Biberón Zero Cólicos y Zero Confusión de Suavinex. #CongresoSuavinex

Que la lactancia materna es lo mejor para tu bebé ya lo sabemos. Y que la OMS aconseja que sea hasta los seis meses cómo mínimo, también.

El problema llega cuando los permisos por maternidad son tan cortos que ponen en peligro la continuidad de la lactancia materna por la incorporación a la vida laboral, y muchas madres, además de llenar el congelador con un buen banco de su leche, tienen que sustituir su pecho por un accesorio y algunas tienen problemas para que sus bebés lo acepten.

Sigue leyendo

Anuncios

#JornadaOptimum con Lucía Galán

Hace unos días asistí a un evento en el que Lucía Galán de Lucía Mi Pediatra ofrecía una charla con el título “¿Quién nos prepara para ser padres?” en la que habló del posparto, del sentimiento de culpa y de los juicios que se hacen a la maternidad. Ponía de manifiesto que “la mejor receta para ser una buena madre es la tuya”, y la verdad es que tenía ganas de verla en directo y conocerla.

aefc87a6-3a96-4d1e-9130-bdf125742b30.JPG

Con Lucía Galán. Fotaza de Lucy de Chibimundo.

Sigue leyendo

¿Qué encontramos en el nuevo Programa Educativo de Nutrición de Nestlé?

Si lees mi blog a menudo, sabrás que decidimos criar a nuestra hija de una manera natural, con Lactancia Materna exclusiva hasta los seis meses y realizamos la introducción de la alimentación complementaria de manera autorregulada por ella misma, mediante Baby Led Weaning. Nunca hemos utilizado leche artificial, ni nuestra hija a comido purés enriquecidos. Tampoco hemos comprado nunca alimentos especialmente dirigidos para bebés, y sobretodo el primer año, leímos el valor nutricional de miles de alimentos huyendo del azúcar y la sal. Y estamos muy convencidos y contentos de haberlo hecho así.

Hace unos días me invitaron a un evento de Nestlé, y decidí ir ya que me interesaba mucho porque presentaban su nuevo Programa Educativo de Nutrición, el cual puedes encontrar en su web e ingresar de manera gratuita; En este programa puedes encontrar información, sugerencias, recomendaciones y consejos sobre la alimentación en los primeros 1.000 días de la vida de nuestro bebé, desde el embarazo y extendiéndose hasta los dos años.

Nestle madrid-77.jpg

Fotos Cortesía de Nestlé

 

La presentación se realizó en Baby Deli, un espacio del que había oído hablar, pero no conocía personalmente. Además de ser juguetería, con unos juguetes escogidos y fantásticos, es cafetería, realiza talleres, celebra cumpleaños… y nos trataron genial, nos ofrecieron un desayuno y un brunch muy rico. Si estás por Madrid, no dudes en visitarlo.

 

Archivo 28-5-17 14 07 04.jpeg

Archivo 28-5-17 14 06 10

 

En este lugar nos enseñaron cómo funciona el programa, qué puedes encontrar en él, e incluso participamos por equipos mis compañeras bloggers y yo, en una especie de “Trivial de la Nutrición” de la mano de la nutricionista Yolanda Jiménez.

Siendo sincera, pensaba que en el evento nos iban a hablar de las bondades de sus productos, pero en ningún momento se nombraron. Es más, me sorprendió gratamente que dirigieran el programa hacia la lactancia materna, pero claro, es que el lema es “Empieza bien, Crece sano”, y el mejor comienzo en la lactancia materna.

En este vídeo puedes ver de forma rápida de qué se trata:

 

Es un programa muy visual, que incluye vídeos e infografías. Está dividido en 4 etapas, en las que puedes encontrar artículos por temas diferentes, con secciones como “Descubre”, “Aprende” y “Practica”. Puedes guardar los artículos que te parezcan más interesantes en “Tus Favoritos”, compartirlos en tus redes sociales directamente y puntuar con cinco estrellas como máximo según te haya parecido completa o insuficiente la información que encuentres. Incluyen test para que compruebes lo que has aprendido.

