¿Cómo portear a un bebé de +2 años?

Ya conté que para nosotros el porteo ha sido una elección estupenda que nos ha facilitado la vida en muchos momentos, que no concibo salir de casa sin nuestra mochila (por si acaso) y que lo recomiendo por los beneficios para el bebé y la comodidad para los padres.

porteo_bebe_mama.jpg

La última mochila que hemos utilizado es la Ergobaby Adapt, pero hace unos cuántos meses noté que las piernas de Lucy no van en la posición de “M” que deben ir, sus rodillas no van colocadas más altas que sus caderas, y el panel de la espalda se le ha quedado demasiado corto. Aunque es una mochila indicada hasta los 20kg tengo que decir que a nosotras se nos ha quedado pequeña con 13kg. Lucy s una niña muy grande y alta y al ir mal colocada, además de ser perjudicial para ella, mi espalda se resiente mucho y el porteo se estaba convirtiendo en algo desagradable; En este post Andrea, de Cool&Carry explica perfectamente cuándo una mochila se queda pequeña por si tienes dudas.

Llevamos unos cuántos meses sin portear y además de echarlo de menos, pienso que sigue siendo necesario. No os podéis imaginar cuánto echo en falta la mochila cuando voy con el carro en transporte público… No nos gustaría dejar de portear, porque nos gusta y es práctico, por lo que hemos decidido comprar otra mochila que podamos usar hasta el fin del porteo.

Ahora mismo, Lucy pesa 15kg y mide 90,5 cm, arriba o abajo porque cuesta un montón medirla y más que su edad, (32 meses), esos son los datos necesarios para decidir qué mochila compramos.

Aunque he encontrado mucha información en internet, no compraría una mochila on line sin probarla antes, porque creo que es indispensable que te enseñen a colocarla y utilizarla correctamente. Existen asesoras de porteo que además de vender los productos, te asesoran y te enseñan a utilizar los portabebés dando cursos o bien con asesorías personalizadas (Cool&Carry). También existen tiendas físicas dónde comprar una mochila de porteo, que dan talleres y que son de confianza porque saben de porteo y no venden cualquier mochila que no sea ergonómica (Monetes).

De cualquiera de las maneras, creo que es bastante necesario que te informen y te den las nociones más básicas. Puedes encontrar igualmente muchísimos vídeos de porteo en los que te muestran como ponerlas y te pueden salvar realmente de un apuro, pero por experiencia creo que lo presencial es mucho mejor. Y más teniendo en cuenta que la compra de una mochila es un desembolso.

Como con todo, también he buscado mucha información, para saber a qué me enfrentaba, para que me surgieran preguntas, y para ver qué opciones tenemos. Las webs de las que he conseguido mejor y más cantidad de información sobre lo que necesitaba son Cool&CarryMibbmemima y Pajarito Pinzón.

He preguntado a Andrea de Cool&Carry, varias veces, y muy amablemente se ha dejado marear con las quinientas preguntas que le he hecho (y se lo agradezco en el alma), y me ha asesorado sobre qué es lo mejor en nuestro caso dándome en un primer momento muchas opciones y ajustándolas según mis peticiones. Gracias a ella he conocido más mochilas que a lo mejor no son tan conocidas por la marca, pero que tienen muchas posibilidades y también son adecuadas para portear de manera ergonómica y segura.

Nuestra idea para comprar una siguiente mochila:

  • Que sirva hasta el fin del porteo.

En nuestro caso, mi preocupación y necesidad principal es que, ya que Lucy es bastante alta y mayor, la mochila tuviera una vida más larga, que nos sirviera por lo menos hasta los 4 años, pero al mismo tiempo me gustaría solapar la mochila Ergobaby que ya tenemos, con una mochila evolutiva que tenga más recorrido, y no todas las mochilas ergonómicas cumplen los dos requisitos. De hecho puede que no merezca la pena y sea mejor comprar una específica para las necesidades de Lucy.

  • Que sea evolutiva y podamos ir ajustándola de altura y panel según el crecimiento de Lucy o de un siguiente bebé. Preferimos que no tenga paneles externos, que sea la mochila misma la que vaya cambiando.

También me pasa con las mochilas evolutivas, que me cuesta colocarlas, nunca he utilizado una ya que desde los seis meses las hemos utilizado preformadas, y no tengo mucha experiencia. Por eso es importante que presencialmente te enseñen cómo utilizarla.

  • Que tenga tejido de fular de algodón, que transpira mejor y es más fresquito en verano.
  • Que el panel de la espalda sea alto para que sujete bien a Lucy cuando se duerma.
  • Que tenga capucha ajustable para proteger de sol o viento, que permita sujetar su cabeza cuando necesite un soporte o cuando esté dormida.
  • Que los tirantes se puedan cruzar.

Esta necesidad es más comodidad mía. Tengo la espalda muy estrecha y he sentido que con la mayoría de las mochilas, los tirantes se caen.

