¿Cómo cuidar el cabello rizado? Aplicamos el #CurlyGirlMethod

Si tienes peques con el pelo rizado, o es tu caso, seguramente hayas buscado productos específicos para su cabello, cuidarlo como se debe y peinarle sin tirones; Pues bien, lo que te voy a contar, seguramente te demuestre que lo has estado haciendo mal hasta ahora (igual que me pasó a mi), porque la mayoría de esos productos que dicen ser “para pelo rizado”, y lo anuncian de manera pomposa, incluyen ingredientes que son perjudiciales para ese tipo de pelo.

– ¿En serio?

– Si, en serio.

De hecho son ingredientes que deberíamos desterrar de nuestros productos capilares, tengamos el pelo que tengamos y sobre todo de los más peques, lo que pasa es que en el pelo rizado se nota más su uso y la consecuencia es que el cabello rizado pierde su elasticidad e hidratación consiguiendo que tengamos el pelo menos rizado que antes o que hayamos perdido el rizo por completo. Esto me pasó a mi, que creía que mi pelo se había desrizado por arte de magia, pero buscando información sobre cómo cuidar los rizos y tirabuzones de mi hija, di con el Curly Girl Method y me di cuenta que mi pelo estaba castigado, seco y mal cuidado por los productos que estaba utilizando. En este vídeo de IGTV os cuento un poco de lo que va.

Los enemigos del rizo: sulfatos, siliconas y alcoholes secantes.

Aunque parezca mentira, si desterramos estos ingredientes de nuestros productos capilares, nuestro pelo comenzará a cambiar paulativamente. Poco a poco nuestro pelo volverá a tener rizos, incluso los tirabuzones que no recordábamos, pero antes debemos pasar por la maldita transición que luego os contaré.

Los sulfatos arrastran la suciedad del pelo, pero no solo la suciedad, arrastran todo lo que pillan: hidratación y aceites naturales del pelo también. Y esto para el pelo rizado es horrible porque el rizo necesita mucha hidratación. Y aunque nos gastemos mucho dinero en mascarillas, si seguimos utilizando sulfatos, será dinero y tiempo mal gastado.

Las siliconas doman el pelo si, te lo dejan brillante y reluciente, pero taponan las cutículas y no permiten que tu pelo se hidrate. Forman una película protectora alrededor del pelo que te hará pensar que está hidratado, pero la realidad es que poco a poco tu pelo se irá aplastando e irás perdiendo rizo y definición.

Los alcoholes secantes deshidratan el pelo, no hace falta mucha explicación. Aunque es verdad que algunos alcoholes si son aptos para el método.

El pelo rizado necesita mucha hidratación

y también necesita que no lo castiguemos.

Aquí también tengo que incluir, como “agente castigador” del cabello rizado, el calor: agua caliente, secadores, planchas para el pelo, etc… Hay que evitar al máximo estos factores, no alisar el pelo, y buscar un secador de pelo con difusor de calor, que tenga una potencia mínima bastante baja y que podamos utilizar para secarnos el pelo sin achicharrarlo.

¿Cómo sabemos qué productos son aptos y cómo evitamos malos ingredientes?

Pues esto tiene truco. Es verdad que con el paso del tiempo según lees ingredientes de productos puedes localizar los ingredientes no aptos al vuelo, sobretodo las siliconas (que terminan en -one), pero es prácticamente imposible saberse todos, con los nombrecitos que tienen.

Tenemos la suerte de contar con internet, webs, instagramers y grupos de facebook que nos facilitan muchísimo la vida. Yo quiero recomendar este grupo de Facebook, Curly Girl Method ESPAÑA-Método Chica Rizada- Cowash, en el que encontrarás muchísima información, pero sobre todo los “ingredientes prohibidos” y álbumes con fotografías de productos aptos que se pueden encontrar fácilmente y te ayudan mucho cuando estás delante del estante del supermercado.

Yo todo lo busco en ese grupo, los productos que utilizo hoy en día los he encontrado gracias a él, y cuando tengo dudas, recurro a la sabiduría de las administradoras.

¿Qué es el cowash? ¿Y el STC?

Términos nuevos a millones. Realizando el #CurlyGirlMethod aparecerán un montón de términos nuevos que no sabes qué significan y que te harán sentirte muy perdida. Hay que hacer un pequeño cursillo rápido para empaparse del tema, pero una vez que sabes lo básico entiendes todo. Y tienes la opción de ir más allá o quedarte con lo básico.

(Cowash es lavarse con acondicionador en vez de champú. Y STC son las siglas de “Squish to Condish” que es una técnica para usar el acondicionador durante el lavado.)

Seguro que muchas de estas técnicas las has utilizado sin conocer su nombre, así que calma, no te asustes, y ánimo que merece la pena ponerse las pilas.

Proteínas, tintes, porosidad, arcillas, clarificación, etc… De todo esto leerás y aprenderás poco a poco, y te servirá para conocer mejor tu pelo para poder cuidarlo mejor.

La temida transición

La transición es una temporada en la que nuestro cabello se tiene que acostumbrar a no estar domado de manera artificial. En ese tiempo, lucha por salir a flote tu pelo natural, tus rizos, tus bucles, tus tirabuzones. Cuando dejas de utilizar ingredientes no aptos para rizos se produce una revolución en tu pelo, hasta que se recupera de los “maltratos” recibidos anteriormente.

Yo no se si he terminado la transición del todo, porque aunque me corté el pelo supongo que sigo teniendo “pelo antiguo”. A veces tengo la sensación de no tener mi pelo controlado del todo. He sufrido y sigo sufriendo picores en el cuero cabelludo, caspa, pelo aplastado y graso, otros días pelo seco… Ha sido una locura diaria.

Pero para todas estas cosas hay remedios como lavados clarificantes, recetas de mascarillas caseras, etc…

Parece una locura, pero merece la pena. Diré que hay veces que he pensado dejarlo todo y he conocido a algunas que lo han dejado. Pero ahora son más los días que tengo el pelo guay, ya tengo que hacer menos cosas para tenerlo decente.

View this post on Instagram

Todas las madres decimos lo mismo: ¿Cuándo ha crecido tanto? ¿Por qué crecen tan rápido? 🙋🏻‍♀️ En esta foto parece mucho más mayor de lo que es. Y es que a veces ella misma quiere ser más mayor de lo que es, y de ahí esas contestaciones de adolescente. 🙅🏻‍♀️ Mi suegra dice que, con estas edades, parece que no quieren ser felices, porque siempre están discutiendo, quejándose… ¡cuándo realmente no tienen ningún problema! Aunque sé que para ella, cualquier cosita es todo un problemón. 💆🏻‍♀️ Querer reafirmarse continuamente es agotador, para ella y para mi. Pero es frustrante cuando después de la tormenta te dice “mamá, tenías razón “. 🤷🏻‍♀️ Hija mía, ¿no nos podríamos haber ahorrado la discusión? 🤦🏻‍♀️ ◽️ ◽️ #littlegirl #maternidad #Milucecita #maternity #cambios #creciendo #growingup #curlygirl #masbonitayexplota #maternidadreal #maternidaddificil #yanohaybebe #tengounaprepreadolescente

A post shared by @Pataditablog (@pataditablog) on

¿Cómo comenzar con el método?

