada ha tenido un embarazo sin molestias, se suele animar a visitar alrededor de la semana 20 para informar sobre el parto, valorar el suelo pélvico y plantear si se necesita trabajar la fuerza o la elasticidad, observar cómo se está adaptando la biomecánica del cuerpo al crecimiento del bebé y prevenir lesiones más comunes de la embarazada, e incluso detectar si puede haber algún tipo de problema más avanzado. También animan a tener un embarazo activo y aumentar su actividad física por los beneficios que supone y a informarse sobre el parto, la analgesia epidural o la lactancia.

 

 

Con vistas al parto, se puede realizar una revisión del suelo pélvico con una exploración a través de la vagina, (con cuidado y sin llegar al cuello uterino), de la musculatura pélvica, comprobación de los ejercicios kegel y de que el suelo pélvico responde de forma refleja ya que el abdomen y el suelo pélvico deben funcionar conjuntamente ante los esfuerzos. Para esto, enseñan ejercicios y diferentes métodos como el ¨Log surf” del concepto “5P” que mantienen esas sinergias activas durante todo el embarazo, el método TAD que significa “transición a la actividad deportiva” pero también se utiliza en esta etapa y en el posparto, que producen la activación refleja de la musculatura postural, por tanto del abdomen y del suelo pélvico.

En esta revisión también van a comprobar la elasticidad y la fuerza de la musculatura, ya que el suelo pélvico a la hora del parto debe ser fuerte y elástico. Igualmente la musculatura puede tener algún tipo de contractura que se debe normalizar.

Marta también me ha hablado del EPI-NO, un dispositivo que consta de un globo que se introduca en la vagina y se va inflando de forma progresiva, y que yo tenía entendido que era muy invasivo, pero puede que dependa mucho de cómo se utiliza.

El EPI-NO genera un estiramiento circular igual que la cabeza del bebé en el momento del expulsivo. Lo utilizan para que la mujer gane confianza y demostrarles lo elástico que puede llegar a ser su periné y que conozcan la sensación de estiramiento. Intentan reproducir el llamado “círculo de fuego” de manera menos intensa, y las mujeres descubren que con una respiración calmada y tranquila , con una posición más fisiológica que en litotomía esa sensación es menos intensa. También pueden comprobar que de lado, es mucho más llevadera la sensación. Por supuesto se utiliza con permiso de la paciente y en un embarazo sin patologías, sin dilatación de cuello del útero, ni amenaza de parto, etc…

También enseñan el masaje perineal, realizándolo en consulta para que la mujer conozca las sensaciones e incluso en sesiones con la pareja o acompañante. Pero Marta advierte que cada mujer tiene unas necesidades especiales, y que dependiendo del deporte, actividades, o lesiones anteriores, se necesitará trabajar unos puntos de manera más personalizada.

Ni el EPI- NO, ni el masaje perineal hace que te libres de una posible episiotomía o desgarro, ni tampoco significa que vayas a tenerlo.

Con estas técnicas lo que pretenden es ayudar a la mujer a reconocer la sensación de estiramiento,  y coincido con Marta en que depende del hospital y la atención respetuosa de parte del personal sanitario que tengas en tu parto , de llevar un plan de parto, de tener un buen acompañante que luche por nuestros deseos, con pujos instintivos y reflejos con una postura cómoda y libre, el tener algún tipo de lesión o que nos practiquen una episiotomía. El suelo pélvico está diseñado para parir y estas técnicas demuestran a las mujeres que tienen miedo del momento del parto, que pueden confiar en él.

¿Cuánto hay que esperar después del parto para revisar posibles disfunciones del suelo pélvico?

El puerperio desde el punto de vista físico dura un año y es lo que tarda el cuerpo en recuperarse. Los primeros seis meses son claves y al cuerpo hay que darle descanso y actividad favorable para la recuperación.

Además de haber tenido un parto más o menos traumático (en lo que a traumas físicos se refiere), la crianza de un bebé es dura, descansamos poco, cogemos el peso del bebé, etc…

Según Marta, excepto un dolor en la vulva por el estiramiento en el parto, no hay ningún dolor que sea normal. Todo lo que nos incomode o moleste, debería ser revisado.

Pocas mujeres consiguen tener partos fisiológicos o naturales sin molestias posteriores, y esto se debe a la atención en los partos y a lo intervenidos que hayan sido. Mujeres que han tenido partos respetados o han parido en casa, a los tres o cuatro días te dicen que ya están perfectamente.

En ocasiones, algunos profesionales sanitarios normalizan lesiones y dicen a las mujeres que es normal tener pérdidas de orina, porque han dado a luz, pero hay que dejar muy claro que no es normal.

