¿Cómo conseguir que nuestros hijos sean “Pequeños Grandes Lectores”?

Desde muy pequeña me encanta leer. No tenía muchos libros pero los que tenía los leía una y otra vez hasta el punto de aprenderlos de memoria. Con 4 o 5 años tenía una gran calidad lectora, recuerdo saber que leía bien y que solía ser elegida para leer en público en el colegio.

Recuerdo de qué manera me enseñaron a leer, después de enseñarme el abecedario, con un libro de esos de “mi mamá me mima” cuyo título he olvidado, pero el dibujo de la niña protagonista podría reconocerlo. Recuerdo esa conjunción de letras para formar sílabas, que repetías una y otra vez: “La m con la a, ma; la m con la e, me”…

También recuerdo llegar a una clase llena de niños y niñas, que me pusieron a cargo de una niña mayor (compartíamos clase dos años de preescolar) llamada Mª Jesús que me trató genial y que me explicaba lo que tenía que hacer. Entre otras cosas tenía que copiar unas palabras, con unas letras muy anticuadas escritas por mi seño, sor Matilde, que ni siquiera sabía qué significaban, y que en algún momento me di cuenta que eran mi nombre y mis apellidos.

En general, creo que la manera de enseñar en esa época por lo que recuerdo, no era muy buena, por lo que sabemos ahora. Muchos de mis compañeros y compañeras, llegaron a la ESO sin saber leer correctamente, y menos enterarse de lo que habían leído.

Hoy en día encontramos muchas maneras diferentes de enseñar a leer a los más peques: con mayúsculas, con minúsculas, sin prisas, con muchas prisas, con diferentes métodos y lo más importante, teniendo en cuenta cuándo está preparado el cerebro para ello.

Foto 22-4-19 13 32 40

En este libro, Pequeños Grandes Lectores de la Editorial Vergara encontramos muchos datos al respecto, herramientas necesarias para superar obstáculos como juegos y ejercicios, y la respuesta a ¿por qué unos disfrutan leyendo y otros aún no? Un libro que sugiere cuándo enseñar a leer a los niños, así como la relación que existe entre sus emociones, su inteligencia y su entendimiento.

Las ventajas de saber leer bien son muchas pero, ¿qué es leer?

¿Qué es leer?

Según el autor Fernando Alberca, un texto se lee cuando al pasar los ojos sobre él, se realizan las siguientes 11 acciones: velocidad, comprensión, imaginación, conocimiento referencial, lectura textual de sinos de puntuación, expresión, hábitos posturales, movimientos de los ojos, concentración , retención y acierto en el procedimiento mental.

Foto 22-4-19 13 30 09

Son muchos los elementos que tienen relación con leer, y si alguno de estos falla, no conseguiremos entender lo que leemos y eso puede incidir en el estudio, en la vida cotidiana y en nuestra comunicación con el resto de personas

¿Por qué un niño o una niña puede aprender mal a leer?

Por razones médicas, por causas psicológicas, por factores sociales, debido al ambiente familiar, por dificultades especificas de la lectura, por causa pedagógicas, etc… Son muchas las razones por las que un alumno o una alumna puede no leer bien, y ahora somos conscientes que puede que no sea culpa suya, puede que el aprendizaje no esté bien dirigido.

Foto 22-4-19 13 31 24

En un extenso capítulo el autor habla de cuándo y cómo aprender a leer. Explica los métodos que se emplean hoy en día y sus inconvenientes. También recomienda un “Método completo de aprendizaje de la lectura” que potencia la capacidad de comprensión lectora de los niños y evita el fracaso escolar, con ejemplos para enseñar a leer, a reconocer letras, palabras y frases a peques de 3 a 8 años, para aprender a leer mejor desde los 8 a los 12 años, y a partir de esa edad con listados de palabras de campos y procesos según tipos de lectura.

Foto 22-4-19 13 31 38

Es un libro muy completo en el que también encontramos cómo leer mejor, ejercicios para obtener mayor habilidad en los ojos, cómo leer evitando malos hábitos, leer más rápido, leer comprendiendo más, concentrarse más, leer de una vez las palabras, etc…

Podemos encontrar datos que extrae de diversos estudios sobre cómo y cuánto leen niños, adolescentes y adultos, encuestas a docentes sobre la calidad de la lectura de los estudiantes, sus dificultades arrojan muchas curiosas conclusiones sobre los hábitos de lectura y la calidad de la misma.

Foto 22-4-19 13 30 32

Casos específicos

Existen capítulos especiales dedicados al aprendizaje de personas zurdas y sus dificultades con la lectura y la escritura, (algo que en mi época jamás se tuvo en cuenta y los estudiantes zurdos tenían la etiqueta de malos estudiantes) casos de lateralidad cruzada, cómo leer mejor con dislexia, ejercicios para niños y niñas con TDAH, peques con altas capacidades, personas con síndrome de Down, etc… A la hora de enseñar y aprender a leer, debemos tener en cuenta estos factores.

Foto 21-4-19 1 08 21

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de leer?