Lo primero es no tener prisa, empaparse de información (el grupo que os recomiendo es maravilloso para esto), y no anticiparse y hacerlo de manera desordenada. Yo recomiendo tener los productos adecuados para comenzar, esto es, que estén libres de ingredientes contrarios al método y sean aptos: Champú y/o acondicionador apto y mascarilla hidratante apta. Hasta que yo empecé, estuve semanas leyendo sobre el tema y buscando productos hasta que tuve claro cómo comenzar y tenía lo básico para ello.

Para comenzar con el método debemos hacernos también con un champú que no tenga siliconas, pero que si tenga sulfatos. Los sulfatos limpiarán el pelo de siliconas y otros ingredientes que estarán adheridos al pelo y cuero cabelludo. Se trata de un “reseteo”, un comenzar desde cero. Y después de lavarlo con sulfatos (último lavado), si podemos comenzar a utilizar mascarillas porque nunca más utilizaremos sulfatos, a no ser que vayamos a la peluquería o nos tiñamos el pelo (porque no suelen ser productos aptos), que entonces ese champú nos servirá de “reseteo” de nuevo.

Nuestra experiencia con el  #CuryGirlMethod

Creo que lo mejor es contar nuestra experiencia para que os hagáis una idea.

Es cierto que la que más ha notado el cambio he sido yo, porque era la que tenía peor el pelo. Estuve unos 6 meses con el método hasta que me cansé de tener el pelo raro un día si y otro no en plena transición, y decidí sanear mi cabello con un buen corte. Algo que recomiendo si tienes pelo largo y comienzas con el método, porque hidratar e intentar domar un pelo largo que está en pleno cambio es bastante agotador. Te ahorras mucho trabajo, productos, y me atrevería a decir que la transición se acorta considerablemente.

View this post on Instagram

Ya decía esta mañana cuando hablaba de la carga mental que soportamos las mujeres en el blog, que uno de mis propósitos de año nuevo era dedicarme a mí más tiempo, y no se me ocurre mejor manera de cuidarme que empezar con un cambio de look radical. . Y me he dejado hacer por mi tocaya Paloma @acapurni, de @lasninasdelgaraje que son estupendas♥️, y me encanta. Porque llevaba 5 meses en transición con el #curligirlmethod, y la verdad es que estaba cansada de pasarme una hora con el secador y tener que hidratar un pelo estropeado. Así que sanear bien también me va a venir genial para que salga mi rizo original y ahorrar tiempo. . No se me ocurre mejor manera de comenzar este 2️⃣0️⃣1️⃣9️⃣☺️ . . . #nofilter #cambioradical #cambiodelook #nuevolook #empezandobienelaño #cortedepelo #cuidatemama #selfie #primerplano

A post shared by @Pataditablog (@pataditablog) on

Aunque por supuesto, los primeros 6 meses de método fui notando cambios, pero también tenía días que no sabía qué hacer con mi pelo porque quedaba fatal, y es que es la maldita transición, por la que hay que pasar. Unas personas tienen una transición más larga, y otras más corta, dependiendo de cómo tengas el pelo. Ten en cuenta que al dejar de utilizar siliconas, tu pelo deja de estar domado artificialmente, y tu pelo natural y original lucha por salir a flote. Y hasta que se hidrata, das con los productos adecuados y conoces lo que le gusta y no le gusta a tu pelo, puede pasar tiempo.

Nuestra Curly- Rutina

Se puede hacer el método con muchos productos, y maravillosamente caros o de manera Low Cost, que es la mía. Desde un principio pensé que eran productos que íbamos a utilizar ambas, y no quería gastarme muchísimo dinero. Además, no siempre los más caros son los que te van a ir bien, hay que ir probando productos para descubrir los que mejor te van.

No hacemos co-wash (utilizar acondicionador apto en vez de champú), no quería hacerlo principalmente por Lucy, porque es una técnica en la que hay que frotar bastante tiempo y no lo veo viable. Yo si lo he realizado alguna vez, y tengo que decir que se nota. El pelo está más hidratado y con más rizo, pero me da la sensación que el pelo me dura menos tiempo limpio y me pica la cabeza. Ya os digo que hay que incidir mucho en la técnica, frotar mucho, y para eso hay que tomarse un tiempo del que no siempre dispongo.

Lo que hacemos es utilizar un champú de la marca Deliplus, que no tiene sulfatos y hacemos lo que se llama “Low Poo”. Ojo, porque este champú cambió de envase, y podía haber cambiado de formulación, pero lo miré en el álbum correspondiente del grupo (champú sin sulfatos), y seguía siendo apto. Con esto quiero decir que hay que estar pendiente de los cambios en los productos.

Foto 4-12-19 16 29 13.jpg

Champú apto sin sulfatos de Deliplus

Después de lavar el pelo, utilizamos un acondicionador o crema suavizante, para hidratar el pelo y poder peinarlo. Hemos pasado por unos cuantos (uno de ellos que tenía alcoholes secantes no señalados y descubrimos que no era apto después de meses utilizándolo gracias al grupo de facebook) y al final hemos encontrado uno muy baratito que compramos en Aldi, que sirve para hacer co-wash también porque es poco espeso. Yo lo aplico en el pelo y lo dejo actuar mientras me lavo el cuerpo. Luego me peino y lo enjuago con diferentes técnicas como el STC.

Foto 4-12-19 16 28 21

Acondicionadores que utilizamos para el método

Lucy lo tiene más fácil porque se lo deja puesto en la bañera un ratito. A veces en vez de acondicionador le aplico mascarilla directamente. Tenemos varias aptas, que vamos turnando. Las “Hair Food” de Fructis son las que más utilizamos, pero también utilizamos una apta de Clarel. Es curioso, que como no tenemos el mismo rizo, se notan los cambios de productos en ambos cabellos. Por ejemplo, la mascarilla de banana de Hair Food a mi me deja el pelo muy aplastado, mientras que a Lucy le reaviva el rizo una barbaridad. Y aquí quiero decir que lo que le sirva a tu vecina que tiene el pelo rizado y maravilloso, puede que a ti no te vaya tan bien. Cada cabello es un mundo y hay que observarlo y conocerlo.

IMG_8218

Siempre peino a Lucy antes de salir de la bañera, igual que yo. Y ambas nos ponemos un acondicionador un poco más espeso de Clarel que utilizamos como “leave in” (acondicionador que se utiliza como crema de peinado).

A Lucy no le hace falta nada más, no utilizo ni espuma, ni mousse, ni fijador con ella. Solo le envuelvo la cabeza con una muselina de algodón (antes utilizábamos camisetas de algodón) mientras se viste, y en invierno le seco el pelo con difusor, con poca potencia y poco calor, para castigar el pelo lo mínimo.

