Disfruta el verano con los “Deberes de vida” del Profe Manolo

Estoy oyendo hablar muchísimo de libro este verano y con toda la razón del mundo: es el libro de actividades para vacaciones que nos hubiera encantado tener a todos porque en este libro encontramos una lista de tareas para aprender a disfrutar de la vida.

Foto 14-7-19 18 13 42

Este cuaderno de la Editorial Montena está basado en la famosa lista de actividades para el verano que se hizo viral en redes sociales a través del Profe Manolo, y que ahora se ha completado con ideas sobre cómo llevarla a cabo, extraer un aprendizaje y adquirir una experiencia.

Sigue leyendo

Anuncios

20 Aspectos a tener en cuenta para elegir un colegio

El año pasado por estas fechas estaba agobiadísima con el tema de la búsqueda de colegio para Lucy. No solo era un tema de elección y de encontrar el colegio perfecto, el que según mis baremos fuese adecuado, si no que al escolarizar a los 4 años (en segundo curso de Educación Infantil), me habían avisado con bastante mala leche, de que los “juegos del hambre de conseguir plaza” sucedían en el primer curso, y que nos íbamos a quedar sin plaza. Así, directamente; Tengo que decir que esto último no tuvo nada de cierto, es más, creo que facilitó mucho que consiguiera plaza en el colegio elegido, ya que los demás tenían la suya y no fue necesario ningún sorteo. En mi caso habían 4 plazas libres para 3 estudiantes que pidieron el mismo colegio que yo como primera opción. Pero esto ya es otra historia.

Y todo esto para decir, que aunque mi búsqueda se realizó un año después por no escolarizar en primer curso de infantil, no me conformé con tener plaza si no que me preocupé en conocer colegios y tener en cuenta ciertos aspectos.

Sigue leyendo

“La Carga Mental” de las mujeres explicada por Emma Clit

Para comenzar a hablar sobre este libro primero lanzaré unas preguntas al aire: ¿Alguna vez has pensado que en ti recae más responsabilidad en el trabajo doméstico? ¿Crees que es por ser mujer? ¿Alguna vez tu pareja te ha dicho que “si necesitas ayuda le avises”?

IMG_9690

La “carga mental” es el hecho de tener que estar en todo, y recae prácticamente en las mujeres. Es un trabajo permanente, agotador e invisible.

Emma Clit

¿Alguna vez te has sentido saturada, con muchísimas cosas en la cabeza que además tú misma debes realizar? Da igual que trabajes dentro o fuera de casa, existen ciertas tareas, como la organización doméstica, que se nos asigna a nosotras directamente. Cuando los hombres nos piden que les digamos lo que tienen que hacer, están haciéndonos a nosotras encargadas de las tareas. El patriarcado ha asignado a la mujer el trabajo doméstico, un trabajo que no está remunerado y que junto al de la crianza, interesa mucho al sistema (capitalista) que lo sigamos realizando gratis.

Sigue leyendo

Biberón Zero Cólicos y Zero Confusión de Suavinex. #CongresoSuavinex

Que la lactancia materna es lo mejor para tu bebé ya lo sabemos. Y que la OMS aconseja que sea hasta los seis meses cómo mínimo, también.

El problema llega cuando los permisos por maternidad son tan cortos que ponen en peligro la continuidad de la lactancia materna por la incorporación a la vida laboral, y muchas madres, además de llenar el congelador con un buen banco de su leche, tienen que sustituir su pecho por un accesorio y algunas tienen problemas para que sus bebés lo acepten.

Sigue leyendo

¿Se dirigen bien los Desayunos Saludables en el Colegio?

Cuando yo era pequeña el tema del “bocadillo del recreo” era algo de cada familia. Ni los profesores ni el colegio se metían en ese tema.

También es cierto que muy pocas veces en casa me preparaban bocadillo o tentempié para ese momento. Tampoco solían darme dinero para que me comprase algo, pero a veces yo lo sisaba a escondidas, lo confieso. Y las opciones que había en esa época para comprar algo, no eran muy saludables que digamos: Donuts, pepitos de crema, triangulos, cuernos de chocolate… Dependiendo del dinero que tuvieras te comprabas un bollo más o menos grande, o lo complementabas con chucherías; Ahora lo pienso y menudos banquetes de guarrerías nos dábamos, sin que nos miraran mal en el patio del colegio, bajo la supervisión de nadie, y con muy poca educación alimentaria. Poca diabetes tenemos los de esa época.

Sigue leyendo

#DisneyEmociones nos ayuda a desarrollar la inteligencia emocional

¿Cómo ayudamos a nuestros hijos e hijas a gestionar su enfado o sus miedos?

¿Cómo podemos ayudarles a entender lo que les pasa?

