5 Actividades Creativas de Halloween para Toddlers

¡Lo que nos gusta Halloween en esta casa! Y desde que Lucy estaba en la tripita, lo celebra con nosotros.

Este año ya se entera mucho más de todo e incluso ha decidido ya su disfraz. Ve “Jadogüin” (Halloween) en todas partes y aunque no comprende muy bien por qué se celebra, ella sabe que hay monstruos y “fosis” (zombies) que dan “mucho mucho miedo”. También sabe, y esa es la parte que más le gusta, que va a pedir caramelos por las casas como el año pasado.

Así que no ha podido faltar en casa un proyecto de manualidades y actividades sobre Halloween; Y una vez decididas, encontramos el material que necesitábamos en Creavea, que tiene absolutamente de todo. Cualquier material que busques para hacer una manualidad, lo tienen seguro. Además tienen tanta variedad para elegir, que incluso te dan ideas para perfeccionar y dar más detalle a lo que tenías en mente. La web funciona a las mil maravillas y encuentras fácilmente todo lo que buscas.

materiales de creavea

Materiales de Creavea

 

Os traigo 5 actividades para realizar en familia y que los peques participen al máximo. ¡Espero que os gusten!

1. CALABAZAS ESTAMPADAS DE HALLOWEEN

Para esta manualidad, que es sencilla pero queda vistosa, necesitábamos pintura líquida y que sirviera para distintos soportes, porque solo tenemos acuarelas.

Kit de pintura acrílica, seis colores, marca pebeo que puedes encontrar en Creavea

Kit de Pintura acrílica

 

Este kit de pintura acrílica que encontramos en Creavea me parece estupenda para comenzar a tener contacto con este material. Tiene 6 colores vivos y brillantes (a Lucy le ha encantado el azul), no necesita barniz posterior y es de secado rápido, algo que me parece esencial cuando son niños los que trabajan. Se quita fácilmente de las manos con agua y jabón.

La única pega que tiene, es que le falta el color naranja, básico para esta manualidad. Pero sin problema hemos encontrado en Creavea un bote de color Naranja Vivo, de la misma marca y de características similares. Tienen muchísimos colores, diferentes tonalidades, y algunos monísimos con purpurina.

 

 

Recomiendo siempre preparar con antelación los materiales con los que vamos a trabajar, para que tengan todo a mano. Me encanta prepararlos, que ella los vaya viendo, que me pregunte y que se cree expectativas pensando qué vamos a hacer.

La manualidad consiste en estampar en un folio una manzana cortada por la mitad, y así conseguimos una figura muy parecida a la de una calabaza, algo que me parece poco complicado y  Lucy puede participar al máximo.

 

Lucy espera a poder comenzar la manualidad

 

Y sí que participó, porque le mostré la idea, y ella captó la esencia en seguida. Mi consejo es que pinches la manzana con un tenedor para facilitarles la tarea, porque sus manitas son más pequeñas que las nuestras. Al final Lucy lo utilizó de esta manera y simplificó todo mucho.

Algunas no le salieron muy bien porque hay que apretar, pero insistía en hacerlo ya que le gustaban los diferentes resultados. Yo hice las que quedaron mejor, no os voy a engañar. Después ella siguió estampando un buen rato, así que esta actividad me la apunto para hacer otro tipo de cosas: los sellos triunfan.

 

IMG_6472

 

Una vez “casi seco” (que ya conocemos las prisas), pintamos los adornos de la calabacita: tallo, ojos, cara… Para esta tarea utilizamos nuestro kit de pinturas acrílicas (que nos vale para todo) y le preparé el color negro, el verde y el blanco. Este último no se muy bien para qué, pero ella muy sabiamente lo utilizó para mezclar colores.

 

IMG_6471.JPG

 

Con la decoración no hizo falta mostrarle qué hacer, porque lleva viendo calabazas casi un mes, así que la dejé hacer y le acompañé.

 

IMG_6473.JPG

 

Dibujó con varios colores de manera aleatoria, y las caritas… ¡Ay las caritas!

 

IMG_6474.JPG

 

Quedó muy satisfecha con el resultado, porque por la noche ya en la cama, me dijo emocionada que le gustaban mucho. Estaba orgullosa de su creación.

Le encanta pintar con pincel y estas pinturas no se apelmazan ni chorrean, están en su punto justo. Y eso me dió una idea para la siguiente manualidad.