Nos enseña que cada área exige del lector una posición determinada, hay que cambiar de perspectiva en función del contenido que lee, y nos facilita recomendaciones básicas para diferenciar materias: no es lo mismo leer problemas y la teoría en matemáticas, en biología, en física y química, en ciencias sociales, en historia, en literatura, en filosofía, en cultura clásica, arte, sociología, psicología, ética, economía, teología, etc… También nos enseña las diferencias al leer un texto de no ficción, un poema, un ensayo, una novela, una obra de teatro, o un anuncio de publicidad, una revista o un periódico.

Y hoy más que nunca, es preciso interpretar y aprender a leer bien imágenes, mapas, iconos, símbolos, ilustraciones, gráficos, cuadros comparativos, fotografías, infografías, gestos, posturas, y comunicación verbal y no verbal.

Foto 22-4-19 13 32 02

Después de tanta información, curiosidades y ayuda, llega una de las partes que más nos interesa, el test para saber cómo leemos. Encontramos diferentes tablas para lectores y lectoras de diferentes intervalos de edades, y consta de varios apartados que valoran si se lee bien o no mediante la aplicación de estándares que se proponen.

Yo he realizado el test adecuado a mi edad (lectores de 17 años o más) en el que primero encontramos un texto- prueba adecuada a la edad. Tendremos que leerlo con atención, puesto que luego responderemos preguntas sobre los tendremos aspectos que se relacionan con leer (los 11 que he nombrado anteriormente).

Al final del libro encontramos un capítulo dedicado a “cuándo dejar de leer un libro”, algo que a mi me ha venido genial, porque peco de leer más de lo que debería algunos títulos y otros hábitos saludables de buenos lectores, además de consejos de grandes (y famosos) lectores y recomendaciones de temas que suelen gustar a los lectores de todas las edades, muy práctico para tener en cuenta qué tipo de libros comprar a nuestros peques.

EL AUTOR

Fernando Alberca (1966) es licenciado en Filosofía y Letras, Filólogo Hispánico, Máster en Neuropsicología y Educación y en Asesoramiento Educativo y Familiar, profesor de secundaria de Lengua Española y Latín, orientador de un centro escolar y profesor de Magisterio en la Universidad de Córdoba. Es padre de ocho grandes lectores.

fernando-alberca-cultura-kMXH--620x349@abc

Es también el autor de “Todos los niños pueden ser Einstein” (2011) mantiene que «A todos los niños y niñas les gusta leer, pero muchos no lo hacen porque no han aprendido a hacerlo bien». En este nuevo libro, defiende cómo y cuándo debe aprenderse a leer y cómo puede mejorarse la lectura de adolescentes y adultos, y transmite la idea de que «sí se puede» potenciar la inteligencia racional y emocional de nuestros hijos, aportando las herramientas necesarias para solucionar los obstáculos asociados a la lectura.

MI OPINIÓN

Me parece un libro lleno de sabiduría y de aspectos que todo personal educativo debería saber, por la importancia que tiene enseñar a leer bien a los estudiantes. Y al mismo tiempo, los progenitores pueden encontrar un gran aliado ante los problemas de lectura que puedan tener sus hijos e hijas.

No es solo un “libro denuncia”, da claves, actividades y consejos que se pueden poner en práctica desde el conocimiento del tema más en profundidad. Aunque por su extensión puede no parecerlo, la lectura es fácil y amena, a la par que interesante y llena de descubrimientos. Por supuesto recomendado a homeschoolers y a los que no lo son.

¿Recuerdas cómo aprendiste a leer?

¿Tus hijos tienen algún problema con la lectura?

Puedes encontrar el libro #PequeñosGrandesLectores aquí.

Puedes seguir la conversación aquí

Sígueme en FacebookSígueme en TwitterSígueme en Instagram

y si te gusta comparte

 

Anuncios

Conociendo “Las Leyes Naturales del Niño” de Celine Alvarez

Desde hace tiempo me interesa conocer los diferentes sistemas educativos y la forma de implantarlos en cada país. Me gusta conocer diferentes pedagogías y resultados, pero no solo académicos, si no emocionales, que para mí son más importantes; Últimamente intento leer todo lo que cae en mis manos, y este libro llegó a mi sin esperarlo, pero merece la pena hablar sobre él y recomendarlo a padres y madres, pero sobretodo a docentes: “Las Leyes Naturales del Niño” de Céline Alvarez.

IMG_0305.JPG

Céline Alvarez, la autora, es famosa por el experimento que realizó en un parvulario de Gennevilliers, al nororeste de París, en una zona con grandes desigualdades sociales y económicas, en el que lo principal era respetar “las leyes naturales del niño” (y de la niña como diría Lucy) y los resultados han sido excepcionales.

Sigue leyendo

¿Y escolarizar a los 4 años?

Si, se puede escolarizar en segundo curso de Educación Infantil. No, no pueden ponerte ningún problema por no haber escolarizado con anterioridad, ya que no es obligatorio. No nos ha pasado, pero si nos habían metido miedo con eso.

