Prohibido Prohibir a los Niños 

Los niños y niñas son una rara avis en este mundo moderno.

Se encuentran localizados en colegios y escuelas infantiles y a veces, su cuidador o cuidadora les lleva también al parque o algún otro lugar donde haya instalaciones infantiles específicas. Que no suelen ser muchas, aunque todo el mundo se invente estadísticas elevadas que señalan la existencia de miles de millones de establecimientos donde al parecer, los niños tienen un espacio reservado para jugar tranquilamente mientras se toman un Cola Cao. Ya sabéis, con mesas y sillas de su tamaño y eso.

Últimamente se lleva lo de los Hoteles Adults Only, que no es ni más ni menos, que un hotel donde anuncian que “prohíben la entrada” a niños. Presentan un espacio libre de molestias y de ruido, donde la paz y tranquilidad reina por doquier para la satisfacción de los clientes. Porque no hay adultos borrachos en la piscina, ni en el bar, ni fumando a tu lado y echándote todo el humo, ni haciendo ruido en las habitaciones, ni hablando por el móvil con un altavoz que les sale de la boca.

 

No tener a niños cerca se vende como

un oasis de tranquilidad,

casi como unas vacaciones en una isla privada.

Porque en este mundo solo molestan los infantes.

 

Tengo que hacer una confesión: a mí esto de los hoteles sin niños antes me parecía una buena idea. No cuando no era madre, no vayáis por ahí: Cuando no tenía ni la más remota idea de lo que es un niño, de sus necesidades de movimiento, de su prisa por jugar y en definitiva, de cómo es un niño cuando se le permite ser niño.

He leído a personas diciendo “que los niños de hoy en día están maleducados”, “que los padres les dejan hacer lo que quieren”, y esos mismos adultos alegan que en su tierna infancia ellos “iban a un restaurante y estaban sentaditos en la mesa”.

Otra confesión: Yo también era de ese tipo de niñas que estaba sentadita en la mesa, sin hacer ruido ni poder entrar en ningún tipo de conversación porque “cuando los adultos hablan los niños callan”. Imaginemos a una persona (porque noticia, los niños también son personas), que tiene que estar en una mesa sentado sin moverse ni hablar, sin poder dar su opinión y sin que le presten ningún tipo de atención mientras el resto habla, rie, brinda… ¿Lo veis normal? ¿Es justo?

Siento decirlo así, pero esos niños que estábamos tan bien “educados” éramos AMEBAS Amebas (término acuñado por De Profesión Mami) que nos hemos convertido en adultos y no sabemos lo que es ser niño. Amebas a las que nos molesta que los niños sean niños y jueguen como niños, porque nosotros no hemos podido serlo. Amebas que no sabemos diferenciar la mala educación, de un juego y un comportamiento normal de niños.

Un dato importante: Los niños y niñas forman parte de la sociedad. Existen, están, respiran, viven, comen y duermen junto a nosotros. Crecen bajo nuestro ejemplo y si queremos criar retoños respetuosos tenemos que respetarles.

 

Nuestra primera vez en un @muerdelapasta y en el parque por supuesto. Hemos tenido la gran suerte de que estos hermanos apadrinaran a #Lucy, que les ha tenido durante horas tirándose por los toboganes y en la piscina de bolas. Han sido tan cariñosos con ella, tan educados, atentos y amables que yo no podía creerlo. El hermano mayor cuidaba de ella y no dudaba en decir a los demás niños que tuvieran cuidado que había una niña e incluso, cuando uno le ha dicho que era una niña muy pequeña y que le llevase dónde los pequeños, él le ha defendido diciendo que Lucy podía como el resto y que se fuese él. 😂😂😂😂 No hemos podido irnos sin dar las gracias y decirles que eran niños encantadores, que siguieran así. También hemos hablado con su madre, y es que de tal palo tal astilla, una señora súper maja. Por cierto que Lucy no quería saber nada de sus padres. Creo que temía el momento de irse. Ahora Lucy quiere "tobogán red" todo el tiempo… 😓 #PastaPark #muerdelapasta #parque #parquedebolas #tobogan #friendship #love #family #28meses #daughter #babygirl

A post shared by @Pataditablog (@pataditablog) on

 

Como los niños son niños, no pasa nada por discriminar la entrada a un hotel o a cualquier otro lugar. Son niños, ¡qué más da! No se van a quejar, no sufren, no se enteran…

Además pueden entrar a un montón de sitios más.

Y los judíos también podían entrar en un montón de sitios en los que no se les prohibiese la entrada durante la II Guerra Mundial.

