La importancia del cuidado del Suelo Pélvico durante el Embarazo, el Parto y el Posparto

El suelo pélvico es el músculo más olvidado de nuestro cuerpo en mi opinión.

No hace mucho, las mujeres convivían con problemas de suelo pélvico desde su primer parto, a través de varios partos y pasaban una madurez repleta de pérdidas de orina, de dolor y de problemas a la hora de practicar sexo, rendidas ante la creencia de que no se podía solucionar.

Aunque la seguridad social española en su mayoría sigue obviando este problema, (algo chocante porque la mayoría de traumas en el suelo pélvico de las mujeres se concentra durante el parto y su negligente atención), ahora disponemos de especialistas dedicados al suelo pélvico que pueden atender, diagnosticar y tratar este tipo de dolencias.

Hace unos meses acudí a Clínica Nortia, dónde Marta Asensio me realizó una exploración (de la que ya os hablaré) y pude constatar que la fisioterapia del suelo pélvico es necesaria. Hablando con ella me di cuenta de lo poco que sabía sobre este tema y le pedí que por favor me contestase a unas preguntas que me parecieron interesantes y que pueden ser interesantes para ti, tanto si estás embarazada, pienses en estarlo, o ya lo hayas estado.

 

28701423_10216054977267703_1019794795640830799_o.jpg

 

Marta Asensio es fisioterapeuta hace diez años. Está formada en rehabilitación abdomino- pelviperineal (suelo pélvico) porque era una especialidad poco conocida y está muy concienciada en los cuidados y la atención que merece esa zona.

Su centro, Clínica Nortia, abrió sus puertas hace 8 años y ella ha seguido formándose y adquiriendo experiencia en el tratamiento de hombre, mujeres, niños y niñas. En su centro también están especializados en osteopatía pediátrica y se adaptan a las necesidades de las familias. También las acompañan en su crianza, embarazo y posparto, con talleres respetuosos y muy interesantes.

 

A post shared by CLÍNICA NORTIA (@clinicanortia) on

 

Me sorprende mucho la sensibilización de Marta sobre la atención al parto actual, reconociendo la violencia obstétrica, y defendiendo la fisiología natural del parto normal. Cuando atiende a una mujer embarazada, su máxima es lograr que se sienta segura de su cuerpo, porque está diseñado para dar a luz.

Está muy concienciada sobre el autocuidado que nos merecemos las mujeres, y la importancia de dar prioridad a la salud y cuidarnos por dentro, no solo por fuera. Es consciente que muchas veces tenemos poco tiempo para hacerlo y lo ve a diario en su consulta.

Si nuestro suelo pélvico no está bien, nosotras tampoco estamos bien. Es necesario saber cuándo acudir a nuestro especialista, si debemos acudir durante el embarazo o cuándo podemos ir después del parto. Marta Asensio contestó maravillosamente a estas y otras preguntas, y es que con ella es un placer hablar, porque es un encanto.

¿Cuándo acudir a revisar nuestro suelo pélvico?

Según Marta Asensio, hay que revisarlo si notamos que algo no va bien, si hay algún tipo de disfunción como dolor en alguna zona o durante las relaciones sexuales, dificultad para llegar al orgasmo, incontinencia urinaria o anal, sensación de peso en la vagina, etc…

Los factores de riesgo, (como el embarazo, un parto vaginal o cesárea, sufrir estreñimiento, realizar deportes de impacto, padecer obesidad, estar pasando la menopausia…) son circunstancias o momentos que hacen que el suelo pélvico sufra y es conveniente que al estar expuesto a estos factores, tengamos en cuenta la prevención.

Podemos acudir a revisión e incluso asesorarnos sobre si el deporte que hacemos lo estamos ejecutando bien para saber si nuestro suelo pélvico está en riesgo de sufrir algún tipo de disfunción.

¿Es necesario recurrir a fisioterapia de suelo pélvico antes de quedarse embarazada?

Por todo lo que hemos nombrado antes, el suelo pélvico puede verse afectado en todas las circunstancias de nuestra vida, aunque lo más conocido y nombrado sea en la etapa de la maternidad (embarazo, parto y posparto). Incluso hombres, niños y niñas, pueden sufrir algún tipo de disfunción.

Según mi experiencia. y esto lo digo yo, no Marta, deberíamos ir a revisar nuestro suelo pélvico antes de quedarnos embarazadas, o si tenemos cualquier tipo de molestia. Sin dudarlo y cuánto antes.

¿Debemos acudir a revisar nuestro suelo pélvico durante el embarazo?