2. DECORACIÓN INFANTIL DE CALABAZA PARA HALLOWEEN

Me encanta decorar y troquelar calabazas para estas fechas, pero me daba miedo utilizar cuchillos y objetos punzantes con Lucy pululando, porque sé que iba a querer participar. Así que pensando en lo buena retratista que es, decidí que ella misma podía pintar una calabaza con sus nuevas pinturas acrílicas.

 

Y para esta actividad, si que utilizó todos los colores del kit. De nuevo le preparé todos los materiales, y ella siempre espera paciente aunque inquieta hasta que termino.

 

IMG_6787.JPG

 

En seguida supo lo que que hacer con una calabaza de verdad que decoraba para Halloween. Creo que lo tiene bien claro.

 

IMG_6788.JPG

 

Me parece una idea estupenda para los más peques, que no pueden carvar calabazas, pero que también quieren decorar la suya. Creó y guarreó todo lo que quiso y más.

3. CUPCAKES DE HALLOWEEN

No pueden faltar los dulces en  Halloween y este súper kit de ScrapCooking lo encontramos también en la web de Creavea.

 

IMG_6465

 

Este kit es fabuloso porque te da una idea genial para hacer en Halloween, (se puede incluso regalar y quedas genial) y viene todo lo necesario para una tarde de cocina (excepto los alimentos frescos):

  • Unos 18 moldes de Halloween para cupcakes.
  • Un molde cortador con forma de personita para cortar galletas.
  • Un tubo de icing blanco para decoración.
  • La masa en polvo de las cupcakes (a la que solo hay que añadir agua y dos huevos).
  • Topping de decoración de azúcar con calabazas naranjas, murciélagos negros y fantasmas blancos.
  • Las recetas de los cupcakes y las galletas

 

 

Lucy estaba emocionada, no dejaba de decir “cupcakes” y “Halloween” en su idioma todo el tiempo porque desde que recibimos el kit estaba ansiosa por utilizarlo.

Además de los ingredientes que incluye el kit, necesitas dos huevos y agua para preparar la masa, paso que Lucy hizo con SúperPapá por completo, que es el cocinillas de la casa.

 

IMG_6789.JPG

 

Estas actividades en la cocina para los peques de la casa son maravillosas porque participan, se emocionan y se sienten muy orgullosos de haber preparado ellos mismos lo que luego degustarán. Si nos sigues en Instagram, pudiste ver lo loca que se volvía en Stories.

IMG_6790.JPG

Lucy completamente emocionada con sus cupcakes preparadas, listas para entrar en el horno.

 

Señalan el tiempo de cocción en unos 15 minutos, pero nosotros pensamos que con 12 ya tenían suficiente y las retiramos del horno. Ella por supuesto no se alejaba ni un segundo y cuando comenzaron a subir fue una celebración por todo lo alto.

 

IMG_6791.JPG

 

Una vez frías, nos dispusimos a decorarlas. Le expliqué a Lucy que para que los toppings de figuritas se pegaran en el cupcake, primero tenía que poner un poquito de icing encima, y le hice un ejemplo de cómo ponerlo.

 

IMG_6792 (1)

IMG_6793

 

Lo hizo estupendamente. y aunque fue un poco complicado que entendiera que primero había que cenar, le convencimos con uno de sus platos favoritos y luego llegó el ansiado postre.

 

IMG_6794

IMG_6795

¿Estaban ricas? Doce cupcakes nos duraron 2 días a 3 personas. Creo que sí lo estaban.

Y cuando los cupcakes se terminaron, hicimos las galletas.

 

4. GALLETAS ESPELUZNANTES PARA HALLOWEEN

 

Estas galletas también las hemos cocinado gracias a el Kit de Scrapcooking que puedes encontrar en Creavea. En el kit encontramos el molde para las galletas  y el icing para decorarlas, pero necesitarás.

  • Harina
  • Azúcar glaçe
  • Almendras molidas
  • Mantequilla
  • 1 huevo

La receta viene en el kit y es súper fácil.

Le preparé a Lucy todas las medidas de los ingredientes, aunque ella insistió en ayudar con algunos y luego los fue mezclando todos en un bol.


 

Al ritmo de “mezclar, mezclar, mezclar”, incorporó y removió todos los ingredientes, y después mamá terminó de ligar la mezcla y amasar hasta que quedó una masa homogénea.