Tras la cuarentena debemos acudir a realizarnos una revisión, pero si hay una complicación, dolor o cicatriz que genera molestias o que no se cierra con normalidad, no hay que dudar en acudir antes.

Le pregunté a Marta Asensio sobre los ejercicios Kegel, los conos y las bolas chinas, que es algo que ginecólogos o matronas recomiendan casi por defecto como solución a todos los problemas, y mi curiosidad era grande porque te los aconsejan sin revisarte siquiera. Marta constató que para solucionar ciertas patologías no son útiles. Lo que yo pensaba.

Los ejercicios de Kegel (contracción voluntaria de los músculos del suelo pélvico) se pueden realizar pero no hay que tener grandes expectativas sobre ellos. La mayoría de la funcionalidad del suelo pélvico es refleja y trabajar la parte voluntaria no resuelve casi ningún problema o lesión.

Las bolas chinas y los conos también trabajan como los ejercicios kegel sobre la parte voluntaria. Marta los compara con realizar levantamiento de pesas. Según ella cuando alguien tiene una lesión en un músculo, no se le ocurre ir al gimnasio a hacer pesas. Si tienes una lesión, guardas reposo y vas al fisio a averiguar lo que te pasa. Con el suelo pélvico debemos actuar de la misma manera. Si tenemos una contractura en el suelo pélvico, que puede ser el causante de otras patologías, y ponemos una pesa, la contractura y el problema se agrava. Así que antes de utilizar nada, un buen fisioterapeuta debe valorar nuestro suelo pélvico.

Hay que recordar que los consejos boca a boca además de no funcionar pueden ser peligrosos. No todas las mujeres tienen las mismas lesiones después de dar a luz, y estas lesiones no tienen el mismo tratamiento. Por lo que tomar el consejo de otra persona a la que le va genial algo, puede ser contraproducente.

No solo los casos de parto distócico (instrumental) o de episiotomía, se pueden sufrir patologías, que se sufren y muchas. En caso de cesárea encontramos posibles dolores en la cicatriz externa, unos músculos abdominales que funcionan muy mal o no funcionan, y una cicatriz en el útero que puede causarnos dolor al tener relaciones sexuales.

 

 

En Francia el sistema sanitario cubre a las mujeres 10 sesiones posparto, allí está mucho mejor valorado y se reconoce la necesidad de cuidarlo. En una ocasión escuché decir a una colega de profesión de Marta, que en Francia comparaban las episotomías con mutilaciones, y es que la sensibilización con este tema es enorme. Es posible que si en España se tuvieran partos menos medicalizados e intervencionistas, las lesiones de suelo pélvico fueran menores.

Igual que acudimos al dentista cuando nos duele una muela, o al fisioterapeuta cuando nos duele la espalda, el suelo pélvico hay que cuidarlo y tenemos profesionales que pueden ayudarnos.

 

 

Vuelvo a dar las gracias a Marta Asensio por ser tan con generosa con su tiempo y su sabiduría, y por dirigir su carrera hacia el cuidado de las mujeres.

 

¿Tienes problemas de suelo pélvico? 

¿Has pensado en acudir a un especialista?

¿Qué encontramos en el nuevo Programa Educativo de Nutrición de Nestlé?

Si lees mi blog a menudo, sabrás que decidimos criar a nuestra hija de una manera natural, con Lactancia Materna exclusiva hasta los seis meses y realizamos la introducción de la alimentación complementaria de manera autorregulada por ella misma, mediante Baby Led Weaning. Nunca hemos utilizado leche artificial, ni nuestra hija a comido purés enriquecidos. Tampoco hemos comprado nunca alimentos especialmente dirigidos para bebés, y sobretodo el primer año, leímos el valor nutricional de miles de alimentos huyendo del azúcar y la sal. Y estamos muy convencidos y contentos de haberlo hecho así.

Hace unos días me invitaron a un evento de Nestlé, y decidí ir ya que me interesaba mucho porque presentaban su nuevo Programa Educativo de Nutrición, el cual puedes encontrar en su web e ingresar de manera gratuita; En este programa puedes encontrar información, sugerencias, recomendaciones y consejos sobre la alimentación en los primeros 1.000 días de la vida de nuestro bebé, desde el embarazo y extendiéndose hasta los dos años.

Nestle madrid-77.jpg

Fotos Cortesía de Nestlé

La presentación se realizó en Baby Deli, un espacio del que había oído hablar, pero no conocía personalmente. Además de ser juguetería, con unos juguetes escogidos y fantásticos, es cafetería, realiza talleres, celebra cumpleaños… y nos trataron genial, nos ofrecieron un desayuno y un brunch muy rico. Si estás por Madrid, no dudes en visitarlo.

