Arco Iris Waldorf

El Arco Iris Waldorf fue un regalo del primer cumpleaños de Lucy y lo pedimos por sus lineas simples, porque está fabricado con materiales naturales y porque es de esos juguetes que al hacer poco por si mismos, dejan mucho lugar a la imaginación.

Pienso que es un juguete del mismo tipo que el árbol musical: estará por aquí mucho tiempo porque Lucy lo incluye en diversos juegos: con muñecos, como casitas, en construcciones, jugando a los médicos… y es muy duradero al estar fabricado en madera. Es un juguete que facilita que se invente sus propios juegos y despierta su imaginación. Y además es muy difícil encontrar piezas curvadas que sean tan versátiles.

Tengo que admitir que con un año prácticamente no lo utilizaba. Lo cogía de vez en cuando, lo chupeteaba, (supongo que la madera era muy curiosa de lamer), y lo máximo que llegaba a hacer era pintar en su superficie con ceras.

Con el tiempo lo ha utilizado más, pero la mayoría de las veces mezclándolo con otro juguete y para complementar los Megablocks, los cubos de madera u otro material de construcción. Las carreteras y puentes surgen cuando jugamos con los coches.

Archivo 7-3-17 0 42 35

Suelen ser un refugio estupendo para peluches, y se puede montar un parque para muñecos con tobogán y columpio incluídos, juego simbólico total. En esta misma línea de juego utiliza algunas piezas como teléfono, como sombrero, como cinturón…

También lo hemos utilizado para diferenciar y nombrar colores, y en alguna ocasión le he visto colocándolos por tamaño, o según el criterio que sigue Lucy en cada momento.

Yo supongo que en algún momento decidirá hacer figuras estupendas, en las que aprenda sobre la simetría de las figuras y el equilibrio, o no. Puede que con los juegos que ella se inventa ya lo esté aprendiendo.

En conclusión, es un juguete tan simple que la imaginación se abre paso.

img_9930-3

En casa tenemos el Arco Iris mediano y por ahora nos ha ido muy bien el tamaño. Puede que dentro de un tiempo se le quede pequeño y pensemos en comprar alguno mayor. Este lo compraron en Monetes, que es nuestra tienda de cabecera, todo lo mandamos comprar allí.

Si piensas que este tipo de juguetes son caros para lo que son, pienso que el tratamiento de las piezas y el material con el que se fabrican lo vale. Es muy duradero y cuando lo tienes en las manos tienes la impresión de poseer una pequeña joya. Lucy tiene otro tipo de juguetes de plástico, que han costado incluso más y se le han roto con una facilidad asombrosa.

¿Qué te parece el Arco Iris Waldorf?

Anuncios

Jugando con el Árbol Musical

Uno de los regalos que recibimos en el #LucyCumple fue el Árbol Musical, una estructura preciosa de madera que forma un circuito por el que descienden canicas por sus hojas de colores y producen un sonido armónico y acompasado.

Es un juguete realizado de forma artesana con materiales naturales cuyas lengüetas de madera están pintadas con colores vivos en la escala cromática de Goethe, por lo que es un juguete visualmente llamativo y proporcionado.

arbol_musical_68_semanas_3

Si bien no parece un juguete muy creativo, se suele comparar con un instrumento musical y aunque no podemos considerarlo cómo tal, realmente somos nosotros los que “hacemos música” cuándo introducimos las canicas en el árbol, porque podemos comenzar la melodía a cualquier altura, e incluso con varias canicas al mismo tiempo lograr un canon diferente cada vez. Así que algo creativo si que es.

Y, ¿para qué sirve?

  • Para aprender a escuchar la escala musical, a diferenciar graves de agudos… Afina y entrena el oído.
  • Para aprender la escala cromática.
  • Es una manera de despertar su expresión musical.
  • Para quedarse embelesada mirando cómo caen las canicas.
  • Para practicar la motricidad fina.
  • Para reírse, para relajarse…

A Lucy le encanta este juguete. Se queda hipnotizada cuándo suelta una o dos canicas y espera a ver cómo caen. Le divierte escuchar cómo golpean cada una de las hojas rítmicamente y se emociona cuando llegan al final. Más de una vez la hemos oído imitando y tarareando el sonido que produce el Árbol Musical.

Como curiosidad sobre este juguete, contaré que en un taller de juegos vimos un árbol musical que debía medir metro y medio, y Lucy y yo alucinamos con lo bonito y grande que era. Tenía muchos colores, y la canica bajaba y bajaba realizando diferentes escalas. ¡Era digno de ver! Y puedo asegurar que la cara de ilusión de Lucy no la olvidaré jamás.

En casa tenemos el pequeño y tiene una altura ideal para que Lucy lo maneje, pero no lo tenemos a su alcance ni puede jugar con ese juguete sin supervisión porque nos da miedo que se meta una canica en la boca y se ahogue. Tengo que decir que tampoco ha hecho el intento pero preferimos prevenir y además la acompañamos durante el juego.

Aunque no está a su alcance, lo tiene en su espacio de juego a simple vista y lo pide varias veces al día. Lo pondremos a su alcance cuando creamos que realmente no hay peligro y que la etapa de descubrir cosas con la boca ha pasado del todo.

arbol_musical_68_semanas_2.jpg

Practicando motricidad fina con 68 semanas.

Quiero comprar más canicas, de diferentes tamaños, pesos y materiales porque estoy segura que los sonidos variarán, aunque sea débilmente y puede que esto le de un valor añadido al juguete.

¡Qué tendrá este juguete que es capaz de captar la atención de Lucy un buen rato!

Y no solo la suya, en casa nos encanta, y a las visitas de todas las edades también. Llama mucho la atención su forma y suelen preguntar. Nadie se resiste a introducir una canica y no se van de casa con las ganas.

Creemos que además de ser un juguete fabricado en materiales naturales, mucho mejor para Lucy, pensamos que será duradero y que al mismo tiempo que juega, aprende y su imaginación despierta.

arbol_musical_68_semanas

Es posible que algún día, aunque creo que todavía falta mucho, ya no consideremos el Árbol Musical un juguete y quede relegado dignamente a decorar algún lugar de la casa o de la habitación de Lucy. Y estoy segura que cuando pasemos a su lado no podremos evitar hacerlo sonar y recordar a nuestra hija cantando y riendo.

¿Qué te parece este juguete? 

¿Tenéis en casa el Árbol Musical?

 

Post No Patrocinado: Nosotros lo mandamos comprar en Monetes para el #LucyCumple y cuesta 19,90€.

Está recomendado para bebés a partir de 2 años, pero Lucy lo empezó a utilizar a los 12 meses.