El embarazo es una época en la que hay que cuidar el suelo pélvico especialmente porque sufrimos un aumento de peso, un cambio en la pelvis, etc…

Antes, la preparación al parto consistía en esas clases que impartían en los centros dónde íbamos a dar a luz. Ahora las mujeres puede decidir qué tipo de preparación y acompañamiento quieren: doulas, psicólogos, entrenador, fisioterapeutas…

En la fisioterapia de suelo pélvico, además de intentar empoderar a la mujer, se les cuenta cómo es su anatomía y cómo funciona la fisiología del parto. Pretenden que tengan un parto lo más natural y fisiológico posible, pero también aconsejar sobre un parto con epidural.

También pueden prevenir dolencias que puedan surgir durante el embarazo y aliviar o eliminar la misma: Dolores en pelvis, zona del pubis, sacroiliacas, coxis, dolores musculares, lumbares, ciática, dolor de espalda, calambres, edema en vulva, edema en piernas…

Si durante el embarazo ha tenido molestias o algún problema como incontinencia urinaria, dolor o un prolapso lo ideal es ir cuanto antes para poder rehabilitarlo.

Si la embarazada ha tenido un embarazo sin molestias, se suele animar a visitar alrededor de la semana 20 para informar sobre el parto, valorar el suelo pélvico y plantear si se necesita trabajar la fuerza o la elasticidad, observar cómo se está adaptando la biomecánica del cuerpo al crecimiento del bebé y prevenir lesiones más comunes de la embarazada, e incluso detectar si puede haber algún tipo de problema más avanzado. También animan a tener un embarazo activo y aumentar su actividad física por los beneficios que supone y a informarse sobre el parto, la analgesia epidural o la lactancia.

 

 

Con vistas al parto, se puede realizar una revisión del suelo pélvico con una exploración a través de la vagina, (con cuidado y sin llegar al cuello uterino), de la musculatura pélvica, comprobación de los ejercicios kegel y de que el suelo pélvico responde de forma refleja ya que el abdomen y el suelo pélvico deben funcionar conjuntamente ante los esfuerzos. Para esto, enseñan ejercicios y diferentes métodos como el ¨Log surf” del concepto “5P” que mantienen esas sinergias activas durante todo el embarazo, el método TAD que significa “transición a la actividad deportiva” pero también se utiliza en esta etapa y en el posparto, que producen la activación refleja de la musculatura postural, por tanto del abdomen y del suelo pélvico.

En esta revisión también van a comprobar la elasticidad y la fuerza de la musculatura, ya que el suelo pélvico a la hora del parto debe ser fuerte y elástico. Igualmente la musculatura puede tener algún tipo de contractura que se debe normalizar.

Marta también me ha hablado del EPI-NO, un dispositivo que consta de un globo que se introduca en la vagina y se va inflando de forma progresiva, y que yo tenía entendido que era muy invasivo, pero puede que dependa mucho de cómo se utiliza.

El EPI-NO genera un estiramiento circular igual que la cabeza del bebé en el momento del expulsivo. Lo utilizan para que la mujer gane confianza y demostrarles lo elástico que puede llegar a ser su periné y que conozcan la sensación de estiramiento. Intentan reproducir el llamado “círculo de fuego” de manera menos intensa, y las mujeres descubren que con una respiración calmada y tranquila , con una posición más fisiológica que en litotomía esa sensación es menos intensa. También pueden comprobar que de lado, es mucho más llevadera la sensación. Por supuesto se utiliza con permiso de la paciente y en un embarazo sin patologías, sin dilatación de cuello del útero, ni amenaza de parto, etc…

También enseñan el masaje perineal, realizándolo en consulta para que la mujer conozca las sensaciones e incluso en sesiones con la pareja o acompañante. Pero Marta advierte que cada mujer tiene unas necesidades especiales, y que dependiendo del deporte, actividades, o lesiones anteriores, se necesitará trabajar unos puntos de manera más personalizada.

Ni el EPI- NO, ni el masaje perineal hace que te libres de una posible episiotomía o desgarro, ni tampoco significa que vayas a tenerlo.

Con estas técnicas lo que pretenden es ayudar a la mujer a reconocer la sensación de estiramiento,  y coincido con Marta en que depende del hospital y la atención respetuosa de parte del personal sanitario que tengas en tu parto , de llevar un plan de parto, de tener un buen acompañante que luche por nuestros deseos, con pujos instintivos y reflejos con una postura cómoda y libre, el tener algún tipo de lesión o que nos practiquen una episiotomía. El suelo pélvico está diseñado para parir y estas técnicas demuestran a las mujeres que tienen miedo del momento del parto, que pueden confiar en él.