 

Nestle madrid-48.jpg

Fotos Cortesía de Nestlé

 

Y para poder hablar de este programa con conocimiento sobre el mismo, y también por poseer una gran curiosidad que me caracteriza, me lo he leído por completo. Estos son algunos de mis comentarios y valoraciones, y las separo por las mismas etapas que señala el programa:

  • EMBARAZO

Se centra en la alimentación de la madre durante el embarazo. En este apartado encontramos guías de los diferentes grupos de comidas, con recomendaciones sobre las cantidades de ingesta diarias. También podemos descubrir en qué alimentos se encuentran los principales nutrientes y para qué son importantes.

Asimismo inciden en la necesidad de mantener una alimentación variada, sana y equilibrada durante el embarazo, y dan indicaciones sobre la seguridad a la hora de consumir alimentos y cuáles debemos evitar durante el embarazo.

Es una información bastante completa, con la que podemos guiarnos si antes del embarazo llevábamos una vida relajada respecto a nuestra alimentación, aunque me da la sensación que reiteran demasiado el tema del peso durante el embarazo y esto puede estresar muchísimo a una mujer embarazada.

Durante el embarazo engordamos, retenemos líquidos… Y suelen indicarnos que “no podemos engordar” más de 10 kg, cuando ese peso se alcanza e incluso se supera solo con el incremento de tamaño de los pechos, del útero, del volumen de sangre y líquidos, y no olvidemos el peso de la placenta, el líquido amniótico y por supuesto, el bebé.

Con una buena alimentación (que no dieta) y no llevar una vida sedentaria, a no ser que haya algún problema (preeclamsia, diabetes gestacional, etc…) no creo que una mujer embarazada deba obsesionarse demasiado con el peso que aumenta. Además que durante la lactancia materna consumimos 500 calorías más cada día, por lo que adelgazamos y se suele decir que ese peso que cogemos durante el embarazo son reservas para después.

 

Nestle madrid-59

Fotos Cortesía de Nestlé

PREPARACIÓN PARA LA LACTANCIA MATERNA

Me ha sorprendido gratamente que dedican varios artículos a la lactancia materna, hablando de sus beneficios tanto para el bebé como para la mamá. Aunque soy de las que pienso que no hay que hablar de los beneficios de la lactancia materna, si no de los perjuicios de su ausencia.

Uno de los consejos que señalan es comprar un sacaleches, pero yo no recomiendo comprarlo hasta que sea necesario realmente por las circunstancias de cada una porque no son baratos. Yo nunca he tenido sacaleches por ejemplo, ni lo he necesitado.

En algún vídeo he escuchado que la alimentación del bebé es cada 2 o 3 horas y esto es incorrecto. La alimentación del bebé es a demanda, puede ser cada hora, cada 15 minutos… Y es importante que la futura mamá tenga esto claro, y no se agobie o piense que no tiene leche si su bebé no se adecúa a esas “2 o 3 horas” que señalan.

Hace poco escribí un post en el que hablaba de las “10 cosas que debe saber una Premamá que quiere dar el pecho”, que creo que puede ayudar a la preparación de la lactancia durante la maternidad.

 

 

  • 0 a 6 meses

En esta parte del programa te enseñan a reconocer las señales de hambre y satisfacción del bebé. Un artículo bastante bueno que intenta que ofrezcas pecho al bebé antes de que comience a llorar y que sea una alimentación autorregulada por el mismo, esto es perfecto porque es así como debe ser. Pero insisto en el mismo error que el punto anterior: no hablan de alimentación a demanda, indican intervalo de horas.

Hay un artículo bastante extenso, creo que el más extenso, sobre los problemas que puede haber durante la lactancia materna y dan algunos consejos, de los cuáles algunos no son muy actualizados, para solucionarlos. Creo que es bueno conocer las distintas patologías, pero de la manera que está escrito y presentado, da la sensación de que pueden pasarte muchísimas cosas. Incluso a mi me ha agobiado bastante la verdad, y me preocupa que a una premamá le ocurra lo mismo y opte por otro tipo de alimentación.

Me ha faltado que hablen de las crisis de lactancia, que hay que saber reconocer y tener en cuenta, para poder actuar en consecuencia y no abandonar la lactancia por razones equivocadas.

 

 

  • 6 a 12 meses

A partir de los 6 meses comienza la alimentación complementaria y dan pautas para ello. Explican muy bien que se debe seguir con lactancia materna y que debe ser el alimento principal, que la alimentación debe ser complementaria a la leche. También describen las señales de hambre y satisfacción, que cambian según el bebé crece.