Siguiendo nuestras propias necesidades y requisitos, he elegido las siguientes mochilas. Por supuesto todas estas mochilas son ergonómicas, patentadas y de buena calidad.

TULA TODDLER

Está diseñada para portear a bebés desde los 18 meses (a partir de los 87-90 cm) hasta los 4 o 5 AÑOS, . Está fabricada en algodón y tiene capucha ajustable y extraíble. Su cinturón es acolchado y es apta tanto para el porteo pecho con pecho como a la espalda. (Más información aquí)

tula_toddle_mibbmemima.jpg

Fuente: Mibbmemima

NATIGO TODDLER

Es una mochila ergonómica de la marca Natibaby preformada y similar a Tula Toddler para bebés desde 86-92cm y más allá de 110cm (4 años), pero que yo no conocía. Es de fácil colocación y no es evolutiva, sus tirantes se pueden cruzar. (Más información aquí)

EMEIBABY TODDLER

Mochila en tela de fular que se ajusta punto por punto con sistema de anillas. Desde los 86 cm de estatura hasta los cuatro o cinco años. O más, depende del tamaño del niño en cuestión. Porteo delante o a la espalda y capucha ajustable. (Más información aquí)

emeibaby toddler1.jpg

Emeibaby Toddler Fuente

BUZZIDIL XL

Es la Toddler que antes puede utilizarse, desde los 74-76 cm de estatura hasta los 110 (una media de 4 años). El panel de la mochila, fabricado en tela de fular, se puede ajustar a lo ancho, a lo alto, y en la zona de la cabeza. (Más información aquí)

buzzidil xl 1.jpg

Buzzidil XL Fuente

BECO TODDLER

Apta para portear delante, a la espalda y la cadera a niños y niñas a partir de 90 cm y hasta 27kg. Las tiras pueden cruzarse y tienen doble ajuste que facilita amamantar, y que es útil para ajustar cuando porteamos a la espalda. Asiento ancho y acolchado, capucha ajustable y extraíble. 100% algodón. (Más información aquí)

ROSE & REBELLION

Recomendada desde los dos años y medio a los seis, al parecer es la que más vida tiene (homologada hasta 20kg). Para portear delante, a la cadera y a la espalda. Mochila reversible. Las tiras se pueden cruzar. Capucha plegable que sirve para reposar la cabeza y que también se puede extraer. Asiento de 50cm. (Más información aquí)

La comodidad de Lucy y la nuestra al portear es esencial y es muy importante que la mochila que utilicemos sea correcta para las medidas del bebé. Nos encanta portear y queremos alargar esta experiencia lo máximo posible.

Con este post espero ayudarte si buscas una mochila para tu toddler, o si quieres renovar la que ya tienes. Hay muchísimas posibilidades, para muchos gustos y necesidades diferentes, y mujeres como Andrea de Cool & Carry que te asesorarán de maravilla, como a mi.

 

porteo_ergobaby_bebe_mama.jpg

 

¿Conocías estas marcas de mochilas?

¿Las utilizas? ¿Qué experiencia tienes?

Probando la nueva Ergobaby Adapt

En casa el porteo ha supuesto un gran descubrimiento para continuar con la exterogestación de Lucy cuando nació: una manera de tranquilizar, dormir y proteger a nuestra hija en todo momento; Tengo la sensación que el porteo nos ha salvado en más de una ocasión, y que en muchos momentos sin la mochila o el fular a mano no hubiera podido superar según qué situaciones con tranquilidad.

Hace poco contaba lo que suponía para nosotros estos meses de porteo y que buscábamos nueva mochila ya que la nuestra, una Ergobaby heredada y antigua, se había quedado corta de panel: Lucy es muy alta y aunque pesa 12 kg, las piernas y su cadera no tenían una posición correcta. Al no ir bien colocada, mi espalda también se resentía porque no íbamos bien pegadas y con lo que nos gusta portear, en ocasiones se estaba convirtiendo en un suplicio.

Estaba buscando y comparando mochilas para jubilar la nuestra y me ha caído del cielo, (gracias a Madresfera como siempre), la oportunidad de acudir a la presentación de la nueva Ergobaby Adapt que organizaba junto a Ergobaby España y poder probarla en primicia antes de estar a la venta. He tenido la suerte de ser una de las #mamablogger que pudieron disfrutar de un desayuno en Le Pain Quotidien rodeada de otras compañeras y sus bebés, y llevarme una mochila de prueba a casa.

evento_ergobaby_adapt

Imágenes cedidas por Ergobaby España

Durante el evento, mientras Lucy y Mara de Marujismo desayunaban y pintaban, (que son ya súper amigas), Teresa Redondo, matrona experta en porteo y Stephanie Castellino, responsable de formación de los comerciales de Ergobaby España, con la que pude intercambiar impresiones y experiencias después de la presentación, nos contaban las características de la nueva Ergobaby Adapt, cuya novedad principal es que se puede utilizar desde el nacimiento, sin necesidad de adaptador, y hasta los 20 kg.