¿Cuánto hay que esperar después del parto para revisar posibles disfunciones del suelo pélvico?

El puerperio desde el punto de vista físico dura un año y es lo que tarda el cuerpo en recuperarse. Los primeros seis meses son claves y al cuerpo hay que darle descanso y actividad favorable para la recuperación.

Además de haber tenido un parto más o menos traumático (en lo que a traumas físicos se refiere), la crianza de un bebé es dura, descansamos poco, cogemos el peso del bebé, etc…

Según Marta, excepto un dolor en la vulva por el estiramiento en el parto, no hay ningún dolor que sea normal. Todo lo que nos incomode o moleste, debería ser revisado.

Pocas mujeres consiguen tener partos fisiológicos o naturales sin molestias posteriores, y esto se debe a la atención en los partos y a lo intervenidos que hayan sido. Mujeres que han tenido partos respetados o han parido en casa, a los tres o cuatro días te dicen que ya están perfectamente.

En ocasiones, algunos profesionales sanitarios normalizan lesiones y dicen a las mujeres que es normal tener pérdidas de orina, porque han dado a luz, pero hay que dejar muy claro que no es normal.

Tras la cuarentena debemos acudir a realizarnos una revisión, pero si hay una complicación, dolor o cicatriz que genera molestias o que no se cierra con normalidad, no hay que dudar en acudir antes.

Le pregunté a Marta Asensio sobre los ejercicios Kegel, los conos y las bolas chinas, que es algo que ginecólogos o matronas recomiendan casi por defecto como solución a todos los problemas, y mi curiosidad era grande porque te los aconsejan sin revisarte siquiera. Marta constató que para solucionar ciertas patologías no son útiles. Lo que yo pensaba.

Los ejercicios de Kegel (contracción voluntaria de los músculos del suelo pélvico) se pueden realizar pero no hay que tener grandes expectativas sobre ellos. La mayoría de la funcionalidad del suelo pélvico es refleja y trabajar la parte voluntaria no resuelve casi ningún problema o lesión.

Las bolas chinas y los conos también trabajan como los ejercicios kegel sobre la parte voluntaria. Marta los compara con realizar levantamiento de pesas. Según ella cuando alguien tiene una lesión en un músculo, no se le ocurre ir al gimnasio a hacer pesas. Si tienes una lesión, guardas reposo y vas al fisio a averiguar lo que te pasa. Con el suelo pélvico debemos actuar de la misma manera. Si tenemos una contractura en el suelo pélvico, que puede ser el causante de otras patologías, y ponemos una pesa, la contractura y el problema se agrava. Así que antes de utilizar nada, un buen fisioterapeuta debe valorar nuestro suelo pélvico.

Hay que recordar que los consejos boca a boca además de no funcionar pueden ser peligrosos. No todas las mujeres tienen las mismas lesiones después de dar a luz, y estas lesiones no tienen el mismo tratamiento. Por lo que tomar el consejo de otra persona a la que le va genial algo, puede ser contraproducente.

No solo los casos de parto distócico (instrumental) o de episiotomía, se pueden sufrir patologías, que se sufren y muchas. En caso de cesárea encontramos posibles dolores en la cicatriz externa, unos músculos abdominales que funcionan muy mal o no funcionan, y una cicatriz en el útero que puede causarnos dolor al tener relaciones sexuales.

 

 

En Francia el sistema sanitario cubre a las mujeres 10 sesiones posparto, allí está mucho mejor valorado y se reconoce la necesidad de cuidarlo. En una ocasión escuché decir a una colega de profesión de Marta, que en Francia comparaban las episotomías con mutilaciones, y es que la sensibilización con este tema es enorme. Es posible que si en España se tuvieran partos menos medicalizados e intervencionistas, las lesiones de suelo pélvico fueran menores.

Igual que acudimos al dentista cuando nos duele una muela, o al fisioterapeuta cuando nos duele la espalda, el suelo pélvico hay que cuidarlo y tenemos profesionales que pueden ayudarnos.

 

 

Vuelvo a dar las gracias a Marta Asensio por ser tan con generosa con su tiempo y su sabiduría, y por dirigir su carrera hacia el cuidado de las mujeres.

 

¿Tienes problemas de suelo pélvico? 

¿Has pensado en acudir a un especialista?

Anuncios

¿Y escolarizar a los 4 años?

Si, se puede escolarizar en segundo curso de Educación Infantil. No, no pueden ponerte ningún problema por no haber escolarizado con anterioridad, ya que no es obligatorio. No nos ha pasado, pero si nos habían metido miedo con eso.

