Desayunando y Merendando “Heavenly Tasty Organics”

Resulta que Lucy se ha convertido en una catadora de primera y la marca irlandesa “Heavenly Tasty Organics”, nos ha pedido probar sus productos 100% orgánicos.

Esta marca nació por la necesidad de una madre, su fundadora, de dar lo mejor a sus hijos y de facilitar alimentos adecuados a sus alergias. A veces es muy complicado encontrar alimentos para niños y bebés que sean sanos y no tengan mucha azúcar, y si sufren algún tipo de alergia es casi misión imposible.

Me gusta porque conocen la importancia de los 1.000 primeros días de un bebé en cuestión de alimentación, sus productos están recomendados a partir de los 6 meses respetando la lactancia exclusiva y utilizan superalimentos como el amaranto, la leche de coco, la col rizada, el mijo o las espinacas, que contienen alta concentración el proteínas, vitaminas y algunos son únicos por la cantidad de calcio, hierro, magnesio o potasio que contienen.

productos_heavenly_tasty .jpg

Los productos que hemos recibido de “Heavenly Tasty Organics”.

Como son productos orgánicos y naturales, sin azúcar ni sal añadidos, sin colorantes ni aromas artificiales hemos accedido a probarlos encantadas y esta última semana hemos estado desayunando y merendando con sus cereales y barquillos. La presentación de cada uno facilita que Lucy pueda comer solita y ha hecho buen uso de ellos.

Estas galletas/barquillos contienen frutas y vegetales orgánicos mezcladas con granos de cereal ancestrales. Los puedes encontrar de dos sabores: Espinaca, manzana y col y Calabaza y plátano.

yummy_waffer_wisps_bol.jpg

Los envases de “Yummy Waffer Wisps”.

Son barquillos muy ligeros y crujientes con una textura bastante novedosa y fácil de gestionar para Lucy. Para un adulto acostumbrado a comer productos con un 25% de azúcar no tienen un sabor explosivo, pero si concentrado, saben a los ingredientes de los que están hechos. A Lucy le encantan y para mi son adictivos. Se presentan en bolsitas de 3 barquillos y tienen una marca en el centro para partirlos y facilitar que los bebés puedan cogerlos. Son geniales para llevarlos en el bolso y también para sustituir por algo más sano la galleta que Lucy me pide a media mañana.

yummy_waffer_wisps_lucy.jpg

Son unos cereales con forma de anillo que contienen ancestrales granos de alforfón y amaranto, mezclados con frutas orgánicas naturales. Sin añadidos, ni siquiera azúcar o sal. Los puedes encontrar con sabor a Manzana o Plátano. Estos cereales están recomendados para mayores de 10 meses, supongo que porque un bebé más pequeño no puede hacer la pinza con los dedos y cogerlos por si mismo ya que están considerados como “finger food”, algo que a Lucy últimamente le encanta, aunque también se pueden tomar con leche. Por supuesto, los hemos probado de ambas maneras.

happy_halo_bites.jpg

Lucy probando los “Happy Halo Bites” con y sin leche.

Nosotras tenemos los Happy Halo Bites de Plátano. Son livianos y nada empalagosos, saben realmente a plátano y Lucy los devora. Coge varios en la mano y se va a jugar mientras los come. Con leche también los come muy bien, pero creo que secos le gustan más, y al ponerlos en un platito para que ella se sirva en el #LucyBuffet que está todo el día abierto, los pica a todas horas. Tienen un cierre en zip para que se conservarlos mejor.

Este preparado contiene fruta orgánica triturada con base de leche de coco y un chorro de zumo de limón. Sin añadidos, ni siquiera agua o azúcar. Dos sabores a elegir: Mango, Manzana y Plátano de Leche de Coco y Fresa, Manzana y Plátano de Leche de Coco.

Las que seguís mi blog sabéis que Lucy nunca ha tomado purés, ni potitos y que desde el principio he cuidado mucho su alimentación. Este tipo de producto no me suele gustar porque suelen tener mucho azúcar, más el que le añaden, pero al no tener azúcares añadidos hemos decidido que por tomar uno de vez en cuando, no pasa nada. Prácticamente es una compota con zumo de limón, sin conservantes ni colorantes. Es mejor tomarse una pieza de fruta, pero este producto no es una guarrada azucarada como tantas otras.