Insisten mucho en la carencia de hierro a partir de los 6 meses ya que la leche materna no cubre las necesidades de un bebé de esa edad. Pero ante esta carencia, en vez de recomendar cereales infantiles enriquecidos, deberían recomendar alimentos ricos en hierro. Por dos razones muy básicas: un bebé puede comer cereales sin necesidad de que sean en papilla y porque ese tipo de cereales suelen llevar una gran cantidad de azúcar, algo que no debería tomar un bebé hasta el año de edad por lo menos.

Hablan de alimentos alérgenos y señalan un orden concreto de introducción cuando no es necesario según la SEICAP. Solo hay que tener claros los alimentos a evitar hasta el año, pero todos los demás se les puede ir ofreciendo a partir del momento que están preparados para digerir comida solida.

Mencionan el BLW pero sin nombrarlo, señalando los 8 meses como edad adecuada para comenzar a comer sólidos y aquí veo varios errores, sobretodo en un vídeo: Los bebés pueden comer sólidos desde los seis meses, y la manera de presentar los alimentos debe ser en trozos grandes para que puedan agarrarlos, no en trocitos como muestran. Los bebés no hacen la pinza hasta los 10 meses aproximadamente y no pueden coger esos mini trocitos, que además tienen peligro de atragantamiento si consiguen llevárselos a la boca.

 

 

  • 12 a 24 meses

En esta etapa hablan sobre la autonomía del bebé a la hora de comer, dan buenos consejos sobre compartir en la mesa para que aprendan a través de la imitación y así dar buen ejemplo con una alimentación variada.

También nombran que en esta etapa comienzan a utilizar cubiertos, y pueden comenzar a beber en vasos sin tapa. A mi esto me resulta un poco tardío en esta etapa.

Incluyen un recetario para hacer comidas nuevas a nuestros peques y así intentar que coman de forma variada.

 

 

Estoy a favor de informarse, de leer todo lo que puedas para contestar esas mil preguntas que surgen a diario desde el momento que sabemos que estamos embarazadas. Pero también sé que la información cambia mucho dependiendo de quién la facilite o de dónde la encuentres, y muchas veces nuestro espíritu crítico tiene una gran importancia en este proceso.

Supongo que no es lo mismo leer este Programa Educativo de Nutrición llegando de cero, que con información previa sobre el tema, e incluso teniendo hijos e hijas más mayores, que ya han pasado por estas etapas, porque la experiencia también cuenta.

No cabe duda que hay apartados con una buena y completa información, pero a otros les falta o no tienen información, que buceando un poco el internet o entrando en grupos de Facebook específicos sobre alimentación infantil, BLW o lactancia materna, puedes encontrar.

Tengo que decir que la idea me parece genial: englobar en una web información sobre los 1.000 primeros días, dando pautas y recomendaciones para una alimentación saludable con un formato fácil y divertido es estupendo. Sería perfecto si la información estuviera más actualizada en algunos artículos.

En general, los conceptos importantes, como la lactancia materna, no forzar para comer a los bebés, mantener una dieta sana, etc… están bien comunicados. Para una mujer embarazada o una mamá reciente que busca información de cero, es un sitio donde encontrar mucha y tener claros esos conceptos importantes, pero no debería ser el único.

 

Nestle madrid-21

Fotos Cortesía de Nestlé

Tengo que agradecer a Nestlé por invitarme a este evento, en el que pude conocer a muchas bloggers a las que quería poner cara y volver a coincidir con otras. Y también tengo que agradecer la oportunidad de dar mi opinión sobre el programa, deseando que las críticas sean constructivas.

10 Cosas que debería saber una Premamá que quiere dar el pecho

Si estás embarazada y has decidido dar el pecho ¡Felicidades! Has elegido dar lo mejor a tu bebéPuede que todo vaya perfecto o puede que cueste. A veces no es fácil, surgen problemas, no te dan buenos consejos, o te encuentras con profesionales sanitarios desactualizados que no te ayudan… Pero no desesperes, no te rindas y busca ayuda para dar lo mejor a tu bebé.

Creo que es fundamental prepararse de cierta manera para la lactancia, ya que en nuestra sociedad actual no convivimos con mujeres lactantes, hay muchísimos mitos al respecto y de nuestro alrededor surgen consejos contraproducentes aún con la intención de ayudar.