 

Después de dejar reposar la masa durante una hora, nos dispusimos a cortar las galletas con el súper cortador. Igualito que jugar con plastilina.

 

 

Incluso nos permitimos el lujo de ser creativos y utilizamos la masa para hacer otras formas.

 

Ocho minutos en el horno y …

Y aquí tenéis el resultado.

5. FAMILIA DE ARAÑAS ESPELUZNANTES Y AL MISMO TIEMPO TIERNAS DE HALLOWEEN

 

A Lucy le atraen las arañas al mismo tiempo que las repele, y gracias a esta manualidad, le dan menos miedo. De ahí lo de “tiernas”.

Para esta manualidad hice unos días antes pompones de lana negra, y también encontré en Creavea pompones más pequeños para darle un detalle a los ojos. Necesitaba limpiapipas negros para las patas y quería los más largos que pudiera encontrar, para poder trabajar diferentes medidas y estos de 50cm de son estupendos.

 

IMG_6805

 

Los ojos los quería de diferente tamaño porque la idea era hacer una familia, ya que Lucy busca y encuentra paralelismos de ese tipo en todo lo que hace. Y se dio cuenta de la diferencia de tamaño, bautizando a cada una de “papá”, “mamá” y “bebé”.

 

IMG_6804

Ojos de varios tamaños y limpiapipas negros gigantes.

 

Lo primero es unir dos de los pompones de lana negra con silicona caliente. Yo realicé 3 pompones grandes y 3 más pequeños: la araña papá que es la más grande lleva dos grandes, la araña mediana lleva una grande y otra pequeña, y la araña bebé lleva dos pequeños.

Este paso lo hice yo sola por la silicona, aunque bajo la mirada atenta de Lucy, que iba y venía corriendo al grito de “¡una araña!”

IMG_6806

 

El siguiente paso es muy fácil, lo pueden hacer los peques, pero Lucy seguía corriendo por la casa.

Se trata de pasar un limpiapipas negro por cada uno de los pompones del cuerpo de la araña. Podéis incluso pasar dos por cada cuerpo, solo hay que atravesarlo. ¡Y queda así de chula!

 

IMG_6807

 

Al tener limpiapipas tan grandes, podemos jugar con los diferentes tamaños que queremos darle a la araña.

Llegados a este punto,  Lucy se dio cuenta que la araña era un ser inanimado, y pude convencerla de tocarlas, e incluso de pegar los ojos sobre unos pompones más pequeños negros y blancos que pegué para poder colocar mejor los ojitos.

 

IMG_6808

IMG_6809

 

Una manualidad divertida, que da juego porque puedes hacer mil modelos y tamaños distintos. Yo todavía me estoy pensando hacer una gigante.

¿Y cómo creéis que quedaron?

 

 

Y hasta aquí mi aportación para Halloween 2.017.

Espero que os hayan gustado las ideas que propongo y si os animáis a realizar alguna, ¡¡enseñádmela!!

 

9788426390479.jpg

 

 

 

Anuncios

“No duelen mosquitos” con InsectDHU de Mamá Natura

Soy de las primeras de la temporada en recibir mordiscos y picotazos de insectos en casa. En Mayo amanecí con las manos y los pies completamente llenos de ellos, pero me consuelo pensando que sirvo de barrera protectora para Lucy.

Aún así, no nos salvamos de picaduras varias y la posterior irritación, picazón y molestia durante días.  Pero por lo menos gracias a Madresfera y Mamá Natura, hemos podido probar InsectDHU Roll-on y el InsectDHU Gel.

Entre estos dos productos, no hay ninguna diferencia de componentes activos, sólo cambia la textura, el formato y el modo de empleo. Y su principal propiedad es que ambos sirven para el cuidado posterior de las picaduras de insectos, pero el Gel también sirve para picaduras de medusas o contacto con plantas urticantes.

COMPOSICIÓN:

Ledum Palustre (alivia síntomas de picaduras).

Echinacea angustifolia (antiinflamatorio).

Urtica urens (calma el picor)-

Aceite de citronella (ahuyentador de insectos tradicional).

Aceite de eucalipto (antiinflamatorio).

Agua de hamamelis (calma y regenera la piel).