Yo en cambio, después del acondicionador que utilizamos como “leave in”, me aplico con el pelo empapado también, la mousse para rizos de Deliplus, que es apta, ligera y me gusta cómo me queda el pelo. A veces me aplico también la espuma apta de Clarel para rizos, que me da mucho volumen.

Foto 4-12-19 16 28 45.jpg

Después de aplicarme los productos oportunos, me envuelvo el pelo con una muselina de algodón y lo dejo así un tiempo. Evidentemente en verano es todo más fácil porque una vez que el pelo deja de chorrear puedes quitarte la muselina y dejar que se seque al aire, pero en invierno no puedes estar mucho tiempo con la muselina porque coges frío, así que hay que utilizar el secador, que es un momento clave, porque si lo pones muy fuerte o caliente, o te tocas mucho el pelo, puedes crearte un frizz (encrespamiento) tremendo.

Tengo que decir que odio secarme el pelo con el secador. No se si tendré un trauma infantil, pero me aburre y me cansa soberanamente. Además hay que hacerlo lentamente, con cuidado, con poco calor y poca potencia. Se tarda muchísimo, y por mi hija lo hago que no quiero que coja una pulmonía, pero yo me quedo a la mitad la mayoría de las veces.

Esta es, a grosso modo, la rutina que tenemos cada vez que nos lavamos el pelo.

En el caso de Lucy ha sido muy fácil, porque con quitar los sulfatos e hidratar, he conseguido no estropear su pelo, porque no necesitaba recuperación. Pero en mi caso la cosa ha sido más difícil, he pasado por varios productos, varias técnicas y muchos cambios en la manera de lavar, peinar y secar mi pelo. Después de 15 meses (comencé el método en agosto de 2018), tengo que decir que casi lo tengo controlado, hay días que no me queda el pelo bien del todo, pero el cambio es fascinante.

Refrescar por las mañanas

Por si no quedaba claro, que no he incidido en ello como merece, el pelo rizado no se peina en seco, solo se peina durante el lavado y con peine de púas. Esto quiere decir que no es como el pelo liso, que te levantas de la cama, te cepillas el pelo, te lo colocas y punto.

View this post on Instagram

¡Un día de colegio! Un día queda. Y encima el último tienen fiesta, agua y helados. Una despedida estupenda para su primer año de colegio. 🥰 ◽️ Un año de muchos cambios, en los que su personalidad se ha definido más, ha crecido un montón y ha elegido qué se quiere poner todos los días. Como esta falda que la mamá de @bebefriki le regaló y que se pondría a todas horas 😂😂😂 ◽️ Igual que su bolsita de almuerzo de @mamushkapalma, que la ha acompañado desde el principio, que se ha extraviado varias veces con el consiguiente disgusto, pero que siempre ha vuelto gracias a que tiene su nombre puesto. Y menos mal porque le encanta. ♥️ Señas de identidad de nuestras hijas e hijos. Estas cositas voy a recordar de este primer año de cole. ¿Tú cómo lo vas a recordar? ◽️ ◽️ ◽️ #littlegirl #verano #summer #seacabaelcole #falda #ootd#l #kidsmodel #kidsfashion #kidsofinstagram #curlygirl #school #modelitos

A post shared by @Pataditablog (@pataditablog) on

Si el pelo rizado lo peinas, deshaces el rizo, lo encrespas y eso no hay quién lo salve. Por eso algunas utilizan para dormir gorros o recogidos con fulares y cosas así; Cuando tenía el pelo más largo me hacía “la piña”, que no es otra cosa que recogerse el pelo en una coleta en la parta alta de la cabeza, y algo funciona la verdad. Pero ahora, no hago nada, aunque estoy pensando en ponerme una muselina de algodón muy seriamente.

Y todo eso para evitar tocar mucho el pelo por la mañana, que es lo que llamamos “refrescar”. Algunas se aplican acondicionador como “leave in” con las manos secas, otras con las manos mojadas. Otras se aplican “reaviva rizos”, otras tienen un “flus flus” con una mezcla de agua destilada y algún producto que les va genial, otras no necesitan nada…

Lucy con ponerle un poco de acondicionador en seco va genial. En verano se lo aplico con las manos húmedas y queda todavía mejor. Yo, todavía no he encontrado la técnica perfecta pero si me lo toco demasiado, lo fastidio, eso si lo tengo claro.

En estos stories de Instagram, puedes ver el cambio en mi caso.

¿Qué te parece este primer contacto con el #CurlyGirlMethod? Es probable que de primeras te parezca abrumador, pero creo que es un buen resumen para que tengas unos conceptos claros, y te preguntes por qué antes tenías rizos y desde tiempo ya no los tienes, o no de la misma manera.

¿Te animas a realizar el #CurlyGirlMethod?

¿Crees que puedes recuperar tus rizos?

Si te animas, ¡¡cuéntamelo!!

Y si tienes alguna pregunta, intentaré ayudarte. 

Puedes seguir la conversación aquí

Sígueme en FacebookSígueme en TwitterSígueme en Instagram

y si te gusta comparte

 

Fall Bucket- Actividades para el otoño

Cuando llega el frío y los días se acortan, las horas de parque comienzan a ser menos y es más complicado encontrar actividades que realizar con los y las peques. Cuando no hace tan buen tiempo, hay que tener más creatividad y recursos. Por eso traigo esta lista para otoño, aunque algunas se pueden realizar todo el año y se puede utilizar de ayuda para las actividades del Calendario de Adviento. Muchas las hemos hecho ya por lo que repetiremos,  y otras tenemos la intención de realizarlas este año por primera vez.

Evidentemente si queremos visitar algún lugar concreto deberemos planearlo, pero muchas de estas ideas se pueden utilizar para pasar el rato y otras nos las encontraremos casi sin quererlo.

Yo siempre aconsejo no tener muchas expectativas ni trabajarse mucho los preparativos, porque puede que las cosas no ocurran de la manera idílica que nos imaginamos.

Dicho esto, espero que estas cosillas os ayuden a distraeros CON los peques, compartir momentos en familia y pasar un rato de risas y amor.

En casa

  • Halloween: en otoño encontramos una de las fiestas más guays del año, en la que podemos realizar diferentes juegos y preparativos. Un día podemos carvar una calabaza para realizar un farolillo monstruoso de Halloween, otro día podemos hornear galletas, o decorar la casa, buscar cosas para realizar un disfraz o ir a comprarlo, hacer pruebas de maquillaje terrorífico, etc… Halloween da para mucho, así que si quieres hacer varias cosas, planéate los días no sea que te pille el toro.

