Cuando tu hija quiere ser hermana mayor

Siempre pensé que tendría más de un bebé. Una de esas cábalas que haces durante la juventud: “Yo quiero por lo menos tener dos hijos”. Y llegas a la edad adulta y te das cuenta que las cosas no son tan fáciles como pensabas, que existen muchas más variables en esto de tener o no bebés y que a veces, los planes y los deseos cambian.

Cuando mi hija comenzó a decir que quería una hermanita, era algo que en la vorágine de la maternidad ni siquiera había pensado en serio. Estaba demasiado ocupada, demasiado cansada, con demasiadas cosas por hacer y muchas otras a las que renunciaba diariamente, y lo último que se me pasaba por la cabeza era tener otro bebé.

Con tres años, Lucy comenzó a decir que quería tener una hermana, una niña, pero además tenía que ser una hermana mayor. Logramos que entendiera que era imposible que tuviese una hermana mayor, y que el sexo del bebé no dependía de mí. Ya sabéis, una de esas cosas que te esfuerzas en explicar, no vaya a ser que cumplamos su deseo y no sea lo que ella quiere, que un bebé no se puede devolver.

Siguió insistiendo y llegó un momento, que en medio de la desesperación,  ya le daba igual si era hermano o hermana, ella “quiere tener un bebé” (así lo dice ella). Incluso tiene una “hermana invisible”, que se llama “Esperanza” y cuya vida y obra se inventa y nos retransmite a diario. Ella sabe que “Esperanza” no existe, pero juega con ella.

Sigue leyendo

Anuncios

Acompaña y educa en el uso de internet con el libro de Oscar González “Tus hijos y las nuevas tecnologías”

Nuestros hijos e hijas son nativos digitales, y puede que como padre o madre, algunos de sus dispositivos o de las aplicaciones que utilizan te suenen a chino directamente. Si no conoces en lo que se mueven, no puedes conocer los riesgos ni podrás ayudarles a realizar un buen uso de ellos; Educar a nuestros hijos también supone educarles tecnológicamente, y enseñarles a usar sus dispositivos es necesario para protegerles de los peligros de internet y del mal uso de la tecnología.

IMG_4803.JPG

En el libro “Tus hijos y las nuevas tecnologías” de Óscar González, encontramos una guía práctica con pautas, herramientas y consejos para convertirte en un padre, madre o educador (que este libro también vale para ellos y ellas) competente digitalmente, educar a tus retoños en las nuevas tecnologías según su edad, protegerles ante peligros, evitarles saturación tecnológica, y promover un uso responsable de internet, redes sociales y videojuegos.

Sigue leyendo

#Lecturitas: “Mamá al rescate”, una oda a las supermamás

Cuando eres madre adquieres unas aptitudes que se despiertan en ti. Unas habilidades sobrehumanas de las que tú misma te sorprendes porque nunca creíste que fueras capaz de cocinar con un bebé en brazos, de sobrevivir sin casi dormir, o comer con una sola mano cuando das el pecho; Poco a poco esas habilidades especiales forman parte de tu vida diaria y puedes realizar varias al mismo tiempo sin darte cuenta.

Y al mismo tiempo que haces heroicidades todos los días, sabes que las personas de tu alrededor no son conscientes de lo que vale tu trabajo, la de fuegos que apagas antes de que prendan y la capacidad de resiliencia y de reinventarnos que tenemos las madres. Y la paciencia, de eso tenemos mucho.

IMG_2664

“Mamá al rescate” es un álbum ilustrado de la Editorial Lumen para peques a partir de 4 años, en el que desde la perspectiva del hermano mayor Guille nos cuenta que su mamá recibe una oferta de trabajo estupenda. Pero aunque será un horario compatible con el cuidado de su familia, las primeras cuatro semanas su horario laboral coincidirá con el de su padre, por lo que tienen que buscar una persona que se haga cargo de todas las cosas que hace mamá cada día.

