#MamásMaryKay: Review de Productos

Hace poco he estrenado la sección #CuídateMamá, en la que quiero hablaros de productos de belleza y dar consejos adecuados para el poco el tiempo que tenemos las madres para cuidarnos y mimarnos. Escribí a Mary Kay España para hacer algún tipo de colaboración por la nueva sección dirigida a madres, (ya que utilizo muchísimos productos y los conozco bien), siguiendo esta premisa, y parece que les gustó la idea porque por mediación de Madresfera han lanzado un sello de calidad de #MamásMaryKay para probar una selección de productos de esta marca. Era una idea muy buena.

Mary Kay es una de mis marcas favoritas, utilizo muchos productos de cuidado para la piel y también de maquillaje, y algunos de estos productos en particular ya los conocía anteriormente y en esta review os voy a hablar de ellos.

Este producto se merece un post entero, y lo podéis encontrar aquí en la sección #CuídateMamá para leer todo lo que puede dar de si este producto.

El Set de Manos (50€) consta de 3 productos diferentes:

  1. Tratamiento Suavizante de Manos.
  2. Gel Exfoliante de Manos.
  3. Crema de Manos Hidratante.

Si leéis mi post veréis que es un producto estrella para mi, me encanta y lo utilizo desde hace mucho tiempo, aunque de una colección diferente. Para mi es un 10/10, le doy esta puntuación sin dudarlo y sabiendo que si pruebas este producto estarás de acuerdo conmigo.

 

El tono de lápiz de labios que he recibido para probarlo es el “Crushed Berry”. Yo soy más de rojos y en un principio el color no me gustó cuando lo ví, pero una vez aplicado he cambiado de opinión. Me gusta usarlo, lo he utilizado mucho estos días porque combina muy bien con varios colores como rosa, morado, marrón…

Es de fácil y rápida aplicación, y aunque indican en la web que lo apliques con brocha, yo no lo veo necesario. Ojo, que puede que quede mejor, pero la forma del pintalabios facilita mucho la aplicación y evita que lo apliques fuera de los límites del labio. Yo soy muy patosa y no me ha pasado ni una vez.

Tiene en la tapa una parte superior transparente para que puedas ver el color sin necesidad de abrir el lápiz muy práctica y un diseño elegante.

A la hora de la aplicación, es muy ligero y suave, y de la duración y fijación puedo decir que para mi es un mito que cualquier lápiz de labios permanezca durante todo el día y no deje marcas, porque más de un beso pringoso se ha llevado Lucy. También tengo que decir que es probable que no espere a que se seque pero, ¡qué madre aguanta sin dar un beso a su bebé!

Si tuviera que poner una nota a este lápiz de labios (18€), le pondría un 8/10.

Archivo 21-4-17 1 26 36.jpeg

 

Con este producto siempre he tenido sentimientos encontrados y no se han disipado. Ahora cuento por qué.

Primero os cuento que este desmaquillador es un producto de fórmula bifásica: tiene dos componentes (uno de ellos elimina el maquillaje waterproof y el otro el maquillaje no resistente al agua) que hay que agitar para que se mezcle de manera homogénea. Es libre de aceites, hipoalergénico y oftalmológicamente probado.

Lucy os enseña cómo hay que mover el producto para que se mezcle bien. No os lo perdáis.

Tiene un tacto oleoso, y su olor no es atractivo. Tampoco huele a rayos, pero a mi no me resulta agradable.

Cuando lo he utilizado siempre he notado que cuida mucho el contorno de los ojos, cuya piel es más fina y delicada. El cuerpo aceitoso y no tener que repasar una y otra vez el ojo con el algodón para lograr desmaquillarlo, ayudan a que luego no tengas los ojos rojos y sensibles.

¿Funciona? A mi me parece que si.

¿Y los contras? Que me parece que aunque no hay que repasar muchas veces el ojo, el algodón debe estar muy bien impregnado y esto supone gastar una gran cantidad de producto. Además es un desmaquillante específico para ojos, por lo que hay que utilizar otro producto para terminar de desmaquillar el resto del rostro. Por estas razones no me termina de convencer del todo.

Es ideal para desmaquillarte en esas ocasiones que te maquillas de manera especial (y mucho), pero utilizarlo diariamente creo que supone un gran gasto por el precio que tiene (19,50€). Mi nota es un 6´5/10.

Archivo 21-4-17 1 55 10.jpeg

Ha sido realmente divertido probar los productos y tomarse en serio los resultados para dar una opinión sincera y que pueda servir de ayuda si estás interesada en estos productos.

Puedes contactar con una Consultora de Belleza Independiente de Mary Kay para probar y comprar este producto.

¿Qué te han parecido estos productos?

¿Los habías probado?

Anuncios

#CuídateMamá: Cuidado de Manos Hidratante y Rápido con Set Satin Hands de Mary Kay

Hace poco os contaba que una de las maneras que más me gusta aprovechar mis momentos #MomAlone es cuidándome manos y pies, y que me cuesta muchísimo encontrar un hueco en mi vida para hacerlo de manera completa.