Aquí puedes encontrar “5 Actividades Creativas de Halloween”

View this post on Instagram

🎃 Ya tenemos nuestra calabaza decorada🎃 Foto familiar pero de las de verdad.😅 ♥️ Se me había olvidado lo que cuesta carvar una calabaza, y vaciarla, menudo trabajazo. Así pasa, que pasarán años hasta que vuelva a hacerlo. 🙄 Pero estoy contenta con el resultado. En #stories podéis ver un poquito de cómo la hemos hecho. ☺️ A Lucy le ha gustado participar, era algo nuevo para ella y que teníamos pendiente de nuestras actividades para el otoño. 🎃 🍂 A ver si el año que viene encontramos una calabaza más grande, y ya que nos ponemos, lo hacemos a tope. 😂😂😂 ¿Tenéis calabaza de Halloween este año? Luego os la pongo iluminada ☺️ ◽️ ◽️ ◽️ #halloween #pumpkin #halloweenpumpkin #31oct #halloween19 #calabazadecorada #calabazacarvada #fotofamiliar #fotodemiedo #calabazadehalloween #familytime #family #familyphoto #ilusion

A post shared by @Pataditablog (@pataditablog) on

  • Cine familiar con manta y palomitas: un clásico que no pasa de moda y que cuando hace frío apetece mucho. En vez de palomitas puede ser otra cosa que previamente hayamos cocinado en familia, como galletas o Apple Pie. Ahora con las nuevas plataformas de cine a demanda, tenemos mucho dónde elegir.
  • Cocinar palomitas: si no lo habéis hecho, no sabéis las risas de los peques que os perdéis. Olla, aceite de oliva virgen extra y palomitas. Fácil y divertido.
  • Disfrazarnos juntos: con ropa de papá o de mamá, con sábanas, con complementos que hace mil años no utilizamos de manera normal, etc… Nosotras tenemos una cubeta llena de accesorios raros y pasados de moda con los que nos reimos un montón.
  • Jugar al escondite: aunque a veces en casa no hay tanto sitio como nos gustaría, es muy divertido ver cómo se esconden, y cómo creen que están súper bien escondidos. Lo ideal es que haya suficientes participantes como para escondernos con ellos, para que aprendan cómo se hace.
  • Construir una cabaña: con mantas, sábanas, cojines, colchas, linternas, etc… Podemos utilizar la propia cama, o la mesa grande del comedor, que nos adelanta mucho trabajo. Y dentro, ¿qué hacemos? Contar cuentos, jugar al médico, hacer sombras con la linterna, merendar, dormir la siesta…
  • Juegos reunidos: ¿Recuerdas esa caja de juegos, que los traía todos? Las damas, el parchís, la oca, el ajedrez, el bingo, la ruleta, el dominó, las cartas, etc… Nunca pasan de moda y la distracción está asegurada.
  • Yoga en familia: y quien dice yoga, dice cualquier ejercicio que se haga en casa, porque es imposible sacar la esterilla sin que los peques se unan. Un momento saludable y divertido.
  • Restaurante: jugar a las comiditas les encanta. Ya sea con comida de juguete o con comida de verdad. En esto incluyo hacer un picnic en el salón de casa. Comer en el suelo es divertido, aunque tu espalda no diga lo mismo.

View this post on Instagram

Jugando con Lucy a “la cena de Navidad”, este es el concepto que ella tiene de las comidas navideñas. Y creo que la mayoría coincidiremos: mucha comida, mucho dulce, poco saludable… 😩 . Por eso hoy en el blog os traigo de la mano de @angela_quintas, química experta en nutrición clínica, 6 consejos para pasar una Navidad mucho más saludable. . Podéis encontrar el link 🔗 directo en la bio 🤓 ¿Cuál es tu consejo para una Navidad más saludable? . P.D.: Y si, el arco iris de globos sigue vivo una semana después. Me estoy planteando abrir un negocio. Y viene muy al caso por lo de hincharse comiendo en estas fechas 🎈 🎈 😬😬 . . . #comida #jugando #navidad #christmas #alimentación #fiestas #vela #candle #toys #comiditas #nutricion #angelaquintas #arcoiris #balloons #globos

A post shared by @Pataditablog (@pataditablog) on

  • Búsqueda del tesoro: requiere un poquito de preparación, y un tesoro que encontrar. Si nuestros peques leen ya, es más fácil, pero se puede dibujar o imprimir fotografías del lugar a buscar. Es muy gracioso ver cómo siguen las pistas y se pone en marcha su perspicacia.
  • Tarde de belleza: mascarilla en el pelo, manicura, pedicura, maquillaje, etc… Puedes acabar con una uña de cada color pintadas fatal, pero es un buen momento para escuchar cosas que os quieran contar, o preguntarles sobre algo de lo que queréis hablar.
  • Leer cuentos: ¿qué niño o niña rechaza la lectura de un cuento con mamá o papá? Y no solo a la hora de dormir. A mi me funciona siempre. ¿Que está aburrida y va dando tumbos por la casa? Paro de lo que esté haciendo y leemos un cuento, que seguramente le ofrezca alguna idea de nuevo juego y pasemos un buen rato juntas.
  • Masajes: hacer y recibir masajes es un juego estupendo. El contacto con nuestros peques es maravilloso, y además aprenden también a tocar al resto sin hacer daño. A mi me encanta que me haga masajes, porque va cogiendo práctica y cada vez lo hace mejor.
  • Puzzles: un buen recurso que pone en funcionamiento el cerebro de todos los que participan. Cuando terminan con uno suelen querer comenzar otro.
  • Baila conmigo: bailar alegra el corazón, y escuchando música generamos endorfinas, así que es una actividad estupenda para hacer en familia. Además podemos aprovechar para enseñar a nuestros peques canciones ochenteras, noventeras, bandas sonoras y todas aquellas que no nos dejan escuchar en casa porque acaparan todos los altavoces; También podemos buscar en YouTube vídeos de “Just Dance” para aprendernos los bailes, si no tenemos el videojuego.
  • Hacer un Calendario de Adviento: en Pinterest o directamente en Google podemos encontrar muchísimas ideas para hacer con los peques. También podemos comprarlo hecho, y rellenarlo. Sea como sea, tendremos un ratito ocupado y además algo que hacer todos los días en diciembre hasta que llegue la Navidad.

View this post on Instagram

Noviembre ha sido un mes de locura (y diciembre se presenta igual o peor) y aquí estamos, porque Lucy también está pringando, el último día con el Calendario de Adviento. Nos gusta vivir al límite.😅 . Las cajitas son de @tedi.deutschland (4,50€) y hemos metido un dulce y una actividad por día. . Ha sido complicado compaginar todas las actividades que queremos hacer con el tiempo que tenemos cada día, pero creo que al final lo hemos conseguido y va a ser un adviento divertido. . Hay de todo: manualidades, cocina, salidas especiales, momentos en familia… 🥰 . ¿Habéis hecho vuestro #CalendariodeAdviento? ☺️🎄 . . . #adventcalendar #navidad #christmas #adviento #advent #actividades #activities #sweets #emocion #calendario