A continuación puedes encontrar algunos consejos que yo daría a una premamá que está dispuesta a dar el pecho, cosas básicas que creo debe saber para prepararse durante el embarazo:

Sigue leyendo

Síndrome Pre Menstrual y Lactancia Materna

Desde que me volvió la regla, 14 meses después de dar a luz he notado muchos cambios en esos días y sobretodo en los de antes. Nunca he tenido SPM, o por lo menos nunca lo había notado. Antes de quedarme embarazada, ni malestares físicos notables, ni dolores, ni mal genio. Ni tomando la píldora anticonceptiva ni sin tomarla. Desde que volvió la menstruación a mi vida ya no soy la misma.

Comencé a tomar de nuevo la píldora anticonceptiva, consultándolo antes con mi médico de cabecera y asesoras de lactancia porque seguía dando el pecho. Además de muchas razones personales y el acné adolescente que jamás antes había tenido, es el método con el que me siento más segura y siempre me ha ido mejor.

En esos días el volumen y temperatura de mis pechos aumenta considerablemente y he llegado a ponerme frío en pleno invierno, tengo que tomar ibuprofeno cuando soy de las que tengo que estar muriendome para tomar algún medicamento… El chocolate es casi una dieta obligada, cuando nunca lo había sido. Tengo menos paciencia con todo, incluída Lucy, y dar el pecho a veces llega a ser incluso desagradable. Para el arrastre estoy.

El SPM llegó como un torbellino, provocándome una agitación terrible cuando Lucy toma pecho. En una época me dieron hasta pinchazos en los pezones y llegué a pensar que podía tener una mastitis sub clínica. Pero no. La sensibilidad llega a un punto en el que con cualquier roce veo las estrellas, así que la boquita de Lucy me lleva al espacio directamente.

No todos los meses, unos más que otros y no de la misma manera. Pero según pasan los ciclos lo noto más y más. Junto con otros síntomas, como el cansancio o los dolores de cabeza, tengo una nube gris encima de mí que provoca que esté más sensible y de mala leche al mismo tiempo. Un sin dios.

giphy

Esto se suma a que Lucy  lleva un tiempo mamando de aquella manera, haciendo el pino, dando vueltas, con posturas imposible y poniendo la boquita con los dientes por delante. Que lo hace siempre, pero en esos días que estoy más sensible lo paso verdaderamente mal.

He intentado negociar con ella, jugando a contar el tiempo que está al pecho, posponer la toma distrayendo… pero cuánto más intento evitarlo, más pide y con más exigencia.

Sé que a mi me molesta más por la sensibilidad, y que me siento agobiada porque parece que cuánto más lo evito más lo pide. Más mama por la noche y yo descanso peor, más pide por el día, más tiempo se pasa en el pecho y lo peor de todo, más quiere sintonizar la otra teta. O puede que sea mi percepción por la agitación.

Y cuando por fin llega la menstruación no puedo decir que estos síntomas desaparezcan, pero si disminuyen de manera considerable. El que más se sigue notando, para no darme tregua, es la agitación al mamar.

Son solo unos días al mes en los que confieso que llego a pensar varias veces que se acabó la lactancia, que no doy más de mi y que ya he cumplido con creces después de 27 meses. Pero luego se me olvida hasta el siguiente síndrome pre menstrual, que puede que sea mejor, igual o peor.

A veces me pregunto si cuando termine de dar el pecho, todo volverá a ser como antes o me voy a quedar como estoy.

¿Tu síndrome premenstrual cambió con la lactancia?

Joyas Maternales de Begoña Prats: un Recuerdo de tu Lactancia Materna

Hace un tiempo supe que existía una empresa en EEUU que realizaba joyas con leche materna. Me pareció una idea preciosa pero la logística era un poco complicada; ¿cómo me aseguraban que esa leche materna que viajaría tanto, sería la que finalmente engarzarían en la joya?

Con el paso del tiempo se me olvidó el tema aunque me encantaba la idea de tener un recuerdo eterno y tangible de esta etapa tan maravillosa que Lucy y yo estamos viviendo.