Y la gente de color también podía sentarse en el asiento que quisieran del autobús siempre que fuese de la parte trasera del mismo.

Este tipo de discriminación que sufren los niños, no solo en los hoteles y en las vacaciones, es inimaginable dirigida a personas de otra raza u orientación sexual, por poner algún ejemplo, en el siglo XXI. Pero lo peor de todo es lo aceptado socialmente que está, la gente que lo apoya y lo aplaude.

Los hoteles o cualquier otro establecimiento pueden dirigirse comercialmente al público que quieran, pero no prohibir la entrada a un público concreto. Es anticonstitucional, viola el artículo 14 de la Constitución Española: “Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social”. Y además es denunciable.

Los niños no producen, y como no tienen voz ni votan, parece que no tienen derechos. Pero si los tienen, y yo quiero que mi hija tenga voz, que pueda defenderse, que reivindique sus derechos, que se alce antes las injusticias. Y mientras ella no pueda hacerlo, lo haré yo.

 

 

Los más pequeños también forman parte de la sociedad, y esta en su conjunto es la que no está preparada para convivir con ellos, no al revés. Debería prepararse para tolerar a los niños igual que lo hace con otros muchos colectivos.

No hace falta decir que los niños son el futuro y que debemos tratarles como queramos que ellos nos traten cuando sean los adultos, y lo más importante, dejarles disfrutar de su infancia sin esconderlos ni discriminarlos.

 

Nuestra Crianza Natural

Desde hace tiempo leo sobre diferentes tipos de crianza y algunas me gustan más que otras. De cada una elijo lo que creo que es mejor para Lucy e intento ponerlas en práctica. A veces funciona a la primera y otras hay que hacer ajustes porque no todo vale para todos los bebés.

Lo que nunca me ha fallado y hasta ahora no me falla es la Crianza Natural, la forma más antigua y primitiva de crianza, o lo que yo entiendo por crianza natural.

Llevando a cabo esta Crianza Natural, creo que si hubiese dado a luz en una isla desierta o en un bosque, Lucy y yo nos habríamos apañado bien. Vale, exagero mucho, pero según crece, me doy cuenta de lo poco que se necesita para criar a un bebé y la industria comercial innecesaria que les rodea.

  • Alimentación

Lucy ha tomado Lactancia Materna Exclusiva (LME) a demanda hasta los seis meses. A partir de los seis meses comenzamos la Alimentación Complementaria (AC) de manera autorregulada haciendo Baby Led Weaning (BLW) y seguimos con Lactancia Materna (LM) a demanda. Nunca ha tomado papillas, ni purés, ni cereales de farmacia. Ella decide cuándo, cuánto y cómo quiere comer. Y a sus 16 meses pesa más de 11kg, está grande, feliz, con energía, come más y mejor y aunque el pediatra puso los ojos en blanco cuando dijimos que los cereales que tomaba Lucy eran pan, pasta, arroz, etc… No pudo decir nada porque está bien alimentada: la leche materna a demanda y la introducción de alimentos como se ha realizado toda la vida antes de que existieran las procesadoras de alimentos, funcionan perfectamente.

comiendo 47 semanas.jpg

Con 47 semanas.

  • Sueño

Sabemos que el sueño es un proceso evolutivo y ha tenido los cambios normales, de hecho ahora, y desde hace unos meses está en plena crisis de “no quiero dormir”.

Respetamos sus tiempos y sus evoluciones. Sabemos que no es necesario “enseñarla a dormir” y que tampoco nos manipula. Es un bebé y quiere estar cerca nuestra.

Lo malo de dormir tan bien siempre es que me tiene mal acostumbrada: la noche que se despierta mil veces o la temporada que duerme peor a mi me deja hecha polvo y al día siguiente estoy agotada. Pero agradezco dormir bien la mayoría del tiempo.

  • Chupetes y biberones

Nunca hemos utilizado chupetes y nunca me he sacado leche por lo que Lucy no sabe lo que es una tetina. Tanto es así que cuando en verano empezó a tomar agua y se la ponía en un biberón de los que te regalan, para que fuera distraída en la silla de paseo, ella apretaba la tetina con los dedos para que saliera un chorrito de agua y abría la boca. A lo botijo totalmente. Luego tuvo un vaso de adaptación con tetina de agujeros, pero guarreaba más que bebía y pasó directamente al vaso antes de cumplir un año.

Y el chupete nunca nos ha hecho falta ni Lucy lo ha necesitado para sustituir al pecho, porque tiene teta a demanda, y tampoco cuando se duerme con Súper Papá.

Hoy en día hay noches que se duerme sin teta conmigo también.