Cuando decidimos no escolarizar a Lucy a los 3 años (cuando ella todavía no los tenía) a primer curso de Educación Infantil, tuvimos críticas y apoyos a partes iguales. Las críticas, algunas fuera de lugar, provenían de las redes sociales, porque nuestro entorno, al conocer nuestras razones, nuestra situación, y sobre todo a Lucy, no tuvieron ninguna duda de que estábamos haciendo lo correcto.

Ahora, las circunstancias han

cambiado y Lucy ha cambiado.

No es lo mismo comenzar el colegio con 2 años y 9 meses que con un año más. Sabiendo hablar y expresarse como lo hace ahora, con un control de esfínteres estupendo conseguido de manera natural, con una autonomía que nos hemos dedicado a potenciar durante este año escolar y muy importante, habiendo tenido un contacto previo con clases extraescolares y sabiendo, más o menos, lo que es ir a clase. En un año ha crecido y ha cambiado muchísimo.

La necesidad de escolarización, que el año pasado yo alegaba como inexistente, ha mutado en deseo. Lucy quiere irrumpir en ese patio que alguna vez ha visto a través de las vallas del colegio, y al cuál no comprende por qué no puede entrar. Ella quiere estar con esos niños y niñas que juegan, aunque yo le explique que eso no es todo el día, y que luego entran a clase para aprender muchas cosas interesantes.

Las circunstancias de Lucy han cambiado, las mías también y actualmente tenemos un escenario diferente. Muchas de nuestras particularidades han desaparecido, y otras no dependen exactamente de nosotros. Y digo “exactamente” porque aunque tengamos elecciones en nuestra mano, a veces oscilan entre pocas opciones.

La realidad es que nuestra hija quiere ir al colegio y nosotros vemos que está más preparada que el curso anterior.

Si, después de hablarlo y sopesarlo, ya hemos echado la matrícula, en el centro elegido  de entre muchos por nosotros, su padre y su madre. Con el miedo en el cuerpo de “no poder elegir colegio” porque escolarizábamos más tarde, como todo el mundo nos advertía. Encontrando un centro educativo durante las jornadas de puertas abiertas estupendo, en el que teníamos pocas expectativas y que nos sorprendió muchísimo.

 

Sus primeras fotos de carnet para algo muy muy importante. 😬 . Menos mal que al final fuimos a un estudio de fotografía, que además está especializado en fotografía familiar y de niños, porque no había manera de que Lucy me soltase 😅. . Cuando conseguimos que se sentase, después de juegos y coger confianza con los profesionales, me dijo agarrándome fuerte y en bajito que le daba mucha vergüenza. Mi niña… 😍 . Más tranquila, le consiguieron sacar estas fotos que nos tienen babeando. 😍 . Al final le gustó la experiencia y creo que quería que le hicieran más fotos, y es que en #HappyFaceFotografía tienen muchas tablas en esto. ☺️ Gracias @tico1 ♥️ . Ah! Si quieres saber para qué son estas fotos, aunque seguro que lo intuyes, te lo cuento en el #blog, 🔗 enlace directo en mi bio. 😉😘 . . . #fotografia #Lucy #primerasveces #littlegirl #curlygirl #estudiodefotografia #fotografiainfantil #fotoscarnet #3años6meses #MiLucecita #carabonita #chispas #photography #kidsofinstagram

A post shared by @Pataditablog (@pataditablog) on

 

Una escuela pequeñita, de línea 2, muy cerca de casa, que trabaja por proyectos, dirigida a la diversidad, con profesores y profesoras jóvenes involucrados y emocionados, con materiales e instalaciones muy buenos para ser un colegio público, y con una directora que habla claro y da la impresión de querer al colegio y a los estudiantes como si fueran su casa y su familia.

¿Es el colegio soñado?

No, no lo es, pero se le parece bastante. Puede que el colegio perfecto no exista.

Es un centro en el que nuestra hija tendrá mucho tiempo de juego, en el que no utilizan libros trabajando por proyectos e intentan seguir el ritmo de cada niño y niña a la hora de aprender.

Las madres y padres podemos participar y les encanta que lo hagan, tenemos las puertas abiertas. Y tenemos en mente que mediante el AMPA o el consejo escolar podemos involucrarnos mucho más para intentar mejorar y cambiar lo que podamos. No vamos a quedarnos de brazos cruzados si algo no nos gusta. Por supuesto, estoy preparada para reivindicar, para descubrir qué cosas se pueden mejorar, para intentar hacer del centro elegido un lugar mejor para mi hija y para sus compañeros y compañeras.