A post shared by @Pataditablog (@pataditablog) on

  • Adornar el Árbol de Navidad: aunque suene a diciembre y a frío, la realidad es que se suele sacar el Árbol de Navidad en otoño y es una actividad que es mucho mejor realizar en familia.
  • Hornear un Apple Pie: para mi es algo típico de otoño, y vamos perfeccionando la receta y la técnica cada vez que la hacemos.
  • Hacer una merienda especial de galletas o tortitas: no es tanto lo que merendamos si no el ratito que estamos juntas midiendo y mezclando ingredientes. Sin prisa y con mucha ilusión. La merienda especial también se puede hacer fuera de casa, por supuesto.
  • Pintacaras: y es mucho más divertido si no ponemos trabas y dejamos que nos pinten también a nosotros
  • Redecorar la habitación: en casa aprovechamos el comienzo de colegio para quitar dibujos antiguos y dejar espacio para los nuevos. También ponemos alguna fotografía del verano, o de sus amiguitas del colegio. Es un momento estupendo para hacer limpieza de juguetes, seleccionar los que podemos regalar y hacer espacio para los Reyes Magos.
  • Improvisad una obra de teatro: disfrazaros de superheroína, de turista, de panadera…. Cread un decorado, inventad una historia y dar vida a personajes locos y extraños. Improvisación a tope.
  • Descubrir libros: no se vuestros peques, pero a mi hija le encanta repetir una y otra vez los mismo cuentos, por lo que de vez en cuando rescatamos los olvidados y parecen libros nuevos.
  • Manualidades: Un clásico, dirigidas o sin dirigir, planeadas o espontáneas. En casa siempre intentamos tener diversos materiales para realizar cualquier manualidad que se nos ocurra. También guardamos muchos plásticos para reciclar, que siempre vienen bien. Si necesitais ideas, aquí podeis encontrar, o Pinterest, que siempre es muy socorrido.

Fuera de casa

  • Ir al mercado: es una ocasion estupenda para que nuestros peques vean la fruta y los productos de temporada. Dando una vuelta podemos aprender un montón de cosas  y animarnos a probar nuevos alimentos.
  • Biblioteca: No hay nada mejor que hacerse el carnet de la biblio y llevar a los peques a visitarla. Aprenden a que deben estar en “silencio”, que pueden llevarse el libro que quieran para verlo en casa, que deben cuidarlo y que tienen que devolverlo para que otro peque lo pueda ver.
  • Paseos: sin rumbo fijo, simplemente dejándonos llevar , hablar de cosas, encontrar rincones nuevos…
  • Conocer la fauna y la flora en otoño: observar piedras, insectos, etc…
  • Recolectar hojas y piñas: o cualquier cosa que se les antoje. Luego se pueden utilizar para hacer manualidades.
  • Lluvia de hojas secas: no hay nada como una buena montala de hjas para jugar y hacer las delicias de los más peques. Si os encontráis alguna (que no esté siendo recogida por alguien), no dudéis en dusfrutar de tiraros hojas por encima. Mola mil.
  • Saltar charcos: un clásico que no pasa de moda. Si hay botas de agua, mejor que mejor, pero hay veces que un buen chaparrón nos pilla sin preparar. Si estamos cerca de casa, yo suelo ser permisiva, porque total, en seguida nos cambiamos.
  • Comer chocolate con churros: desayuno o merienda, siempre triunfa.
  • Recoger y hornear castañas: si no es posible recogerlas, se pueden comprar y hacerlas en el horno. Es algo que nunca hemos hecho y yo tengo mucho antojo. Puede que a Lucy no le haga mucha gracia, pero será algo nuevo que aprenderá.
  • Ir al truco o trato de Halloween: yo nunca lo hice, pero me encanta ir con Lucy a hacerlo. Y la verdad es que no quiero que llegue el día en el que se vaya con sus amigas y no quiera que la acompañe.
  • Visitar museos y monumentos: una vuelta por el casco histórico de tu ciudad, o un museo que ayude a entender algo que estén viendo en clase. O simplemente por diversión.

View this post on Instagram

Estamos teniendo un puente chulo y lleno de actividades. ☺️ . Hoy hemos acompañado a @bebefriki y a su mamá a descubrir rincones de Madrid en los que hubiera cosas egipcias. Su proyecto va sobre Egipto, y su mamá quiere que de verdad aprenda cosas, no hacerle una pirámide de pajitas y listo. Y a mí esa filosofía me encanta. 😉 . Hemos estado en el Museo Arqueológico (que según hemos llegado Lucy ha dicho “qué emoción, qué interesante”) y en el Templo de Debod, y es estupendo reconocer (en el caso de Lucy conocer) rincones de tu ciudad acompañadas de buena gente. . Y encima el buen tiempo acompaña, ¿qué tal va vuestro puente/finde? . . . #Amistad #amity #templodedebod #egipto #egipcio #amigos #sabado #madrid #aprendiendo #cosasinteresantes #puente #findesemana

A post shared by @Pataditablog (@pataditablog) on

  • Ir al cine: para mí ir al cine es todo un evento, me encanta y voy mucho menos de lo que me gustaría. Aprovecha el día del espectador
  • Visitar un pueblo con encanto: con un castillo, una muralla… Les alucina todo paraje con el que puedan dar rienda suelta a su imaginación

Seguramente iré ampliando esta lista, porque cada vez que la leo se me ocurre algo nuevo. También os animo a escribirme para que la ampliemos juntas a patadita@icloud.com.

Espero que os sirvan para disfrutar de tiempo en familia, para las vacaciones de Navidad y para el Calendario de Adviento, que algunas me lo habéis pedido.

Os recomiendo libros de actividades como “365 actividades para jugar sin pantallas” de Zazu Navarro, “Deberes de Vida” del Profe Manolo y “40 juegos universales sin caducidad y sin género” de Olga Rodríguez e Isabel Lorente.

¿Qué te parecen estas actividades?

¿Os cuesta encontrar cosas qe hacer en familia?

Puedes seguir la conversación aquí

Sígueme en FacebookSígueme en TwitterSígueme en Instagram

y si te gusta comparte

 

4 Manualidades para el otoño que puedes hacer en familia

El otoño es la estación estrella de las manualidades. Cuando hace lluvia y frío, es la mejor opción para distraernos en casa y en familia.

Pero además, yo tengo en casa a una pequeña artista que le encanta hacer creaciones diversas, hacer dibujos para sus amiguitas de clase y cada dos por tres hay que comprar materiales porque le gusta mucho variar, y gasta muchísimo la verdad. Últimamente mi lugar favorito para comprar materiales de papelería, porque encuentro de todo e incluso me atrevo a innovar comprando cosas nuevas, es Materialescolar.es. Es una papelería online, con el precio mínimo garantizado, compro muchas más cosas por menos y además tiene el envío gratis siempre (a península). La web es muy sencilla de utilizar y Lucy puede ver conmigo lo que prefiere.

NUBE CON GOTITAS

No nos gusta nada que llueva, nos mojamos cuando vamos al colegio y encima Lucy no sale al patio, así que los días que amanecen lluviosos, es un poco tragedia. Pero en otoño es inevitable que llueva, así que se me ocurrió personalizar la lluvia, con una manualidad bonita que colgar en su habitación.