Sigue leyendo

#JornadaOptimum con Lucía Galán

Hace unos días asistí a un evento en el que Lucía Galán de Lucía Mi Pediatra ofrecía una charla con el título “¿Quién nos prepara para ser padres?” en la que habló del posparto, del sentimiento de culpa y de los juicios que se hacen a la maternidad. Ponía de manifiesto que “la mejor receta para ser una buena madre es la tuya”, y la verdad es que tenía ganas de verla en directo y conocerla.

aefc87a6-3a96-4d1e-9130-bdf125742b30.JPG

Con Lucía Galán. Fotaza de Lucy de Chibimundo.

Sigue leyendo

¿Cómo enseñar a los bebés el idioma inglés?- Apúntate al reto de Mami English

Hace tiempo conocí a un matrimonio con hijos. Ella era inglesa, él alemán, y sus hijos habían nacido en España. Recuerdo que me dijeron que les daban el desayuno en inglés, el almuerzo en alemán y la cena en castellano y así lograban que aprendiesen los tres idiomas al mismo tiempo. Me pareció una idea estupenda que juré copiaría cuando fuese madre, ya que tengo un nivel muy elevado de inglés. Pero, ¡cómo cambia la cosa cuando te pones a ello!

Comencé a hablar a Lucy en ambos idiomas en seguida, repitiendo en inglés lo que decía en castellano. También le cantaba canciones de adultos y canciones infantiles en inglés y cuando estábamos aprendiendo los colores, los números, etc… todo lo aprendió en ambos idiomas e incluso llegó un momento en el que parecía que no se iba a aprender los colores en castellano.

Yo utilizaba estas técnicas cuándo estábamos solas, por aquella tontería de la vergüenza de hablar inglés delante de otras personas, y en un momento dado dejé de hacerlo tan a menudo como me gustaría. Una vez que comenzó a hablar un poquito y a tener rabietas cuando se frustraba, me parecía mucho más difícil utilizar dos idiomas porque parecía que al inglés no le hacía ningún caso.

Muchas veces he pensado que aunque seguimos realizando actividades en este idioma,  dejé de hacer algo que era importante, pero tampoco sabía cómo seguir. Hasta que de casualidad conocí el reto de Mami English.

Eva Soria creadora de Mami English

Eva Soria creadora de Mami English

La idea de Mami English nace de Eva Soria, maestra de inglés de profesión y de vocación. Trabaja desde hace 15 años en la escuela pública y ha podido conocer las dificultades que encuentran la mayoría de los niños (y no tan niños) a la hora de aprender inglés.

Cuándo fue madre, Eva decidió que expondría a su primera hija al idioma desde el primer día para hacer su vida escolar un poco más fácil, pero aunque Eva tenía un buen nivel de inglés, no sabía cómo hacerlo. Podía hablar con adultos en inglés pero, ¿cómo hablar con un bebé tan pequeñito? Afortunadamente encontró a una mamá nativa que le ayudó en el proceso y hoy en día su hija de 9 años es completamente bilingüe y su hijo de 3 va camino de serlo.

Otra de las dudas que me asaltaban, y por los que no sabía cómo continuar, era la de estar retrasando su aprendizaje de castellano de mi hija por hablarle en dos idiomas. Según Eva Soria:Se dice de todo. Hay quien dice que el número de palabras que usan es el mismo, pero que al estar repartidas entre los dos idiomas da la sensación de ser menos. Por mi parte estoy convencida de que depende del niño. Por ejemplo, mi niña habló muy, muy pronto. Con dos años ya hablaba español “bien” y comprendía el inglés a la perfección (aunque contestaba en español). Cuando empezó a decir palabras en inglés lo hizo con una pronunciación casi perfecta. Sin embargo mi niño ya ha cumplido tres años y hasta hace unos meses casi no se le entendía lo que hablaba en español. En inglés va entendiendo, pero muchísimo más lento que su hermana, y también pronuncia las palabras a su manera. Los dos han recibido el mismo trato, así que por mi parte no hay duda, depende del niño, de su ritmo de desarrollo“. 