Cuando decidimos no escolarizar a Lucy a los 3 años (cuando ella todavía no los tenía) a primer curso de Educación Infantil, tuvimos críticas y apoyos a partes iguales. Las críticas, algunas fuera de lugar, provenían de las redes sociales, porque nuestro entorno, al conocer nuestras razones, nuestra situación, y sobre todo a Lucy, no tuvieron ninguna duda de que estábamos haciendo lo correcto.

Ahora, las circunstancias han

cambiado y Lucy ha cambiado.

No es lo mismo comenzar el colegio con 2 años y 9 meses que con un año más. Sabiendo hablar y expresarse como lo hace ahora, con un control de esfínteres estupendo conseguido de manera natural, con una autonomía que nos hemos dedicado a potenciar durante este año escolar y muy importante, habiendo tenido un contacto previo con clases extraescolares y sabiendo, más o menos, lo que es ir a clase. En un año ha crecido y ha cambiado muchísimo.

La necesidad de escolarización, que el año pasado yo alegaba como inexistente, ha mutado en deseo. Lucy quiere irrumpir en ese patio que alguna vez ha visto a través de las vallas del colegio, y al cuál no comprende por qué no puede entrar. Ella quiere estar con esos niños y niñas que juegan, aunque yo le explique que eso no es todo el día, y que luego entran a clase para aprender muchas cosas interesantes.

Las circunstancias de Lucy han cambiado, las mías también y actualmente tenemos un escenario diferente. Muchas de nuestras particularidades han desaparecido, y otras no dependen exactamente de nosotros. Y digo “exactamente” porque aunque tengamos elecciones en nuestra mano, a veces oscilan entre pocas opciones.

La realidad es que nuestra hija quiere ir al colegio y nosotros vemos que está más preparada que el curso anterior.

Si, después de hablarlo y sopesarlo, ya hemos echado la matrícula, en el centro elegido  de entre muchos por nosotros, su padre y su madre. Con el miedo en el cuerpo de “no poder elegir colegio” porque escolarizábamos más tarde, como todo el mundo nos advertía. Encontrando un centro educativo durante las jornadas de puertas abiertas estupendo, en el que teníamos pocas expectativas y que nos sorprendió muchísimo.

 

View this post on Instagram

Sus primeras fotos de carnet para algo muy muy importante. 😬 . Menos mal que al final fuimos a un estudio de fotografía, que además está especializado en fotografía familiar y de niños, porque no había manera de que Lucy me soltase 😅. . Cuando conseguimos que se sentase, después de juegos y coger confianza con los profesionales, me dijo agarrándome fuerte y en bajito que le daba mucha vergüenza. Mi niña… 😍 . Más tranquila, le consiguieron sacar estas fotos que nos tienen babeando. 😍 . Al final le gustó la experiencia y creo que quería que le hicieran más fotos, y es que en #HappyFaceFotografía tienen muchas tablas en esto. ☺️ Gracias @tico1 ♥️ . Ah! Si quieres saber para qué son estas fotos, aunque seguro que lo intuyes, te lo cuento en el #blog, 🔗 enlace directo en mi bio. 😉😘 . . . #fotografia #Lucy #primerasveces #littlegirl #curlygirl #estudiodefotografia #fotografiainfantil #fotoscarnet #3años6meses #MiLucecita #carabonita #chispas #photography #kidsofinstagram

A post shared by @Pataditablog (@pataditablog) on

 

Una escuela pequeñita, de línea 2, muy cerca de casa, que trabaja por proyectos, dirigida a la diversidad, con profesores y profesoras jóvenes involucrados y emocionados, con materiales e instalaciones muy buenos para ser un colegio público, y con una directora que habla claro y da la impresión de querer al colegio y a los estudiantes como si fueran su casa y su familia.

¿Es el colegio soñado?

No, no lo es, pero se le parece bastante. Puede que el colegio perfecto no exista.

Es un centro en el que nuestra hija tendrá mucho tiempo de juego, en el que no utilizan libros trabajando por proyectos e intentan seguir el ritmo de cada niño y niña a la hora de aprender.

Las madres y padres podemos participar y les encanta que lo hagan, tenemos las puertas abiertas. Y tenemos en mente que mediante el AMPA o el consejo escolar podemos involucrarnos mucho más para intentar mejorar y cambiar lo que podamos. No vamos a quedarnos de brazos cruzados si algo no nos gusta. Por supuesto, estoy preparada para reivindicar, para descubrir qué cosas se pueden mejorar, para intentar hacer del centro elegido un lugar mejor para mi hija y para sus compañeros y compañeras.

No es una opción retrasar su matriculación en un colegio hasta que el sistema educativo actual cambie y aunque no estemos de acuerdo con muchos aspectos tendremos que elegir el que más se adecua a nuestros deseos.