Para esta manualidad necesitamos:

  • Fieltro blanco: Escogí una hoja grande, con un gramaje superior al normal, que es más suave y manejable. En vez de fieltro parece una nube de verdad.
  • Cola blanca y tijeras. Se nos había acabado la cola blanca, y cogí un bote grande de 250 ml. para que nos cunda, con un aplicador que reparte mejor el material.
  • Hilo y aguja: Lucy escogió un color plateado, pero se puede escoger cualquiera, que seguro que queda estupendo.

IMG_7367

Sigue leyendo

#Lecturitas: “Mamá, hay un monstruo en mi cabeza”

Hace tiempo leí un libro, de esos de autoayuda, que invitaba a escuchar nuestros pensamientos y discernir si eran positivos o negativos. Mi sorpresa fue mayúscula cuando pude comprobar que la gran mayoría de mis pensamientos, lo que se me pasaba por la cabeza mientras iba a la compra, a coger el autobús o mientras me duchaba, eran negativos. Ese día, el cual recuerdo de manera nítida fue el comienzo de un cambio en mí, que creo relacionado con la mejora de muchos aspectos de mi vida.

Foto 19-10-19 23 07 12

Dejé de pensar de manera negativa, de pensar que no valía, que no podía, que no sabía y que era inútil intentarlo, para comenzar a pensar en cómo llegar, en qué cambiar, en un plan para conseguir lo que me propusiera. Empecé a quererme, a creer en mí y a cuidar mis pensamientos hacia mí misma.

Sigue leyendo

¡Piojos! Prevenir, eliminar y mantenerlos a raya

El año pasado tuvimos un primer trimestre terrible en el colegio con el tema de los piojos. Varias madres fuimos las que nos quejamos porque después de “fines de semana de despioje”, nuestros hijos e hijas llegaban a casa el lunes con piojos gordos como puños en la cabeza. Alguien había que se escaqueaba de esos zafarranchos antipiojos que muchas familias si realizábamos a pesar de dolores de espalda, desgaste de tiempo y dinero en productos. Y esto parece que es más común de lo que debería.

Escribiendo este post me ha picado la cabeza todo el tiempo. Odio los piojos. Tengo recuerdos de mi infancia de maratones de despioje bastante duros y para mi los primeros piojitos encontrados en la cabeza de mi hija fueron unos traumas que me tomé fatal. Aunque a base de la experiencia, me ha ido afectando mucho menos, porque al fin y al cabo, en etapa escolar parece algo inevitable y todavía nos quedan años. Por ahora este curso no han hecho acto de presencia. Crucemos los dedos.

Puedo decir que después de esto, tengo un máster en pillar piojos al vuelo antes de que pongan huevos, que ahorra mucho trabajo, y quiero compartir algunas cosillas que nos han funcionado. Pero antes, unos cuántos datos.

¿Qué son los piojos?

Son insectos, unos ectoparásitos obligados, que viven en la cabeza y que se alimentan de sangre al picar. Se transmiten por contacto directo o por compartir peines, gorros, etc… De hecho, al parecer, en la clase de mi hija los disfraces y gorros tuvieron que desaparecer después de que las madres nos quejáramos del ciclo de piojos sin fin que tuvimos. Yo me pregunté cómo no se les había ocurrido prenderles fuego antes…

Aunque si lees estudios, muchos no terminan de aceptar que el contacto por la ropa, las sábanas o las mantas ocurra. Yo esto último no lo tengo muy claro, pero tomo medidas al respecto.

Los piojos no saltan, pero se desplazan rápido en pelo seco. Hay más de 3000 clases de piojos conocidas y junto al resfriado común es una de las enfermedades más contagiosas.

Dicen los estudios, que yo soy mucho de estudios, que los piojos prefieren el pelo limpio al sucio, y el liso al rizado. Yo añado y doy fe que quitarlos de pelo rizado es mucho más complicado si hay tirabuzones preciosos enroscados unos entre otros.

¿Cuál es el ciclo de los piojos?

Los piojos ponen huevos (liendres) cerca del cuero cabelludo, que eclosionan a los 8-10 días. Hay huevos vivos (con hembrión) grises y gelatinosos que están cerquita del cuero cabelludo y que van a crecer, y otros vacíos, que no están fertilizados, que son más blancos y que están a más de 1 cm.

A la semana, los huevos fertilizados se convierten en ninfa, que no ponen huevos, y a la semana siguiente se convierten en adulto. Ahora si ponen huevos y se pueden ir de excursión a otro inquilino.

En mi opinión tienen un ciclo bastante largo y puedes atajarlo antes de que la cabeza esté llenita de estos chupópteros tan desagradables, pero hay que tener mucha constancia, paciencia y atención.

Síntomas

Puedes darte cuenta que tu hijo o hija tienen piojos porque se rascan la cabeza por el picor, pero en nuestro caso, nunca me he puesto a buscarlos por eso, ya que mi hija no se rascaba. Y es normal porque el picor puede tardar de 4 a 6 semana en aparecer, y según mis cálculos, la cabecita estaría hasta arriba de pediculosis. Una razón más para esmerarse en pillarlos antes de que cumplan un ciclo y hacer vigilancia.

Al rascarse se pueden producir eccemas con infecciones bacterianas. Algunas veces puede haber febrícula, poliadenopatías, cefalea, exantema en la nuca, malestar e irritabilidad. Vamos, que te la pueden liar pero bien estos chupadores de sangre si les dejas campar a sus anchas.

¿Cómo se trata?

Hay muchos preparados que puedes encontrar en la farmacia, con permetrina 1% en crema o loción, también con dimeticona (que es una silicona que llevan muchas mascarillas capilares), pasar la liendrera con el pelo húmedo y repetir una semana después. Y algo muy importante es NO utilizar este tipo de tratamientos si no se han encontrado piojos, no son preventivos, ni se deben utilizar “por si acaso”. Si hay piojos se aplican, si no, no. No olvidemos que por el mal uso que se ha hecho de ellos, las fórmulas cada vez tienen que ser más fuertes.

En la AEPED recomiendan ir cambiando el tratamiento en el caso de que no funcione. Podéis verlo aquí.

En algunos casos más graves existen hasta medicamentos orales para acabar con los piojos.

Nuestro sistema antipiojos

A estas edades pegan las cabecitas muchísimo para cualquier cosa, lo de respetar espacio vital con 4 años no se estila,  así que el tema de recoger el pelo no nos ha servido de nada para prevenir. Tengo que decir, que aunque hemos utilizado algún producto para prevenir el contagio como lociones o sprays, ninguno nos ha funcionado, así que no puedo recomendar nada. (Si tenéis alguna recomendación soy toda oídos)

El tema del árbol de té, aunque es muy utilizado, es algo que hemos descartado después de leer que puede actuar como disruptor hormonal en un post de Pilar de Maternidad Continuum.