Y es que la importancia de aprender inglés cuanto antes, de manera lo más natural posible, facilita muchísimo la inmersión en una nueva lengua y por tanto, la utilización del mismo en la vida diaria. Aprender dos idiomas al mismo tiempo consigue que el propio peque distinga los idiomas por si mismo.

El reto de Mami English surge de varios motivos: Eva no entendía cómo una madre (o un padre) que sabe inglés no se plantee transmitírselo a su bebé, y otro motivo personal de no querer separarse de su segundo hijo de manera temprana y buscar una manera de trabajar desde casa.

Y, ¿desde qué edad?

Eva Soria lo tiene bastante claro: “Cuanto antes. Desde el nacimiento o incluso desde que está en la barriga, pues se supone que ya escucha lo que hay a su alrededor. Sólo piensa cuándo empezamos a hablarle al bebé en la lengua materna. Lo hacemos desde que nace o incluso antes. Pues con el inglés es igual. En vez de un idioma, dos. En familias en que los progenitores hablan idiomas distintos, cada uno le habla en el suyo al bebé, y aprende los dos sin problema. En nuestro caso, como no somos ingleses ninguno de los dos, tendremos que usar el inglés lo más que podamos para proporcionarle el mayor input posible. Y por supuesto usar los recursos ilimitados que ofrece internet, claro.

Logo Mami English

Así en este reto “Canta en inglés con tu hijo” que puedes encontrar en su grupo de Facebook, pretende ayudar a las mamás a enseñar inglés a sus bebés ellas mismas de manera natural y sin esfuerzo.

“Casi todo el mundo ha estudiado inglés en el colegio, el instituto o la escuela de idiomas, así que es importante empoderar a las madres para que se den cuenta de que ellas pueden hacerlo, de que tienen los conocimientos necesarios para hacer ese regalo a sus hijos”.

Eva Soria

El reto dura 7 semanas, en las que trabajaremos con una canción infantil en inglés diferente cada semana. Parece sencillo, ¿verdad? Aprendérsela, y repetirla hasta la saciedad para que nuestro peque también la aprenda. Si, pero no.

En el grupo de Mami English, Eva Soria te facilita pautas, consejos, tips, y expresiones relacionadas para poder utilizarlas en nuestra vida diaria. También puedes encontrar PDFs con la letra de las canciones y su traducción para que no te pierdas nada.

Lo bueno de este grupo es la participación: Puedes ir contando cómo váis o si tienes algún problema y necesitas ayuda. Realizar este reto acompañada de más madres con los mismos objetivos que tú, es un apoyo emocional grande y muy divertido. Además Eva Soria está disponible, y ejerce de guía diaria animándote a seguir las actividades.

Grupo Reto Canta en Inglés con tu hij

El reto comenzó el 26 de febrero de 2.018, ¡¡pero todavía estás a tiempo de apuntarte y seguir el ritmo!!

¿Enseñas inglés a tu peque?

¿Qué técnicas o métodos utilizas?

 

Puedes seguir la conversación en

Sígueme en FacebookSígueme en TwitterSígueme en Instagram

 

¿Qué encontramos en el nuevo Programa Educativo de Nutrición de Nestlé?

Si lees mi blog a menudo, sabrás que decidimos criar a nuestra hija de una manera natural, con Lactancia Materna exclusiva hasta los seis meses y realizamos la introducción de la alimentación complementaria de manera autorregulada por ella misma, mediante Baby Led Weaning. Nunca hemos utilizado leche artificial, ni nuestra hija a comido purés enriquecidos. Tampoco hemos comprado nunca alimentos especialmente dirigidos para bebés, y sobretodo el primer año, leímos el valor nutricional de miles de alimentos huyendo del azúcar y la sal. Y estamos muy convencidos y contentos de haberlo hecho así.

Hace unos días me invitaron a un evento de Nestlé, y decidí ir ya que me interesaba mucho porque presentaban su nuevo Programa Educativo de Nutrición, el cual puedes encontrar en su web e ingresar de manera gratuita; En este programa puedes encontrar información, sugerencias, recomendaciones y consejos sobre la alimentación en los primeros 1.000 días de la vida de nuestro bebé, desde el embarazo y extendiéndose hasta los dos años.