Tenemos miedos, claro que si, muchísimos. Supongo que como todos los progenitores. Da igual lo mayores que sean o lo preparados que les veamos: Nos da miedo que alguien la trate mal, que sean injustos con ella, que se sienta desarropada o sola, que le pase algo y no nos lo cuente, notarla rara o triste, que no le guste ir al colegio, que lo pase mal… Por mi cabeza han pasado y siguen pasando miles de escenas, y muchas de ellas me causan ansiedad y desasosiego. Pero a Lucy no.

Ella está emocionada, y lo expresa, y quiere ir al colegio. Aunque un día lloró porque se dio cuenta que mientras ella esté en el colegio, mamá no estará con ella. Y me dijo que me iba a echar mucho de menos con una pena que jamás había tenido. Hablando del tema entendió que echar de menos a alguien significa que le quieres mucho y que se puede poner triste, pero luego mamá irá buscarle todos los días sin falta.

Hay otra razón, aunque no tiene que ver directamente con mi hija, y es que quiero reincorporarme al mundo laboral, por razones evidentemente laborales y económicas, pero llevo tiempo pensando que también lo necesito personalmente. Va a ser difícil encontrar un trabajo que me deje conciliar horarios y necesidades, ya ni hablo de conseguir un trabajo que realmente me guste. Y me siento algo egoísta, pero al mismo tiempo pienso que he preparado a Lucy para este momento: el momento en el que su madre no pueda estar con ella las 24 horas del día.

Así, pensamos que estamos haciendo lo correcto. Escolarizar a Lucy con casi 4 años es razonable para nosotros, aunque si nos equivocamos no dudaremos en rectificar.

 

#DisneyEmociones nos ayuda a desarrollar la inteligencia emocional

¿Cómo ayudamos a nuestros hijos e hijas a gestionar su enfado o sus miedos?

¿Cómo podemos ayudarles a entender lo que les pasa?

IMG_3411

Tuve la suerte de asistir a la presentación de una nueva colección de libros en las oficinas de Disney España, a las que si hubiera ido Lucy se hubiera vuelto completamente loca con la decoración y el merchandising que pude encontrar.

En el evento, Gonzalo Sanmartín, (director general de Disney), Gabriel Brandariz (gerente editorial de SM) y Begoña Ibarrola (psicóloga especializada en inteligencia emocional) hablaron de este gran proyecto en el que han trabajado varios años con un excelente acabado: Disney Emociones.

IMG_3410

Disney es la mayor fábrica de historias del mundo, y le gusta conectar con las emociones de su audiencia a través de ellas. ¿Quién no recuerda los primeros 15 minutos de “Up” y todos los sentimientos que producen? Durante toda nuestra infancia, y ahora las de nuestros hijos e hijas, Disney nos acompaña y todos recordamos películas y personajes con los que nos sentimos identificados.

La inteligencia emocional ha cobrado una gran importancia en estos últimos años. Disney ha querido tener en cuenta este boom, al igual que cada vez más los padres estamos muy concienciados con el tema, y por eso junto a Literatura SM ha desarrollado una colección que pretende ser una herramienta para familias y educadores, que también sea atractiva para los niños y niñas.

IMG_3407

Mucho trabajo e ilusión ha llevado este proyecto, en el que los valores que representan tanto Disney como SM son los ideales para llevarlo a cabo. Querían una solución educativa para la que, como sociedad, tenemos una asignatura pendiente.

Begoña Ibarrola lleva más de 40 años dedicados al mundo de la escritura, la investigación y la docencia, impartiendo formación en educación emocional al profesorado y las familias de los centros educativos y las instituciones con las que colabora.

Según esta psicóloga, que me ha encantado, hemos crecido en un entorno donde la razón y la parte cognitiva del ser humano era la más importante, y nos centrábamos en adquirir conocimientos. Pero desde que sabemos que los seres humanos sentimos antes de nacer y luego aprendemos a pensar, se ha revalorizado el mundo de las emociones. La neurociencia demuestra que no hay aprendizaje, ni salud, ni convivencia sin emoción bien gestionada, y el interés respecto a este tema, incluso en el entorno educativo ha crecido.

IMG_3414

Muchos adultos se dan cuenta que no han recibido esa educación emocional y quieren aprender junto con sus hijos e hijas, y #DisneyEmocionesestá dirigido a toda la familia. Los padres y madres también debemos aprender que somos seres emocionales, que debemos legitimar las emociones, tanto buenas como malas, y no reprimirlas. Al mismo tiempo enseñarles a identificar, comprender, expresar y gestionar esas emociones. Por eso es importante leer estos libros con ellos para educar y normalizar las emociones y no demonizarlas.

Algo interesante es que en esta colección no solo aparecen las emociones más negativas, como los celos o el enfado. También han querido dar importancia a emociones que no llaman la atención porque es más fácil lidiar con ellas como la alegría o el optimismo.

¿Cuál es la estructura de los libros?

Los libros siguen la narrativa de las historias de Disney que ya conocemos, utilizando el gancho del personaje principal, y después presentan la emoción desde la manifestación interna hasta la manifestación física, con su conflicto y la resolución del mismo.

Al final del libro podemos encontrar la orientación a los padres de Begoña Ibarrola.

¿Por qué esos personajes?