Pero hace unos meses conocí a una mujer que se ha lanzado en un proyecto para conseguir que tengamos ese recuerdo tan bonito: Begoña Prats

Begoña es una madre de mellizos, mallorquina de nacimiento y afincada en Barcelona, que dejó apartados sus estudios cuando descubrió que su verdadera pasión era la joyería. En 2009 terminó de formarse en lo que realmente le gustaba y comenzó a trabajar como freelance y a participar en exposiciones nacionales e internacionales con sus creaciones.

Es una mujer con muchas facetas y muy emprendedora. Es la creadora de la aplicación “Happy Recipes” que muchas hemos utilizado al comenzar con el BLW. Yo la utilizaba sin saber que era suya.

Alguien le expuso la idea de hacer joyas con leche materna en un grupo de facebook (ese día andaba yo por ahí y vi lo que se estaba cociendo) y ella se puso a investigar hasta que consiguió averiguar cómo conseguir “convertir la preciada leche materna en una preciada joya” como ella misma dice.

Hace poco Begoña me mandó el catálogo y cuando vi las joyas me emocioné mucho. Se que han sido muchas horas, semanas y meses de trabajo para descubrir un tratamiento especial con resina para garantizar la durabilidad de la leche materna.

Es un recuerdo especial y único, algo que el día de mañana pueda incluso regalarle a mi hija, que sea una joya familiar que pase de generación en generación.

1.jpg

Begoña Prats tuvo una lactancia complicada y mixta, y entiende perfectamente la importancia de la lactancia materna. Para ella realizar estas joyas es una especie de terapia y admira muchísimo a todas las madres que consiguen superar complicaciones en la lactancia.

Conoce esa necesidad de las madres que quieren una joya así de tener la seguridad de que esa leche materna es la suya. Es algo simbólico pero con mucha importancia y Begoña  garantiza que así será.

“Me llegan historias de superación, historias preciosas de mamás luchadoras que han conseguido mantener su lactancia a pesar de las adversidades. Me hace muy feliz poder ayudarlas a conseguir una Joya tan simbólica.

Cada pieza que hago la trato con mucho cariño y respeto porque comprendo lo que implica cada gota de esa leche maravillosa que me confían”

(Begoña Prats)

Tener un recuerdo de este periodo de lactancia es una ocasión única. Muchas veces pienso en cuándo se destetará Lucy y le he dado a entender a Súper Papá que me tengo que ir sacando leche y congelarla, porque QUIERO una de estas joyas. La he pedido por Papá Noel, para Reyes, para mi cumpleaños, santo y aniversario de boda. Me encantaría tenerla para el #LucyCumple2 que es lo primero que viene, como un recordatorio de estos dos años de lactancia.

3

Jamás me he sacado leche ni tengo sacaleches. Tampoco he podido nunca hacerlo manual ni he puesto mucho empeño en ello porque no lo he necesitado. ¿Pero adivináis quién lleva ya unos cuántos días practicando? Exacto.Os dejo un vídeo por si estáis en la misma situación que yo. Se necesitan entre 20 y 30 ml de leche, no es mucho y lo conseguiré.

Begoña realiza colgantes, anillos, pulseras, pendientes… en Plata de Ley con opción de baño de oro. Y puedes hablar con ella para personalizarlos al máximo.

La web de Begoña Prats es www.joyasmaternales.com y aquí podéis ver el catálogo de estas Joyas Maternales. Si os animáis os dejo los pasos para hacer un pedido:

Mandar un mail a

hola@joyasmaternales.com

incluyendo los siguientes datos:

  • La pieza o piezas en las que estás interesada (no olvides identificarla con el número que hay al pie de imagen de cada modelo en el catálogo)
  • Tu nombre y apellidos
  • Dirección
  • Teléfono de contacto

Seguirán el orden de llegada de pedidos y  contestan a todo el mundo. Cuando lleguen al tuyo se pondrán en contacto contigo para la recogida de tu muestra de leche materna.

El precio de la Joya Maternal lleva incluído el servicio de recogida de mensajería y te enviarán información gráfica para mostrarte cómo preparar la muestra para que llegue sana y salva. También incluye el envío de la Joya Maternal.

El abono del pedido se paga por Paypal o por transferencia y desde que reciban la muestra tardarás alrededor de dos semanas en recibirla.