Nestle madrid-77.jpg

Fotos Cortesía de Nestlé

La presentación se realizó en Baby Deli, un espacio del que había oído hablar, pero no conocía personalmente. Además de ser juguetería, con unos juguetes escogidos y fantásticos, es cafetería, realiza talleres, celebra cumpleaños… y nos trataron genial, nos ofrecieron un desayuno y un brunch muy rico. Si estás por Madrid, no dudes en visitarlo.

 

Archivo 28-5-17 14 07 04.jpeg

Archivo 28-5-17 14 06 10

 

En este lugar nos enseñaron cómo funciona el programa, qué puedes encontrar en él, e incluso participamos por equipos mis compañeras bloggers y yo, en una especie de “Trivial de la Nutrición” de la mano de la nutricionista Yolanda Jiménez.

Siendo sincera, pensaba que en el evento nos iban a hablar de las bondades de sus productos, pero en ningún momento se nombraron. Es más, me sorprendió gratamente que dirigieran el programa hacia la lactancia materna, pero claro, es que el lema es “Empieza bien, Crece sano”, y el mejor comienzo en la lactancia materna.

En este vídeo puedes ver de forma rápida de qué se trata:

 

Es un programa muy visual, que incluye vídeos e infografías. Está dividido en 4 etapas, en las que puedes encontrar artículos por temas diferentes, con secciones como “Descubre”, “Aprende” y “Practica”. Puedes guardar los artículos que te parezcan más interesantes en “Tus Favoritos”, compartirlos en tus redes sociales directamente y puntuar con cinco estrellas como máximo según te haya parecido completa o insuficiente la información que encuentres. Incluyen test para que compruebes lo que has aprendido.

 

Nestle madrid-48.jpg

Fotos Cortesía de Nestlé

Y para poder hablar de este programa con conocimiento sobre el mismo, y también por poseer una gran curiosidad que me caracteriza, me lo he leído por completo. Estos son algunos de mis comentarios y valoraciones, y las separo por las mismas etapas que señala el programa:

  • EMBARAZO

Se centra en la alimentación de la madre durante el embarazo. En este apartado encontramos guías de los diferentes grupos de comidas, con recomendaciones sobre las cantidades de ingesta diarias. También podemos descubrir en qué alimentos se encuentran los principales nutrientes y para qué son importantes.

Asimismo inciden en la necesidad de mantener una alimentación variada, sana y equilibrada durante el embarazo, y dan indicaciones sobre la seguridad a la hora de consumir alimentos y cuáles debemos evitar durante el embarazo.

Es una información bastante completa, con la que podemos guiarnos si antes del embarazo llevábamos una vida relajada respecto a nuestra alimentación, aunque me da la sensación que reiteran demasiado el tema del peso durante el embarazo y esto puede estresar muchísimo a una mujer embarazada.

Durante el embarazo engordamos, retenemos líquidos… Y suelen indicarnos que “no podemos engordar” más de 10 kg, cuando ese peso se alcanza e incluso se supera solo con el incremento de tamaño de los pechos, del útero, del volumen de sangre y líquidos, y no olvidemos el peso de la placenta, el líquido amniótico y por supuesto, el bebé.

Con una buena alimentación (que no dieta) y no llevar una vida sedentaria, a no ser que haya algún problema (preeclamsia, diabetes gestacional, etc…) no creo que una mujer embarazada deba obsesionarse demasiado con el peso que aumenta. Además que durante la lactancia materna consumimos 500 calorías más cada día, por lo que adelgazamos y se suele decir que ese peso que cogemos durante el embarazo son reservas para después.

 

Nestle madrid-59

Fotos Cortesía de Nestlé

PREPARACIÓN PARA LA LACTANCIA MATERNA

Me ha sorprendido gratamente que dedican varios artículos a la lactancia materna, hablando de sus beneficios tanto para el bebé como para la mamá. Aunque soy de las que pienso que no hay que hablar de los beneficios de la lactancia materna, si no de los perjuicios de su ausencia.

