¿Cuánto se involucran los padres en la crianza de sus hijos?

El pasado 6 de febrero acudimos a un evento de Dodot en el presentaban su nuevo pañal y su “Estudio sobre la paternidad”, que ha sido realizado a través de encuestas online mediante entrevistas a padres con hijos entre 0 y 4 años. Según Dodot existe “una nueva generación de #PapásDodot que buscan nuevas maneras de involucrarse en la vida de sus hijos y ampliar la calidad del tiempo que pasan con ellos”.

archivo-14-2-17-1-25-49

La presentación constaba de una mesa redonda y contábamos con la presencia de Mónica de la Fuente (fundadora y directora de Madresfera), Leyre Artiz (directora de la revista Ser Padres), Óscar Chinarro (sociólogo), Miguel Álvarez- Builla (Brand Manager de P&G) y Adrián Cordellat (papá bloguero de Un Papá en Prácticas), en la que hablaron sobre los datos recopilados y su experiencia en estas lindes.

dodot_158

Archivo 14-2-17 1 26 04.jpeg

Lucy súper atenta a la charla. Mónica de la Fuente y Adrián Cordellat durante el coloquio.

Según mi percepción, hoy en día, cada vez más los padres se involucran en la crianza de sus propios hijos y se alejan de estereotipos que se repetían en pasadas generaciones de padres despegados y que los primeros años prácticamente no colaboraban con los cuidados básicos de su prole.

No tengo datos sobre la paternidad de hace 30 años, no puedo comparar y me gustaría. Pero si puedo tener en cuenta lo que hablan abuelas y madres, lo que nosotras mismas hemos visto en casa, lo que esta sociedad ha dictado hasta ahora y que la publicidad relacionada con la crianza estaba dirigida específicamente hacia las madres.

Muchos padres viven hoy en día una paternidad consciente,  disfrutan cuidando a sus hijos y quieren ser parte de una crianza activa. Quieren pasar tiempo con sus retoños, cantando canciones, jugando, acunándoles… En definitiva, haciendo por fin lo que se han perdido durante muchísimo tiempo.

Dodot ha querido reflejar esta nueva generación de #PapásDodot, que no solo “hacen” si no que hasta hablan de ello, algo que también estaba relegado a las madres.

Según los datos del “Estudio sobre la paternidad” de Dodot, cada vez son más los padres que en comparación a sus propios padres o abuelos, realizan múltiples tareas que tienen que ver con el cuidado de sus hijos diariamente.

En muchos de los resultados del estudio, lo curioso y que a mi me llama la atención, no es el dato en positivo de los padres que realizan una tarea en concreto, si no los que todavía hoy en día, no las realizan:

“¡Playtime!”

El 83% de los padres asegura jugar con sus hijos a diario. Es un porcentaje alto, aunque hay que tener en cuenta que es una de las actividades mejores y más fáciles. Todos preferimos el momento de risas al de llantos porque no quiere vestirse por ejemplo.

#SúperPapá declara que es la actividad que más le gusta hacer con Lucy, y es la que más realiza.

“Una manita por aquí”

El 64% afirman vestir o desvestir a sus hijos diariamente, (el 36% no lo hace) y el 15% tiene esta actividad como favorita entre todas.

A #SúperPapá es la actividad que menos le gusta, y no me extraña, porque Lucy no se está quieta nunca, hay que perseguirle por toda la casa y al final siempre acaba llorando. Pero la realiza igualmente porque hay que hacerla, y siempre intentamos distraer su atención para facilitar la tarea.

“Es la hora de ir a dormir”

El 62% de los padres acuesta a sus hijos a diario, lo que quiere decir que el 38% o no colabora en esta tarea, o puede que no esté en casa para hacerlo por trabajo u otra razón. Es el momento preferido del 13% de los padres.

Lucy nunca quiere ir a la cama, no es un momento nada fácil ni para #SúperPapá ni para mi. Excepto el día que leemos un cuento y no hay queja después, que han sido 3 veces más o menos.

“Esta cucharita por papá”

El 62% de los padres dan diariamente de comer a sus hijos pero es la actividad favorita solo del 5% de los padres. Mi pregunta sería qué porcentaje hacen Baby Led Weaning (alimentación autorregulada, los bebés comen solos), porque me parece un porcentaje bajísimo para una tarea que se debe hacer varias veces al día todos los días.

En casa ni #SúperPapá ni yo hemos dado de comer a nuestra hija nunca, somos un 0%, pero nosotros si hacemos BLW.

archivo-14-2-17-1-26-16

“¡Vamos de paseo!”