31 semanas.jpg

31 semanas.

  • Higiene

Cuando Lucy nació la bañamos cada 2 o más días. Un bebé tan pequeño no necesita bañarse a diario porque no se mancha (a no ser que se manche). En verano con el calorazo hubo días de doble ducha y ahora sospecho que estaría en la bañera toda la vida.

Hemos usado unos jabones ecológicos que le fueron genial. Para el culito y el cuerpo usamos aceite de coco e incluso lo hemos utilizado para quitarle la costra láctea sin esfuerzo. No le  hemos echado colonia nunca y seguiremos así un tiempo porque es innecesaria.

  • Colecho

Duermo con mi hija desde el primer día. Hacer colecho facilita la instauración de la lactancia y puedo decir que la en nuestro caso ha sido de gran ayuda.

Dormir con mi hija favorece que se sienta segura y que yo pueda atender y detectar cualquier problema con facilidad (fiebre, tos, mocos..)

Antes de nacer Lucy compramos una cuna de colecho pero nunca nos hemos apañado con ella.

Y no nos engañemos, la cuna, al igual que el biberón, es un invento con menos de 100 años de existencia. Nunca hemos necesitado dormir lejos de nuestros bebés, al revés, siempre hemos querido tenerlos cerca. Pero si atendemos al bebé en la cama, desatendemos a otra persona en la cama, como nuestro rol de esposa dicta (ironía). Hay muchos sitios en una casa para esto último. No hace falta echar a un bebé indefenso del lado de su madre, porque otro bebé más mayorcito sea un egoísta.

  • Porteo

Porteamos desde el principio con un fular elástico preanudado de Close que nos salvó la vida en más de una ocasión: para dormirla, contra dolores de tripita, para tranquilizarla, en las crisis de lactancia, para estar pegaditas durante todo el día y hasta para ir al baño con monito incluído. El porteo nos ha ayudado mucho en la exterogestación y nos sigue ayudando. Ahora tenemos una ErgoBaby que se nos está quedando pequeña porque Lucy es muy grande, y además ya pesa mucho.

A mi me encanta llevarla pegadita, se que ella va más segura y yo también sobre todo cuando vamos por calles muy concurridas. Pero es verdad que cada vez pesa más y a mi se me hace muy difícil portearla ratos largos. Seguro que tiene que ver que la posición en la mochila no es la adecuada al quedarnos tan pequeña y debemos solucionarlo.

Espero comprar una mochila Toddler en breve, pero mientras tanto, puedo decir que el porteo es una grata experiencia y que espero poder portearla durante mucho más tiempo porque son momentos únicos y preciosos, además de cómodos y una solución a muchos problemas.

28 semanas.jpg

Lucy y mamá con 28 semanas.

  • Apego Seguro

Sobre este tema tengo pensado hablar más en profundidad, pero creo que prestar atención a tu bebé, acudir a su llamada cuando llora, cogerle en brazos y darle cariño cuando lo necesita es lo normal y natural.

Pero sobre todo, tratarle con respeto, no por ser pequeña se le puede tratar de cualquier manera o hacerla de menos. Y esto a su vez no quiere decir que se le permita hacer todo lo que quiera. Mucha gente cree que si.

Lo triste es que estamos tan acostumbrados a ver maltratos verbales o físicos hacia los niños, que nos parece normal. En nuestra infancia nos trataron como a ciudadanos de segunda y quitar de nuestro vocabulario etiquetas, frases vejatorias e incluso actitudes se hace difícil.

La crianza con apego seguro es a lo que todos deberíamos aspirar.

  • Movimiento Libre

Los bebés necesitan moverse. Es necesario para su correcto desarrollo y favorece su aprendizaje; En casa lo tuvimos claro desde el principio, adaptamos la casa a nuestra nueva inquilina, y seguiremos haciéndolo según crezca. También es su casa y queremos que esté segura.

Quería hablar de nuestra Crianza Natural, porque muchas personas creen que es una moda, que es algo nuevo y que algunos pocos nos hemos vuelto locos yendo a contracorriente e innovando, pero se equivocan. Así es como realmente se ha criado toda la vida. No somos modernos, en verdad estamos anticuados, pero lo que funciona bien, ¿para qué cambiarlo? ¿Para qué comprar utensilios y cachivaches que realmente no son necesarios?

¿También pretendes llevar una crianza natural?

¿Qué es lo que más te gusta de este tipo de crianza?

¿Y lo que menos?