Es genial que Ergobaby haya escuchado las ideas y necesidades de 2.200 madres en un estudio realizado en 2.015 y haya creado esta mochila evolutiva, con un asiento ergonómico que se adapta gradualmente al crecimiento del bebé. Puedes utilizar la misma mochila desde el nacimiento hasta el final del porteo.

Captura de pantalla 2016-04-28 10.47.38

Los recién nacidos necesitan un panel mucho más pequeño para conseguir la posición de la ranita  y una sujeción extra en la cabeza y la nueva Ergobaby Adapt imita la posición del bebé dentro del útero consiguiendo esa posición recomendada. También tiene un soporte para la cabeza y el cuello ideal para bebés pequeños que puede desplegarse cuando tu bebé crece.

varios_bebes_ergobaby_adapt

Durante el evento pudimos comproba la posición en bebés de varias edades. A la izquierda un bebé de 8 meses y a la derecha uno de 3 meses.

Y para los bebés más grandes como Lucy, tiene un panel más ancho y su soporte de la cabeza se puede adaptar a sus necesidades.

Podemos utilizarla para portear delante pecho con pecho, a la cadera cuando ya se sientan solos, (que ha sido toda una novedad para mí), y a la espalda cuando ya no podemos ver el suelo con seguridad o su cabecita roza nuestra barbilla, siempre que sea a partir de los 6 meses. Nosotras todavía no hemos porteado a la espalda de manera regular pero ahora que tenemos una mochila que nos queda bien, se ha convertido en un reto personal ya que me costaba mucho colocarme a Lucy a la espalda estando yo sola.

 

porteando_espalda_ergoadapt.jpg

Primeros paseos porteando a la espalda.

Su uso es fácil y sencillo, tanto para mamá como para papá porque tiene un ajuste mejorado para adaptarse a todo tipo de cuerpo. Sus correas acolchadas y arqueadas, y el cinturón de doble ajuste con soporte lumbar se notan cuando porteas largas distancias, y ahora que Lucy pesa 12kg le doy importancia a ese tipo de cosas porque suponen una gran diferencia.

La opción de portear con las correas cruzadas a la espalda permite un mejor soporte y voy mucho más cómoda. Noto a Lucy mucho más sujeta y pegada a mí y eso se traduce en que la mochila reparte el peso mucho mejor y ni los hombros ni los riñones me duelen.

Captura de pantalla 2016-04-28 10.47.47.png

Colocar la mochila en cada posición adaptándola a nuestro bebé es muy fácil e intuitivo.

La colocación de la nueva Ergobaby Adapt se basa en 3 puntos:

 

  • Ajuste del asiento: Ajustamos el asiento al tamaño del bebé utilizando las pestañas de velcro y las líneas de colores. Se ajusta de manera fácil y se queda en esa posición hasta que el bebé crezca, no tenemos que volver a ajustarla cada vez que la utilicemos.

Captura de pantalla 2016-05-03 04.53.09

  • Soporte ajustable para los muslos: Ajustamos las correas del panel para conseguir un ancho de panel adecuado. Según nos explicaron en la presentación es mejor realizar este paso con el bebé ya colocado en la mochila para asegurarnos que está en la posición ranita con las piernas abiertas y elevadas con las rodillas a la altura de las caderas.

Captura de pantalla 2016-05-03 04.53.21.png

  • Soporte plegable para cabeza y cuello: Según el tamaño del bebé, si duerme o quiere ver el mundo, podemos cambiar de posición este versátil soporte.

Captura de pantalla 2016-05-03 04.56.22

 

En este vídeo te enseñan cómo hacerlo:

 

 

Según la hemos usado, hemos descubierto cosas que nos gustan y cosas que nos faltan:

 

Captura de pantalla 2016-04-28 10.47.32

 

PUNTOS FUERTES

  • Al ser una mochila evolutiva puedes utilizarla desde el nacimiento, con la seguridad de saber que es una mochila ergonómica y que la posición es adecuada.
  • No precisa cojín para bebés. Nosotras lo tuvimos que utilizar unas semanas y no estabas nunca segura de si era la postura adecuada y costaba mucho colocar a Lucy.
  • El soporte para la cabeza es genial cuando son muy bebés, pero cuando son más mayores también tiene su función: Si Lucy se duerme, lo levanto y el soporte es mejor. Que está revoltosa y quiere verlo todo, pues lo bajo y va más cómoda.
  • Puede parecer una tontería, pero en comparación a nuestra antigua mochila y otras que hemos probado durante nuestra búsqueda, el cinturón acolchado con soporte lumbar es estupendo

 

PUNTOS DÉBILES

  • En nuestra antigua Ergobaby teníamos un bolsillito a la espalda de Lucy bastante grande. En la nueva Ergobaby Adapt hay uno pequeñito en el cinturón en el que puede caber un metrobus o un billete y porteando a un bebé más pequeño seguro que puedes acceder con facilidad, pero con un bebé más grande se hace difícil.
  • La cubierta plegable no le tapa la cabeza completa a Lucy por lo que no le protege bien del sol. A bebés más pequeños si les tapará, pero a los más grandes no. Nuestra antigua Ergobaby tenía una cubierta mucho más grande que en cambio no le sujetaba de forma segura la cabeza cuando dormía, la nueva Ergobaby Adapt le sujeta mucho mejor, eso si.