El proceso de elección de los personajes se planteó de manera que la audiencia lo entendiera y se impactase. Determinando a quién quieren contar la historia y cuál es el mensaje, trabajando en conjunto con SM y Begoña Ibarrola, eligieron qué personajes podían vincularse con el mensaje que querían trasladar. Pero no querían caer en personajes que están anclados en una sola emoción, ni en estereotipos.

Era importante mostrar personajes que tienen emociones, que logran comprender lo que les pasa y que evolucionan. Las emociones están ahí y no se pueden aparcar, hay que gestionarlas.

IMG_3412

¿Cuándo podemos comenzar a enseñar educación emocional?

El acompañamiento a los niños y niñas en la inteligencia emocional puede comenzar a los 3 años, a veces poniendo límites y enseñando a gestionar la emoción. Los adultos debemos valorar las emociones sin reprimirlas, aunque no nos guste que nuestros hijos se enfaden o lloren. En relación con esto, los padres y madres tampoco debemos reprimir nuestras emociones. Si tenemos que llorar debemos hacerlo, es normal que las personas lloren por alguna razón o situación y también debemos validarlo. Además en  es una ocasión estupenda de compartir una emoción con nuestros hijos e hijas, dando estrategias para salir de ellas. Porque es muy fácil entrar en una emoción pero no tan fácil salir de ella.

Es importante saber que antes de los 3 años hay una educación emocional previa, que existe antes de nacer, porque el bebé en el útero siente lo que su madre siente. También la comunicación no verbal y la gestualidad del adulto cuando se dirige a un bebé transmite emociones y son lecciones de educación emocional.

Una actitud empática es crucial ya que los adultos tendemos a infravalorar las emociones, tristezas o preocupaciones de los más pequeños. Yo siempre intento pensar que aunque sean pequeños y pequeñas, sus problemas son importantes y siempre intento expresar que entiendo lo que le pasa. Me ayuda mucho a tranquilizar a mi hija.

¿Cuándo es demasiado tarde para educar en inteligencia emocional?

La inteligencia intrapersonal y la interpersonal puede desarrollarse a lo largo de toda la vida, pero la neurociencia dice que las conexiones neuronales que no se han utilizado antes de los 10 años se pierden. El entrenamiento para desarrollar habilidades emocionales en la primera infancia, se va a convertir en hábitos saludables en la edad adulta.

Existen momentos ideales para comenzar, pero siendo adultos también podemos desarrollar la inteligencia emocional, pero no con la misma facilidad.

¿Qué emociones encontramos en esta colección?

En esta primera colección (porque todo parece indicar que vendrán más), se han elegido varias emociones: celos, enfado, miedo, alegría, optimismo y frustración. Estas dos últimas son aptitudes con carga emocional.

Existen diferentes modelos de emociones primarias. Paul Ekman dice que traemos en nuestro código genético, ya nacemos con ellas y el bebé en el útero expresa: alegría, tristeza, miedo, sorpresa, asco y enfado. Las emociones secundarias son mezclas de estas primeras. ¿Recordáis los diferentes colores de la película “Inside Out”? Pues sería algo parecido.

También existen las emociones sociales. No traemos la culpabilidad en el código genético y hay culturas que no conocen el egoísmo, la vergüenza o la envidia.

IMG_3254

Después de conocer más a fondo esta estupenda colección de libros que nos ayudarán a gestionar nuestra inteligencia emocional, disfrutamos de un exquisito desayuno, con un catering a juego con las emociones.

Tengo que agradecer a Literatura SM la invitación y a Disney la organización de un evento tan bonito, en un lugar tan mágico, en el que pude aprender cosas muy interesantes sobre la inteligencia emocional que me hacen querer aprender cada vez más sobre este tema.

IMG_3404

¿Qué te parece esta nueva colección de libros?

¿Crees que la inteligencia emocional es importante?

Si te ha gustado y crees que le puede interesar a alguien,

no te cortes y ¡comparte!

https://instagram.com/tv/BkXUdOGHGp3/

¿Cómo enseñar a los bebés el idioma inglés?- Apúntate al reto de Mami English

Hace tiempo conocí a un matrimonio con hijos. Ella era inglesa, él alemán, y sus hijos habían nacido en España. Recuerdo que me dijeron que les daban el desayuno en inglés, el almuerzo en alemán y la cena en castellano y así lograban que aprendiesen los tres idiomas al mismo tiempo. Me pareció una idea estupenda que juré copiaría cuando fuese madre, ya que tengo un nivel muy elevado de inglés. Pero, ¡cómo cambia la cosa cuando te pones a ello!

Comencé a hablar a Lucy en ambos idiomas en seguida, repitiendo en inglés lo que decía en castellano. También le cantaba canciones de adultos y canciones infantiles en inglés y cuando estábamos aprendiendo los colores, los números, etc… todo lo aprendió en ambos idiomas e incluso llegó un momento en el que parecía que no se iba a aprender los colores en castellano.