Se debe mantener en un lugar seco y fresco, y una vez abierto hay que guardarlo en la nevera hasta 48 horas, pero Lucy se los come de una sentada y con bastante destreza por cierto.

lucy_probando_coconut_squishies

Lucy probando un “Coconut Squishies” con el meñique tieso.

No conocía esta marca y nos ha gustado mucho su promesa. Ojalá más marcas tuvieran claro que la alimentación de los niños es importante y que deben ayudarnos a cuidarla. ¿Y Lucy? Lucy tiene ahora mismo la boca llena, así que creo que está de acuerdo conmigo.

Ha sido un placer probar estos productos, porque yo no le doy nada a Lucy sin haberlo catado antes, y los cereales Happy Halo Bites son nuestros favoritos. Los venden en El Corte Inglés así que iremos a comprarlos. También se pueden comprar en su tienda online.

¿Qué snacks “para llevar” utilizáis?

 

Anuncios

#LaCocinadeSúperPapá: Galletas de Avena y Plátano

Esta receta es fácil y de las primeras que se suelen hacer cuando practicas BLW. Es una opción muy buena para no tener que ofrecerle a Lucy galletas industriales, con azúcar a espuertas y poco saludables. Desde el embarazo intentamos comer mejor y practicando BLW con Lucy lo estamos consiguiendo.

Estas galletas se las hacemos nosotros con todo nuestro amor y están muy ricas. Podíamos decir que nos gustan a toda la familia y es que Súper Papá y yo comemos más que Lucy.

Son unas galletas muy socorridas, que puedes llevar de paseo o a la piscina, para merendar o desayunar…

Ingredientes que necesitamos para unas 10-12 galletas, dependiendo del tamaño que las hagamos:

  • Harina de Trigo Integral- 2 tazas.
  • Avena en Copos- 1 taza.
  • AOVE (Aceite de oliva virgen extra)- 2 cucharadas.
  • Agua.
  • 2 plátanos, mejor que estén maduros. Si lo queremos más dulce podemos utilizar más plátanos.
  • Canela.

 

Preparación:

Mezclamos los copos de avena, la harina de trigo integral, el aceite, un toque de  canela y los plátanos machacados en un bol. Podemos apartar unas cuántas rodajas de plátano para decorar luego.

El agua se añade dependiendo del espesor de la mezcla, pero no debe quedar acuosa. Hay que lograr que la mezcla sea una masa manejable.

En una bandeja ponemos papel de horno o papel albal con harina tamizada para que no se peguen las galletas. Con una cuchara cogemos masa de galletas y hacemos las formas en la misma bandeja.

Como detalle personal, Súper Papá les pone encima una rodaja de plátano y un toque de canela, y les da un punto riquísimo.

Precalentamos el horno a 180° unos minutos antes e introducimos la bandeja.

Súper Papá no es amigo de decir tiempos. Según él se guía por “el olor y las texturas”, así que lo que hace es pinchar y vigilar a cada rato las galletas. Es un arte porque sabe perfectamente cuando está listo sin mirar relojes.

Yo digo que se hacen muy rápido y que hay que mirarlas a los 10 minutos.

Parece más complicado de lo que es, pero no es tanto trabajo y quedan genial.

Esta receta tiene muchas variantes: Hay gente que en vez de amasar a mano, lo pasa por la trituradora para que quede más fina la masa. Otras le ponen huevo, que si está introducido ya en la alimentación del bebé es una opción que nosotros no hemos probado porque nos gusta el sabor que tienen así. También hay gente que no pone harina en la mezcla y las hace solo con los copos o que en vez de plátano pone manzana rayada u otra fruta.

Hay miles de variables diferentes y se puede probar hasta dar con la mezcla que más nos guste.

Por fuera quedan duritas pero por dentro están blandas. A mi me preocupaba que Lucy pudiera gestionarlas, pero me ha sorprendido lo bien que se las come. Para ella son una chuchería que sus papás le regalamos de vez en cuando y se emociona hasta cuando las ve. Da gusto ver como las saborea.

Como toda la repostería casera, estas galletas no duran eternamente y no se debe hacer muchas cada vez. Hay que comérselas como mucho en 4 días porque se empiezan a poner correosas y se desmigajan. Yo me las como incluso así de lo buenas que están.

Espero que esta receta, la primera receta de La Cocina de Súper Papá os guste y que os de ideas para hacer vuestra versión favorita.

Si os animáis a hacerlas, ¡contádmelo por favor!

¿Qué tipo de galletas haces para tu bebé?