Disfruta el verano con los “Deberes de vida” del Profe Manolo

Estoy oyendo hablar muchísimo de libro este verano y con toda la razón del mundo: es el libro de actividades para vacaciones que nos hubiera encantado tener a todos porque en este libro encontramos una lista de tareas para aprender a disfrutar de la vida.

Foto 14-7-19 18 13 42

Este cuaderno de la Editorial Montena está basado en la famosa lista de actividades para el verano que se hizo viral en redes sociales a través del Profe Manolo, y que ahora se ha completado con ideas sobre cómo llevarla a cabo, extraer un aprendizaje y adquirir una experiencia.

Sigue leyendo

Tarde genial en el Taller “Jugamos y Construímos Juntos” de Imaginarium

Lucy y yo fuímos a un evento de Imaginarium organizado por Madresfera que consistía en participar realizando puzzles y jugando con tooodos los juguetes de la tienda. Ahí es nada.

A mi me gusta un evento, pero lo de esta niña no tiene nombre: lo dió absolutamente todo.

Nada más llegar bajé a Lucy del carro y ya estaba gateando, mirando a todo el mundo desde ahí abajito, sonriendo y socializando, porque es un amor. Me cogía las manos para andar y recorrer toda la tienda y su primer descubrimiento fue la piscina de bolas. Yo no pensaba que algo así, tan parecido a un parque, cerrado y que limita los movimientos le iba a gustar tanto. Pero si, le encantó y Súper Papá y yo ya estamos buscando pelotas para hacerle una personalizada.

Lucy jugando en la piscina de pelotas con 42 semanas.

El taller consistía en construir puzzles y los niños más mayores que acudieron se lo pasaron genial montando unos 3D de la Torre Eiffel, el Empire State y el Big Ben. Estuvieron muy entretenidos y concentrados en su cometido mientras los más pequeños, que también tenían su puzzle, jugaban por toda la tienda.

  

A Lucy le tocó un puzzle de madera que utilizó mordiendo las piezas, pero en seguida lo dejó a un lado para recorrerse la tienda. En casa le da mucho más uso, pero en el Imaginarium era imposible que le hiciera caso.

 

Lucy con su puzzle.

Gateaba por debajo de las mesas y yo acabé agotada de agacharme a buscarla, de arrastrarme detrás suya… No la había visto nunca tan nerviosa y emocionada. ¡Quería abarcarlo todo!

   

Uno de los juguetes que más nos gustó fue un correpasillos que me pareció muy práctico. Las ruedas no le sobresalen, las lleva integradas en la base y giran 360°, así es bastante difícil que encalle en algún sitio. Le dije a Lucy que se agarrase bien al manillar y como no le llegan los pies al suelo, sujetándola de la espalda girábamos y dimos un montón de vueltas. Ella se quedaba quietecita y no se soltaba, pero se reía un montón. Es de forma curva antichoque y tiene un compartimento en la base para guardar cosas. Nosotros probamos el modelo que imita a un coche de policía, pero nos gustó mucho más el de mariquita. Si lo compramos tendríamos que esperar a que crezca un poco porque yo acabé con los riñones destrozados de ir agachada. Pero el rato que estuvimos dando vueltas fue completamente mágico y lo repetiría aunque no pudiese levantarme ni andar luego.

Lucy disfrutando con el correpasillos.

También hubo un momento de descanso, y menos mal porque no hay quien le siga el ritmo a Lucy. Los organizadores del evento nos ofrecieron abituallamiento y merendamos muy bien. Lucy para reponer fuerzas se comió 3 sándwiches de jamón York, con unas ganas y un gusto… Digno de ver, me los arrancaba de la mano. Y después de merendar, a jugar de nuevo. Yo creo que Lucy no se llegaba a creer lo que estaba pasando.

Lucy merendando 3 veces.

Algo que tenía en mente, era probar los andadores; Llevo un tiempo pensando en comprar uno a Lucy pero todo el mundo me dice que no les hacen ni caso y yo no sé si realmente merece la pena e incluso he llegado a pensar que pueden frenar su desarrollo normal, así que esta era una oportunidad para comprobar si haría caso a un andador o no. Y en un principio, aunque le puse varios modelos, no se apoyaba en ninguno y no tenía mucha curiosidad. Hasta que llegó Súper Papá, que no sé cómo lo hizo, pero consiguió que se agarrase a uno y se diese un par de vueltas.

El contra que le veo al andador, es que lo de girar no lo controla y hay que ayudarla. Para aprender a andar a lo mejor no, pero como juego, puede estar bien cuando ya ande y se mantenga sola de pie. Ella desde luego se lo pasó genial.

Lucy feliz con el andador.

Hemos disfrutado muchísimo la visita al Imaginarium, que por cierto era enorme y precioso. Tiene dos plantas, librería, peluquería para niños y hasta una heladería dentro. Yo no lo conocía pero es el mejor que he visto hasta ahora.

Tanto Súper Papá como yo, coincidimos en que no habíamos visto a Lucy así nunca: tan nerviosa, tan emocionada, imparable… Sobre todo tan sociable y simpática. Estaba feliz y se lo pasó muy bien.

Salimos de la tienda y Súper Papá la llevaba en brazos. Estaba agotada pero tan entusiasmada que miraba hacia atrás y a nosotros como preguntándose porque nos íbamos de ese lugar tan maravilloso dónde podía jugar con todo y le daban de comer. En el coche cayó rendidita.