Sin amoniaco, ni parabenos, estos productos están libres de colorantes y conservantes, hacen que sea un producto para toda la familia, apto desde el nacimiento, y durante embarazo y lactancia.

NUESTRA PRUEBA

En casa hemos utilizado estos productos más de una semana. Nos hubiera gustado probarlo más tiempo, porque la única que ha recibido picaduras he sido yo. Es posible que haya sido porque antes de acostarse Lucy quiere ponerse el roll-on, según ella “no duelen mosquitos”, y creo que el aceite de citronella le ha protegido. Y a mi también, que me lo ha aplicado en alguna ocasión.

 

 

IMG_3583.png

 

En este Sello de Calidad de Madresfera nos piden puntuar del 1 al 5, siendo el 1 la menor puntuación y 5 la máxima.

EFICACIA: 3. Las picaduras no han sido ni muy grandes ni muy numerosas, pero es verdad que el alivio del picor es bastante rápido y no vuelves a acordarte de la picadura.

OLOR: 5. La citronella, que creo es olor predominante, suele ser fuerte, pero es un olor suave y nada desagradable.

FORMATOS DISPONIBLES: 4. El Roll-on me parece muy práctico para llevarlo en el bolso, pero el gel tiene una eficacia más amplia y es el que llevaría de viaje, o a la playa por ejemplo, pero insisto que lo ideal sería que ese fuese el Roll-on.

COMPOSICIÓN: 4. Me gustan los productos naturales que funcionan, y al no tener amoniaco ni parabenos, se puede aplicar a niños y bebés. No se si una picadura de araña de esas gigantes que parece que tienes un tobillo más, sin amoniaco ni corticoides, funcionaría igual de bien.

La verdad es que InsectDHU me gusta por su composición, por el olor y porque es apto para bebés, que este tipo de productos no suelen serlo. Sería mi elección y lo recomendaría.

 

 

Aprovecho también para animaos a participar en el concurso #VeranoInsectDHU que Mamá Natura España ha organizado en Instagram. ¡Puedes ganar 7 lotes de productos Mamá Natura!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Prohibido Prohibir a los Niños 

Los niños y niñas son una rara avis en este mundo moderno.

Se encuentran localizados en colegios y escuelas infantiles y a veces, su cuidador o cuidadora les lleva también al parque o algún otro lugar donde haya instalaciones infantiles específicas. Que no suelen ser muchas, aunque todo el mundo se invente estadísticas elevadas que señalan la existencia de miles de millones de establecimientos donde al parecer, los niños tienen un espacio reservado para jugar tranquilamente mientras se toman un Cola Cao. Ya sabéis, con mesas y sillas de su tamaño y eso.

Últimamente se lleva lo de los Hoteles Adults Only, que no es ni más ni menos, que un hotel donde anuncian que “prohíben la entrada” a niños. Presentan un espacio libre de molestias y de ruido, donde la paz y tranquilidad reina por doquier para la satisfacción de los clientes. Porque no hay adultos borrachos en la piscina, ni en el bar, ni fumando a tu lado y echándote todo el humo, ni haciendo ruido en las habitaciones, ni hablando por el móvil con un altavoz que les sale de la boca.

 

No tener a niños cerca se vende como

un oasis de tranquilidad,

casi como unas vacaciones en una isla privada.

Porque en este mundo solo molestan los infantes.

 

Tengo que hacer una confesión: a mí esto de los hoteles sin niños antes me parecía una buena idea. No cuando no era madre, no vayáis por ahí: Cuando no tenía ni la más remota idea de lo que es un niño, de sus necesidades de movimiento, de su prisa por jugar y en definitiva, de cómo es un niño cuando se le permite ser niño.

He leído a personas diciendo “que los niños de hoy en día están maleducados”, “que los padres les dejan hacer lo que quieren”, y esos mismos adultos alegan que en su tierna infancia ellos “iban a un restaurante y estaban sentaditos en la mesa”.

Otra confesión: Yo también era de ese tipo de niñas que estaba sentadita en la mesa, sin hacer ruido ni poder entrar en ningún tipo de conversación porque “cuando los adultos hablan los niños callan”. Imaginemos a una persona (porque noticia, los niños también son personas), que tiene que estar en una mesa sentado sin moverse ni hablar, sin poder dar su opinión y sin que le presten ningún tipo de atención mientras el resto habla, rie, brinda… ¿Lo veis normal? ¿Es justo?