Uno de los consejos que señalan es comprar un sacaleches, pero yo no recomiendo comprarlo hasta que sea necesario realmente por las circunstancias de cada una porque no son baratos. Yo nunca he tenido sacaleches por ejemplo, ni lo he necesitado.

En algún vídeo he escuchado que la alimentación del bebé es cada 2 o 3 horas y esto es incorrecto. La alimentación del bebé es a demanda, puede ser cada hora, cada 15 minutos… Y es importante que la futura mamá tenga esto claro, y no se agobie o piense que no tiene leche si su bebé no se adecúa a esas “2 o 3 horas” que señalan.

Hace poco escribí un post en el que hablaba de las “10 cosas que debe saber una Premamá que quiere dar el pecho”, que creo que puede ayudar a la preparación de la lactancia durante la maternidad.

 

  • 0 a 6 meses

En esta parte del programa te enseñan a reconocer las señales de hambre y satisfacción del bebé. Un artículo bastante bueno que intenta que ofrezcas pecho al bebé antes de que comience a llorar y que sea una alimentación autorregulada por el mismo, esto es perfecto porque es así como debe ser. Pero insisto en el mismo error que el punto anterior: no hablan de alimentación a demanda, indican intervalo de horas.

Hay un artículo bastante extenso, creo que el más extenso, sobre los problemas que puede haber durante la lactancia materna y dan algunos consejos, de los cuáles algunos no son muy actualizados, para solucionarlos. Creo que es bueno conocer las distintas patologías, pero de la manera que está escrito y presentado, da la sensación de que pueden pasarte muchísimas cosas. Incluso a mi me ha agobiado bastante la verdad, y me preocupa que a una premamá le ocurra lo mismo y opte por otro tipo de alimentación.

Me ha faltado que hablen de las crisis de lactancia, que hay que saber reconocer y tener en cuenta, para poder actuar en consecuencia y no abandonar la lactancia por razones equivocadas.

 

  • 6 a 12 meses

A partir de los 6 meses comienza la alimentación complementaria y dan pautas para ello. Explican muy bien que se debe seguir con lactancia materna y que debe ser el alimento principal, que la alimentación debe ser complementaria a la leche. También describen las señales de hambre y satisfacción, que cambian según el bebé crece.

Insisten mucho en la carencia de hierro a partir de los 6 meses ya que la leche materna no cubre las necesidades de un bebé de esa edad. Pero ante esta carencia, en vez de recomendar cereales infantiles enriquecidos, deberían recomendar alimentos ricos en hierro. Por dos razones muy básicas: un bebé puede comer cereales sin necesidad de que sean en papilla y porque ese tipo de cereales suelen llevar una gran cantidad de azúcar, algo que no debería tomar un bebé hasta el año de edad por lo menos.

Hablan de alimentos alérgenos y señalan un orden concreto de introducción cuando no es necesario según la SEICAP. Solo hay que tener claros los alimentos a evitar hasta el año, pero todos los demás se les puede ir ofreciendo a partir del momento que están preparados para digerir comida solida.

Mencionan el BLW pero sin nombrarlo, señalando los 8 meses como edad adecuada para comenzar a comer sólidos y aquí veo varios errores, sobretodo en un vídeo: Los bebés pueden comer sólidos desde los seis meses, y la manera de presentar los alimentos debe ser en trozos grandes para que puedan agarrarlos, no en trocitos como muestran. Los bebés no hacen la pinza hasta los 10 meses aproximadamente y no pueden coger esos mini trocitos, que además tienen peligro de atragantamiento si consiguen llevárselos a la boca.

 

  • 12 a 24 meses

En esta etapa hablan sobre la autonomía del bebé a la hora de comer, dan buenos consejos sobre compartir en la mesa para que aprendan a través de la imitación y así dar buen ejemplo con una alimentación variada.

También nombran que en esta etapa comienzan a utilizar cubiertos, y pueden comenzar a beber en vasos sin tapa. A mi esto me resulta un poco tardío en esta etapa.

Incluyen un recetario para hacer comidas nuevas a nuestros peques y así intentar que coman de forma variada.