Espero que muchas mujeres puedan conseguir este recuerdo maravilloso, que se hagan este regalo así mismas para recordar su lactancia y ese tiempo de relación tan estrecha y preciosa con sus bebés, y no puedo más que agradecer a Begoña que se haya lanzado en esta aventura y felicitarle por ello.

Espero poder enseñaros mi Joya Maternal dentro de poco tiempo.

 

PicMonkey Collage.jpg

Pediatras que se venden #LactanciaxDinero

No es un caso aislado ni una excepción: Diariamente algún pediatra (que no todos) se carga la lactancia materna de una mujer y su bebé. Y quien dice alguno, dice cientos.

Todos y todas hemos oído a alguna mujer repetir consejos contraproducentes y obsoletos que algún pediatra o profesional sanitario le ha dado a una madre que tenía problemas con la lactancia. Lactancia que al final ha fracasado.

Un pediatra desactualizado o desinformado, al no saber ayudar a una madre con problemas, puede acabar con una lactancia deseada e incluso salvable dando consejos contraproducentes y obsoletos. Una lactancia que la OMS recomienda en exclusividad hasta los 6 meses porque aunque a muchos les cueste aceptarlo, la leche materna es lo mejor para los bebés y es un tema de salud pública.

Pero cuando además un pediatra no solo no se actualiza ni ayuda a esas madres, si no que recibe dinero, favores, regalos o viajes de una empresa fabricante de leche artificial, la cual recomienda, antes de derivar a una matrona o asesora de lactancia, no solo es un mal profesional: comete un delito contra la Salud Pública, vulnera su Código Deontológico y también el Código de Comercialización de de Sucedáneos de Leche Materna.

Y esto es lo que recientemente ha pasado en el hospital Sant Joan de Alicante: el anterior jefe de pediatría y el actual están siendo investigados por apropiarse de los ingresos que recibían en la asociación pediátrica, fondos que las empresas de leche de fórmula destinaban a la investigación de la nutrición de infantil. Además los médicos se comprometían a promocionar y publicitar la marca entre las mujeres de la planta de maternidad, las recién paridas, algo que está legalmente prohibido, ya que están obligados a defender la lactancia materna y lo mires por dónde lo mires no es ético ni moral.

Me da miedo pensar hasta dónde llegan algunos por dinero, hasta dónde pueden dañar a otras personas, a madres y bebés por un puñado de euros. Estos hechos son muy graves y lo peor es que muchas estanterías de consultas de pediatría están llenas de estos productos, por lo que estos hechos son bastante comunes y lo sabemos.

Lamentablemente estos doctores no están siendo juzgados por violar los códigos ya mencionados, ni por cohecho, solo por desviar dinero. ¿A quién le importa la lactancia materna?

A nosotras nos importa. Y nos hemos movilizado.

Pilar Martínez de Maternidad Continuum ha creado un grupo de Facebook #LactanciaxDinero Por unos profesionales sanitarios honestos en el que estamos organizándonos para lograr que se nos escuche y que se tenga en cuenta la violación de leyes y de códigos que esto supone.

Aquí se encuentran recogidos todos los post que muchas blogueras hemos escrito sobre el tema. Cuantas más seamos y más difundamos estas acciones mejor.

Hoy lunes 1 de agosto de 2016 pretendemos ser Trending Topic con #lactanciaxdinero y necesitamos ayuda: hazte una fotografía con un cartel, con alguna frase que derribe mitos sobre la lactancia e incluye el hastag #lactanciaxdinero, cuando postees en tus redes sociales incluyelo también… ¡Hagamos ruido!

También hemos realizado este vídeo para denunciar a esos pediatras que se venden (porque afortunadamente hay muchos otros que respetan y apoyan la lactancia materna), con letra de De Profesión Mami y voz de Cuando los Sueños Despiertan. Queremos que esto no vuelva a ocurrir y que le empiecen a dar la importancia que tiene, así que si puedes compartir y difundir será de gran ayuda.

 

¿Algún pediatra te ha ofrecido muestras de leche artificial?

¿Te ha recomendado dejar la lactancia materna aunque tu pedías ayuda para continuarla?

¿Alguna vez te han dado algún consejo obsoleto que ha terminado con vuestra lactancia deseada?

 

 

18 meses de Lactancia Materna

Un año y medio dando el pecho.