 

Archivo 28-5-17 14 07 04.jpeg

Archivo 28-5-17 14 06 10

 

En este lugar nos enseñaron cómo funciona el programa, qué puedes encontrar en él, e incluso participamos por equipos mis compañeras bloggers y yo, en una especie de “Trivial de la Nutrición” de la mano de la nutricionista Yolanda Jiménez.

Siendo sincera, pensaba que en el evento nos iban a hablar de las bondades de sus productos, pero en ningún momento se nombraron. Es más, me sorprendió gratamente que dirigieran el programa hacia la lactancia materna, pero claro, es que el lema es “Empieza bien, Crece sano”, y el mejor comienzo en la lactancia materna.

En este vídeo puedes ver de forma rápida de qué se trata:

 

Es un programa muy visual, que incluye vídeos e infografías. Está dividido en 4 etapas, en las que puedes encontrar artículos por temas diferentes, con secciones como “Descubre”, “Aprende” y “Practica”. Puedes guardar los artículos que te parezcan más interesantes en “Tus Favoritos”, compartirlos en tus redes sociales directamente y puntuar con cinco estrellas como máximo según te haya parecido completa o insuficiente la información que encuentres. Incluyen test para que compruebes lo que has aprendido.

 

Nestle madrid-48.jpg

Fotos Cortesía de Nestlé

Y para poder hablar de este programa con conocimiento sobre el mismo, y también por poseer una gran curiosidad que me caracteriza, me lo he leído por completo. Estos son algunos de mis comentarios y valoraciones, y las separo por las mismas etapas que señala el programa:

  • EMBARAZO

Se centra en la alimentación de la madre durante el embarazo. En este apartado encontramos guías de los diferentes grupos de comidas, con recomendaciones sobre las cantidades de ingesta diarias. También podemos descubrir en qué alimentos se encuentran los principales nutrientes y para qué son importantes.

Asimismo inciden en la necesidad de mantener una alimentación variada, sana y equilibrada durante el embarazo, y dan indicaciones sobre la seguridad a la hora de consumir alimentos y cuáles debemos evitar durante el embarazo.

Es una información bastante completa, con la que podemos guiarnos si antes del embarazo llevábamos una vida relajada respecto a nuestra alimentación, aunque me da la sensación que reiteran demasiado el tema del peso durante el embarazo y esto puede estresar muchísimo a una mujer embarazada.

Durante el embarazo engordamos, retenemos líquidos… Y suelen indicarnos que “no podemos engordar” más de 10 kg, cuando ese peso se alcanza e incluso se supera solo con el incremento de tamaño de los pechos, del útero, del volumen de sangre y líquidos, y no olvidemos el peso de la placenta, el líquido amniótico y por supuesto, el bebé.

Con una buena alimentación (que no dieta) y no llevar una vida sedentaria, a no ser que haya algún problema (preeclamsia, diabetes gestacional, etc…) no creo que una mujer embarazada deba obsesionarse demasiado con el peso que aumenta. Además que durante la lactancia materna consumimos 500 calorías más cada día, por lo que adelgazamos y se suele decir que ese peso que cogemos durante el embarazo son reservas para después.

 

Nestle madrid-59

Fotos Cortesía de Nestlé

PREPARACIÓN PARA LA LACTANCIA MATERNA

Me ha sorprendido gratamente que dedican varios artículos a la lactancia materna, hablando de sus beneficios tanto para el bebé como para la mamá. Aunque soy de las que pienso que no hay que hablar de los beneficios de la lactancia materna, si no de los perjuicios de su ausencia.

Uno de los consejos que señalan es comprar un sacaleches, pero yo no recomiendo comprarlo hasta que sea necesario realmente por las circunstancias de cada una porque no son baratos. Yo nunca he tenido sacaleches por ejemplo, ni lo he necesitado.

En algún vídeo he escuchado que la alimentación del bebé es cada 2 o 3 horas y esto es incorrecto. La alimentación del bebé es a demanda, puede ser cada hora, cada 15 minutos… Y es importante que la futura mamá tenga esto claro, y no se agobie o piense que no tiene leche si su bebé no se adecúa a esas “2 o 3 horas” que señalan.

Hace poco escribí un post en el que hablaba de las “10 cosas que debe saber una Premamá que quiere dar el pecho”, que creo que puede ayudar a la preparación de la lactancia durante la maternidad.

 

  • 0 a 6 meses

En esta parte del programa te enseñan a reconocer las señales de hambre y satisfacción del bebé. Un artículo bastante bueno que intenta que ofrezcas pecho al bebé antes de que comience a llorar y que sea una alimentación autorregulada por el mismo, esto es perfecto porque es así como debe ser. Pero insisto en el mismo error que el punto anterior: no hablan de alimentación a demanda, indican intervalo de horas.