No es una opción retrasar su matriculación en un colegio hasta que el sistema educativo actual cambie y aunque no estemos de acuerdo con muchos aspectos tendremos que elegir el que más se adecua a nuestros deseos.

Tenemos miedos, claro que si, muchísimos. Supongo que como todos los progenitores. Da igual lo mayores que sean o lo preparados que les veamos: Nos da miedo que alguien la trate mal, que sean injustos con ella, que se sienta desarropada o sola, que le pase algo y no nos lo cuente, notarla rara o triste, que no le guste ir al colegio, que lo pase mal… Por mi cabeza han pasado y siguen pasando miles de escenas, y muchas de ellas me causan ansiedad y desasosiego. Pero a Lucy no.

Ella está emocionada, y lo expresa, y quiere ir al colegio. Aunque un día lloró porque se dio cuenta que mientras ella esté en el colegio, mamá no estará con ella. Y me dijo que me iba a echar mucho de menos con una pena que jamás había tenido. Hablando del tema entendió que echar de menos a alguien significa que le quieres mucho y que se puede poner triste, pero luego mamá irá buscarle todos los días sin falta.

Hay otra razón, aunque no tiene que ver directamente con mi hija, y es que quiero reincorporarme al mundo laboral, por razones evidentemente laborales y económicas, pero llevo tiempo pensando que también lo necesito personalmente. Va a ser difícil encontrar un trabajo que me deje conciliar horarios y necesidades, ya ni hablo de conseguir un trabajo que realmente me guste. Y me siento algo egoísta, pero al mismo tiempo pienso que he preparado a Lucy para este momento: el momento en el que su madre no pueda estar con ella las 24 horas del día.

Así, pensamos que estamos haciendo lo correcto. Escolarizar a Lucy con casi 4 años es razonable para nosotros, aunque si nos equivocamos no dudaremos en rectificar.

 

#DisneyEmociones nos ayuda a desarrollar la inteligencia emocional

¿Cómo ayudamos a nuestros hijos e hijas a gestionar su enfado o sus miedos?

¿Cómo podemos ayudarles a entender lo que les pasa?

IMG_3411

Tuve la suerte de asistir a la presentación de una nueva colección de libros en las oficinas de Disney España, a las que si hubiera ido Lucy se hubiera vuelto completamente loca con la decoración y el merchandising que pude encontrar.

En el evento, Gonzalo Sanmartín, (director general de Disney), Gabriel Brandariz (gerente editorial de SM) y Begoña Ibarrola (psicóloga especializada en inteligencia emocional) hablaron de este gran proyecto en el que han trabajado varios años con un excelente acabado: Disney Emociones.

IMG_3410

Disney es la mayor fábrica de historias del mundo, y le gusta conectar con las emociones de su audiencia a través de ellas. ¿Quién no recuerda los primeros 15 minutos de “Up” y todos los sentimientos que producen? Durante toda nuestra infancia, y ahora las de nuestros hijos e hijas, Disney nos acompaña y todos recordamos películas y personajes con los que nos sentimos identificados.

La inteligencia emocional ha cobrado una gran importancia en estos últimos años. Disney ha querido tener en cuenta este boom, al igual que cada vez más los padres estamos muy concienciados con el tema, y por eso junto a Literatura SM ha desarrollado una colección que pretende ser una herramienta para familias y educadores, que también sea atractiva para los niños y niñas.

IMG_3407

Mucho trabajo e ilusión ha llevado este proyecto, en el que los valores que representan tanto Disney como SM son los ideales para llevarlo a cabo. Querían una solución educativa para la que, como sociedad, tenemos una asignatura pendiente.

Begoña Ibarrola lleva más de 40 años dedicados al mundo de la escritura, la investigación y la docencia, impartiendo formación en educación emocional al profesorado y las familias de los centros educativos y las instituciones con las que colabora.

Según esta psicóloga, que me ha encantado, hemos crecido en un entorno donde la razón y la parte cognitiva del ser humano era la más importante, y nos centrábamos en adquirir conocimientos. Pero desde que sabemos que los seres humanos sentimos antes de nacer y luego aprendemos a pensar, se ha revalorizado el mundo de las emociones. La neurociencia demuestra que no hay aprendizaje, ni salud, ni convivencia sin emoción bien gestionada, y el interés respecto a este tema, incluso en el entorno educativo ha crecido.

IMG_3414

Muchos adultos se dan cuenta que no han recibido esa educación emocional y quieren aprender junto con sus hijos e hijas, y #DisneyEmocionesestá dirigido a toda la familia. Los padres y madres también debemos aprender que somos seres emocionales, que debemos legitimar las emociones, tanto buenas como malas, y no reprimirlas. Al mismo tiempo enseñarles a identificar, comprender, expresar y gestionar esas emociones. Por eso es importante leer estos libros con ellos para educar y normalizar las emociones y no demonizarlas.