¿Cuál es tu juguete preferido de Imaginarium?

¿Qué tipo de juguetes le gusta a tu bebé?

Mensaje a Lucía

Lucy… Así es como te llamamos tu papá y yo la mayoría del tiempo. Nos gusta y nos hace mucha gracia, pero tu nombre es Lucía.

Ya siento que queda muy poquito para tenerte aquí. Siento que el momento en el que nazcas está muy cerca.

Pasamos horas imaginando cómo serás, qué te gustará, qué te hará gracia, qué aprenderás y copiarás de nosotros, y hemos llegado a la conclusión que lo vas a pasar genial.
No somos unos papás que vayamos a necesitar tiempo para nosotros, no vas a molestarnos. Queremos estar todo el tiempo contigo, juntitos los tres. Queremos dormir contigo, queremos bañarte juntos, queremos estar a tu lado cuando estés malita… Cuidarte y hacer que estés tranquila y feliz,  ¡Y que te rías mucho con nosotros!

Quiero que sepas que el papá que he elegido para ti es el mejor papá que te vas a poder encontrar. Me quiere y me cuida desde el primer día, y nos ha cuidado a las dos desde el primer momento. Se alegró mucho al saber que iba a ser papá porque siempre ha querido serlo. Se le ilumina la cara solo con pensar que dentro de nada te tendrá en brazos. Te quiere mucho y te lo va a demostrar todos los días igual que me lo demuestra a mi. Vas a tener su apoyo en todo momento y nunca vas a sentir que no le importas, porque eres tan importante para él, que todo lo demás pasa a un segundo plano. Va a darlo todo por ti, va a esforzarse en proporcionarte lo mejor porque eres su niña, su primera hija. E incluso ya dice que entre las dos le vamos a volver loco y nos va dar todo lo que pidamos, porque se le cae la baba conmigo y ahora también contigo.

Muchas veces te acaricia en mi tripita y tu empiezas a moverte estando dormidita, yo creo que sabes que es él por como te acaricia. Te debe gustar mucho porque te pones muy contenta.

La primera vez que puso la cabeza en la tripita y te escuchó moverte se emocionó mucho… Le gusta mucho como creces, le hace mucha gracia la tripita y dice que estamos muy bonitas. Desde el primer momento le ha encantado ver como crecías, imaginar a dónde te llevará, qué ropa te pondrá, las historias que te contará y las cosas que te va a enseñar. No muchos padres son así, tu papá si quiere pasar tiempo contigo y disfrutar de ti y de tu compañia, espero que lo valores y lo aproveches.

Vamos a compartir su amor las dos y te aviso que tu papá cuando quiere, quiere mucho y de verdad. Así que tu también tienes que ser buena con él y querer mucho a tu papi. Entre las dos también vamos a cuidarle a él, ¿vale?

Te pintó la habitación con tanta alegría y tantas ganas… Montamos los muebles y tu cunita con una sonrisa y quisimos que tu habitación fuese lo más bonita y cómoda posible para ti, aunque vayas a dormir con nosotros ya veremos el tiempo, deseamos que tuvieses tu espacio para cuando empieces a jugar y gatear. Cada cosa que hemos comprado para ti ha sido con tanta ilusión, desde la lampara hasta las sábanas… Esperamos que te guste mucho.

letras puerta habitación lucía

Y yo, soy tu mamá. Esa que te da los buenos días en cuanto te mueves por la mañana, la que se queja cuando te mueves mucho por la noche y no puede dormir, la que te acaricia cuando estás muy inquieta y te tranquiliza, la que te canta en la ducha, la que habla contigo cuando está sola en casa mientras friega los platos o coloca ropa… La que te sube o te baja el castigo de cinco años sin salir de casa que te impuso cuando estuviste muchos días sin dejarla dormir… Esa que está horas y horas leyendo para que ambas tengamos un parto respetado y bonito, para que no nos separen, para poder disfrutar de la lactancia… Para que tengas un nacimiento feliz y eso te acompañe toda la vida.

La que junto a tu papá ha limpiado y colocado tu ropita con tanta ilusión… La que llora cuando coloca algo precioso que te hemos comprado o te han regalado… Esa que está muy tonta todo el tiempo, a veces muy cansada y a veces con arranques de energía… La que tiene siempre hambre porque con la diabetes gestacional no puede tener todos los antojos que le gustaría. La que últimamente está tan incómoda que duerme un día si y otro no….

Nosotros somos tus padres, siempre vamos a estar a tu lado, a apoyarte, a quererte… Tenerte es una decisión que tu papá y yo tomamos con mucho amor, con felicidad e ilusión.

No te voy a mentir, tenemos miedo, claro que si, miedo a muchas cosas. A lo desconocido, a no saber que hacer, al parto, a tenerte en brazos y no saber lo que te pasa, a equivocarnos, a arrepentirnos por haber hecho algo mal porque no somos perfectos… Miedo a no hacerte feliz… Pero, ¿sabes qué? Tu papá y yo te queremos, te queremos muchísimo igual que nos queremos entre nosotros, y mientras eso siga así, no habrá nada que no podamos superar juntos.

TE QUEREMOS, TUS PAPÁS.