 

Estoy a favor de informarse, de leer todo lo que puedas para contestar esas mil preguntas que surgen a diario desde el momento que sabemos que estamos embarazadas. Pero también sé que la información cambia mucho dependiendo de quién la facilite o de dónde la encuentres, y muchas veces nuestro espíritu crítico tiene una gran importancia en este proceso.

Supongo que no es lo mismo leer este Programa Educativo de Nutrición llegando de cero, que con información previa sobre el tema, e incluso teniendo hijos e hijas más mayores, que ya han pasado por estas etapas, porque la experiencia también cuenta.

No cabe duda que hay apartados con una buena y completa información, pero a otros les falta o no tienen información, que buceando un poco el internet o entrando en grupos de Facebook específicos sobre alimentación infantil, BLW o lactancia materna, puedes encontrar.

Tengo que decir que la idea me parece genial: englobar en una web información sobre los 1.000 primeros días, dando pautas y recomendaciones para una alimentación saludable con un formato fácil y divertido es estupendo. Sería perfecto si la información estuviera más actualizada en algunos artículos.

En general, los conceptos importantes, como la lactancia materna, no forzar para comer a los bebés, mantener una dieta sana, etc… están bien comunicados. Para una mujer embarazada o una mamá reciente que busca información de cero, es un sitio donde encontrar mucha y tener claros esos conceptos importantes, pero no debería ser el único.

 

Nestle madrid-21

Fotos Cortesía de Nestlé

Tengo que agradecer a Nestlé por invitarme a este evento, en el que pude conocer a muchas bloggers a las que quería poner cara y volver a coincidir con otras. Y también tengo que agradecer la oportunidad de dar mi opinión sobre el programa, deseando que las críticas sean constructivas.

#CuídateMamá: 8 Cosas que hacer cuando eres madre y te quedas sola en casa

Es recurrente que cuando #SúperPapá y Lucy se van a pasear, de compras o a hacer sus cositas a la calle, mi señor esposo siempre me dice que aproveche para hacer mis cosas. MIS COSAS. ¡Qué utopía!

Aunque intento centrarme en hacer lo que no puedo cuando ejerzo de mamá, siempre termino realizando tareas domésticas u otras que tampoco puedo hacer acompañada (como vaciar el móvil de fotos y ordenarlas, que me lleva bastante tiempo y concentración), pero que no son exclusivamente para mí, y nunca logro ocupar ese par de horas en cuidarme. Y seguro que no soy la única madre a la que le pasa lo mismo.

Para mí lo primero es mi hija y las tareas relacionadas con ella, y lo último siempre soy yo. Y nosotras también tenemos que cuidarnos y mimarnos, de ahí que estrene nueva sección: #CuídateMamá. En esta sección hablaré más de las madres, iré dando trucos y tips para prestarnos atención y cuidar de nosotras mismas.

Para aprovechar los momentos #MomAlone (así los he bautizado), tengo una lista de cosas para hacer cuando me quedo sola en casa. De esta manera aparto todo, da igual lo que haya que hacer, y voy directa a mi ratito para mi misma, porque en ese momento la importante soy yo.

1. Baño relajante.

Es un clásico que perdura en el tiempo y que el cuerpo agradece. Quien dice un baño relajante dice una ducha decente (que también la damos por válida), sin límite de tiempo (pero que más de 10 minutos ya será todo un lujo), sin niños llamándote ni entrando en el baño, con tiempo para echarte mascarilla, exfoliante, depilarte… O lo que te de la real gana.

Y esto del baño se puede extender a tener un momento de tranquilidad en el water sin tener que salir corriendo o dar teta en posiciones imposibles.

2. Leer un libro.

Uno de los grandes placeres de la vida es leer un libro sin interrupciones. Un placer que si eres madre solo puedes disfrutar en los momentos #MomAlone.

Además sin tener que parar cada hoja y media, te conviertes en el Usaín Bolt de la lectura, y aprovechas el tiempo una barbaridad. Es un súper poder de madre conseguido a base de leerte libros en los que tienes que releer el mismo párrafo tres veces después de interrupciones de los retoños.