Lo que mejor nos ha ido, y esto es un consejo que Marisa de Madre Estresada dio en algún momento, que a mi me pareció curioso, y memoricé para cuando llegase el momento, (gracias Marisa) es aplicar crema suavizante o acondicionador en la bañera después de lavar el pelo, y pasar la liendrera. Maravilla dónde las alla, porque haciendo esto en época de piojos cada vez que se lava el pelo, tenemos muchas probabilidades de pillar un piojo “recién llegado” que puede que ni haya puesto huevos todavía. Y si los ha puesto, con la liendrera también los pillas.

Un pequeño gesto diario que nos puede ahorrar horas de desriñone y de desgaste de dioptrías, os lo aseguro.

Al tener una detección temprana, se facilita mucho el trabajo del tratamiento posterior. No es lo mismo una cabecita con un par de piojos y liendres, que una cabeza plagadita.

Liendrera, la mejor aliada

Pasar la liendrera puede ser agotador, tanto para el que la usa como para la que aguanta con paciencia que la pasen, pero es el mejor método para pillar por banda todo bicho que haya en la cabeza. De hecho, cuando todo lo demás falla y vas pasando por todos los tratamientos porque nada funciona, lo recomendado según la AEPED en el documento que he enlazado más arriba, es utilizar la liendrera y quitarlos a mano.

Y dicen que las mejores son las que tienen las púas del peine rizadas o acanaladas. Puede que sean un poco más caras que las normales, pero ahorran tiempo y durarán muchos años.

Yo me he convertido en una experta, porque la paso muchas veces a la semana, bien pegadita al cuero cabelludo, con crema o acondicionador, con paciencia y cariño, y rezando para no encontrar nada. Y si lo encuentro, que por favor sea un recién llegado.

Un truquito adicional es utilizar la “luz de los cuentos” para echar un vistazo antes de dormir. Para mi es un buen momento porque el toqueteo en la cabeza les relaja, más de una vez se ha quedado dormida, y puedes ver de manera clara y tranquila si la liendrera no ha realizado su trabajo. Esto no hace falta hacerlo todas las noches, pero conviene tenerlo en cuenta en épocas de piojos como el otoño y el verano

¿Qué más hacemos cuando hay piojos?

Utilizamos un tratamiento adecuado, evidentemente. Pero también hay que pasar la liendrera. No quiero ser pesada, pero la liendrera es importante.

Sábanas, mantas, almohadas… Los piojos sobreviven 24 horas fuera de un cuerpo y si lavamos a 50º terminamos con ellos. Yo cambio las sabanas, las toallas y el textil que hay en el sofá.

¿Y si no tengo tiempo?

Existen peluquerías especiales en las que certifican que han dejado la cabeza de tu peque libre de pediculosis. No son baratas, pero pueden ser de gran ayuda si el tema se ha salido de madre, no tienes tiempo, o quieres librarte de estos bichitos de manera más cómoda.

A mi me parece una gran idea, siempre y cuando al llegar al lunes al colegio no los pille de nuevo, porque es una faena y te puedes arruinar.

¿Cómo actuar en el colegio?

Se supone que niños y niñas pueden y deben ir al colegio aún teniendo piojos (según la directora de nuestro colegio y la AEPED). Realmente, pueden ir una vez que el tratamiento se ha iniciado. Y es que no todo el mundo puede permitirse dejar a los peques en casa hasta que los piojos desaparezcan, aunque el curso pasado yo tuve serias ganas de no llevar a mi hija al colegio hasta que en el grupo de whatsapp de la clase dejasen de decir que había piojos.

Cuando localizamos bichitos, tenemos que ser responsables y ocuparnos de las cabecitas que tengamos en casa. Aunque esto parezca de recibo, no todas las familias lo tienen claro y el tema de los piojos puede convertirse en un bucle infinito para el resto.

Algo muy importante es avisar a los demás padres y madres y también a la profesora para que actúen desde el colegio. Y en el caso de que el tema persista y sea exagerado, no dudéis en ir a hablar con dirección si fuese necesario.

Es verdad que cada vez que recibes un whatsapp con un “revisad cabezas” te da un vuelco el corazón y te comienza a picar todo, pero se agradece la sinceridad y solidaridad. Nadie juzga, nadie acusa y no se les dice a los peques “fulanita o fulanito tiene piojos”, eso es muy importante.

Un truco para retenerlos

Y no me refiero a retenerlos porque amamos a los piojos y queremos que se queden en casa, si no para evitar propagación y contagios.

Alguna vez ha pasado que ha habido una alarma de piojos a horas intespectivas, o he descubierto un piojo a una hora en la que ya no puedes ponerte con tratamientos o directamente no tienes producto. Creo que eso nos ha pasado a todo el mundo alguna vez.

Y en estos casos, mi conciencia no me permite hacerme la loca hasta el día siguiente, por el resto de peques de la clase, y por mí misma, que dormimos cabecita con cabecita.

En estas ocasiones aplico mascarilla capilar con dimeticona. Importante que la lleve, porque las hay que no la llevan (puedes mirar los ingredientes). Yo tengo una específica para estas ocasiones guardada, porque la dimeticona (que es una silicona) no se lleva bien con el pelo rizado ni con el #curlygirlmethod y la evitamos.

La aplicamos en el cabello, tanto ella como yo, por la noche y la dejamos hasta el día siguiente que empecemos con un tratamiento antipiojos. Por supuesto, coleta o moñitos, pelo recogido. La dimeticona los ralentiza y no permite que salten, y ya adelantamos algo de trabajo para después, porque te los encuentras muertos o moribundos. Pero recalco que esto NO es un tratamiento, solo es un parche en un momento desesperado.

Yo me tomo el tema de los piojos muy en serio, pero es importante no culpabilizar a nadie. Los piojos tocan y ya está, no regañemos a los peques por esto ni ejerzamos presión sobre ellos. Los tratamientos ya son suficientemente duros (pasar liendrera, tener producto en el pelo, despioje manual y estarse quietitos), como para hacérselo más complicado.

Puedes seguir la conversación aquí

Sígueme en FacebookSígueme en TwitterSígueme en Instagram

y si te gusta comparte

 

 

Bibliografía:

https://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/pediculosis.pdf

https://enfamilia.aeped.es/temas-salud/piojos

Ganas de jugar con “40 juegos universales sin caducidad y sin género”

¿Recuerdas todos los juegos de tu infancia? Yo no. Muchos de ellos si los recuerdo de manera nítida, pero otros los tengo muy olvidados y solo vuelven a mi memoria cuando libros como este me los recuerdan.

“40 juegos universales sin caducidad y sin género” es un libro para peques a partir de 4 años, que con un título fuerte, promete recordarnos juegos que han pasado de generación en generación, a través del tiempo y diferentes culturas. Todos y todas podemos jugar juntos, como se hacía antaño, simplemente las ganas de divertirnos nos unía en el patio y lo pasábamos en grande.

Foto 16-9-19 19 03 17.jpg

Sigue leyendo

Ideas para cada día con “365 actividades para jugar sin pantallas en familia” de Zazu Navarro

Si eres madre o padre, sabes perfectamente que las ideas para jugar y compartir tiempo con los más peques, se nos acaban.