 

LO QUE MÁS NOS GUSTA

  • Ergobaby es una marca reconocida y de calidad. Cuando compras una Ergobaby sabes que compras una buena mochila de porteo.
  • Es muy fácil de poner, yo me he sorprendido bastante. Puede que también tenga que ver el rodaje y experiencia, pero la primera vez que la coloqué en posición bandolera me resultó muy intuitivo.
  • El color gris perla de la mochila es estupendo y al tacto es muy suave. Es mi favorito.
  • No tenemos que adaptar el panel cada vez que nos ponemos la mochila como pasa con otras mochilas evolutivas, solo cuando nuestro bebé crece.
  • Puedo darle a Lucy el pecho en la posición de la cadera. También se puede dar el pecho en posición central (pecho con pecho). En la otra Ergobaby, lo hacía cuando Lucy era más pequeña. De hecho durante el evento se durmió así mientras la colocaba. El #EfectoErgobaby lo hemos bautizado. (Le robo el término a Mónica de Madresfera).

lucy_dormida_ergoadapt.jpg

 

Y qué hay mejor para comprobar la facilidad de colocación y versatilidad de esta mochila, que demostrarlo.

 

Cómo últimamente hemos cogido gusto por los vídeos, podéis ver en el siguiente cómo nos ponemos la nueva Ergobaby Adapt.

 

 

Después de la presentación, mientras probábamos y nos colocábamos las mochilas Lucy se durmió cuando Stephanie Castellino, responsable de formación de comerciales de Ergobaby, me ayudaba a perfeccionar la postura, y así estuvo el resto del evento. Este hecho dio pie a que comenzásemos una charla sobre el porteo, de la poca “cultura del porteo” que existe hoy en día, los beneficios del porteo que recomienda la AEPED, lo cómodo que es… E incluso que los pediatras deberían recomendarlo en casos de plagiocefalia y displasia de cadera.

Los bebés necesitan estar cerca de nosotros y nos vamos acostumbrando al peso igual que durante el embarazo, de hecho es una segunda gestación. Las dos coincidimos en que hay que contar las bondades del porteo para que todo el mundo pueda disfrutarlo. Fue un placer hablar con ella.

Lucy ya ha descubierto los beneficios gracias al Doll Carrier que Ergobaby España nos envió.

IMG_2387.JPG

Lucy descubriendo la otra cara del porteo con su osito.

Concluyendo, la nueva Ergobaby Adapt me parece una buena mochila, adaptable al bebé y al porteador y con un sistema evolutivo simple y sencillo. Muy fácil y rápida de colocar. ¿La recomendaría? Por supuesto. Salí encantada de la presentación y con el uso que le estamos dando me reitero. Me hubiese gustado tenerla antes y poder utilizarla desde que dejamos el fular. Y el precio, 149,90€ está en la media de este tipo de mochilas.

Gracias a Ergobaby España por elegirnos para acudir a la presentación de su nueva mochila Ergobaby Adapt, por darnos una clase magistral sobre porteo y enseñarnos como llevar correctamente a nuestros bebés, pero sobre todo por superar ese handicap que tienen las mochilas respecto a la manera de adaptarse a los bebés y que han conseguido superar con este nuevo sistema.

¿Porteas? 

¿Qué te parece esta nueva mochila evolutiva?

 

 

 

Nuestra Crianza Natural

Desde hace tiempo leo sobre diferentes tipos de crianza y algunas me gustan más que otras. De cada una elijo lo que creo que es mejor para Lucy e intento ponerlas en práctica. A veces funciona a la primera y otras hay que hacer ajustes porque no todo vale para todos los bebés.

Lo que nunca me ha fallado y hasta ahora no me falla es la Crianza Natural, la forma más antigua y primitiva de crianza, o lo que yo entiendo por crianza natural.

Llevando a cabo esta Crianza Natural, creo que si hubiese dado a luz en una isla desierta o en un bosque, Lucy y yo nos habríamos apañado bien. Vale, exagero mucho, pero según crece, me doy cuenta de lo poco que se necesita para criar a un bebé y la industria comercial innecesaria que les rodea.

Sigue leyendo

MOVIMIENTO Y JUEGO LIBRE

Lucy no ha utilizado ni corral ni parque. Heredamos uno y estuvo un tiempo dando vueltas por la casa. Alguna vez la metimos dentro, pero a Súper Papá y a mi no nos gustaba verla ahí. Ella aguantaba 10 minutos y se quejaba, con toda la razón. Lo probamos porque todo el mundo te dice que así podrás hacer más cosas en casa, pero no es para nosotros. Preferimos mil veces que nuestra hija esté feliz a que esté llorando en el parque mientras fregamos el suelo como pasó. Así que lo relegamos al trastero, como la cuna, con vistas a que a lo mejor en un futuro podemos hacerle un rincón de lectura. Algo se nos ocurrirá.