Siento decirlo así, pero esos niños que estábamos tan bien “educados” éramos AMEBAS Amebas (término acuñado por De Profesión Mami) que nos hemos convertido en adultos y no sabemos lo que es ser niño. Amebas a las que nos molesta que los niños sean niños y jueguen como niños, porque nosotros no hemos podido serlo. Amebas que no sabemos diferenciar la mala educación, de un juego y un comportamiento normal de niños.

Un dato importante: Los niños y niñas forman parte de la sociedad. Existen, están, respiran, viven, comen y duermen junto a nosotros. Crecen bajo nuestro ejemplo y si queremos criar retoños respetuosos tenemos que respetarles.

 

Nuestra primera vez en un @muerdelapasta y en el parque por supuesto. Hemos tenido la gran suerte de que estos hermanos apadrinaran a #Lucy, que les ha tenido durante horas tirándose por los toboganes y en la piscina de bolas. Han sido tan cariñosos con ella, tan educados, atentos y amables que yo no podía creerlo. El hermano mayor cuidaba de ella y no dudaba en decir a los demás niños que tuvieran cuidado que había una niña e incluso, cuando uno le ha dicho que era una niña muy pequeña y que le llevase dónde los pequeños, él le ha defendido diciendo que Lucy podía como el resto y que se fuese él. 😂😂😂😂 No hemos podido irnos sin dar las gracias y decirles que eran niños encantadores, que siguieran así. También hemos hablado con su madre, y es que de tal palo tal astilla, una señora súper maja. Por cierto que Lucy no quería saber nada de sus padres. Creo que temía el momento de irse. Ahora Lucy quiere "tobogán red" todo el tiempo… 😓 #PastaPark #muerdelapasta #parque #parquedebolas #tobogan #friendship #love #family #28meses #daughter #babygirl

A post shared by @Pataditablog (@pataditablog) on

 

Como los niños son niños, no pasa nada por discriminar la entrada a un hotel o a cualquier otro lugar. Son niños, ¡qué más da! No se van a quejar, no sufren, no se enteran…

Además pueden entrar a un montón de sitios más.

Y los judíos también podían entrar en un montón de sitios en los que no se les prohibiese la entrada durante la II Guerra Mundial.

Y la gente de color también podía sentarse en el asiento que quisieran del autobús siempre que fuese de la parte trasera del mismo.

Este tipo de discriminación que sufren los niños, no solo en los hoteles y en las vacaciones, es inimaginable dirigida a personas de otra raza u orientación sexual, por poner algún ejemplo, en el siglo XXI. Pero lo peor de todo es lo aceptado socialmente que está, la gente que lo apoya y lo aplaude.

Los hoteles o cualquier otro establecimiento pueden dirigirse comercialmente al público que quieran, pero no prohibir la entrada a un público concreto. Es anticonstitucional, viola el artículo 14 de la Constitución Española: “Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social”. Y además es denunciable.

Los niños no producen, y como no tienen voz ni votan, parece que no tienen derechos. Pero si los tienen, y yo quiero que mi hija tenga voz, que pueda defenderse, que reivindique sus derechos, que se alce antes las injusticias. Y mientras ella no pueda hacerlo, lo haré yo.

 

 

Los más pequeños también forman parte de la sociedad, y esta en su conjunto es la que no está preparada para convivir con ellos, no al revés. Debería prepararse para tolerar a los niños igual que lo hace con otros muchos colectivos.

No hace falta decir que los niños son el futuro y que debemos tratarles como queramos que ellos nos traten cuando sean los adultos, y lo más importante, dejarles disfrutar de su infancia sin esconderlos ni discriminarlos.

 

¿Qué ocurre cuándo crías con empatía?

A veces no nos damos cuenta de cómo hablamos a los más pequeños. Particularmente tengo una cruzada con esa manía que tenemos de dirigir sus emociones e incluso anularlas.

 

“¿Te has caído? No pasa nada, no te has hecho daño. No ha sido nada.”

“¿Estás enfadada?  Si te enfadas te pones fea.”.

“¿Estás triste? ¡Qué va! No, no lo estás.”

 

Pero ¡oh sorpresa!, a veces cuando los peques se caen se hacen daño, y mejor que ellos no lo sabe nadie. Y también se enfadan, o se ponen tristes. Y no pasa nada. Se puede y se debe nombrar esas emociones y validarlas, dejarles ser y sentir. Como hacemos o deberíamos hacer los adultos.