Como ejemplo diré, que todavía no he conseguido terminar de leer este libro (atención a la fecha), aunque me quedan pocas páginas.

Solía leer antes de ir a la cama pero ahora es imposible, y la lectura era uno de mis grandes hobbies, así que aprovechar mi momento #MomAlone de esta manera es estupendo para mi.

3. Escuchar música.

Supongo que depende de la edad de los niños, pero mi hija de dos años no me deja escuchar la música que a mí me apetece. No es que me lo tenga prohibido, es que es escuchar una canción que desconoce y te pide que le pongas “una de las suyas”. Eso de aceptar escuchar nuevos (o antiguos) hits porque mamá lo diga, no lo lleva muy bien. Y si, puedo escuchar “Off the Wall”, pero también escucharé a mi hija decir “no, no, no” y  “Pica Pica” hasta el infinito mientras yo intento que baile conmigo y disfrute, pero por experiencia, se tirará el suelo y yo no escucharé ni un minuto de “Don´t Stop ´Til You Get Enough”.

Así que ponerse un discazo cuando te quedas sola en casa es un “must”. Es más, puedes aprovechar el tiempo, mientras tienes la música de fondo, haciendo otra cosa a la par y siendo más productiva.

4. Llamar a una amiga.

Esa llamada de una hora (o más) que tienes pendiente para contarte mil cosas, poneros al día o simplemente hablar con un adulto.

Además puedes escuchar música de fondo y hacer otras cosas al mismo tiempo como pintarte las uñas. ¿Muy rollo película ochentera? Si, pero funciona y mola. Vuelves a ser adolescente un ratito y parece que no tienes preocupaciones.

5. Jugar a Videojuegos.

Si hay algo que es muy difícil hacer cuando eres madres (y millennial)  es retomar esa partida guardada que ansías terminar, o en mi caso, seguir jugando hasta el infinito porque mi videojuego de cabecera es Los Sims 3 desde hace mucho años, y ese juego no termina nunca.

Desde que soy madre he jugado tres veces, todas ellas a horas intespectivas. Cuando hay vicio, hay vicio.

Antes era de las primeras en tener las nuevas expansiones del juego, y ahora que van por Los Sims 4, ni me planteo comprarme el juego, porque no voy ni a olerlo.

6. Manicura y Pedicura.

Este tipo de cuidados puedes disfrutarlos en un salón de belleza. Muy cómodo y rápido. Pero si eres de las mías, es el tipo de autocuidado que disfrutas realizando y que no puedes hacer cuando tienes a tus retoños cerca porque al ponerte crema o pintarte las uñas, tienes que estar un ratito sin recoger cosas o cargar a niños en brazos. Y en mi caso, si está mi hija cerca le acabo pintando las uñas a ella y no queda tiempo para mi.

Es de esos placercitos, por lo menos para mi, que echo bastante de menos.

7. Dormir.

Dormir una siesta de esas en la cama, con el pijama puesto, sola en casa, con  el móvil en silencio y sin esperar un ¡mamá! desde lejos… Suena a ficción, ¿verdad? Si eres madre sabes de lo que hablo, y disfrutar de este momento #MomAlone hace falta en algunos momentos de agotamiento.

Tengo que admitir que no es una de las primeras opciones para mi, porque una vez que estoy despierta intento aprovechar el tiempo, pero te quedas como nueva. Incluso te levantas extrañada porque nadie te ha llamado ni despertado.

8. Comer guarrerías.

Ya no solo porque das mal ejemplo, porque no es una buena manera de alimentar a tu peque, si no porque no puedes comer la cantidad que quieres ni al ritmo que quieres, pero sobretodo, para que no te lo quite.

De toda la vida me ha molestado mucho cuando alguien coge algo de mi plato, o me pide lo que estoy comiendo, soy así de egoísta. Pero desde que soy madre, ese es mi día a día, así que para mí, comer algo que me gusta tranquila y lo más importante, a mi ritmo, es un momento #MomAlone que me encanta.