Yo utilizaba estas técnicas cuándo estábamos solas, por aquella tontería de la vergüenza de hablar inglés delante de otras personas, y en un momento dado dejé de hacerlo tan a menudo como me gustaría. Una vez que comenzó a hablar un poquito y a tener rabietas cuando se frustraba, me parecía mucho más difícil utilizar dos idiomas porque parecía que al inglés no le hacía ningún caso.

Muchas veces he pensado que aunque seguimos realizando actividades en este idioma,  dejé de hacer algo que era importante, pero tampoco sabía cómo seguir. Hasta que de casualidad conocí el reto de Mami English.

Eva Soria creadora de Mami English

Eva Soria creadora de Mami English

La idea de Mami English nace de Eva Soria, maestra de inglés de profesión y de vocación. Trabaja desde hace 15 años en la escuela pública y ha podido conocer las dificultades que encuentran la mayoría de los niños (y no tan niños) a la hora de aprender inglés.

Cuándo fue madre, Eva decidió que expondría a su primera hija al idioma desde el primer día para hacer su vida escolar un poco más fácil, pero aunque Eva tenía un buen nivel de inglés, no sabía cómo hacerlo. Podía hablar con adultos en inglés pero, ¿cómo hablar con un bebé tan pequeñito? Afortunadamente encontró a una mamá nativa que le ayudó en el proceso y hoy en día su hija de 9 años es completamente bilingüe y su hijo de 3 va camino de serlo.

Otra de las dudas que me asaltaban, y por los que no sabía cómo continuar, era la de estar retrasando su aprendizaje de castellano de mi hija por hablarle en dos idiomas. Según Eva Soria:Se dice de todo. Hay quien dice que el número de palabras que usan es el mismo, pero que al estar repartidas entre los dos idiomas da la sensación de ser menos. Por mi parte estoy convencida de que depende del niño. Por ejemplo, mi niña habló muy, muy pronto. Con dos años ya hablaba español “bien” y comprendía el inglés a la perfección (aunque contestaba en español). Cuando empezó a decir palabras en inglés lo hizo con una pronunciación casi perfecta. Sin embargo mi niño ya ha cumplido tres años y hasta hace unos meses casi no se le entendía lo que hablaba en español. En inglés va entendiendo, pero muchísimo más lento que su hermana, y también pronuncia las palabras a su manera. Los dos han recibido el mismo trato, así que por mi parte no hay duda, depende del niño, de su ritmo de desarrollo“. 

Y es que la importancia de aprender inglés cuanto antes, de manera lo más natural posible, facilita muchísimo la inmersión en una nueva lengua y por tanto, la utilización del mismo en la vida diaria. Aprender dos idiomas al mismo tiempo consigue que el propio peque distinga los idiomas por si mismo.

El reto de Mami English surge de varios motivos: Eva no entendía cómo una madre (o un padre) que sabe inglés no se plantee transmitírselo a su bebé, y otro motivo personal de no querer separarse de su segundo hijo de manera temprana y buscar una manera de trabajar desde casa.

Y, ¿desde qué edad?

Eva Soria lo tiene bastante claro: “Cuanto antes. Desde el nacimiento o incluso desde que está en la barriga, pues se supone que ya escucha lo que hay a su alrededor. Sólo piensa cuándo empezamos a hablarle al bebé en la lengua materna. Lo hacemos desde que nace o incluso antes. Pues con el inglés es igual. En vez de un idioma, dos. En familias en que los progenitores hablan idiomas distintos, cada uno le habla en el suyo al bebé, y aprende los dos sin problema. En nuestro caso, como no somos ingleses ninguno de los dos, tendremos que usar el inglés lo más que podamos para proporcionarle el mayor input posible. Y por supuesto usar los recursos ilimitados que ofrece internet, claro.

Logo Mami English

Así en este reto “Canta en inglés con tu hijo” que puedes encontrar en su grupo de Facebook, pretende ayudar a las mamás a enseñar inglés a sus bebés ellas mismas de manera natural y sin esfuerzo.

“Casi todo el mundo ha estudiado inglés en el colegio, el instituto o la escuela de idiomas, así que es importante empoderar a las madres para que se den cuenta de que ellas pueden hacerlo, de que tienen los conocimientos necesarios para hacer ese regalo a sus hijos”.

Eva Soria

El reto dura 7 semanas, en las que trabajaremos con una canción infantil en inglés diferente cada semana. Parece sencillo, ¿verdad? Aprendérsela, y repetirla hasta la saciedad para que nuestro peque también la aprenda. Si, pero no.

En el grupo de Mami English, Eva Soria te facilita pautas, consejos, tips, y expresiones relacionadas para poder utilizarlas en nuestra vida diaria. También puedes encontrar PDFs con la letra de las canciones y su traducción para que no te pierdas nada.

Lo bueno de este grupo es la participación: Puedes ir contando cómo váis o si tienes algún problema y necesitas ayuda. Realizar este reto acompañada de más madres con los mismos objetivos que tú, es un apoyo emocional grande y muy divertido. Además Eva Soria está disponible, y ejerce de guía diaria animándote a seguir las actividades.

