Barbie contra el #DreamGAP y los estereotipos de género

Seguramente hayas leído una noticia sobre un estudio que pone de manifiesto cómo los estereotipos de género limitan las expectativas de las niñas alrededor de los 5 o 6 años. Sobre esa edad, las niñas comienzan a pensar que son menos brillantes que los niños porque no relacionan la inteligencia con su propio género. Pero al mismo tiempo relacionan que las chicas consiguen mejores notas por su esfuerzo y constancia, no por su inteligencia. Algo que me parece tremendamente curioso.

2019-03-07 (1)

En muchos casos, en una misma familia, las normas de género influyen en la crianza, y se trata de diferente manera a niños y a niñas. A veces se favorece a un género por encima del otro en determinados aspectos (la hora de llegada es superior si eres un chico, por ejemplo), o se pide más colaboración en casa (las chicas deben ayudar más en las tareas domésticas), e incluso se limita su crecimiento y desarrollo, alegando que no se puede hacer tal cosa por ser niña.

Sigue leyendo

¿Cómo denunciar la violencia obstétrica?

 

Actualmente millones de mujeres sufren a diario Violencia Obstétrica en todo el mundo y la gran mayoría son silenciadas por los profesionales sanitarios, por familiares que consideran como algo “normal” las vejaciones que aún hoy en día se sufren en un momento tan vulnerable y que debiera ser tratado con respeto e intimidad como el parto, y en última instancia por ellas mismas, confundiendo una depresión posparto con un estres postraumático por haber sido maltratadas y abusadas en un momento emocional tan sensible. Existe mucha ignorancia e incomprensión sobre este tema y hacia las mujeres que la sufren.

Afortunadamente algunos hospitales empiezan a concienciarse y a crear centros especializados en Partos Respetados, pero muchos otros siguen anclados en una obstetricia equivocada, obsoleta, que no respeta la fisiología del parto ni a las parturientas.

Muchas mujeres son conscientes de haber vivido alguna situación abusiva que les ha traumatizado y no saben a quién ni como reclamar. Y en la inmensa mayoría de los casos lo único que quieren es dar a conocer esa mala praxis y que no le vuelva a pasar a otra mujer lo que les pasó a ellas. Y esa, es la gran razón para denunciar: que no vuelva a pasar.

Sigue leyendo