Hay un artículo bastante extenso, creo que el más extenso, sobre los problemas que puede haber durante la lactancia materna y dan algunos consejos, de los cuáles algunos no son muy actualizados, para solucionarlos. Creo que es bueno conocer las distintas patologías, pero de la manera que está escrito y presentado, da la sensación de que pueden pasarte muchísimas cosas. Incluso a mi me ha agobiado bastante la verdad, y me preocupa que a una premamá le ocurra lo mismo y opte por otro tipo de alimentación.

Me ha faltado que hablen de las crisis de lactancia, que hay que saber reconocer y tener en cuenta, para poder actuar en consecuencia y no abandonar la lactancia por razones equivocadas.

 

  • 6 a 12 meses

A partir de los 6 meses comienza la alimentación complementaria y dan pautas para ello. Explican muy bien que se debe seguir con lactancia materna y que debe ser el alimento principal, que la alimentación debe ser complementaria a la leche. También describen las señales de hambre y satisfacción, que cambian según el bebé crece.

Insisten mucho en la carencia de hierro a partir de los 6 meses ya que la leche materna no cubre las necesidades de un bebé de esa edad. Pero ante esta carencia, en vez de recomendar cereales infantiles enriquecidos, deberían recomendar alimentos ricos en hierro. Por dos razones muy básicas: un bebé puede comer cereales sin necesidad de que sean en papilla y porque ese tipo de cereales suelen llevar una gran cantidad de azúcar, algo que no debería tomar un bebé hasta el año de edad por lo menos.

Hablan de alimentos alérgenos y señalan un orden concreto de introducción cuando no es necesario según la SEICAP. Solo hay que tener claros los alimentos a evitar hasta el año, pero todos los demás se les puede ir ofreciendo a partir del momento que están preparados para digerir comida solida.

Mencionan el BLW pero sin nombrarlo, señalando los 8 meses como edad adecuada para comenzar a comer sólidos y aquí veo varios errores, sobretodo en un vídeo: Los bebés pueden comer sólidos desde los seis meses, y la manera de presentar los alimentos debe ser en trozos grandes para que puedan agarrarlos, no en trocitos como muestran. Los bebés no hacen la pinza hasta los 10 meses aproximadamente y no pueden coger esos mini trocitos, que además tienen peligro de atragantamiento si consiguen llevárselos a la boca.

 

  • 12 a 24 meses

En esta etapa hablan sobre la autonomía del bebé a la hora de comer, dan buenos consejos sobre compartir en la mesa para que aprendan a través de la imitación y así dar buen ejemplo con una alimentación variada.

También nombran que en esta etapa comienzan a utilizar cubiertos, y pueden comenzar a beber en vasos sin tapa. A mi esto me resulta un poco tardío en esta etapa.

Incluyen un recetario para hacer comidas nuevas a nuestros peques y así intentar que coman de forma variada.

 

Estoy a favor de informarse, de leer todo lo que puedas para contestar esas mil preguntas que surgen a diario desde el momento que sabemos que estamos embarazadas. Pero también sé que la información cambia mucho dependiendo de quién la facilite o de dónde la encuentres, y muchas veces nuestro espíritu crítico tiene una gran importancia en este proceso.

Supongo que no es lo mismo leer este Programa Educativo de Nutrición llegando de cero, que con información previa sobre el tema, e incluso teniendo hijos e hijas más mayores, que ya han pasado por estas etapas, porque la experiencia también cuenta.

No cabe duda que hay apartados con una buena y completa información, pero a otros les falta o no tienen información, que buceando un poco el internet o entrando en grupos de Facebook específicos sobre alimentación infantil, BLW o lactancia materna, puedes encontrar.

Tengo que decir que la idea me parece genial: englobar en una web información sobre los 1.000 primeros días, dando pautas y recomendaciones para una alimentación saludable con un formato fácil y divertido es estupendo. Sería perfecto si la información estuviera más actualizada en algunos artículos.

En general, los conceptos importantes, como la lactancia materna, no forzar para comer a los bebés, mantener una dieta sana, etc… están bien comunicados. Para una mujer embarazada o una mamá reciente que busca información de cero, es un sitio donde encontrar mucha y tener claros esos conceptos importantes, pero no debería ser el único.

 

Nestle madrid-21

Fotos Cortesía de Nestlé

Tengo que agradecer a Nestlé por invitarme a este evento, en el que pude conocer a muchas bloggers a las que quería poner cara y volver a coincidir con otras. Y también tengo que agradecer la oportunidad de dar mi opinión sobre el programa, deseando que las críticas sean constructivas.