Grupo Reto Canta en Inglés con tu hij

El reto comenzó el 26 de febrero de 2.018, ¡¡pero todavía estás a tiempo de apuntarte y seguir el ritmo!!

¿Enseñas inglés a tu peque?

¿Qué técnicas o métodos utilizas?

 

Puedes seguir la conversación en

Sígueme en FacebookSígueme en TwitterSígueme en Instagram

 

Muñecas Lottie: Inspiradas por y para niñas + Sorteo

Cuando conocí las Muñecas Lottie, navegaba por internet buscando una opción diferente a las muñecas más clásicas y conocidas. Para mi era importante que mi hija jugase con lo que llamo una muñeca ¨sana”: sin maquillaje, sin tacones, sin facciones exageradas, con un cuerpo sin sexualizar y con ropa alegre y adecuada a su edad. ¡Y la he encontrado!

Estas muñecas tienen un cuerpo de una niña de 9 años, con unas proporciones normales a su edad. Es una muñeca “niña” para niñas. No es un ejemplo de lo que deberían ser de mayores, con cuerpos adultos o ropa adulta… Permite a los niñas ser ellas mismas y reflejarse en estas muñecas que realmente se les parecen, con una visión sana y real de su imagen corporal.

img_8436.jpg

Y te das cuenta que no se necesitan grandes artificios, como maquillaje o labios hinchados, para ser muñecas preciosas, porque así de sencillas y naturales ya lo son. Y lo mejor es que las niñas no están expuestas a esos estereotipos que la sociedad les inculca desde muy pequeñas.

IMG_8433.jpg

La variedad de diseños de estas muñecas, con diferentes colores de cabello y de ojos reflejan la diversidad de aspecto que existe en la vida real. Y sus aspiraciones son de futuro como persona individual, no buscan casarse, ni tener familia, destruyendo otro de los roles de género más famosos.

Podemos encontrar Lotties con diferentes hobbies y profesiones: fotógrafa, arqueóloga, jinete, astrónoma, artista… Las niñas, pueden elegir una muñeca Lottie según sus gustos o su personalidad entre una amplia gama de muñecas (y también muñecos) y jugar a aquello que les apasiona. Una manera de motivar su creatividad y sus aspiraciones, sin crecer demasiado rápido.

Y más aún, gracias a la campaña “Inspirados en Niños y para Niños” que promueve el desarrollo de la creatividad, el juego simbólico, la individualidad, la importancia de sentirse identificado con los juguetes y vivir al máximo cada etapa de la infancia, pueden crear una muñeca con características nuevas y presentar sus propios diseños. Muchos de los modelos de muñeca actuales, son creaciones de niños y niñas reales.

Nuestra muñeca es Rockabilly, la eligió Lucy a través de la pantalla del ordenador. Yo le describí las características de cada una, y a ella le encanta bailar, pero es que también le gustó el tutú y que tiene el pelo largo, así que quedó adjudicada.

IMG_8434

Con una ropa preciosa y juvenil, con zapatillas de deporte, una cinta para sujetar el pelo, gafas con cristal, y con más colores que el rosa, la muñeca Lottie “Rockabilly” ha sido un total acierto, porque Lucy está como loca, juega a todas horas con ella y ya le ha adjudicado varios roles como el de superheroína que vuela. Así que puede que tengamos que conseguir el conjunto de ropa “Super Lottie”, diseñada por una de las niñas que envió su proyecto.

inspired super hero lottie.jpg

A través del Club LottieClub Lottie, cualquier niña o niño del mundo puede mandar su boceto con su idea para una nueva muñeca Lottie, y nosotras hemos querido poner nuestro granito de arena con la nuestra.

IMG_8450

El parche puede parecer una tontería, pero si más muñecas incluyesen este tipo de accesorios, y no fuesen tan perfectas, puede que los demás niños no mirasen a Lucy como la miran cuando lo lleva por la calle.

IMG_8497

Puede que creas que no es importante qué representan las muñecas con las que nuestras hijas juegan, puede que pienses que eso de los estereotipos se está exagerando últimamente y que las niñas toda la vida hemos jugado con muñecas que parecían mayores, y no ha pasado nada. El problema es que esas muñecas normalizan la cosificación del género femenino, apoyando un rol de “mujer florero”, que personalmente no quiero para mi hija. Me preocupa muchísimo esa noticia reciente que apunta a que las niñas, con tan solo 6 años, ya se sienten menos brillantes intelectualmente que los niños, porque la sociedad, la publicidad, y los juguetes les señalan que así es, y que su lugar en el mundo solo es el de mamá, esposa o ama de casa. Prefiero que mi hija sueñe que puede ser lo que ella quiera, que su imaginación le deje aspirar a ser astronauta, física teórica o veterinaria, y que sepa que puede tener las mismas oportunidades que cualquiera.

IMG_8437.jpg

“Sé atrevida, sé valiente, sé tú”

SORTEO DE UNA MUÑECA LOTTIE

Para que puedas conocer a Lottie de cerca y que tu peque pueda disfrutarla, ¡sorteamos una Muñeca Lottie Rockabilly!