Tampoco le gustaban las típicas hamacas, y aunque le compramos una con música y que hasta vibraba, las veces que la pusimos a los pocos minutos ya se quejaba. Lo utilizaba para vestirme corriendo o en los 30 segundos en los que podía hacer la cama.  Lucy no ha sido de quedarse tranquila lejos de mamá.

En el carro es cierto que aguantaba más y hasta podía darme una ducha exprés de esas de madre, pero lo que más nos ayudó fue el porteo.

lucy_hamaca_12semanas.jpg

Lucy enfadada en la hamaca con 12 semanas.

Desde que ella sola se sentó y gateó ha estado en el suelo libremente, encima de una colchoneta o en la alfombra. Preparamos y adaptamos la casa para ella y seguimos haciéndolo quitando de su alcance todo lo peligroso y cambiamos la parte baja de las estanterías por sus juguetes y sus cajas. Fue un trabajo arduo pero muy gratificante que ha permitido que Lucy se desplace sin peligros, y que ha conseguido que estemos bastante tranquilos en casa respecto a lo que Lucy coge o no coge, dónde mete la mano e incluso que no tenga a su alcance objetos que puedan romperse y provocar una tragedia. Al fin y al cabo también es su casa y va a estar una larga temporada con nosotros, ¿verdad?

Lucy con 28 semanas.

Lucy se recorre la casa a su antojo, con vigilancia por supuesto, y ha pasado por la etapa de gatear, ponerse de rodillas, levantarse, mantenerse de pie, andar agarrada a los muebles o al sofá y andar empujando mesas o cajas, hasta que ella sola se puso de pie y comenzó a andar antes de cumplir 10 meses.

Nunca la hemos cogido de las manos y la hemos puesto de pie; Cuando ella se puso de pie alguna vez nos ha pedido la mano o se ha apoyado en nosotros para levantarse, pero nunca hemos forzado su postura ni hemos “hecho que andaba”. Bueno, alguna foto hay con ella de pie al lado de su padre para ver la diferencia de estatura, pero nada más.

lucy_de_pie_17semanas

Lucy “de pie” con 17 semanas.

Creo firmemente que cada bebé tiene su tiempo, pero también opino que dejar que investigue, descubra, pruebe e incluso se caiga, forma parte de su desarrollo normal y que es favorable para su autonomía.

Si no dejamos a un bebé gatear a sus anchas, coger las cosas que están a su alcance, intentar ponerse de pie por si mismo o caerse de culo, estamos impidiendo su desarrollo natural y su aprendizaje. Nosotros no les enseñamos a andar, no nos necesitan. Lo hacen solos, pero hay que darles libertad.

Lucy poniéndose de pie con 35 semanas.

Tampoco necesitan tacataca, que es peligroso y no les deja arrastrarse, gatear, ponerse de pie, coger cosas… Etapas que deben ir pasando hasta llegar a andar. Lucy de repente un día se arrancó a andar y punto. No hemos vivido los típicos dolores de espalda cogiendo de las manos a la niña para que ande porque en realidad no hace falta.

Ella tiene sus juguetes ordenados y a su alcance, coge lo que quiere, se lo lleva a la boca, lo esconde en otro cajón, coge los libros, tira las pelotas… Ella hace y deshace a su antojo, satisface su curiosidad y se inventa juegos nuevos.

En casa mientras nosotros vemos una serie ella corretea por el salón y hasta que no vemos que hay peligro, que se intenta subir a algún sitio o que se va a resbalar porque hay algo en el suelo, no intervenimos en su juego ni en su libertad de movimientos.

¡También jugamos con ella claro! A lo que ella nos da, nos pide… No dirigimos su juego, lo dirige ella. Nosotros nombramos las cosas, los animales, los colores, los números… Para que ella los oiga y vaya relacionando, pero ella manda y se juega a lo que ella quiere. Por supuesto sacamos juguetes y le mostramos una manera de jugar con ellos, le invitamos a jugar pero nunca la forzamos o corregimos para que meta el círculo en su correspondiente ranura por ejemplo. Se lo mostramos y ella puede que lo intente o no, o puede que lo intente en otra ranura, pero no le cambiamos la mano de sitio ni le decimos que está mal. A veces, ella se rinde o se frustra y te da el cubo que no puede introducir en su correspondiente forma y es en ese momento, cuando le muestras cómo se hace.

Es importante conocer las etapas de un bebé y permitirle desarrollarse, moverse y jugar con libertad, ya que nos facilitará comprender por qué se comportan como la hacen, qué necesitan para tener movimientos libres, cómo podemos ayudarle… Solo hay que permitirle que se mueva y dejarle espacio para que lo haga. Si puede moverse libremente y alcanzar sus metas, cada vez intentará nuevos retos y eso es lo que hace que se desarrolle correctamente.