PATADITA DEL DÍA: Enmadramientos, Mamitis, Papitis y otras lindezas…

No me gustan estos términos, porque se utilizan siempre de manera despectiva, en forma de insulto… ¡Cómo si fuese malo que tu bebé te quiera y se sienta seguro contigo! Y sobre todo me fastidia que lo utilicen dirigiéndose a mi hija.

¿Por qué en esta sociedad está tan mal visto que un bebé se extrañe y llore cuando está en brazos de alguien desconocido o que no es su madre? ¿A un adulto le gustaría que le dejasen en brazos de alguien que no conoce, a cargo de su seguridad? ¿El adulto no protestaría?

Es normal que un bebé proteste (llorando, porque no puede de otra manera) ante una circunstancia parecida.

Para empezar los bebés no son tontos y no necesitan estar con otras personas a parte de sus padres, y no tiene que apetecerles estar en brazos de alguien que no conocen, irse con alguien con quien no tienen confianza o besar a alguien si no les apetece.

 

Me fastidia además profundamente que mucha gente, mientras tu hija llora porque quiere irse con su madre, intenten sin éxito calmarla, (porque lo que le pasa es que no quiere estar ahí, así que es absurdo), y mientras te digan que tu hija está enmadrada… Y ya cuando insisten en tenerla en brazos en vez de hacer lo que la niña pide con llantos, es la repanocha.

No consigo comprender de quién pretenden que un bebé tenga apego: ¿De la vecina del quinto? ¿Del familiar que nunca ve y le pide besos? Es inaudito. Si está todo el día con su madre y su padre, su madre la alimenta, su padre le cambia los pañales y juega con ella… No esperes llegar tu y besar el santo si la niña no te conoce. Respeta a la niña y gánate su confianza igual que harías con cualquier otra persona.

Y ya cuando sueltan aquello de tenéis que dejarla con otras personas para que se acostumbre… La niña está con otras personas con su padre y su madre delante que son las figuras que le dan seguridad. No hay que dejarla con nadie si no hay necesidad de ello, porque mi hija no nos molesta en absoluto y preferimos estar con ella, que para eso la hemos parido.

¿Alguien entiende la fijación por querer quedarse a un bebé de dos o tres meses y pedir expresamente que no esté la madre o el padre? Yo desde luego no lo entiendo y me molesta porque no se que tiene que hacer nadie con mi niña sin que yo esté presente. Sea lo que sea, lo pueden hacer conmigo delante porque dejo que la cojan y le den besos, mientras ella quiera y no se queje.

Mi hija no reacciona igual con todo el mundo, los hay que le caen mejor y los que le caen peor. No todos los días está de buen humor, o esta cansada, o ha dormido poco y no tiene el chichi pa´farolillos. Pero igual que yo, igual que su padre, igual que cualquier persona.

 

Lucy con Papitis y sintiendose muy segura en los brazos de Súper Papá

Lucy no puede decirme si alguien le cae fatal, que está en su derecho y tiene personalidad como para decidir. Imaginaos que no podéis hablar y os dejan toda la tarde con alguien que os cae mal, o que no acabáis de tragar. Y encima esa persona os quiere achuchar y besar…

He llegado a la conclusión de que cuando una persona dice que tu bebé tiene mamitis, (que además siempre suele decirlo mientras te la devuelve y con una mueca), realmente lo que le pasa es que está sufriendo rechazo: el bebé ha decidido que no quiere estar con esa persona, no le gusta o le incomoda, y quiere volver a brazos seguros y más de su agrado. Y el rechazado sabe perfectamente que el bebé no le traga, pero como es pequeño, no habla, ni puede defenderse, pues le atacamos y le decimos cosas feas. Y a su madre también ya de paso.

La gente que utiliza ese tipo de palabras, las utiliza para dañar, insultando y despreciando. ¡Qué bonito y qué valiente meterse así con un bebé que no puede defenderse!

La #PataditadelDía va para esas personas que no entienden que:

  • Un bebé no es un juguete: ni se deja ni se presta. (Frase de Súper Papá)
  • Un bebé es una persona, con sentimientos, gustos, preferencias… Que no puede expresarse hablando y debemos estar pendientes de sus señales (llorar, quejarse, etc…) para descifrar lo que quiere y respetarlo.
  • Si un bebé llora en tus brazos, no insistas en retenerle aún viendo que se revuelve como una anguila y devuélveselo a su madre/padre coño.
  • Los términos “enmadramiento”, “mamitis”, “papitis” y demás, son hirientes, despectivos y falsos. Un bebé que quiere estar con su madre/padre no está enfermo: es normal.
  • Que un bebé sea un bebé, no le obliga a que todo el mundo le guste y le caiga bien. De hecho, puedes no gustarle igual que a ti no te gusta el cartero o el camarero del bar de la esquina.