Cuando tienes poco tiempo de hacer manicura o pedicura completa, encontrar unos productos que funcionen y que cuiden tus manos y pies por ti, es muy importante.

Hace unos cuatro años que utilizo el Set de Manos de Seda Satin Hands Melocotón y gracias a Madresfera y Mary Kay, he podido utilizar la nueva colección de este mismo producto: Set Manos de Seda Satin Hands® Té Blanco & Cítricos del que también os hablaré en una review junto a otros productos.

Satin_hands_petalos.jpeg

Set de Manos Satin Hands Té Blanco y Cítricos.

Tenía pensado hablar de este producto en la sección #CuídateMamá y es que es uno de mis favoritos, que aún con poco tiempo, sigo utilizando y es completamente recomendable por los resultados y lo práctico que es.

Este Set de Manos, en tres pasos, consta de:

  • Tratamiento Suavizante de Manos: una crema extramoliente con tacto y aspecto de vaselina sin fragancia. Es aconsejable aplicarlo con las manos humedecidas para extenderlo mejor. Diría que es importante incidir en las uñas para hidratar y suavizar las cutículas.
  • Gel Exfoliante de Manos: se utiliza para lavar las manos después de aplicar el Tratamiento Suavizante y sus propiedades exfoliantes eliminan la suciedad e impurezas. Este gel para mi es una delicia porque deja las manos suaves, y tiene unas partículas que exfolian la piel de maravilla. Eso si, hay que enjuagarse muy bien las manos porque esas mismas partículas se quedan adheridas a la piel si no aclaras bien las manos.
  • Crema de Manos Hidratante: Para finalizar y perfeccionar el cuidado. Se absorbe muy rápido, algo que nos interesa a las madres, y la hidratación permanece después de horas.

 

Archivo 20-4-17 22 57 49

Este Set tiene como componente principal la manteca de karité y Omega3. El olor a cítricos es muy suave y fresco.

Lo que más me gusta de este producto es que los resultados se notan en las primeras aplicaciones. Suelo utilizarlo casi a diario y mis manos están hidratadas, sin pieles muertas y por tanto, mis uñas crecen más bonitas y sanas, y es muy difícil que se rompan; Aunque no tenga tiempo casi nunca de pintarme las uñas, las tengo bonitas y sanas.

Solo con buscar siete minutos para aplicarse este tratamiento en tres pasos, tienes un cuidado perfecto y completo de manos y uñas.

Yo también utilizo este producto en los pies, y aunque hace falta más logística con este tema y no lo hago a diario, los resultados son también notables con una aplicación. No concibo realizar este cuidado sin los tres pasos de este producto.

Para las madres que estamos todo el día ocupadas, que recogemos y limpiamos diversos desastres, que jugamos con arena, con témperas y plastilina, que nuestras manos se resienten por tener poco tiempo para nosotras mismas, es un producto que recomiendo antes que cualquier otro. Añadir el Set Manos de Seda Satin Hands® Té Blanco & Cítricos a tu rutina diaria de cuidado, además de fácil porque es rápido y sencillo, te ayuda a tener las manos cuidadas casi sin hacer nada.

Pero no es un producto exclusivo para mujeres, por supuesto los hombres pueden e incluso deben utilizarlo. Sus manos lo agradecerán.

También es un regalo estupendo, yo misma lo he regalado en más de una ocasión y aciertas, siempre te llaman para hablarte de lo bien que funciona y del cambio que han notado. Pero también te lo puedes regalar a ti misma, para mimarte un poquito y será un acierto.

Si quieres comprar este u otros productos Mary Kay, contacta con una Consultora de Belleza Independiente, en una clase del cuidado de la piel podrás probarlo.

¿Utilizas el Set de Manos Satin Hands?

¿Me cuentas cómo te va?

#CuídateMamá: 8 Cosas que hacer cuando eres madre y te quedas sola en casa

Es recurrente que cuando #SúperPapá y Lucy se van a pasear, de compras o a hacer sus cositas a la calle, mi señor esposo siempre me dice que aproveche para hacer mis cosas. MIS COSAS. ¡Qué utopía!

Aunque intento centrarme en hacer lo que no puedo cuando ejerzo de mamá, siempre termino realizando tareas domésticas u otras que tampoco puedo hacer acompañada (como vaciar el móvil de fotos y ordenarlas, que me lleva bastante tiempo y concentración), pero que no son exclusivamente para mí, y nunca logro ocupar ese par de horas en cuidarme. Y seguro que no soy la única madre a la que le pasa lo mismo.

Para mí lo primero es mi hija y las tareas relacionadas con ella, y lo último siempre soy yo. Y nosotras también tenemos que cuidarnos y mimarnos, de ahí que estrene nueva sección: #CuídateMamá. En esta sección hablaré más de las madres, iré dando trucos y tips para prestarnos atención y cuidar de nosotras mismas.

Para aprovechar los momentos #MomAlone (así los he bautizado), tengo una lista de cosas para hacer cuando me quedo sola en casa. De esta manera aparto todo, da igual lo que haya que hacer, y voy directa a mi ratito para mi misma, porque en ese momento la importante soy yo.