IMG_3411

Tuve la suerte de asistir a la presentación de una nueva colección de libros en las oficinas de Disney España, a las que si hubiera ido Lucy se hubiera vuelto completamente loca con la decoración y el merchandising que pude encontrar.

En el evento, Gonzalo Sanmartín, (director general de Disney), Gabriel Brandariz (gerente editorial de SM) y Begoña Ibarrola (psicóloga especializada en inteligencia emocional) hablaron de este gran proyecto en el que han trabajado varios años con un excelente acabado: Disney Emociones.

IMG_3410

Disney es la mayor fábrica de historias del mundo, y le gusta conectar con las emociones de su audiencia a través de ellas. ¿Quién no recuerda los primeros 15 minutos de “Up” y todos los sentimientos que producen? Durante toda nuestra infancia, y ahora las de nuestros hijos e hijas, Disney nos acompaña y todos recordamos películas y personajes con los que nos sentimos identificados.

La inteligencia emocional ha cobrado una gran importancia en estos últimos años. Disney ha querido tener en cuenta este boom, al igual que cada vez más los padres estamos muy concienciados con el tema, y por eso junto a Literatura SM ha desarrollado una colección que pretende ser una herramienta para familias y educadores, que también sea atractiva para los niños y niñas.

IMG_3407

Mucho trabajo e ilusión ha llevado este proyecto, en el que los valores que representan tanto Disney como SM son los ideales para llevarlo a cabo. Querían una solución educativa para la que, como sociedad, tenemos una asignatura pendiente.

Begoña Ibarrola lleva más de 40 años dedicados al mundo de la escritura, la investigación y la docencia, impartiendo formación en educación emocional al profesorado y las familias de los centros educativos y las instituciones con las que colabora.

Según esta psicóloga, que me ha encantado, hemos crecido en un entorno donde la razón y la parte cognitiva del ser humano era la más importante, y nos centrábamos en adquirir conocimientos. Pero desde que sabemos que los seres humanos sentimos antes de nacer y luego aprendemos a pensar, se ha revalorizado el mundo de las emociones. La neurociencia demuestra que no hay aprendizaje, ni salud, ni convivencia sin emoción bien gestionada, y el interés respecto a este tema, incluso en el entorno educativo ha crecido.

IMG_3414

Muchos adultos se dan cuenta que no han recibido esa educación emocional y quieren aprender junto con sus hijos e hijas, y #DisneyEmocionesestá dirigido a toda la familia. Los padres y madres también debemos aprender que somos seres emocionales, que debemos legitimar las emociones, tanto buenas como malas, y no reprimirlas. Al mismo tiempo enseñarles a identificar, comprender, expresar y gestionar esas emociones. Por eso es importante leer estos libros con ellos para educar y normalizar las emociones y no demonizarlas.

Algo interesante es que en esta colección no solo aparecen las emociones más negativas, como los celos o el enfado. También han querido dar importancia a emociones que no llaman la atención porque es más fácil lidiar con ellas como la alegría o el optimismo.

¿Cuál es la estructura de los libros?

Los libros siguen la narrativa de las historias de Disney que ya conocemos, utilizando el gancho del personaje principal, y después presentan la emoción desde la manifestación interna hasta la manifestación física, con su conflicto y la resolución del mismo.

Al final del libro podemos encontrar la orientación a los padres de Begoña Ibarrola.

¿Por qué esos personajes?

El proceso de elección de los personajes se planteó de manera que la audiencia lo entendiera y se impactase. Determinando a quién quieren contar la historia y cuál es el mensaje, trabajando en conjunto con SM y Begoña Ibarrola, eligieron qué personajes podían vincularse con el mensaje que querían trasladar. Pero no querían caer en personajes que están anclados en una sola emoción, ni en estereotipos.

Era importante mostrar personajes que tienen emociones, que logran comprender lo que les pasa y que evolucionan. Las emociones están ahí y no se pueden aparcar, hay que gestionarlas.

IMG_3412

¿Cuándo podemos comenzar a enseñar educación emocional?

El acompañamiento a los niños y niñas en la inteligencia emocional puede comenzar a los 3 años, a veces poniendo límites y enseñando a gestionar la emoción. Los adultos debemos valorar las emociones sin reprimirlas, aunque no nos guste que nuestros hijos se enfaden o lloren. En relación con esto, los padres y madres tampoco debemos reprimir nuestras emociones. Si tenemos que llorar debemos hacerlo, es normal que las personas lloren por alguna razón o situación y también debemos validarlo. Además en  es una ocasión estupenda de compartir una emoción con nuestros hijos e hijas, dando estrategias para salir de ellas. Porque es muy fácil entrar en una emoción pero no tan fácil salir de ella.