Zazu Navarro propone una actividad para jugar en familia cada día del año y distanciarnos de las pantallas. Porque sabemos que existen alternativas pero, ¡qué difícil son encontrarlas! En muchas ocasiones la falta de inspiración nos hace repetir actividades pero en este libro encontramos 365 actividades para jugar sin pantallas en la familia, una para cada día del año.

IMG_6120.JPG

A lo largo del libro encontramos ideas para disfrutar en familia en diferentes espacios. Está dividido en las secciones “Hogar en familia”, “Ciudad en familia”, “Naturaleza en familia” y podemos encontrarlas reunidas en el índice, donde también podemos tacharlas como realizadas y nos facilita buscar alguna en concreto.

IMG_6122.JPG

Al principio de cada sección encontramos algunos beneficios de los diferentes espacios e incluso un kit de supervivencia para cada uno que podemos componer, también como actividad. Y nos explican los beneficios de pasar tiempo en familia en estos lugares.

Cada actividad va numerada y mediante iconos señala en qué estación del año es más adecuada realizarla, (algunas tienen las 4 y otras solo 2 por ejemplo). También nos indican la edad mínima orientativa para facilitar la elección (podemos encontrar actividades de 0 a 7 años) y el tiempo aproximado que se invertirá en cada una.

IMG_6128.JPG

En algunas también encontramos una nota curiosa o cita célebre que acompaña.

En la descripción de las actividades, además de explicarnos cómo se realiza y de qué trata, también suelen dar algún consejo para aprovechar la actividad dirigiéndola a crear vínculos emocionales positivos, reducir el estrés y acompañar desde la empatía, el amor y respeto.

Muchas actividades no necesitan materiales, pero en otras nos facilitan la vida señalándolas claramente y así poder ver si los tenemos para poder hacerla o en caso contrario, posponerla.

“Prueba de sabores”, “Vela natural”, “Telaraña colgante”, “Bote de agradecimientos” son solo algunos de los títulos de las 365 actividades que podemos encontrar en este libro. No voy a mentir, muchas las conocemos, muchas son muy sencillas, pero no se nos ocurren así como así, ni las tenemos en mente en el momento que las necesitamos. Tenerlas todas reunidas ayuda mucho.

LA AUTORA

Zazu Navarro estudió Educación Social y es una de las fundadoras del blog Aprendiendo con Montessori.

zazu navarro
Comenzó su andadura como educadora de personas con diversidad funcional. Después de formar una hermosa familia con Sergi, nació su pequeño Mafaldo y las cosas empezaron a cobrar sentido. <¡Todo comienza en la infancia!>.
Se formó como guía Montessori y se certificó como educadora de familias de Disciplina Positiva. Comparte la importancia de una educación respetuosa a través del blog.
Zazu está convencida de que la educación para la paz sólo será posible si cada persona la empieza en su propio hogar.

LA ILUSTRADORA

Teresa Cebrián es ilustradora, y tiene diversos trabajos que podéis encontrar en su web. Entre otras cosas, realiza ilustraciones para rutinas que podéis encontrar en la web de Zazu Navarro.

También es diseñadora de experiencia de usuario, donde intenta que la gente que usa las aplicaciones que ella diseña quieran volver a usarlas.

NUESTRA OPINIÓN

Es un manual de ideas que Lucy ha marcado con mucha emoción, lo quiere hacer todo e incluso ella busca momentos para realizar las actividades. Aunque no sabe leer, las fotografías que acompañan son bastante gráficas para que los más peques se enteren bien de lo que trata cada actividad.

A mi me parece una pasada de libro, de verdad. Puedes encontrar actividades para cualquier momento y lugar. Te arregla una tarde y te da ideas que apetecen hacer y que en su gran mayoría no necesitas materiales que comprar, o por lo menos muy pocos para algunas actividades. Ahora que hará peor tiempo, lluvia y frío, está llenito de ideas para realizar en el hogar, pero cuando llegue primavera, sigue dando ideas.

La gran mayoría son momentos, momentos que compartir y vivir juntos. 

IMG_6127.JPG

Puedes encontrar “365 actividades para jugar sin pantallas en la familia” aquí.

Puedes seguir la conversación aquí

Sígueme en FacebookSígueme en TwitterSígueme en Instagram

y si te gusta comparte

¿Cómo es la adaptación al colegio cuando comienzan con 4 años?

Como sabéis mi hija no comenzó el colegio en P3. Ella empezó Educación Infantil en P4, en el segundo año. Fueron muchas las razones por las que lo decidimos así, y aunque sobrevolaban muchos miedos y muchos comentarios como que “iba a ser más complicado adaptarse para ella” y que “entraría con retraso respecto al resto de los demás compañeros y compañeras”, el balance ha sido muy bueno.

He recibido muchos mails preguntándome sobre esto mismo y sobre cómo fue estar en casa con mi hija durante ese primer año de NO escolarización, y resumiendo la contestación a la segunda pregunta, diré que es verdad que en ocasiones, estar con una niña de 3 años 24/7 puede saturar. De hecho pienso que los 3 años son peores que los 2 en lo que a rabietas y discusiones se refiere, así que fácil no fue e incluso muchas veces me acordé del colegio, pero lo volvería a hacer porque creo que ha sido muy beneficioso para ella.

View this post on Instagram

Con sueño y carita de circunstancias ha ido al colegio esta mañana. Su primer día de clase. ☺️ . Aunque se ha despertado con pocas ganas, al final ha entrado bien al colegio. ☺️ . Lo malo ha sido al recogerla: la he interceptado porque se iba en la fila de los niños del comedor, y ella no se queda a comer. Al verme se me ha tirado encima, y aunque intentaba no llorar, ha explotado. 😔 . Me ha dicho que estaba preocupada por si yo no iba a buscarla, que no quiere que me vaya más, que dónde estaba papá… . Estaba muy cansada, descolocada, un poco perdida… Me han dicho que se ha ido de una clase de 4 años a la otra, ha debido estar desubicada y confundida mi niña… Pero ha participado en clase y ha estado muy bien. . No ha estado tristona, ella dice que se lo ha pasado bien, que ha jugado en los toboganes, que se ha hecho dos amiguitas… . Pero hay que adaptarse, tardará un tiempo, pero poco a poco irá mejor. Conocerá el día a día y poco a poco se hará con ello. 💪🏻 . Yo no me esperaba llantos a la recogida la verdad, me ha pillado por sorpresa. Me ha debido echar de menos, y a lo mejor sentirse abrumada en algún momento. . Descansamos este finde, y el lunes volvemos a la carga. ¿Qué tal vuestro primer día? . . . #comienzaelcole #primerdiadeclase #vueltaalcole #experiencias #primerdiadecolegio #periododeadaptacion #nuevaetapa #nervios #aymadre #loquetequiero

A post shared by @Pataditablog (@pataditablog) on

A la primera pregunta voy a contestar con nuestra experiencia por si a alguien le sirve de ayuda, por si alguien está en nuestra misma situación o se está planteando que es mejor escolarizar en el segundo año.

Sigue leyendo