Dieciocho meses que han pasado volando en los que Lucy ha crecido hasta casi doblar su tamaño y triplicar el peso con el que nació.

Más de 540 días con la teta fuera a demanda en los que todos mis conocidos me han visto los pechos cuando yo nunca hice top less. Al principio reparo y para qué negarlo, también vergüenza. Pero duró poco y ahora es lo más natural del mundo para mi.

Archivo 8-7-16 6 07 43

Todo este tiempo en el que le he dado lo mejor, lo natural, lo más sano. Aquello que mi cuerpo produce específicamente para ella.

Noches sin dormir porque no suelta el pecho, dolores de espalda por la posición haciendo colecho. Pero sin levantarnos para hacer biberones, simplemente nos enganchamos a la teta y seguimos durmiendo. Noches geniales.

Mordisquitos y su búsqueda de tetita dormida, sentándose en la cama con los ojos cerrados y encontrándola por intuición. Durmiéndose encima mía en posturas incómodas pero de amor.

Tomando pecho haciendo el pino, cambiando mil veces de posición y haciéndome daño. Y también dándoles besitos a las tetis.

Sirviéndose ella misma en cualquier lugar y momento. Cambiando de teta según le apetezca dando mil vueltas.

Su carita mirándome desde ahí abajo. Su sonrisa y el escape de pezón con una risita.

Exigiendo teta en momentos inverosímiles e incómodos. Y también buscando la seguridad que solo yo puedo brindarle cuando hay gente desconocida.

Lo agustito que sale del baño entre toallas y albornoz, y lo único que mejora ese momento de relajación es engancharse a la teta abrazadita a mamá.

En la cama tumbada buscando su tetita para “dormititir” (dormir con la teta).

Sintonizando, pellizcando, aplastando el pezón. Pero también acariciando la teta con la manita, despacito y con amor.

Ese “¡teta!” tan perfecto dicho de esa manera tan alegre con ilusión en los ojos. Lo primero que me dice por la mañana muchos días.

Cómo señala la cama para que me tumbe a darle el pecho y como se acurruca a mi lado..

Dando el pecho leyendo, escribiendo, al ordenador, en el baño, cocinando, limpiando… Cambiándole de ropa, de pañal, cortando sus uñitas… La teta lo facilita todo.

A veces hartura. “No puedes tenerme toda la mañana sentada con la teta fuera dando chupitos cariño…”

A veces cansancio: “Si quieres teta estate quieta y deja de hacer fuerza que me matas la espalda”.

A veces la única manera de consuelo y tranquilidad: “Cariño, ¿te has hecho daño? ¿Quieres teti?”

A veces maravilloso: “¿Nos tumbamos en la camita y nos damos cariñitos?”

A veces miedo por terminar esta etapa en la que me siento tan poderosa. Mis pechos alimentan a mi bebé. Jamás había sentido algo tan especial y puede que cuando nuestra lactancia termine no vuelva a sentirlo nunca.

18 meses en los que la lactancia ha ido cambiando según las necesidades y demandas de Lucy. Exactamente igual que la leche materna que sigue alimentándole.

Nunca me planteé un tiempo máximo pero si dudé si sería capaz de hacerlo, aunque ha habido momentos y noches duras, creo que lo estoy consiguiendo. Siento que me supero a mi misma.

Simplemente hemos dejado que todo fluyese, dejándonos llevar y disfrutando al máximo esos momentos que cada vez son menos.

¿Y el día que se termine? Ni lo pienso, lo veo tan lejos… Aquí estamos y seguiremos.

Hemos cambiado y crecido juntas. Aunque ella más rápido y yo voy detrás corriendo para alcanzarle. Y esforzándome al máximo para que sea feliz y el pecho le ayuda a ello.

La lactancia nos ha facilitado un vínculo especial y único, el cuál desconozco si seria igual de no haber instaurado la lactancia, aunque mi instinto me dice que sería muy diferente.

No soy la misma que hace 18 meses. Lucy tampoco. Juntas crecemos y evolucionamos.

Volvería a repetir estos 18 meses una y otra vez.

Dar el pecho no es solo sacarse la teta, no es solo alimentar a mi retoño. Le doy amor, seguridad, tranquilidad, felicidad, complicidad… Y eso, no se sustituye con nada.

18meses_lactancia_materna.jpg