¿Cuánto se involucran los padres en la crianza de sus hijos?

El pasado 6 de febrero acudimos a un evento de Dodot en el presentaban su nuevo pañal y su “Estudio sobre la paternidad”, que ha sido realizado a través de encuestas online mediante entrevistas a padres con hijos entre 0 y 4 años. Según Dodot existe “una nueva generación de #PapásDodot que buscan nuevas maneras de involucrarse en la vida de sus hijos y ampliar la calidad del tiempo que pasan con ellos”.

archivo-14-2-17-1-25-49

La presentación constaba de una mesa redonda y contábamos con la presencia de Mónica de la Fuente (fundadora y directora de Madresfera), Leyre Artiz (directora de la revista Ser Padres), Óscar Chinarro (sociólogo), Miguel Álvarez- Builla (Brand Manager de P&G) y Adrián Cordellat (papá bloguero de Un Papá en Prácticas), en la que hablaron sobre los datos recopilados y su experiencia en estas lindes.

dodot_158

Archivo 14-2-17 1 26 04.jpeg

Lucy súper atenta a la charla. Mónica de la Fuente y Adrián Cordellat durante el coloquio.

Según mi percepción, hoy en día, cada vez más los padres se involucran en la crianza de sus propios hijos y se alejan de estereotipos que se repetían en pasadas generaciones de padres despegados y que los primeros años prácticamente no colaboraban con los cuidados básicos de su prole.

No tengo datos sobre la paternidad de hace 30 años, no puedo comparar y me gustaría. Pero si puedo tener en cuenta lo que hablan abuelas y madres, lo que nosotras mismas hemos visto en casa, lo que esta sociedad ha dictado hasta ahora y que la publicidad relacionada con la crianza estaba dirigida específicamente hacia las madres.

Muchos padres viven hoy en día una paternidad consciente,  disfrutan cuidando a sus hijos y quieren ser parte de una crianza activa. Quieren pasar tiempo con sus retoños, cantando canciones, jugando, acunándoles… En definitiva, haciendo por fin lo que se han perdido durante muchísimo tiempo.

Dodot ha querido reflejar esta nueva generación de #PapásDodot, que no solo “hacen” si no que hasta hablan de ello, algo que también estaba relegado a las madres.

Según los datos del “Estudio sobre la paternidad” de Dodot, cada vez son más los padres que en comparación a sus propios padres o abuelos, realizan múltiples tareas que tienen que ver con el cuidado de sus hijos diariamente.

En muchos de los resultados del estudio, lo curioso y que a mi me llama la atención, no es el dato en positivo de los padres que realizan una tarea en concreto, si no los que todavía hoy en día, no las realizan:

“¡Playtime!”

El 83% de los padres asegura jugar con sus hijos a diario. Es un porcentaje alto, aunque hay que tener en cuenta que es una de las actividades mejores y más fáciles. Todos preferimos el momento de risas al de llantos porque no quiere vestirse por ejemplo.

#SúperPapá declara que es la actividad que más le gusta hacer con Lucy, y es la que más realiza.

“Una manita por aquí”

El 64% afirman vestir o desvestir a sus hijos diariamente, (el 36% no lo hace) y el 15% tiene esta actividad como favorita entre todas.

A #SúperPapá es la actividad que menos le gusta, y no me extraña, porque Lucy no se está quieta nunca, hay que perseguirle por toda la casa y al final siempre acaba llorando. Pero la realiza igualmente porque hay que hacerla, y siempre intentamos distraer su atención para facilitar la tarea.

“Es la hora de ir a dormir”

El 62% de los padres acuesta a sus hijos a diario, lo que quiere decir que el 38% o no colabora en esta tarea, o puede que no esté en casa para hacerlo por trabajo u otra razón. Es el momento preferido del 13% de los padres.

Lucy nunca quiere ir a la cama, no es un momento nada fácil ni para #SúperPapá ni para mi. Excepto el día que leemos un cuento y no hay queja después, que han sido 3 veces más o menos.

“Esta cucharita por papá”

El 62% de los padres dan diariamente de comer a sus hijos pero es la actividad favorita solo del 5% de los padres. Mi pregunta sería qué porcentaje hacen Baby Led Weaning (alimentación autorregulada, los bebés comen solos), porque me parece un porcentaje bajísimo para una tarea que se debe hacer varias veces al día todos los días.

En casa ni #SúperPapá ni yo hemos dado de comer a nuestra hija nunca, somos un 0%, pero nosotros si hacemos BLW.

archivo-14-2-17-1-26-16

“¡Vamos de paseo!”

Es el momento preferido por el 46%, por encima de todas los demás.