Desde que soy madre me doy cuenta de estas frases y de la mala costumbre, porque es un defecto horrible, que tienen muchos adultos de gobernar los sentimientos y las actitudes de los más pequeños.

En casa nos dimos cuenta hace tiempo e intentamos desterrar esas frases que casi como un karma se repiten de generación en generación, (porque a veces lo hacemos mal también) y empatizar con nuestra hija. Algo tan sencillo, fácil y que forma parte seguramente de nuestra vida diaria entre adultos, parece que con los niños y niñas no hay que utilizarla.

¿Cómo se cría con empatía?

 

Según la RAE, la empatía es la capacidad de identificarse con alguien y compartir sus sentimientos.

Cuando alguien es empático tiene la habilidad de ponerse en el lugar del otro y puede entender sus emociones. Es muy útil para prevenir conflictos y ayuda a que las relaciones sean más satisfactorias. ya que nos ponemos en la piel del otro y comprendemos sus frustraciones, alegrías, miedos…

No prejuzgar ni culpar a las personas, escuchar dedicacndo atención plena sin interrumpir, tener paciencia, etc… son características de personas empáticas y que deberíamos utilizar en general y más específicamente con personas que queremos, como nuestros hijos e hijas. Por ejemplo.

Cuando nuestra hija se cae le preguntamos: ¿Estás bien? ¿Te has hecho daño? Vaya, lo mismo que le preguntaríamos a cualquier adulto que se cae al suelo. No me veo diciéndole a una señora que se cae en la calle “que se levante que no ha sido nada”. Pues con un niño lo mismo, aunque la gran mayoría de veces no se haya hecho daño y lo sepamos.

Cuando llora le preguntamos por qué, o si sabemos la razón, es muy fácil decir que sabemos que esta enfadada/ triste y que le entendemos. Y podemos explicarle que aunque llore porque quiere chocolate y lo entendemos, vamos a cenar y no podemos comerlo ahora. Que parece que no, pero siempre reconforta que entiendan lo que te pasa aunque no te solucionen el problema pero te apoyen y acompañen, en vez de decirte “no te pasa nada, que no estás triste”.

¿Alguien se da cuenta de la falta de respeto que supone quitarle importancia a los sentimientos de alguien que sufre o está molesto? Para un adulto, lo que le ocurre a ese bebé en ese momento puede ser una tontería, pero para él es un mundo y hay que respetarlo y acompañarles en ese momento.

 

La manera de criar retoños empáticos es mostrar empatía por ellos.

 

Y aunque parezca mentira, hay padres y madres, tíos y abuelos que no tratan a niños y niñas con empatía. Que cuando lloran no les acompañan, que controlan y manejan sus sentimientos y les dan permiso o no, para enfadarse. Y la manera en la que esos niños se relacionan posteriormente con otras personas, es la misma que han conocido.

¿Qué pasa cuándo criamos niños empáticos?

 

Sorprendentemente (nótese la ironía), llega un momento en el que hablan, se comunican contigo y te preguntan: “¿tas enfadao?, ¿tas bien?, ¿duele pita (tripa)? ¿mucho feliz? ¿mucho triste?”

Y no solo a ti. A cualquier niño del parque o a un familiar.

Te das cuenta que comienzan a mantener relaciones sociales en las que se preocupan por cómo se encuentra el resto, que alguien se cae y no se ríe, si no que pregunta. Que se alegra contigo cuando te pasan cosas buenas, y que si lloras te abraza.

Se comporta igual de bien contigo, que tú te comportas con tu retoño.

Y es ahí cuando te das cuenta que “ser un bicho raro” y tratar a tu hija como la persona que es da sus frutos y es lo que se debe hacer. Y odias esas frases que le dicen cómo debe comportarse, cómo debe sentir y cómo debe ser.

La empatía es una gran virtud, y muy importante a la hora de relacionarse. Enseñar a nuestros hijos e hijas a ser personas empáticas lo considero uno de los pilares de la crianza con apego. Algo que, por otro lado, estaremos practicando y enseñando desde el principio si una de nuestras máximas es criar a nuestro bebé con respeto.

 

 

¿Crías a tu bebé con empatía?