Los requisitos son muy fáciles y sin complicación ninguna.

CONDICIONES GENERALES DEL SORTEO

  • El sorteo comienza el día 28 de noviembre de 2.017 y estará activo hasta el 12 de diciembre de 2.017 a las 23:59 horas.
  • Realizaré el sorteo, y el día 14 de diciembre de 2.017 publicaré el ganador o ganadora en la Fanpage de Facebook y en esta misma entrada del blog.
  • Si el ganador o ganadora no reclama su premio en 48 horas, procederé a sortear de nuevo la muñeca Lottie el día 17 de diciembre de 2.017.
  • El envío del premio se realizará a todo el territorio español a través de la marca.
  • El sorteo se realizará con todos los comentarios que se hagan en la publicación del sorteo de Facebook, dentro de la fecha y hora indicadas, y será imprescindible haber cumplido los requisitos mencionados en el anterior apartado para ser ganador o ganadora.

¡MUCHA SUERTE!

¿Homeschooling o Educación en Casa?

Después de publicar las razones por las que no vamos a escolarizar a los tres años porque entre otras cosas no es obligatorio, he recibido muchos comentarios. La mayoría de apoyo, los cuales agradezco muchísimo, que nos califican de valientes y que comparten su misma decisión pidiendo que publique las actividades que vamos haciendo. Otros muchos nos felicitan y expresan que les gustaría poder hacer lo mismo, y unos pocos no tan amables criticando que lo hagamos e incluso que cuente que lo hacemos.

Mucha gente califica la etapa que hemos comenzado como “homeschooling” y me gustaría aclarar el concepto. No, no estamos haciendo homeschooling.

Mireia Long, co-fundadora de la Pedagogía Blanca y que ha vivido el homeschooling en primera persona educando en casa a su hijo, tiene una definición de lo que es “no escolarizar a los 3 años”:

“Hablamos de homeschooling a partir de los 6 años. Antes consideramos que es educación y crianza, pero no una escuela en casa por la no obligatoriedad y por la importancia de no estructurar a esas edades aprendizajes programados.

Hasta los 6 años deben jugar, pintar, cocinar, ir de paseo, etc… Solo enseñar a leer a quien lo pide, siguiendo un ritmo natural.”

Mireia Long. Pedagogía Blanca.

 

Nuestra casa no se ha convertido en una escuela. No hemos comprado libros de Educación Infantil ni tenemos un horario de clases estipulado; Si, tenemos libros que enseñan, con mensaje. Hemos comprado materiales para manualidades y yo me dediqué este verano a buscar algunas acordes a la edad de Lucy. Y también me molesté en mirar los objetivos del currículo para una niña de su edad en la web del Ministerio de Educación, los cuales están más dirigidos a que aprenda autonomía, conceptos básicos y que sea una personita. Algo que no solo no es necesario aprender en la escuela, si no que es mejor aprender en casa, con tu familia.

 

 

Según María Jesús Fernández Vizcaíno, enfermera, formadora de la Pedagogía Blanca y experta en homeschooling que conocí a través de Educandis, sobre esta etapa y explicándolo muy bien:

“En Estados Unidos la llaman Prekinder y aquí incluso en LAS ESCUELAS se llama PRE-escolar, es decir “etapa antes de la escuela”. Realmente lo que tú vives ahora es un PREESCOLAR PERO DE VERDAD. EN CASA.”

María Jesús Fernández Vizcaíno. Educandis.

Lo que hacemos es educar y criar a nuestra hija en casa. Con una atención personalizada las 24 horas, en las que todo se para si ella tiene una duda. Sin prisa, sin horarios y fomentando su curiosidad, su creatividad y su autonomía.

 

 

No me importa que lo llamen “homeschooling”, pero realmente la edad de Lucy no tiene un currículo determinado ni la obligación de aprender absolutamente nada. Eso es lo verdaderamente importante, y lo que deberíamos interiorizar. No está perdiendo un año escolar, ni está desaprovechando conocimientos que solo pueda adquirir en una clase de educación infantil.

Juegos Infantiles: Juego Didáctico Atributos de Bloques Lógicos

Antes de los 3 años, los peques comienzan a reconocer colores y formas, y si aprenden a hablar, incluso saben nombrarlos. Diferenciarlos entre ellos y discriminarlos en un grupo de varias formas creo que sería el siguiente paso.

Este juego que he encontrado en MaterialEscolar.es (en el que recuerdo teneis un 5% de descuento con el código PATADITA-5, y si sois familia numerosa tienen un 7% de descuento adicional), se utiliza para ese mismo objetivo: clasificamos, escogemos, agrupamos o discriminamos, según nos indiquen las fichas que señalan diferentes colores, formas u otros atributos.

Con el Juego Didáctico Bloques Lógicos de Andreutoys, no solo repasamos colores y formas, además aprendemos nuevas características como “pequeño”, “grande”, “grueso” o “delgado”.

Sigue leyendo