Súper Papá y yo creemos que Lucy ha sido muy precoz a la hora de andar porque hemos alentado y estimulado su movimiento facilitando su autonomía. Y hoy en día seguimos haciéndolo.

¡¡¡Movimiento y juego libre para todos!!!

NUESTRO PRIMER CINE EN LA SESIÓN TETA: “Inside Out”.

La primera vez que leí sobre “La Sesión Teta” en las redes sociales, me pareció una idea genial: Te dan la posibilidad de ir #alcinecontubebe en una sesión matinal y exclusiva, en una sala acondicionada en temperatura y decibelios para los bebés. Estaba esperando el momento oportuno para poder ir los tres juntos y aprovechando las vacaciones, y que proyectaban una película que nos apetecía ver, “Inside Out”, no lo hemos dudado y hemos ido este domingo.

Nos ha sorprendido la cantidad de gente que había en la cola cuando hemos llegado, la mayoría con sus bebés porteados ya que ese día era obligatorio para no llenar la sala de sillas de paseo, aunque algunos no se han enterado. Y aunque la sala se nota que está acondicionada, menos mal que se nos ocurrió coger una mantita, porque al final ya hacía frio.

Había bebés más pequeños que Lucy, y más mayores también, y os preguntaréis si hemos podido ver la película y si nos hemos enterado de algo. Pues sorprendentemente si.

Es cierto que se oyen llantos toda la película, pero también risas y grititos de bebé, y cuando eres madre o padre estás acostumbrado a ver películas y series con esos ruiditos incorporados. Además como es una sesión “libre”, las mamás y los papás campan a sus anchas acunando a los bebés para que se calmen, y por supuesto, nos sacamos la teta tranquilamente.

 

Nuestra Lucy, que en el corto que han proyectado antes de la película, (uno precioso sobre volcanes y amor, no me he quedado con el título), se ha tirado bailando y dando palmas de principio a fin, ha estado encantada. Al principio alucinaba con el tamaño de la pantalla, la luz, y que estuviésemos en una sala a oscuras con tanta gente. Ha estado atenta a la película a ratos, y saltando de los brazos de Súper Papá a los míos y viceversa. En cierto momento Lucy ha comenzado a incomodarse, a querer teta pero oyendo la película no era capaz de dormirse, así que la he cogido y me he dado una vuelta con ella. He terminado de ver la película con ella dormida en mis brazos y envuelta en la mantita, y en un mar de lágrimas porque soy muy sentimental y la película es preciosa. Lo que no le ha gustado a Lucy ha sido despertarse, porque no había dormido lo suficiente y no sabía dónde estaba. Y con las prisas y cómo se despertó de mala leche, nos dejamos en la sala un peluche de Hello Kitty…

A Súper Papá y a mi nos ha gustado mucho la experiencia y vamos a repetir seguro. Poder ir los tres juntos al cine siendo Lucy tan pequeña es emocionante y divertido, y poder ir ambos juntos que hacía ocho meses que no íbamos es todo un logro. Hay parejas que tardan mucho más en ir. ¿Para cuando una cine los dos solos? Pues ya veremos, prisa no tenemos.

 

¿Y la película? Nos ha encantado. Es muy emotiva y nosotros nos hemos sentido muy identificados con lo que vendrá en nuestra vida. La importancia de los recuerdos que tenga Lucy en su vida serán tan importantes, y que pueda conocer sus emociones y que nosotros estemos a su lado en la alegría o en la tristeza… La recomiendo mucho.

Podéis seguir las publicaciones de la Sesión Teta en el enlace que os he puesto más arriba. Empezaron en Madrid pero ahora están consiguiendo que se haga en más lugares. ¡A lo mejor también a tu ciudad!

¿Qué te parece este tipo de iniciativas?

¿Te animas a la próxima Sesión Teta?

Los bebés se desacostumbran a los brazos

No se si será un complot mundial, pero nos han mentido. Toda la vida escuchando aquello de “no le cojas que se acostumbra” y resulta que no es verdad.

Aunque porteo a Lucy y la tengo en brazos de aquí para allá todo el santo día, a ella le gusta cada vez más estar en el carro. Lejos de querer más brazos, según crece me doy cuenta que aguanta cada vez más tiempo sin los brazos de mamá.

Poco a poco se sienta, se entretiene en su carro con algún juguete… Nada que ver con las primeras semanas en las que no había manera de dejarla en la cuna porque en seguida se despertaba, o cuando conseguías acostarla y a los diez minutos abría el ojo y te llamaba desconsoladamente.

 

Esto que pasaba no es extraño: Pasó de estar en un paraíso calentito, un útero oscuro e íntimo, con el olor de mamá y papá en el líquido amniótico, oyendo cómo sus padres la hablaban en un tono muy bajo, escuchando el latido casi hipnótico de mamá y mecida las 24 horas por sus caderas, a un lugar frío (y muy frío que nació en diciembre), con mucho ruido y una luz cegadora. Por eso ella y todos los bebés prefieren estar cerca de su madre, o de su padre. Siempre quieren estar con alguien, o encima, o agarrados o abrazados, aunque haya 30º y un sol abrasador y estén sudando como pollitos, ellos son felices cerquita de mamá.