Es la tarea que menos realiza #SúperPapá, porque a las horas en las que salimos está trabajando, pero cuando se han ido los dos solitos se lo pasan genial.

El cambio de pañal

El 85% cambia el pañal habitualmente y 65% lo hace a diario.

El 86% de esos padres que cambian el pañal, utilizan trucos para conseguirlo. De estos un 65% les habla tranquilamente mientras el 28% utiliza juguetes para distraer y el 25% le canta canciones.

Archivo 14-2-17 1 26 34.jpeg

En casa lo que siempre nos ha servido mejor es cantar y #SúperPapá es especialista en inventarse canciones con las que Lucy se parte de risa.

Conciliando

El 54% asegura que le gustaría pasar más tiempo con sus hijos, pero el 40% considera que concilia su vida laboral y su paternidad de manera adecuada.

archivo-14-2-17-1-27-10

El 60% incluso cambia horarios laborales para poder estar más tiempo con sus hijos.

El 76% si disfrutó su permiso de paternidad y este dato me sorprende mucho porque el 24% no lo hizo. ¿Serán padres en paro? ¿Autónomos? ¿O que no han querido pasar el tiempo que les corresponde por ley con sus hijos recién nacidos?

archivo-14-2-17-1-27-32

Un 43% intenta salir más rápido antes para estar con sus hijos y el 39% hace exactamente lo mismo que antes de ser padre.

Archivo 14-2-17 1 27 21.jpeg

#SúperPapá trabaja muchísimas horas y no siempre en el mismo horario. Tiene varios proyectos que sacar adelante y hay semanas que ni siquiera tiene un día libre. Es un daño colateral de la decisión que tomamos de que solo uno de los dos trabajaría para que el otro pudiera estar con Lucy. Le encantaría pasar más tiempo con nosotras y viene directo del trabajo a casa siempre, si no está trabajando, está con nosotras.

Buscando información

Los tiempos cambian y los nuevos #PapásDodot también buscan información sobre el cuidado y la crianza de sus hijos.

El 73% consulta al pediatra, el 58% consulta internet en general y el 74% busca información en blogs y foros, un dato que me hace pensar que los blogs cada vez tenemos más peso y que además de nuestra opinión debemos tener mucho cuidado con lo que decimos y utilizar enlaces para que esos padres puedan decidir por sí mismos.

Tanto #SúperPapá como yo solemos buscar mucho en internet, pero afortunadamente no hemos tenido ningún problema de mayor gravedad y por eso no consultamos mucho a médicos.

 

archivo-14-2-17-1-27-44

Es muy curioso al leer este estudio, los porcentajes de las actividades y preferencias de los padres al cuidar de sus hijos. Me han entrado ganas de ver el mismo estudio dirigido a las mujeres y averiguar qué tareas bajan del 100%, ya que las mujeres seguimos siendo las encargadas de los temas relacionados con los cuidados.

Si preguntásemos a las madres de esos mismos hijos, ¿estos porcentajes aumentarían o serían menores?

También me gustaría saber qué tanto por ciento de los hombres que han contestado estas preguntas trabajan o están en paro. Dista mucho la colaboración de un padre que trabaja de sol a sol, de uno que es autónomo, o de uno que tiene una jornada continua y puede pasar toda la tarde con sus hijos. Las circunstancias de cada familia por la situación laboral y económica que vivimos es muy variada y creo que es uno de los factores que en cierta manera provoca o facilita que cada vez más padres se involucren en la crianza. Muchísimos padres pasan las 24 horas con sus hijos y son los que realizan el 100% de las tareas diarias relacionadas con los niños.

Por supuesto estos datos son buenos, si contamos con que antes los niños eran asunto sólo de mamá, y si pensamos que aún hoy, hay padres que no han cambiado un solo pañal ni juegan con sus hijos.

En un mundo perfecto, este tipo de estudios no serían necesarios. Los hijos e hijas son responsabilidad de ambos progenitores por igual. Trabajen fuera de casa o no, ambos deben colaborar en la crianza y el cuidado de los niños. Los hombres no son héroes por realizar estas tareas, ni deberíamos darle más importancia a que las realicen porque es su obligación.

¿Qué piensas del estudio?

¿Crees que las tareas de cuidados y crianza son equitativos o todavía falta mucho?

Gracias a Madresfera por realizar la convocatoria, siempre es un gustazo veros y charlar con vosotras. También es un momento genial para coincidir con otras mamás blogueras y para que Lucy haga amiguitos.

Archivo 14-2-17 1 26 56.jpeg

Lucy haciendo amigos durante el evento. En la foto con el Pollito del blog www.mipollitodicepio.com.