Es el momento preferido por el 46%, por encima de todas los demás.

Es la tarea que menos realiza #SúperPapá, porque a las horas en las que salimos está trabajando, pero cuando se han ido los dos solitos se lo pasan genial.

El cambio de pañal

El 85% cambia el pañal habitualmente y 65% lo hace a diario.

El 86% de esos padres que cambian el pañal, utilizan trucos para conseguirlo. De estos un 65% les habla tranquilamente mientras el 28% utiliza juguetes para distraer y el 25% le canta canciones.

Archivo 14-2-17 1 26 34.jpeg

En casa lo que siempre nos ha servido mejor es cantar y #SúperPapá es especialista en inventarse canciones con las que Lucy se parte de risa.

Conciliando

El 54% asegura que le gustaría pasar más tiempo con sus hijos, pero el 40% considera que concilia su vida laboral y su paternidad de manera adecuada.

archivo-14-2-17-1-27-10

El 60% incluso cambia horarios laborales para poder estar más tiempo con sus hijos.

El 76% si disfrutó su permiso de paternidad y este dato me sorprende mucho porque el 24% no lo hizo. ¿Serán padres en paro? ¿Autónomos? ¿O que no han querido pasar el tiempo que les corresponde por ley con sus hijos recién nacidos?

archivo-14-2-17-1-27-32

Un 43% intenta salir más rápido antes para estar con sus hijos y el 39% hace exactamente lo mismo que antes de ser padre.

Archivo 14-2-17 1 27 21.jpeg

#SúperPapá trabaja muchísimas horas y no siempre en el mismo horario. Tiene varios proyectos que sacar adelante y hay semanas que ni siquiera tiene un día libre. Es un daño colateral de la decisión que tomamos de que solo uno de los dos trabajaría para que el otro pudiera estar con Lucy. Le encantaría pasar más tiempo con nosotras y viene directo del trabajo a casa siempre, si no está trabajando, está con nosotras.

Buscando información

Los tiempos cambian y los nuevos #PapásDodot también buscan información sobre el cuidado y la crianza de sus hijos.

El 73% consulta al pediatra, el 58% consulta internet en general y el 74% busca información en blogs y foros, un dato que me hace pensar que los blogs cada vez tenemos más peso y que además de nuestra opinión debemos tener mucho cuidado con lo que decimos y utilizar enlaces para que esos padres puedan decidir por sí mismos.

Tanto #SúperPapá como yo solemos buscar mucho en internet, pero afortunadamente no hemos tenido ningún problema de mayor gravedad y por eso no consultamos mucho a médicos.

 

archivo-14-2-17-1-27-44

Es muy curioso al leer este estudio, los porcentajes de las actividades y preferencias de los padres al cuidar de sus hijos. Me han entrado ganas de ver el mismo estudio dirigido a las mujeres y averiguar qué tareas bajan del 100%, ya que las mujeres seguimos siendo las encargadas de los temas relacionados con los cuidados.

Si preguntásemos a las madres de esos mismos hijos, ¿estos porcentajes aumentarían o serían menores?

También me gustaría saber qué tanto por ciento de los hombres que han contestado estas preguntas trabajan o están en paro. Dista mucho la colaboración de un padre que trabaja de sol a sol, de uno que es autónomo, o de uno que tiene una jornada continua y puede pasar toda la tarde con sus hijos. Las circunstancias de cada familia por la situación laboral y económica que vivimos es muy variada y creo que es uno de los factores que en cierta manera provoca o facilita que cada vez más padres se involucren en la crianza. Muchísimos padres pasan las 24 horas con sus hijos y son los que realizan el 100% de las tareas diarias relacionadas con los niños.

Por supuesto estos datos son buenos, si contamos con que antes los niños eran asunto sólo de mamá, y si pensamos que aún hoy, hay padres que no han cambiado un solo pañal ni juegan con sus hijos.

En un mundo perfecto, este tipo de estudios no serían necesarios. Los hijos e hijas son responsabilidad de ambos progenitores por igual. Trabajen fuera de casa o no, ambos deben colaborar en la crianza y el cuidado de los niños. Los hombres no son héroes por realizar estas tareas, ni deberíamos darle más importancia a que las realicen porque es su obligación.

¿Qué piensas del estudio?

¿Crees que las tareas de cuidados y crianza son equitativos o todavía falta mucho?