Con el tiempo se van “despegando”. 

A Lucy le gusta estar en la cama o en su colchoneta con sus juguetes y puede pasarse un buen rato mientras yo voy y vengo por la habitación haciendo cosas… Puedo llevarla a la cocina o al salón en el carro y ella se distrae. Podemos pasear con la sillita de paseo y se asoma a ver el paisaje.

Dentro de poco comenzará a gatear y será la novedad y luego a andar, y seguro que querrá hacerlo solita, sin mano ni nada. Cada vez será más independiente…  Y entonces, echaré de menos esa tardes en las que se me sube encima cual escaladora y no me deja ni un segundo tranquila…

Si tu bebé quiere brazos, dale brazos.

No va a quererlos y necesitarlos toda la vida, pero cuando los necesite, que estén ahí.

 

Puedes seguir la conversación aquí

Sígueme en FacebookSígueme en TwitterSígueme en Instagram

y si te gusta comparte

 

SILLA DE PASEO MUUM DESERT DE JANÉ

La tía Susi nos dejó su carro para Lucy. Venía con capazo, con sillita para el coche y con la silla de paseo. Estaba nuevo, muy bien cuidado y conservado, y nos venía genial para no tener que comprar todo. Era la silla de paseo Muum Desert de Jané. A mi me gustó nada más verla, un color marrón precioso.

Como Lucy nació en pleno diciembre la llevábamos más porteándola, pero utilizamos dos veces el capazo. Una vez a la semana más o menos de nacer, que yo me vi con fuerzas y nos fuimos a comer churros, la metimos dormida y al rato se despertó, tuvimos que volver a casa con ella en brazos (razón por la que no salgo de casa nunca sin mochila de porteo). Y otra vez que estaba despierta y no aguantó ni diez segundos sin llorar.

Yo tenia la teoría de que a Lucy no le gustaba ir tumbada del todo. En el capazo estaba muy estirada, muy poco recogida, mirando al aire… No me gustaba a mi y supuse que a ella tampoco. Así que un día quité el capazo, puse la sillita mirando hacia a mi (se puede poner también mirando hacia adelante), recosté el respaldo al máximo y la metí en el carro. Tendría unas 4 semanas y no le disgustó mucho así que desde entonces utilizamos la sillita.

Lucy en el carrito con 4 semanas

Lucy en el carrito con 4 semanas

Lo utilizábamos para ir de un sitio a otro en casa, para meterla en el baño cuando yo estaba duchándome o haciendo otras cosas, incluso para dormirla a veces o dejarla cuando se dormía en mis brazos, para ir de paseo al parque y pasar esas tardes de madre e hija…. Con él perfeccioné el Kit de Supervivencia Para Paseo con Bebés, he cambiado pañales en el… Hemos sido compañeros de fatigas durante casi seis meses, le tengo un cariño especial. El primer carrito de Lucy…

Apunto de dormirse sola en el carro con 15 semanas

Apunto de dormirse sola en el carro con 15 semanas

Nos ha valido mucho y en él Lucy iba muy cómoda y calentita, pero ha llegado el momento de cambiar de carrito a una silla de paseo ligera.

Súper Papá estaba harto de meter este carro en el maletero del coche y tener que desmontarlo, porque va en dos partes, y ocupa el maletero entero prácticamente. Para mi el tamaño es genial, aunque es bastante pesado y un poco aparatoso. A Súper Papá le queda muy bajito y tiene que ir encorvado, además se va dando con los pies en la cesta de abajo. La rueda trasera que es más grande que la delantera y también está más salida, por lo que hay sitios en los que no entras (como en los tornos del metro). La sombrillita como todas no tapaba lo que tenía que tapar y me agencié una muy molona.

Me encantaba la bolsa, grande y con mucho espacio para guardar mil cosas. La cesta también tiene un tamaño considerable y cabía de todo. Lucy iba cómoda, calentita y tranquila. Sorprendentemente le gustaba y aguantaba muy bien jugando con sus juguetes y mordiéndolos.

Tengo flashes en la memoria de Lucy mirándome desde el carro, o quedándose dormida. Sonriendo y riendo. También llorando. De tardes de paseo, de paradas en un banco cuando ella dormía, vigilando que nada la molestara y de sus despertares.

Durmiendo en el carro con 21 semanas

Durmiendo en el carro con 21 semanas

Me da mucha nostalgia (ya ves tu, un carro) y me doy cuenta de lo grande que se hace rápidamente. Me gustaba ver a Lucy en todo momento y que ella me viese a mi. Ir diciéndole cosas para que se riera y cuando veía que ya el carro no lo quería, parar y empezar a ponerme la mochila antes de que llorase…

Pero como todo con Lucy, el tiempo pasa muy rápido, las cosas se le quedan pequeñas o necesita cosas nuevas y a mi me da mucho vértigo lo rápido que crece….