1. Baño relajante.

Es un clásico que perdura en el tiempo y que el cuerpo agradece. Quien dice un baño relajante dice una ducha decente (que también la damos por válida), sin límite de tiempo (pero que más de 10 minutos ya será todo un lujo), sin niños llamándote ni entrando en el baño, con tiempo para echarte mascarilla, exfoliante, depilarte… O lo que te de la real gana.

Y esto del baño se puede extender a tener un momento de tranquilidad en el water sin tener que salir corriendo o dar teta en posiciones imposibles.

2. Leer un libro.

Uno de los grandes placeres de la vida es leer un libro sin interrupciones. Un placer que si eres madre solo puedes disfrutar en los momentos #MomAlone.

Además sin tener que parar cada hoja y media, te conviertes en el Usaín Bolt de la lectura, y aprovechas el tiempo una barbaridad. Es un súper poder de madre conseguido a base de leerte libros en los que tienes que releer el mismo párrafo tres veces después de interrupciones de los retoños.

Como ejemplo diré, que todavía no he conseguido terminar de leer este libro (atención a la fecha), aunque me quedan pocas páginas.

Solía leer antes de ir a la cama pero ahora es imposible, y la lectura era uno de mis grandes hobbies, así que aprovechar mi momento #MomAlone de esta manera es estupendo para mi.

3. Escuchar música.

Supongo que depende de la edad de los niños, pero mi hija de dos años no me deja escuchar la música que a mí me apetece. No es que me lo tenga prohibido, es que es escuchar una canción que desconoce y te pide que le pongas “una de las suyas”. Eso de aceptar escuchar nuevos (o antiguos) hits porque mamá lo diga, no lo lleva muy bien. Y si, puedo escuchar “Off the Wall”, pero también escucharé a mi hija decir “no, no, no” y  “Pica Pica” hasta el infinito mientras yo intento que baile conmigo y disfrute, pero por experiencia, se tirará el suelo y yo no escucharé ni un minuto de “Don´t Stop ´Til You Get Enough”.

Así que ponerse un discazo cuando te quedas sola en casa es un “must”. Es más, puedes aprovechar el tiempo, mientras tienes la música de fondo, haciendo otra cosa a la par y siendo más productiva.

4. Llamar a una amiga.

Esa llamada de una hora (o más) que tienes pendiente para contarte mil cosas, poneros al día o simplemente hablar con un adulto.

Además puedes escuchar música de fondo y hacer otras cosas al mismo tiempo como pintarte las uñas. ¿Muy rollo película ochentera? Si, pero funciona y mola. Vuelves a ser adolescente un ratito y parece que no tienes preocupaciones.

5. Jugar a Videojuegos.

Si hay algo que es muy difícil hacer cuando eres madres (y millennial)  es retomar esa partida guardada que ansías terminar, o en mi caso, seguir jugando hasta el infinito porque mi videojuego de cabecera es Los Sims 3 desde hace mucho años, y ese juego no termina nunca.

Desde que soy madre he jugado tres veces, todas ellas a horas intespectivas. Cuando hay vicio, hay vicio.

Antes era de las primeras en tener las nuevas expansiones del juego, y ahora que van por Los Sims 4, ni me planteo comprarme el juego, porque no voy ni a olerlo.

6. Manicura y Pedicura.

Este tipo de cuidados puedes disfrutarlos en un salón de belleza. Muy cómodo y rápido. Pero si eres de las mías, es el tipo de autocuidado que disfrutas realizando y que no puedes hacer cuando tienes a tus retoños cerca porque al ponerte crema o pintarte las uñas, tienes que estar un ratito sin recoger cosas o cargar a niños en brazos. Y en mi caso, si está mi hija cerca le acabo pintando las uñas a ella y no queda tiempo para mi.

Es de esos placercitos, por lo menos para mi, que echo bastante de menos.

7. Dormir.

Dormir una siesta de esas en la cama, con el pijama puesto, sola en casa, con  el móvil en silencio y sin esperar un ¡mamá! desde lejos… Suena a ficción, ¿verdad? Si eres madre sabes de lo que hablo, y disfrutar de este momento #MomAlone hace falta en algunos momentos de agotamiento.

Tengo que admitir que no es una de las primeras opciones para mi, porque una vez que estoy despierta intento aprovechar el tiempo, pero te quedas como nueva. Incluso te levantas extrañada porque nadie te ha llamado ni despertado.

8. Comer guarrerías.

Ya no solo porque das mal ejemplo, porque no es una buena manera de alimentar a tu peque, si no porque no puedes comer la cantidad que quieres ni al ritmo que quieres, pero sobretodo, para que no te lo quite.

De toda la vida me ha molestado mucho cuando alguien coge algo de mi plato, o me pide lo que estoy comiendo, soy así de egoísta. Pero desde que soy madre, ese es mi día a día, así que para mí, comer algo que me gusta tranquila y lo más importante, a mi ritmo, es un momento #MomAlone que me encanta.

Esta lista puede resultar un poco absurda, sobretodo si no eres madre. Pero puedo asegurar que no es tan fácil tener este tipo de momentos que parecen de lo más normales.

¿Y para ti cuál es tu momento #MomAlone favorito?