Cómo afrontamos la muerte de una mascota con nuestra hija

La muerte de una mascota es algo muy triste. Las mascotas forman parte de nuestra vida, de nuestra familia y les queremos como un miembro más de la misma. Y si en la familia hay peques, todo este proceso se convierte en algo más complicado.

Todo el tiempo que nuestra gata Boo estuvo en el hospital, estuve preparando a Lucy por si pasaba lo peor. Boo era una gata de 16 años, con un problema renal en el que los valores de creatinina cuadriplicaban lo normal. El primer día de hospitalización le bajó, pero al siguiente le volvió a subir y ahí se estancó. Aunque teníamos esperanzas, no pintaba nada bien y así nos lo hizo saber la veterinaria.

Foto 7-7-19 15 47 55.jpg

Para que nuestra hija entendiera lo que estaba pasando, le comparamos la situación con la que vivimos hace unos meses con la muerte de su abuelo paterno. En ese entonces, creo que no era capaz de entender el concepto de la muerte como tal, solo lograba entender que estaba malito y mayor, y que su abuelo se había ido pero no hacía más que preguntar a dónde.

Continúa leyendo “Cómo afrontamos la muerte de una mascota con nuestra hija”

“Mamá, ¿las niñas también?”- La importancia del lenguaje inclusivo

Tenemos la suerte de tener muchos parques cerca de casa, podemos elegir a cuál queremos ir. Pero no todos son iguales, ni tienen las mismas características, y lo más importante es que, su concurrencia es muy distinta; Antes de escolarizar a Lucy, nos dedicábamos a buscar los parques que más visitantes tenían para tener compañía en el juego, pero nos dimos cuenta que la cantidad de parques que tenemos en nuestro barrio es inversamente proporcional a los infantes que acuden a ellos. A mi me parecía alucinante salir a dar una vuelta con Lucy y pasar por cuatro o cinco parques completamente vacíos.

Entonces un día, cuando nos dirigíamos al que era el parque preferido de Lucy, (hasta que le picó la avispa), me percaté desde lejos que en el parque había niños.

“Cariño, ¡hay niños en el parque!”- Lo dije con mucha alegría, porque como ya he dicho, en nuestro barrio los infantes “en-parcados” son “rara avis”.

Lucy se quedó callada, me miró desde abajo muy seria y me preguntó:

“¿Y niñas también mamá?”.

En ese momento, Lucy tenía unos dos años y medio, y ese fue el comienzo de una larga lista de preguntas en las que siempre manifiesta su desacuerdo con que no se nombre a las niñas.

IMG_3868.JPG

Continúa leyendo ““Mamá, ¿las niñas también?”- La importancia del lenguaje inclusivo”

“Sana, sanita. Diario de un enfermero de pediatría” y entrevista con Armando Bastida

Me encantan las novelas gráficas, sobre todo si además de entretener tienen un mensaje importante entre sus página, y en el libro “Sana, sanita. Diario de un enfermero de pediatría” de la Editorial Grijalbo podemos leer la historia de Salva, un enfermero pediátrico que comienza su nuevo trabajo en un ambulatorio. Conocemos el día a día de las consultas, cómo se atiende a las madres y cómo algunos sanitarios no son todo lo profesionales que deberían. Aunque Salva quiere hacer bien su trabajo de manera informada y actualizada, los pediatras (o pedisaurios como los llama) no le tratan con mucho respeto, infravaloran sus consejos y no le facilitarán su trabajo.

IMG_2871

 

Lactancia materna, vacunas, obesidad infantil, crianza o periodo posparto,  son temas que trata esta novela a través de varios personajes que acuden a la nueva consulta de Salva, pero el tema central es la lactancia y las trabas que muchas mujeres encuentran para seguir dando el pecho cuando realmente quieren hacerlo.

Continúa leyendo ““Sana, sanita. Diario de un enfermero de pediatría” y entrevista con Armando Bastida”