Algo interesante es que en esta colección no solo aparecen las emociones más negativas, como los celos o el enfado. También han querido dar importancia a emociones que no llaman la atención porque es más fácil lidiar con ellas como la alegría o el optimismo.

¿Cuál es la estructura de los libros?

Los libros siguen la narrativa de las historias de Disney que ya conocemos, utilizando el gancho del personaje principal, y después presentan la emoción desde la manifestación interna hasta la manifestación física, con su conflicto y la resolución del mismo.

Al final del libro podemos encontrar la orientación a los padres de Begoña Ibarrola.

¿Por qué esos personajes?

El proceso de elección de los personajes se planteó de manera que la audiencia lo entendiera y se impactase. Determinando a quién quieren contar la historia y cuál es el mensaje, trabajando en conjunto con SM y Begoña Ibarrola, eligieron qué personajes podían vincularse con el mensaje que querían trasladar. Pero no querían caer en personajes que están anclados en una sola emoción, ni en estereotipos.

Era importante mostrar personajes que tienen emociones, que logran comprender lo que les pasa y que evolucionan. Las emociones están ahí y no se pueden aparcar, hay que gestionarlas.

IMG_3412

¿Cuándo podemos comenzar a enseñar educación emocional?

El acompañamiento a los niños y niñas en la inteligencia emocional puede comenzar a los 3 años, a veces poniendo límites y enseñando a gestionar la emoción. Los adultos debemos valorar las emociones sin reprimirlas, aunque no nos guste que nuestros hijos se enfaden o lloren. En relación con esto, los padres y madres tampoco debemos reprimir nuestras emociones. Si tenemos que llorar debemos hacerlo, es normal que las personas lloren por alguna razón o situación y también debemos validarlo. Además en  es una ocasión estupenda de compartir una emoción con nuestros hijos e hijas, dando estrategias para salir de ellas. Porque es muy fácil entrar en una emoción pero no tan fácil salir de ella.

Es importante saber que antes de los 3 años hay una educación emocional previa, que existe antes de nacer, porque el bebé en el útero siente lo que su madre siente. También la comunicación no verbal y la gestualidad del adulto cuando se dirige a un bebé transmite emociones y son lecciones de educación emocional.

Una actitud empática es crucial ya que los adultos tendemos a infravalorar las emociones, tristezas o preocupaciones de los más pequeños. Yo siempre intento pensar que aunque sean pequeños y pequeñas, sus problemas son importantes y siempre intento expresar que entiendo lo que le pasa. Me ayuda mucho a tranquilizar a mi hija.

¿Cuándo es demasiado tarde para educar en inteligencia emocional?

La inteligencia intrapersonal y la interpersonal puede desarrollarse a lo largo de toda la vida, pero la neurociencia dice que las conexiones neuronales que no se han utilizado antes de los 10 años se pierden. El entrenamiento para desarrollar habilidades emocionales en la primera infancia, se va a convertir en hábitos saludables en la edad adulta.

Existen momentos ideales para comenzar, pero siendo adultos también podemos desarrollar la inteligencia emocional, pero no con la misma facilidad.

¿Qué emociones encontramos en esta colección?

En esta primera colección (porque todo parece indicar que vendrán más), se han elegido varias emociones: celos, enfado, miedo, alegría, optimismo y frustración. Estas dos últimas son aptitudes con carga emocional.

Existen diferentes modelos de emociones primarias. Paul Ekman dice que traemos en nuestro código genético, ya nacemos con ellas y el bebé en el útero expresa: alegría, tristeza, miedo, sorpresa, asco y enfado. Las emociones secundarias son mezclas de estas primeras. ¿Recordáis los diferentes colores de la película “Inside Out”? Pues sería algo parecido.

También existen las emociones sociales. No traemos la culpabilidad en el código genético y hay culturas que no conocen el egoísmo, la vergüenza o la envidia.

IMG_3254

Después de conocer más a fondo esta estupenda colección de libros que nos ayudarán a gestionar nuestra inteligencia emocional, disfrutamos de un exquisito desayuno, con un catering a juego con las emociones.

Tengo que agradecer a Literatura SM la invitación y a Disney la organización de un evento tan bonito, en un lugar tan mágico, en el que pude aprender cosas muy interesantes sobre la inteligencia emocional que me hacen querer aprender cada vez más sobre este tema.

IMG_3404

¿Qué te parece esta nueva colección de libros?