Gracias a Dodot por elegirnos otro año más para acudir a su presentación, por los eventos tan especiales y cuidados que organiza con entretenimiento para los niños y niñas que acuden, esta vez en “Cómo saber cómo” un sitio chulísimo, y por el regalito que siempre nos dan. Lucy merendó genial y se lo pasó estupendamente como siempre.

evento_dodot_madresfera_merienda.jpg

naranja_dodot_estudio_paternidad.jpg

La Crianza: Ese trabajo no remunerado.

Hace poco alguien me dijo que los trabajos no remunerados no existen y que una madre o un padre que cuida de sus hijos las 24 horas, es simplemente una madre o un padre, que no realiza ningún trabajo.

Además de entrarme la risa, tengo que decir que no puedo estar más en desacuerdo.

Un trabajo (y voy a tirar de RAE, que es lo que hace en estos casos Delia Carballo de Madres Enredadas) es “ocuparse en cualquier actividad física o intelectual”. La primera acepción no habla de remuneración.

Si, la siguiente acepción habla de “tener una ocupación remunerada en una empresa”, pero creo que todos y todas desempeñamos alguna función o actividad que nadie nos paga y eso es trabajo. Y en este caso, criar a un bebé, un futuro activo de esta sociedad, que cotizará, producirá, consumirá y pagará pensiones, (que además le sale gratis a la sociedad ) es un trabajo no remunerado.

No tengo en cuenta los trabajos diarios domésticos inherentes a trabajar en casa, que tengan o no que ver con la crianza de mi hija y que por proximidad suelen recaer en mayor medida en la persona que pasa más tiempo en el hogar. No me refiero al tiempo que puedo pasar limpiando u ordenando, ni a el tiempo que empleo en el blog, porque eso es otro tema.

Yo me refiero a la crianza de un bebé.

Criar a un bebé no es darle de comer, cambiarle el  pañal y darle juguetes para que juegue mientras me siento a ver la tele, comprende mucho más trabajo, atención, desempeño, dedicación y por supuesto, un aprendizaje continuo.

No solo soy madre y quiero a mi hija, la colmo de besos y mimos, y cuido de ella con todo el amor del mundo. Realizo muchísimos otros trabajos que si los encargara a otra persona, tendría que pagar por ellos. Y es más, puedo asegurar que no pondrían el mismo interés y cariño con el que yo lo realizo, algo muy importante para el buen desarrollo del bebé, porque nadie cuida de sus hijos como sus propios padres.

Soy maestra, pediatra, enfermera, pedagoga, nutricionista, psicóloga, monitora de juegos y tiempo libre, logopeda, compositora y cantante, bailarina, pintora, títere, manejo crisis emocionales…

Todo esto las 24 horas del día, casi sin tiempo libre, descansos, ni vacaciones. Y muchas de estas profesiones las pongo en práctica al mismo tiempo.

Y no, no me quejo, para mi es un placer poder pasar las 24 horas del día con mi hija y dedicarme a ella, así lo decidimos en casa y no me arrepiento ni lo cambiaría. Pero como muchas familias que están en la misma situación que nosotros, sacrifican muchas otras cosas a favor de conseguir una crianza más humana con sus hijos.

Y no entiendo por qué hay que elegir: sacrificar la crianza, el apego de un bebé que a término del permiso maternal tiene solo 16 semanas de vida o sacrificar la cotización y la experiencia laboral de uno de los progenitores, cuando podríamos tenerlo todo ampliando las bajas de maternidad y paternidad, valorando y remunerando el trabajo de cuidados que son necesarios en millones de familia…

Criar a un bebé, es un trabajo por el que ninguna madre o padre cobra, un trabajo difícil, con muchas facetas diferentes, importantes y muy infravalorado.

En definitiva, considero que realizo un trabajo no remunerado, como la mayoría que tienen que ver con los cuidados que además es un trabajo poco reconocido, parece que no existe.

Aunque sea un placer cuidar de mi hija, no significa que no sea un trabajo. Existen personas muy afortunadas que tienen un trabajo en el que disfrutan y cobran por realizarlo.

eb1fb2caadb84b97931cb02076a75d97

¿Y las madres o padres que trabajan fuera de casa? También realizan ese trabajo no remunerado, a parte del trabajo por el que reciben un salario, y seguro que todas y todos tenemos algo en común: lo seguiremos haciendo igual de bien y con el mismo amor aunque no nos paguen.

Hasta que llegue un día que nadie tenga hijos porque la conciliación es incompatible y entonces, los gobiernos paguen por tener bebés, porque si nadie se dedica a la crianza y tiene hijos, nos extinguimos.

¿Y las parejas que tienen varios hijos? Héroes y heroínas. Que les pregunten a esas familias si lo que hacen no es trabajar.