Con mamá de paseo con 13 semanas

Con mamá de paseo con 13 semanas

¿Recordáis el primer carro de vuestro bebé?

YA CINCO MESES DE AMOR CON LUCY

Este mes Lucy ha experimentado muchos cambios y altibajos.

Nosotros no pasamos por la crisis de los 3 meses pero parece que hemos tenido la crisis de los 4 y medio. Han sido casi dos semanas de locura en las que Lucy estaba muy quejicosa y enfadada con el mundo. No se dejaba cambiar el pañal, no se dejaba cambiar de ropa ni vestir, ha liado unas durante el baño de berrinches tremendos y suspiritos al final del mismo, no podía estar ni un segundo en el carro, por lo que tampoco me dejaba hacer mucho a mi, ni ducharme casi. Tampoco se quedaba durmiendo solita, o dormía con ella o no dormía y se despertaba cien veces, así que ha estado con sueño y mala leche perpetuamente. Además el calor repentino que ha aparecido, ha empeorado la situación… También ha estado mucho más apegada, sobre todo conmigo. No quiere estar en brazos desconocidos y para ella todos son desconocidos menos su papá y yo. No sabemos por qué, pero no le gusta nada que salga a la terraza a tender y se pone a llorar. A mi me da la impresión por la expresión de su cara, que le da miedo.

Pero como dice @deprofesionmami: “igual que vino se irá” y por fin ha pasado, nuestra Lucy vuelve a ser ella misma, a sonreir y a estar tranquila.

Cada mes aumenta su movilidad y jugando con Súper Papá se apoyó por primera vez con los brazos estando boca abajo. También estando sentada se descubrió un pie y queria bajar la cabeza para comérselo. Ya se coge los dos como si nada, pero no tiene ganas de llevárselos a la boca por ahora. Seguí los consejos de @papislocos y empecé a estimular a Lucy, ya que soy un poco pánfila y estoy un poco verde. La puse boca abajo y con un sonajero la llamaba por detrás. Ese mismo día se dió la vuelta. Estando boca arriba se da la vuelta con bastante dificultad. Por ahora se sienta sola aunque hace mil intentos. Ha descubierto que puede irar las cosas desde otra perspectiva y ladeo el cuerpo y la cabeza para ver las cosas tumbadas, es muy gracioso.

lucy boca abajo

Ya espacia más las tomas de pecho por lo que también duerme menos. Tiene muchísima curiosidad por la comida, cosa que antes no existía. Coge todo lo que pilla y se lo lleva a la boca. Ha lamido y chuperreteado plátano, pan, piña… Sabemos que la lactancia materna debe ser exclusiva hasta los seis meses, pero también sabemos que es bueno que tenga curiosidad por la comida y que si existe, no debemos negarle la posibilidad de descubrir y experimentar dentro de los razonable.

Sigue durmiendo genial por las noches, por lo que sus papás también dormimos genial. El colecho y el pecho hacen que las noches pasen prácticamente sin desvelos. Incluso con la crisis de crecimiento que hemos tenido y los cambios de comportamiento, la noche y el sueño lo ha respetado. Lo que si he notado es que va cogiendo horarios: se duerme sobre las 23:00- 23:30 y se despierta sobre las 8:30- 9:00, que no está nada mal.

Las legañitas del ojo izquierdo que tenía al principio casi han desaparecido, aunque sigue teniendo costra láctea.

Los dientes siguen empujando. Hay días mejores, pero también los hay que lo pasa fatal. Le ponemos Paracetamol en las encías para que lo lleve mejor.

Le encantan los juguetes. Es capaz de estar un buen rato distraída ella sola, cogiendo, mordiendo y tirando sus juguetes, estando yo cerca, o mientras coloco cosas. La pongo en la cama con cojines alrededor, y ella se rie, habla por los codos y sonríe cuando la preguntas que hace. Es un amor.

lucy feliz con sus juguetes

Los paseos también han cambiado. Antes se quedaba dormida en seguida y ahora no se duerme, y es más que posible que en algún momento reniegue del carrito y haya que portearla de vuelta a casa.

lucy de paseo

Cada día está más grande, ya pesa 8,500 kg y no sabemos lo que mide, pero yo tengo la impresión de que ha dado un estirón considerable. Ya utiliza la talla 4 de pañales. Tiene menos cara de bebé y más de niña. ¡Qué rápido crecen!

Ha sido un mes muy intenso y ha habido momentos duros en los que la paciencia debe ser infinita. Menos mal que Súper Papá y yo hemos leído mucho y hemos detectado la crisis, lo que nos ha llevado a tomarnos las cosas con más calma, Lucy no estaba así porque ella quería.

Vivir cómo crece Lucy tan de cerca es increíble y emocionante, son momentos únicos los que nos regala cada día.

lucy con su peluche Paul

Otros meses de Lucy:

El Primer Mes de Lucía

¡¡Mi Niña Tiene Dos Meses!!

Los Tres Meses de Lucy

El Cuarto Mes de Lucy