¿Crees que la inteligencia emocional es importante?

Si te ha gustado y crees que le puede interesar a alguien,

no te cortes y ¡comparte!

https://instagram.com/tv/BkXUdOGHGp3/

Depilación: ¿Y tú cómo lo haces?

A lo largo de los años, mi preocupación y percepción sobre la depilación ha ido cambiando; En mi adolescencia pensaba que era algo así como obligatorio, pero solo para las mujeres claro. Estaba más pendiente de no tener vello a la vista o en un sitio donde “no debería tenerlo”, que de disfrutar de un día en la piscina o la playa . Vello que es natural tener, y no es motivo ninguno de vergüenza. Aunque por esa época a mi si me la daba.

Hace años, y aún hoy en día, si no te depilabas bien, o todo lo bien que la sociedad marcaba, podías ser objeto de burla e incluso podían insinuar que no eras todo lo limpia que deberías. Supongo que por la imposición social, quién más o quién menos, ha sucumbido a la depilación femenina probando diferentes maneras, buscando la perfección y cómo no, el menor sufrimiento posible. Porque depilarse duele, y a veces mucho.

Ahora tengo claro que la depilación no es solo cosa de mujeres, que es opcional, no obligatorio y que cada mujer u hombre es libre de depilarse o de no hacerlo, y todas las opciones son respetables. No eres más o menos limpia por tener más o menos vello, porque no tener vello no es más higiénico, la depilación no debería ser impuesta de manera social, ni tampoco discriminar u ofender a quien decide no depilarse.

Para mi, la preocupación en este tema desapareció por un tiempo hace unos años gracias a la depilación láser. Un método rápido y caro, pero en mi caso bastante doloroso. Además, aunque no en la misma cantidad, el vello irrumpe de nuevo en tu vida al no ser un método definitivo.

 

IMG_3287.jpg

 

Ahora estoy en un momento en el que me preocupo lo justo, y me depilo “cuando puedo, cómo puedo, y lo que me da la gana”. Ese es mi mantra actual respecto a la depilación. Y sigo con la misma premisa de no sufrir mucho, y de utilizar el mejor método para mi, porque la depilación es algo muy personal.

Si decides depilarte, existen muchos métodos, y también muchos mitos, pros y contras relacionados con los mismos. A veces no sabes qué escoger, pasas por diferentes opciones y vas probando hasta que encuentras el método que mejor te va y más te convence.

En el evento al que asistí de Braun y Gillete Venus, Ana San Vicente autora de Un 10 en belleza despejó muchas de las dudas que surgen alrededor y nos dio algún consejo respecto a la depilación, y ahora que viene el verano creo que será interesante compartir en el blog junto con mi percepción y experiencia personal.

IMG_2639

Por cierto, un evento muy chulo, en Espacio Mood, situado en pleno centro de Madrid, con un merienda muy sana y rica, en el que pude volver a ver a muchas compis y amigas bloggers.

 

 

 

En el evento contaban con entretenimiento infantil, gracias a que Madresfera organiza muy bien estas cosas, y Lucy pudo acompañarme y jugar con muchos amiguitos y amiguitas. También discutir con una de las animadoras porque ella quería un globo de un color que se había terminado, y a consecuencia de esto, liar una bien parda que siguió por la calle de vuelta a casa. Pero esto no es noticia, últimamente lo hace mucho cuando vamos a eventos.

Braun y Gillette Venus nos hicieron varios regalos, y quiero contar mi experiencia con cada uno por si pudieran servir y ayudar en tus compras y decisiones sobre depilación. ¿Te parece? ¡Al lío!

 

IMG_2638

 

DEPILACIÓN CON MAQUINILLA

Siempre he oído que el vello crece más fuerte y oscuro si escoges este método de depilación, pero es un mito muy extendido, ya que no cambias tu genética ni tus hormonas. Si tenías poco vello seguirá saliendo poco, aunque parezca que es más grueso al nacer afilado.

No se aconseja compartir maquinilla, ni cogiendo prestada la de tu pareja, ni prestándola a la amiga que se le ha olvidado meterla en la maleta, no es higiénico y puede derivar en una infección.

En el evento presentaron la nueva Gillette Venus Swirl, con cinco hojas que hacen el afeitado mucho más agradable de una pasada, y una “flexi ball” que articula el cabezal, y que a mi me da la sensación es mucho más fácil de manejar.