  

Estamos tan acostumbrados a manejar, ordenar y mandar sobre los niños que no nos damos cuenta que anulamos sus derechos y sus deseos, como si no fuesen personas.

Un poquito de empatía y respeto hacia el apego de un bebé y su madre, hacia los deseos y necesidades de los bebés. No queramos que los niños crezcan tan rápido y sean tan independientes, y entendamos principalmente que necesitan a sus padres y que si quieres ser parte de su tribu, tienes que ganártelo.

Y con frasecitas despectivas no nos ganas.

¿También te han dicho que tu bebé tiene Mamitis/ Papitis?

¿Cómo contestas?

NUESTRA HIJA NO LLEVA PENDIENTES, Y SI, ES UNA NIÑA

Y no los lleva porque sus padres así lo han querido. Estamos decidiendo por ella si, igual que si se los hubiéramos puesto. Creemos que siempre hay tiempo de perforarle la oreja y lo ideal es que sea ella quien lo pida, y en ese momento, respetaremos su decisión tenga la edad que tenga.

No estamos en contra de las perforaciones. Yo misma las llevo y me gusta llevar pendientes, (cuando los llevo, con tuerca y seguro), pero a mi me los hicieron recién nacida y según mi madre fue muy desagradable. Lloraba tantísimo que el segundo agujero, me lo hicieron asimétrico y cuando lo quisieron repetir mi madre se negó porque yo lloraba sin parar. Supongo que en ese entonces ni existían cremas con anestesia ni había los profesionales que hay ahora, pero la cuestión es que yo lo pasé fatal y me quedé con los agujeros mal hechos y hasta ahora. Es algo que tengo pendiente hacer pero como solo me acuerdo cuando me pongo algún pendiente que me queda mal, al rato se me olvida. Pero esa experiencia, hace que quiera evitar que mi hija pase por lo mismo.

Lucy no lleva pendientes y a lo mejor le quedarían bien, no lo sabemos. Lo que si sabemos su padre y yo es que esa obligación de ponerle pendientes solo por ser una niña no nos gusta, esa fijación y obsesión de mucha gente por tener que ponerle pendientes nos repatea. Y la insistencia de algunos nos hace ratificar nuestra decisión.

Rebeldías a parte, nos da miedo que se arranque un pendiente, que se le enganche en algún sitio o se lo clave, que se le infecte, que de repente no lleve uno y tengamos la incertidumbre de si se lo ha tragado…

Es algo que tuvimos claro desde el principio y es nuestra decisión. No criticamos a quien si se los pone, cada uno hace en su casa lo que quiere. Nosotros simplemente preferimos que ella decida sobre su cuerpo. Solo esperamos que esa decisión no la tome bajo la coacción del resto de la sociedad ni de esterotipos marcados. 

Porque aunque me da igual que otras niñas si lleven pendientes y lo respeto, si me importan los comentarios que hacen las personas que no conciben que una niña no lleve pendientes, que las hay y muchas. Desde el “Qué pena que no lleva pendientes…” hasta el ” ¿En serio es una niña?”.

Yo entiendo que haya momentos en los que no se sepa si un bebé es niño o niña, son tan pequeños que a veces no llevan los complementos o los colores que la sociedad le impone a cada sexo, entiendo que se pregunte porque estamos demasiado condicionados. Lo que no entiendo es la indiscreción de decir: “Claro, como no tiene pendientes…”  A veces dan ganas de decir: “Pero tiene vagina, que es lo que la diferencia de un niño”.

Y ya cuando te preguntan y dices que es niña y te lo ponen en duda… ¿Que gano yo con mentir? A parte que mi hija tiene una cara de niña que no se tendría ni que preguntar,¿tienes la cara delante de mi hija, de dudar que es niña solo porque no lleva pendientes? ¿Y tienes la desfachatez de insistir? ¿Acaso nunca han visto a una niña sin pendientes? ¿Soy mala madre por no perforarle las orejas? Hay mucho descerebrado suelto, muy maleducado y que hablan de los niños como si no estuviesen delante.

 

Yo soy muy bonita y muy tranquilita, pero creo que voy a empezar a contestar a esta fauna como se merece para que dejen de pregunta con esas formas. Igual que yo respeto a las niñas que llevan pendientes, mi hija se merece el mismo respeto por no llevarlos.

¿Qué será lo próximo?

¿Si eres niña tienes que llevar pendientes y el pelo largo?

¿Y si eres niño el pelo corto?