Es importante saber que antes de los 3 años hay una educación emocional previa, que existe antes de nacer, porque el bebé en el útero siente lo que su madre siente. También la comunicación no verbal y la gestualidad del adulto cuando se dirige a un bebé transmite emociones y son lecciones de educación emocional.

Una actitud empática es crucial ya que los adultos tendemos a infravalorar las emociones, tristezas o preocupaciones de los más pequeños. Yo siempre intento pensar que aunque sean pequeños y pequeñas, sus problemas son importantes y siempre intento expresar que entiendo lo que le pasa. Me ayuda mucho a tranquilizar a mi hija.

¿Cuándo es demasiado tarde para educar en inteligencia emocional?

La inteligencia intrapersonal y la interpersonal puede desarrollarse a lo largo de toda la vida, pero la neurociencia dice que las conexiones neuronales que no se han utilizado antes de los 10 años se pierden. El entrenamiento para desarrollar habilidades emocionales en la primera infancia, se va a convertir en hábitos saludables en la edad adulta.

Existen momentos ideales para comenzar, pero siendo adultos también podemos desarrollar la inteligencia emocional, pero no con la misma facilidad.

¿Qué emociones encontramos en esta colección?

En esta primera colección (porque todo parece indicar que vendrán más), se han elegido varias emociones: celos, enfado, miedo, alegría, optimismo y frustración. Estas dos últimas son aptitudes con carga emocional.

Existen diferentes modelos de emociones primarias. Paul Ekman dice que traemos en nuestro código genético, ya nacemos con ellas y el bebé en el útero expresa: alegría, tristeza, miedo, sorpresa, asco y enfado. Las emociones secundarias son mezclas de estas primeras. ¿Recordáis los diferentes colores de la película “Inside Out”? Pues sería algo parecido.

También existen las emociones sociales. No traemos la culpabilidad en el código genético y hay culturas que no conocen el egoísmo, la vergüenza o la envidia.

IMG_3254

Después de conocer más a fondo esta estupenda colección de libros que nos ayudarán a gestionar nuestra inteligencia emocional, disfrutamos de un exquisito desayuno, con un catering a juego con las emociones.

Tengo que agradecer a Literatura SM la invitación y a Disney la organización de un evento tan bonito, en un lugar tan mágico, en el que pude aprender cosas muy interesantes sobre la inteligencia emocional que me hacen querer aprender cada vez más sobre este tema.

IMG_3404

¿Qué te parece esta nueva colección de libros?

¿Crees que la inteligencia emocional es importante?

Si te ha gustado y crees que le puede interesar a alguien,

no te cortes y ¡comparte!

https://instagram.com/tv/BkXUdOGHGp3/

Hacemos BLW, ¿qué le digo a mi pediatra?

Suelo oír que algunas familias tienen problemas con sus pediatras cuando les dicen que han elegido Baby Led Weaning como manera de introducir la alimentación complementaria de sus bebés. Con este post quiero hacer una reflexión sobre este tema.

Los pediatras suelen dar unas pautas de alimentación, que no son más que recomendaciones y debemos tomarlas como tales. Algunos pediatras dan unas recomendaciones actualizadas e informadas, y otros dan unas pautas anticuadas, pero siempre es nuestra elección seguirlas o no. Si son anticuadas incluso podemos decirle que se recicle y dependiendo de la gravedad de los consejos, incluso podemos y debemos poner una reclamación en atención al paciente.

Con esto quiero decir que el pediatra, por darnos un papel con unas pautas de alimentación, no se convierte de repente en nutricionista y que no hay que seguirlas a pie juntillas si no queremos. Las recomendaciones son eso, recomendaciones.

En todas las  revisiones médicas que realizan en la consulta de pediatría te hacen preguntas sobre cómo come el bebé. Por lo general solemos contestar: “Bien, se lo come todo”, o “Bien, pero a veces no come mucho o no quiere comer”. No proporcionamos gramos y horarios de los últimos dos meses porque con una frase general, suele valer al pediatra para hacerse una idea. Puede que también te pregunten si has introducido algún tipo de alimento específico ya, puedes contestar y no es necesario decir cómo ha sido.

A no ser que haya algún problema con el bebé, con sus pesos, con su ánimo, sus caquitas, o que tengamos la sensación de que algo no va bien, al pediatra no tenemos por qué contarle específicamente que no le damos biberones de cereal a nuestro bebé, o que hemos introducido el huevo un mes antes de lo que nos señaló en sus hojitas de pautas. Directamente, ni siquiera es un dato importante decir que nuestro bebé nunca ha comido papillas.

O podemos ser sinceros y decir que nuestro bebé lleva una alimentación autorregulada, y ver cómo reacciona el pediatra. Es cierto que muchos son muy intransigentes con este tema. No saben ni quieren oír sobre BLW y les parece una locura. Yo todavía recuerdo los ojos en blanco de nuestro pediatra cuando le dijimos que no le dábamos cereales de farmacia a Lucy. Para muchos de ellos, los padres que deciden realizar esta manera la introducción de alimentos son unos irresponsables. Otros pediatras sin embargo animan a practicarlo.