Esta lista puede resultar un poco absurda, sobretodo si no eres madre. Pero puedo asegurar que no es tan fácil tener este tipo de momentos que parecen de lo más normales.

¿Y para ti cuál es tu momento #MomAlone favorito?

 

¿Existe la Conciliación?

Cuando dí a luz a mi hija ya no tenía trabajo. Me despidieron 3 días después de mi última menstruación, seis semanas antes de saber que estaba embarazada, al comienzo de la búsqueda. Y es curioso porque formaba parte de un grupo que estaban formando para un nuevo proyecto. Supongo que hay cosas que nunca se deben comentar en según qué ámbitos.

Durante el embarazo supe que quería formar parte de su crianza, quería estar con ella, no quería verla solo unas horas al día. Y cuando por fin la tuve en brazos me di cuenta que iba a ser madre por primera vez solo una vez en la vida, que mi hija solo iba a vivir una vez sus primeros años, sus primeros momentos… Y yo quería estar ahí.

En casa tuvimos claro que lo mejor para ella y su desarrollo era criarse con su madre y sentirse segura en el calor de su hogar.  Así que decidimos ajustarnos el cinturón, sacrificar muchas cosas a favor de la crianza que elegimos, la que creemos imprescindible, respetando los tiempos de nuestra hija y sus necesidades físicas y emocionales. Las que tiene todo bebé.

Algún día tendrá que ir al colegio obligatoriamente pero mientras, vamos al parque a jugar con amiguitos y aprendemos muchas cosas en casa. Es una niña muy sociable y autónoma.

Cuando Lucy cumplió 16 semanas descubrí lo terrible que hubiera sido separarse de ella a esa edad, que es el tiempo de permiso maternal que actualmente hay en España. Ella todavía no se sentaba sola, todavía tomaba pecho a demanda y me necesitaba cerca, necesitaba mi olor y continuar con la exterogestación. Por suerte yo no tuve que volver a mi trabajo, pero muchas mujeres si tienen que hacerlo.

Y digo por suerte, porque para mi lo es, pero como decía antes, es un sacrificio para nuestra economía familiar y también para mi experiencia laboral.

Las madres y los padres que dejan su trabajo y eligen criar a sus hijos en casa el máximo tiempo posible sacrifican su cotización a la seguridad social y oportunidades laborales.

Los padres y las madres que también trabajan fuera de casa, como Súper Papá, sacrifican un tiempo valioso y necesario con sus hijos, a los que ven pocas horas al día y la mayoría de veces a contrarreloj por la cantidad de cosas que tienen que hacer en el hogar en muy poco tiempo.

No creo que exista un tiempo de calidad que sea mejor que la cantidad de tiempo que pasamos con nuestros hijos. Definitivamente, la conciliación laboral y familiar no existe.

Por esto, y porque últimamente estoy muy reivindicativa y me uno a diferentes campañas que creo ineludibles, me he unido al Grupo de Facebook “Madres, si. Pero guerreras también.”, que han decidido organizarse para luchar por una conciliación digna, tanto para madres y padres, como para nuestros hijos e hijas, teniendo en cuenta sus necesidades de crianza, que actualmente, ni siquiera se contemplan.

¿Qué pide el Manifiesto Madres, si. Pero guerreras también?

Archivo 3-9-16 23 46 43

¿Y cómo lo vamos a hacer?

Durante toda la semana del 5 al 11 de septiembre, apoyadas por diversas entidades y personalidades, haremos ruido a nuestra manera:

conciliaresvivir

 

Si quieres apoyarnos, tienes toda la información en el blog “Otro Mundo es Posible mediante la Crianza con Apego” de Sara Ribot, que fue la persona que contactó conmigo para que me uniese a esta iniciativa y con la que he coincidido en varias campañas (#BloguerasxlaLactancia y #Lactanciaxdinero) y también puedes hacer ruido con nosotras en Twitter los días señalados.

Y da igual que no tengas hijos todavía, o que no quieras tenerlos nunca. Esto es necesario y beneficioso para toda la sociedad, justo para padres e hijos y por un bien común.

¡Ayuda y difunde!