Gracias a Madresfera por realizar la convocatoria, siempre es un gustazo veros y charlar con vosotras. También es un momento genial para coincidir con otras mamás blogueras y para que Lucy haga amiguitos.

Archivo 14-2-17 1 26 56.jpeg

Lucy haciendo amigos durante el evento. En la foto con el Pollito del blog www.mipollitodicepio.com.

Gracias a Dodot por elegirnos otro año más para acudir a su presentación, por los eventos tan especiales y cuidados que organiza con entretenimiento para los niños y niñas que acuden, esta vez en “Cómo saber cómo” un sitio chulísimo, y por el regalito que siempre nos dan. Lucy merendó genial y se lo pasó estupendamente como siempre.

evento_dodot_madresfera_merienda.jpg

naranja_dodot_estudio_paternidad.jpg

Anuncios

La Crianza: Ese trabajo no remunerado.

Hace poco alguien me dijo que los trabajos no remunerados no existen y que una madre o un padre que cuida de sus hijos las 24 horas, es simplemente una madre o un padre, que no realiza ningún trabajo.

Además de entrarme la risa, tengo que decir que no puedo estar más en desacuerdo.

Un trabajo (y voy a tirar de RAE, que es lo que hace en estos casos Delia Carballo de Madres Enredadas) es “ocuparse en cualquier actividad física o intelectual”. La primera acepción no habla de remuneración.

Si, la siguiente acepción habla de “tener una ocupación remunerada en una empresa”, pero creo que todos y todas desempeñamos alguna función o actividad que nadie nos paga y eso es trabajo. Y en este caso, criar a un bebé, un futuro activo de esta sociedad, que cotizará, producirá, consumirá y pagará pensiones, (que además le sale gratis a la sociedad ) es un trabajo no remunerado.

No tengo en cuenta los trabajos diarios domésticos inherentes a trabajar en casa, que tengan o no que ver con la crianza de mi hija y que por proximidad suelen recaer en mayor medida en la persona que pasa más tiempo en el hogar. No me refiero al tiempo que puedo pasar limpiando u ordenando, ni a el tiempo que empleo en el blog, porque eso es otro tema.

Yo me refiero a la crianza de un bebé.

Criar a un bebé no es darle de comer, cambiarle el  pañal y darle juguetes para que juegue mientras me siento a ver la tele, comprende mucho más trabajo, atención, desempeño, dedicación y por supuesto, un aprendizaje continuo.

No solo soy madre y quiero a mi hija, la colmo de besos y mimos, y cuido de ella con todo el amor del mundo. Realizo muchísimos otros trabajos que si los encargara a otra persona, tendría que pagar por ellos. Y es más, puedo asegurar que no pondrían el mismo interés y cariño con el que yo lo realizo, algo muy importante para el buen desarrollo del bebé, porque nadie cuida de sus hijos como sus propios padres.

Soy maestra, pediatra, enfermera, pedagoga, nutricionista, psicóloga, monitora de juegos y tiempo libre, logopeda, compositora y cantante, bailarina, pintora, títere, manejo crisis emocionales…

Todo esto las 24 horas del día, casi sin tiempo libre, descansos, ni vacaciones. Y muchas de estas profesiones las pongo en práctica al mismo tiempo.

Y no, no me quejo, para mi es un placer poder pasar las 24 horas del día con mi hija y dedicarme a ella, así lo decidimos en casa y no me arrepiento ni lo cambiaría. Pero como muchas familias que están en la misma situación que nosotros, sacrifican muchas otras cosas a favor de conseguir una crianza más humana con sus hijos.

Y no entiendo por qué hay que elegir: sacrificar la crianza, el apego de un bebé que a término del permiso maternal tiene solo 16 semanas de vida o sacrificar la cotización y la experiencia laboral de uno de los progenitores, cuando podríamos tenerlo todo ampliando las bajas de maternidad y paternidad, valorando y remunerando el trabajo de cuidados que son necesarios en millones de familia…

Criar a un bebé, es un trabajo por el que ninguna madre o padre cobra, un trabajo difícil, con muchas facetas diferentes, importantes y muy infravalorado.

En definitiva, considero que realizo un trabajo no remunerado, como la mayoría que tienen que ver con los cuidados que además es un trabajo poco reconocido, parece que no existe.

Aunque sea un placer cuidar de mi hija, no significa que no sea un trabajo. Existen personas muy afortunadas que tienen un trabajo en el que disfrutan y cobran por realizarlo.

eb1fb2caadb84b97931cb02076a75d97

¿Y las madres o padres que trabajan fuera de casa? También realizan ese trabajo no remunerado, a parte del trabajo por el que reciben un salario, y seguro que todas y todos tenemos algo en común: lo seguiremos haciendo igual de bien y con el mismo amor aunque no nos paguen.