Y la gran pregunta: ¿debería ser un trabajo remunerado? Pienso que si, y creo que así muchas familias podrían permitirse que uno de los padres se quedara en casa a criar a sus hijos durante más tiempo. Sería beneficioso para el bebé pues crecería con un apego seguro muy importante para el día de mañana, para los padres porque acompañarían y verían crecer a su hijo, disfrutarían más momentos con ellos, su relación se vería reforzada y la ciudadanía disfrutaría de adultos más felices y menos frustrados.

Por favor, no digáis que cuidar de un bebé es “solo” ser madre o padre. Es ser madre o padre y al mismo tiempo un trabajo no remunerado, necesario y precioso, pero un trabajo.

¿Qué tipos de trabajos no remunerados consideras que realizas en la crianza de tus hijos?

¿Existe la Conciliación?

Cuando dí a luz a mi hija ya no tenía trabajo. Me despidieron 3 días después de mi última menstruación, seis semanas antes de saber que estaba embarazada, al comienzo de la búsqueda. Y es curioso porque formaba parte de un grupo que estaban formando para un nuevo proyecto. Supongo que hay cosas que nunca se deben comentar en según qué ámbitos.

Durante el embarazo supe que quería formar parte de su crianza, quería estar con ella, no quería verla solo unas horas al día. Y cuando por fin la tuve en brazos me di cuenta que iba a ser madre por primera vez solo una vez en la vida, que mi hija solo iba a vivir una vez sus primeros años, sus primeros momentos… Y yo quería estar ahí.

En casa tuvimos claro que lo mejor para ella y su desarrollo era criarse con su madre y sentirse segura en el calor de su hogar.  Así que decidimos ajustarnos el cinturón, sacrificar muchas cosas a favor de la crianza que elegimos, la que creemos imprescindible, respetando los tiempos de nuestra hija y sus necesidades físicas y emocionales. Las que tiene todo bebé.

Algún día tendrá que ir al colegio obligatoriamente pero mientras, vamos al parque a jugar con amiguitos y aprendemos muchas cosas en casa. Es una niña muy sociable y autónoma.

Cuando Lucy cumplió 16 semanas descubrí lo terrible que hubiera sido separarse de ella a esa edad, que es el tiempo de permiso maternal que actualmente hay en España. Ella todavía no se sentaba sola, todavía tomaba pecho a demanda y me necesitaba cerca, necesitaba mi olor y continuar con la exterogestación. Por suerte yo no tuve que volver a mi trabajo, pero muchas mujeres si tienen que hacerlo.

Y digo por suerte, porque para mi lo es, pero como decía antes, es un sacrificio para nuestra economía familiar y también para mi experiencia laboral.

Las madres y los padres que dejan su trabajo y eligen criar a sus hijos en casa el máximo tiempo posible sacrifican su cotización a la seguridad social y oportunidades laborales.

Los padres y las madres que también trabajan fuera de casa, como Súper Papá, sacrifican un tiempo valioso y necesario con sus hijos, a los que ven pocas horas al día y la mayoría de veces a contrarreloj por la cantidad de cosas que tienen que hacer en el hogar en muy poco tiempo.

No creo que exista un tiempo de calidad que sea mejor que la cantidad de tiempo que pasamos con nuestros hijos. Definitivamente, la conciliación laboral y familiar no existe.

Por esto, y porque últimamente estoy muy reivindicativa y me uno a diferentes campañas que creo ineludibles, me he unido al Grupo de Facebook “Madres, si. Pero guerreras también.”, que han decidido organizarse para luchar por una conciliación digna, tanto para madres y padres, como para nuestros hijos e hijas, teniendo en cuenta sus necesidades de crianza, que actualmente, ni siquiera se contemplan.

¿Qué pide el Manifiesto Madres, si. Pero guerreras también?

Archivo 3-9-16 23 46 43

¿Y cómo lo vamos a hacer?

Durante toda la semana del 5 al 11 de septiembre, apoyadas por diversas entidades y personalidades, haremos ruido a nuestra manera:

conciliaresvivir

 

Si quieres apoyarnos, tienes toda la información en el blog “Otro Mundo es Posible mediante la Crianza con Apego” de Sara Ribot, que fue la persona que contactó conmigo para que me uniese a esta iniciativa y con la que he coincidido en varias campañas (#BloguerasxlaLactancia y #Lactanciaxdinero) y también puedes hacer ruido con nosotras en Twitter los días señalados.

Y da igual que no tengas hijos todavía, o que no quieras tenerlos nunca. Esto es necesario y beneficioso para toda la sociedad, justo para padres e hijos y por un bien común.

¡Ayuda y difunde!