IMG_2635

Tengo que decir que este es mi método favorito de depilación: es rápido, lo tienes a mano en cualquier momento, lo puedes hacer tú misma, y no es doloroso. Yo utilizo Gillette Venus desde hace muchos años, y siempre intento que el momento de depilación sea en la ducha, con gel de baño en las piernas que faciliten el afeitado y luego me gusta utilizar aceite de coco (o una loción sin alcohol) para hidratar las piernas. Me va bastante bien, porque en las piernas no tengo un vello excesivo y me gusta la libertad que proporciona.

Aunque si, tienes que depilarte cada poco tiempo porque el vello crece muy rápido. Pero la eficacia y la independencia que ofrece a mi me compensa.

IMG_2640

Al probar esta nueva cuchilla he podido constatar que con cada versión Gillete Venus va mejorando. Da la sensación que las almohadillas protegen la piel y hacen que al apoyar la maquinilla te sientas más segura con la depilación. Y si, esas cinco cuchillas consiguen un acabado estupendo. Para mi es mejor de la anterior, no es el mismo producto con un nombre y un envoltorio diferente.

DEPILACIÓN CON DEPILADORA ELÉCTRICA

 Arrancar el vello de raíz es siempre doloroso pero según nos contaron en el evento, si lo haces en agua caliente el dolor se reducirá notablemente. La nueva Braun Silk Epil  9 SkinSpa puede utilizarse debajo del agua y además elimina el vello de 0,5mm, mucho más corto que con la depilación a la cera, tirando por tierra el mito de que el vello necesita crecer para poder depilarte. El vello tarda en salir de 3 a 4 semanas con este método así que es de los más duraderos.

IMG_2637

La nueva Braun Silk Epil 9 Skin Spa viene con muchos extras. Tiene una base para su recarga con una autonomía de 50 minutos, porque no lleva cable, y esto permite además de la depilación en seco, la depilación húmeda en la ducha. Mucho más cómodo y con la oportunidad de minimizar el dolor con el agua caliente.

Depila más vello de una sola pasada en comparación a versiones anteriores, rasura y recorta las zonas más sensibles. Posee la tecnología SensoSmart que evita que presiones demasiado, con 2 cepillos de exfoliación que ayudan a prevenir el vello enquistado y una almohadilla de masaje profundo que ayuda a mejorar la textura de la piel. Una depiladora que a mi me parece muy completa y que si es tu método escogido comprobarás las mejoras con los cabezales para mayor contacto con la piel.

¿Mi opinión? Las depiladoras eléctricas no son lo mío, tengo la piel muy sensible y para mi gusto se tarda mucho en comparación a la maquinilla. Si, el resultado es muy bueno y dura mucho más, eso es indiscutible.

DEPILACIÓN CON CREMA DEPILATORIA

Utilicé un tiempo este método depilatorio, pero hace exactamente lo mismo que la maquinilla, siendo más caro y encima utiliza químicos para hacerlo. No me gusta nada este método, le tengo mucha manía.

DEPILACIÓN A LA CERA

Es el método más famoso, el más eficaz y rápido. Puedes comprar bandas depilatorias y hacerlo tu misma, o si quieres un acabado más profesional, puedes ir a un salón de belleza.

Para mi, en ciertas partes del cuerpo (por no decir todas) es una auténtica tortura. No solo mi piel es súper sensible a la cera, al calor y al tirón, si no que las veces que he ido a que me la hicieran, me han dejado fatal. Además de el fastidio y lo antihigiénico de los pelos enquistados que proliferan con este método.

Suelo utilizar bandas depilatorias en la línea del bikini, y además de lograr un mejor acabado y más duración que con maquinilla, aguanto el dolor. Algo que he descubierto con el tiempo, es que no me gusta nada la situación de una esteticista haciéndome sufrir, mientras estoy medio desnuda a su merced en una camilla. Prefiero darme el tirón yo misma, por eso siempre tengo bandas de cera depilatorias en casa.

DEPILACIÓN CON LÁSER

Como ya he dicho, me hice el láser un tiempo, y fue uno de las épocas más despreocupadas de mi vida en lo que a la depilación se refiere. El vello tardaba mucho en crecer, y durante el tratamiento incluso se caía solo.

Dependiendo del color de vello y de piel que tengas, es más o menos efectivo, y aunque es un poco caro, creo que merece la pena en comparación a hacerse la cera cada cierto tiempo en un salón de belleza, que barato no es tampoco. Con el tiempo el vello vuelve a crecer, pero no en la misma cantidad, y siempre puedes volver a darte unas cuántas sesiones.

 

IMG_2634

 

Yo utilizo varios métodos, dependiendo de la zona del cuerpo, el momento, la necesidad, y para qué mentir, según me apetezca.

¿Qué método depilatorio utilizas tú?