Hasta que llegue un día que nadie tenga hijos porque la conciliación es incompatible y entonces, los gobiernos paguen por tener bebés, porque si nadie se dedica a la crianza y tiene hijos, nos extinguimos.

¿Y las parejas que tienen varios hijos? Héroes y heroínas. Que les pregunten a esas familias si lo que hacen no es trabajar.

Y la gran pregunta: ¿debería ser un trabajo remunerado? Pienso que si, y creo que así muchas familias podrían permitirse que uno de los padres se quedara en casa a criar a sus hijos durante más tiempo. Sería beneficioso para el bebé pues crecería con un apego seguro muy importante para el día de mañana, para los padres porque acompañarían y verían crecer a su hijo, disfrutarían más momentos con ellos, su relación se vería reforzada y la ciudadanía disfrutaría de adultos más felices y menos frustrados.

Por favor, no digáis que cuidar de un bebé es “solo” ser madre o padre. Es ser madre o padre y al mismo tiempo un trabajo no remunerado, necesario y precioso, pero un trabajo.

¿Qué tipos de trabajos no remunerados consideras que realizas en la crianza de tus hijos?

PATADITA DEL DÍA: Profesionales que niegan las estadísticas.

Está muy feo mentir. Está muy feo sacar datos de “no me acuerdo qué web” y decir que esos datos están exagerados o que incluso son falsos, sin ni siquiera comprobarlos. Aún más feo está escribir un post sobre ello dando información errónea al respecto cuando tienes una web de maternidad dirigido a embarazadas porque eres matrona, porque deberías ser profesional y dar datos fiables.

No se puede decir que es mentira que en España el 90% de las mujeres dan a luz en litotomía cuando solo hay que ir a la página del Ministerio para comprobarlo. Vale, no es el 90%. Es el 87,4%.

Pero lo que más me fastidia, no es que se esté desinformando a mujeres que en un corto espacio de tiempo tendrán un parto (que me fastidia y mucho), si no que se de a entender que esas cifras son falsas y están exageradas (que no son falsas ni están exageradas) porque se quiere meter miedo a las mujeres. ¿Qué ganaría nadie metiendo miedo a las mujeres embarazadas españolas sobre sus partos? ¿No será que muchos profesionales no dan información veraz? En este país se obvian las estadísticas y se esconden (muchos hospitales ni siquiera las facilitan), pero cuando sale el informe con unos resultados innegablemente nefastos, se ignoran, se niegan y además, se dice que los blogs y webs que hablan sobre ello, lo hacen para meter miedo a embarazadas.

No hace falta inculcar temor porque para empezar, la mayoría de las embarazadas ya tienen miedo al parto por las historias que las mujeres se cuentan entre ellas. Muchas tienen un recuerdo horroroso por algún tipo de intervención medica, porque en España todavía gusta mucho lo de intervenir, y según las estadísticas, innecesariamente en muchas más ocasiones de las que se debiera. Así que el boca a boca del cliente/paciente en este caso, deja entrever el tipo de trato que tienen muchas mujeres y hace temer la hora del parto a muchas y tener pánico a otras, ambas cosas contraproducentes a la hora de dar a luz.

Y es que este informe y estas estadísticas que son un retrato de los partos en España debieran provocar en los profesionales del sector una introspección:

  • Rasurado del Periné: 84,5%. El rasurado perineal ocasiona erosiones cutáneas que pueden dar lugar a la colonización de microorganismos, además de las molestias, malestar y prurito que ocasiona en las mujeres. En la evidencia disponible no se encuentran pruebas o razones que sostengan esta práctica que se ha venido realizando en la creencia errónea de que disminuía el riesgo de infección.
  • Enema: 78,6%.  No existe evidencia que apoye el uso rutinario de enemas al inicio del parto, práctica que se ha venido administrando durante años suponiéndole ciertas ventajas que han sido puestas en cuestión y que incluso se han esgrimido inconvenientes y riesgos asociados. La revisión de la evidencia muestra que la utilización de enemas no reduce las tasas de infección materna o neonatal, ni las dehiscencias de la episiotomía, y tampoco mejora la satisfacción materna.
  • Durante la dilatación facilitar deambular y elegir posición: 72,8%.: La libertad de movimientos permite adoptar posiciones que alivian el dolor y mejoran el bienestar de las mujeres así como su sensación de control. La libre deambulación de las mujeres durante el periodo de dilatación se relaciona con una menor necesidad de uso de fármacos oxitócicos, analgésicos y de intervenciones obstétricas como fórceps o cesáreas, respecto a aquellas mujeres que permanecieron en posición de litotomía.
  • Durante la dilatación permitir la ingestión de líquidos y alimentos: 71,8%. No hay evidencia que avale su restricción durante el trabajo de parto; por el contrario señala que la restricción de líquidos y alimentos a la madre por tiempo prolongado puede producir deshidratación y cetosis.
  • Durante la dilatación no colocar vía venosa periférica profiláctica de rutina: 31,1%. La deambulación también podría acortar la duración de la primera fase del parto. Sin embargo, las prácticas asistenciales al uso (monitorización, vía intravenosa, analgesia neuroaxial, etc.) limitan las posibilidades de las mujeres para poder deambular durante la dilatación y adoptar distintas posiciones diferentes al decúbito.
  • Amniotomías o amniorrexis realizadas: 46,6%. Se apunta respetar el proceso normal de rotura espontánea de membrana para evitar posibles complicaciones y efectos adversos como aumento del riesgo de infección o aparición de patrones anormales.
  • Partos con hoja de partograma cumplimentado totalmente: 52,1%
  • Partos vaginales en los que se ha mantenido la posición de litotomía durante todo el expulsivo: 87,4%. Se puede considerar que actualmente la posición habitual durante el período expulsivo continúa siendo en litotomía o decúbito supino, más favorecedora del trabajo del profesional que de la madre. No se alcanza el estándar deseado, y probablemente, puede ser indicativo de la dificultad que supone el cambio de rutinas adquiridas.
  • Partos vaginales en los que se ha realizado la maniobra de Kristeller: 26,1%. Aunque al parecer se trata de una técnica en desuso eliminada de la práctica habitual, se puede comprobar que lejos de haber desaparecido, esta maniobra se sigue realizando en una alta proporción de maternidades. De ahí la necesidad de continuar el seguimiento de su utilización en los partos de cada hospital.
  • Episotomías en partos eutócicos: 41,9%

En todos estos casos, y en otros muchos que aparecen en el informese recomienda llevar a la práctica las recomendaciones de la EAPN, e incluirlas actualizando protocolos ya que las cifras se alejan del estándar recomendado. Si tenéis un rato, echad un vistazo, porque es muy interesante.

Quiero hacer un inciso importante respecto a la epidural y lo que dice al final de la página 23 el informe (por si alguien quiere comprobarlo):

El uso de la analgesia epidural se encuentra en niveles muy altos con un 72,2%, y obedece no solo a las indicaciones clínicas, sino que también está influido por la oferta originada desde los servicios sanitarios y su reflejo en la demanda de las gestantes. Conclusión: Llevar a la práctica las recomendaciones de la EAPN. Incluir estas recomendaciones actualizando los protocolos. Este alto porcentaje de uso de analgesia epidural, muy alejado de la recomendación de la EAPN, sugiere que desde atención primaria no se hace el énfasis suficiente en la información a las usuarias, y desde la atención hospitalaria no se ofrecen suficientemente otros métodos alternativos para el manejo del dolor, aunque se mencionen en el 67% de los protocolos; aspecto que debería ser contrastado para conocer la accesibilidad real y la diversidad de métodos y técnicas que se ofertan en los hospitales, tras la adecuada información y preparación prenatal. También indica cierta invisibilidad o desconocimiento sobre los riesgos y consecuencias para la madre y la criatura, durante el parto, en el posparto y la lactancia.

Protocolos que INCLUYEN TODAS LAS RECOMENDACIONES de atención al parto normal: 15,5%

En conclusión: Las recomendaciones que el Ministerio de Sanidad recopiló en la Estrategia de Atención al Parto Normal son ignoradas sistemáticamente en los hospitales españoles todavía. Y no solo eso, si no que no informan a las mujeres embarazadas correctamente sobre la medicalización e intervención de los partos y esto es un fallo muy gordo de la preparación al parto de este país. Es muy necesario e importante hablar a las mujeres del proceso fisiológico natural, de lo que su cuerpo es capaz de hacer. Y luego ya hablar de medicalización e instrumentalización y cuando es completamente necesaria y con datos reales. En vez de empezar la casa por el tejado hablando de donde te ponen la epidural y dar información a medias…