Y aquí viene la parte importante del post:

La AEPED, que son los “superiores” de todos los pediatras españoles, reconocen y avalan la alimentación complementaria dirigida por el bebé (BLW), y en su web puedes encontrar información sobre esta. Si tú encuentras esa información, tu pediatra también debería conocerla, y si te pone alguna objeción, muy amablemente puedes dirigirle a ella.

Los padres y madres que hemos elegido el Baby Led Weaning como manera autorregulada de introducción de la alimentación complementaria no somos irresponsables.

Generalmente las familias que hemos hecho Baby Led Weaning nos hemos informado mucho sobre el tema y no hay nada que un pediatra pueda decirnos que nos haga dudar de nuestra decisión. Lo que estamos haciendo lo hacemos convencidos y sin poner en peligro a nuestro bebé porque sabemos cómo hacerlo.

Por otro lado, un o una pediatra no es el lobo feroz, en nuestra crianza poco tiene que decidir, por lo tanto poco tenemos que temer a que “nos regañe” según sus opiniones subjetivas. Cómo comemos o cómo dormimos en nuestra casa lo decidimos nosotros. Ellos se ocupan de las enfermedades infantiles.

En conclusión, un pediatra no puede inculcar a tu bebé ningún tipo de alimentación específica en contra de tu voluntad, ni regañarte por no seguir sus pautas (y menos si están desactualizadas). Tampoco puede criticar tu elección de seguir una alimentación autorregulada por tu bebé porque la AEPED la avala y recomienda.

Me encuentro a muchas madres y mucho padres a los que los pediatras les han regañado, que incluso les hacen dudar y pensar que están haciendo algo que no está bien. No dejéis que os regañen por tomar vuestras propias decisiones, por elegir algo que es bueno para vuestro bebé y que al fin y al cabo es vuestra decisión. Y sobre todo, ni siquiera es necesario discutir, que no os regañen por algo que ellos mismos deberían conocer y apoyar.

¿Has tenido algún problema

con el pediatra por hacer BLW?

Puedes seguir la conversación aquí

Sígueme en FacebookSígueme en TwitterSígueme en Instagram

y si te gusta comparte

 

ADELGAZANDO CON LACTANCIA MATERNA 

Ya conté que ultimamente devoro como una lima a causa de la lactancia materna. Pero hoy quiero hablar de otro “efecto secundario”: Adelgazar cual tísica.

No hay que generalizar porque hay mujeres y cuerpos diferentes, algunas mujeres no adelgazan y otras incluso engordan, pero la norma para la lactancia materna es que se adelgaza.

También se dice que se engorda luego, cuando ya no se da el pecho y estas acostumbrada a devorar sin miramientos, lo cual tiene mucho sentido. Pero de esto todavía no puedo hablar.

En mi caso, estoy adelgazando, pero tengo mi propia teoría: Cuando me quedé embarazada pesaba 55 kg y a término de embarazo cogí 13 kg, asi que pesaba 68 kg. Salí del paritorio con 10 kg menos (30 horas de parto es lo que tiene), así que llegué a casa con 58 kg. Ahora, cinco meses después peso 52 kg, 6 kg menos de lo que pesaba después de dar a luz y 3 kg menos que cuando me quedé embarazada.

Yo no tenía esos kilitos de más que se te quedan después del parto para tirar de ellos durante estos meses en los que duermes menos, estás más nerviosa por todo lo nuevo, no paras porque tienes un bebé demandante… Por lo que no solo he llegado a mi peso anterior rápidamente, si no que he adelgazado todavía más.

Además la dieta exenta en proteína de leche de vaca por la supuesta alergia de Lucy (y digo supuesta porque no la hemos hecho pruebas, pero cuando la empecé se acabaron los cólicos) hace que no pueda comerme cinco do tus de chocolate como me apetecería, por ejemplo. Así que me obliga también a comer más sano, y a engordar menos.

¿Será por la lactancia materna? Pues no lo se, pero si que es verdad que tengo mucho menos volumen que antes y que se nota que cada día estoy más delgada. Me seguiré “vigilando” y en algún momento iré a hacerme un análisis por curiosidad y porque toca, ya que no me siento mal, ni débil, ni enferma. Al revés, me asombro cada día más con lo activa y lo fuerte que estoy, pero claro, eso se debe a que Lucy me da fuerzas todos los días. Y a que Súper Papá me alimenta muy bien.

dando pecho

¿Adelgazasteis dando el pecho y no se os veía como a mi? 

¿Cuál es vuestra experiencia?