Si estas embarazada yo no te diré que tengas miedo. Te digo que te empapes, que leas, que busques información, que sepas lo que es necesario y lo que no es necesario en un parto según la Estrategia de Parto Normal, que te dejes llevar por tu instinto y que vayas más allá. Que te preocupes por conocer el protocolo de tu hospital y que si no te gusta, te cambies a otro. Que sepas cuales son tus derechos y que realices y presentes tu Plan de Parto. Pero sobre todo, que te empoderes, que confíes en ti misma, que tu cuerpo esta diseñado para dar a luz y puedes hacerlo. Que la matrona debe estar a tu lado sirviendo de apoyo si necesitas algo y el obstetra (ob stare= estar a la espera), solo debe intervenir cuando sea estrictamente necesario, porque una mujer necesita tranquilidad durante su parto, no espectadores ni intervenciones innecesarias.

La #PataditadelDía va para esos profesionales que se emperran en taparse los ojos. Aunque ellos sean muy buenos en su trabajo y respeten las indicaciones de la OMS y la Estrategia de Atención al Parto Normal, los hay que se las pasan por el arco del triunfo, y con estas cifras, no se puede negar que algo se sigue haciendo mal. Señoras, señores, queda mucho por hacer y el camino no es negar lo que se hace mal, es intentar remediarlo. 

Atención Parto Normal

REGALITO MADRESFÉRICO PARA LUCY

Por formar parte de la blogosfera de Madresfera, cuando tienes un bebé, te hacen un regalito. Un detallazo que no tendrían por qué tener y que yo les agradezco mucho, porque eso de recibir paquetes en casa me encanta.

Y recibir regalos para Lucy me gusta todavía más.

lucy con regalo madresfera

Además de venir muy cuco envuelto, llegó con una carta personalizada felicitándome por mi reciente maternidad. Ya es algo que muchas personas que conozco todavía no han hecho (me refiero a felicitarme por ser madre).

regalo madresfera

Y ahora vamos a ver que lleva dentro, ¿no? Reconozco que cuando vi que era todo de Chicco pensé: “Todo biberones y chupetes”, y no tengo nada en contra de los biberones y chupetes, pero nosotras no los utilizamos y me daba un poco de rabia no poder aprovechar el regalo. Pero me equivocaba. Efectivamente hay un biberón rosa (que a lo mejor en verano o más adelante lo puedo utilizar para agua o para que le den mi leche a Lucy si yo no estoy), y un chupete rosa, pero también hay más cosas molonas y muy prácticas:

regalitos madresfera

  • Un body rosa preciosísimo tallado en tres meses. Me dio miedo cuando lo vi que fuese para recién nacido, porque es una cesta regalo de nacimiento, pero no, le va a quedar a Lucy super molón.
  • La osita de peluche que viene dentro de una caja preciosa. Dentro tiene un sonajero, así que a mi niña le llama muchísimo la atención. Yo digo que se parece a Lucy porque tiene los ojos azules, las pestañas largas y tripita gorda, igual que ella. A mi me parece super tierna y de tamaño es genial. Es lo primero que ha empezado a intentar coger y llevarse a la boca Lucy, se pasa un buen ratito distraída, vamos, que la osita ha triunfado. Como tiene escrito “Chicco” en la barriga, yo he propuesto llamarla “Chicca”, por ahora llamamos a la osita así.
  • Una crema corporal fluida con almendras dulces, y una pasta balsámica para cambio de pañal con pantenol para regenerar la barrera cutánea, ambas hipoalergénicas, sin parabenos, alcohol ni colorantes.  Las dos huelen de vicio, (yo es que para los olores soy muy especialita). Es un olor muy parecido y suave, cosa que me parece muy práctica para que nuestros bebés no huelan a mil cosas diferentes y demasiado fuertes, porque los bebés ya huelen bien de por si, ¿verdad? No las he probado todavía, pero si son dignas de mención, seguro que haré un post.
  • Y la cestita, que como yo lo guardo y lo uso todo, es muy apañada para poner cosas de Lucy. Yo la estoy usando para poner la ropa que le voy a poner al día siguiente. Así somos de organizaditas.

Solo me queda dar las gracias a Madresfera, primero por existir (qué romántico..) y es que los lunes, para mi es día de ver el ranking de Madresfera y un motivo más para currarme el blog y segundo por tener este detalle, y es que estas cosas hacen mucha ilusión cuando eres madre, y que te regalen cosas para tu hija hacen más ilusión que si fuesen para ti…